El acertijo de la felicidad; Iten Mario Mendoza

Motivación. Tratamiento emocional residual. Complejos y defectos personales. Mierdoterapia

9 downloads 191 Views 457KB Size

Recommend Stories


EL CAMINO DE LA FELICIDAD
EL CAMINO DE LA FELICIDAD A los que amo y me aman sin dependencia. A los que no temen que los caminos nos separen porque saben de los rencuentros. A

EL CAMINO DE LA FELICIDAD
EL CAMINO DE LA FELICIDAD A los que amo y me aman sin dependencia. A los que no temen que los caminos nos separen porque saben de los rencuentros. A

Story Transcript

1

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

ENFERMEDADES   DE   TRANSMISIÓN   VIRTUAL  (E.T.V.)   Y   MÉTODO   ALTERNATIVO   DE   TRATAMIENTO   EMOCIONAL   RESIDUAL   O   MIERDOTERAPIA.­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­  PREFACIO   Y   EPÍLOGO   2ª   EDICIÓN   DEL  LIBRO   “EL   ACERTIJO   DE   LA   FELICIDAD”  DEL DR. ITEN MARIO MENDOZA CAMACHO  I.S.B.N.:   13­978­607­00­7600­8.­   DERECHOS  RESERVADOS,   SE   AUTORIZA   CON   FINES  ACADÉMICOS   DE   CONSULTA   Y   CITACIÓN,  PARA   SE   AGREGADO   A   BIBLIOTECAS  VIRTUALES   DE   PARTICULARES   O  INSTITUCIONES EDUCATIVAS.­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ PREFACIO.­  En México como en todos los países  de   América   Latina   y   el   mundo,   hombres   y   mujeres   disfrutan   de   las  comodidades que brinda la modernidad, pero están perdiendo algo vital: Su  humanidad, la capacidad de respetarse, de amarse a sí mismos y a los demás;  ya sabemos que no se puede dar lo que no se tiene y si no cuidamos ni nuestro  propio cuerpo, salud y bienestar, nuestros sentimientos, ni los de aquellos a  quienes decimos amar, porque hemos comerciado con nuestros principios o de  plano, los hemos prostituido, en nuestro afán de “ser triunfadores” dejándolos  en el discurso obligado, porque de hecho en nuestra rutina diaria nos estorban.  La   sociedad   actual   está   regida   por   el   paradigma   del   poder   y   dinero,   del  consumo   egoísta,   la   satisfacción   ya   no   de   necesidades   sino   de   caprichos  banales,   de   la   irresponsabilidad   social   y   ecológica;   nada   importa   más   que  “modernidad   y   progreso”  para   los   países   o  “alcanzar   el   éxito”  para   los  hombres y mujeres que los integran, pero ¿A qué costo? con poca fe y fuerza  de voluntad perezosa no llegaremos muy lejos, porque ya nos acostumbraron a  pensar que todo lo merecemos, a que nos lo den “peladito y en la boca”, todo  aquello que signifique un esfuerzo nos frustra, lo tachamos de complicado,  nos aburre, queremos las cosas fáciles, rápidas o desechables, gratis de ser  posible, rehuimos a la responsabilidad y el compromiso, buscando solo placer  o  satisfacer   nuestros   deseos;   el   problema   es   que   empezamos   a  aplicar   esa  fórmula   con   las   personas,   con   nuestros   propios   sentimientos,   valores   y  costumbres,   que   derivan   en   vicios,   malos   hábitos   o   en   relaciones   dañadas  porque actuamos con  “una mentalidad de guerra”, siempre egoístas y a la  defensiva, resentidos y vengativos, adoptamos el papel sumiso de víctima o  mendigo,   en   tanto   esperamos   a   que  “muerdan   el   anzuelo”,   para   después  cobrarnos con intereses todo el sufrimiento o humillaciones recibidas.

2

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

Confiamos   nuestra   vida   a   la   tecnología   olvidando   nuestras   capacidades,  mientras más  “aparatos inteligentes”  tenemos, mas inútiles nos volvemos,  nos convertimos en sus esclavos, creando una nueva identidad en el plástico  de   esa   modernidad  ¡aunque   sea   una   falsa   o   virtual!  esforzándonos   por  presumir una buena vida, una felicidad que no tenemos, un cuerpo que solo es  apariencia,   escondiendo  “los   gorditos   y   sumiendo   la   panza”    tomándonos  fotos solo de nuestro “perfil o lado bueno” porque es más cómodo aparentar  que sincerarse y esforzarse, buscamos pues, la aceptación social en base a la  mentira y el engaño; al tiempo que somos esclavos en trabajos corporativos o  gubernamentales donde nos enseñan a aferrarnos, a ser aprensivos, ansiosos,  inseguros y agresivos; generándonos estados emocionales cargados de estrés,  frustración, neurosis o depresión, pero sobre todo, nos enseñan a  “aguantar  callados   y   con   una   sonrisa”,   a   neutralizarnos   como   los   seres   dotados   de  creatividad emprendedora que somos, para que por miedo e inseguridad nos  olvidemos de aquello que sí nos gustaría hacer por vocación o pasión, no por  dinero, conformándonos con las migajas que levantamos del suelo sumisos y  callados, mientras los que ostentan el poder están en lo alto dándose un festín.  Con esa estrategia nos mantienen así, encorvados, de rodillas o en el suelo de  plano, humillados y peleando entre nosotros por esas sobras, sin importar a  quien herimos, a quien pisamos con tal de escalar lo necesario para que nos  suban a la mesa.  Entonces ¿Qué podemos esperar de sociedades egoístas de   consumo en las cuales somos incapaces ya de emprender,  de producir, de   revelarnos   ante   lo   injusto   y   luchar?   ¿Por   qué   nos   quejamos   de   la   delincuencia,   de   la   falta   de   empleo,   de   la   desigualdad,   de   los   mediocres   planes   y   programas   de   salud,   vivienda   y   educación   que   tales   gobiernos  ofrecen?  Si   nos   vendemos   por   una   despensa,   apoyamos   a   determinado  candidato o partido con la promesa de “una plaza” o “un huesito”, ya que lo  obtenemos,   entramos   en   el   modo   automático   de  “calladito   me   veo   más  bonito” ¡y damos gracias, cómplices ya de esa desigualdad!  porque en tal  mentalidad el hambre solo es injusta cuando la sentimos nosotros y darle a los  necesitados   está   bien,   mientras   no   nos   quiten   de   lo   nuestro;   como   dicen:  Somos ateos hasta que el avión empieza a caer,  feministas hasta que nos   casamos y revolucionarios hasta que nos dan un nombramiento oficial; es la  cultura   de   las   migajas,   del   egoísmo   y   la   sumisión,   de   la   complicidad   por  omisión, eso amigos, en una sola expresión, es ser vendidos. A todo esto, se preguntarán:  ¿Qué tienen que ver las cuestiones políticas y  sociales con la felicidad? Sencillo: El ser humano es un animal social, si su  manada padece de algún virus contagioso por ejemplo, todos los individuos  que nazcan o vivan en dicho grupo serán infectados, y amigos míos créanme, 

3

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

la   globalización   consumista   es   el   peor   virus   al   que   la   humanidad   se   haya  enfrentado; cuando inicié el presente libro no tuve la intención de hablar sobre  la   filosofía   de   personajes   ilustres,   haciendo   un   refrito   de   tantas   frases  ingeniosas, profundas y filosóficas que abundan en las redes sociales, en todos  los muros de facebook; ni decirte que si quieres puedes volar, que eres un  guerrero, un águila o un león, todo eso se escucha bonito, pero ¡No es cierto!  eso es motivación barata, las verdaderas soluciones parten de la honestidad y  compromiso,   porque   las   metas   no   se   logran   solo   con   desearlo,   requieren  esfuerzo.  Todos   decimos   que   es   necesario   construir   una   mejor   sociedad,   generar  acuerdos mediante el diálogo, pero cada uno habla su propio idioma, tiene sus  propios   intereses   y   no   le   importan   los   ajenos,   no   pasamos   de   esas   frases  inspiradoras a la acción, creemos que somos libres para decidir, pero te diré  algo sobre la libertad: Se basa en la verdad y ésta es todo menos divertida o  vana, requiere compromiso y esfuerzo, concentración y capacidad de juicio;  por   ello   nos   dan   entretenimiento   en   un   bombardeo   sistemático   de   basura  mediática que nos hace ver todo  “fácil y bonito”  para que la verdad se nos  haga aburrida e incómoda, para que no aceptemos nuestra propia realidad,  perdiendo   entonces   nuestro   buen   juicio   crítico   y   con   ello   la   libertad   por  incapacidad; así tienen el poder de manipularnos y pensarnos, haciendo de  hombres   y   mujeres   animales   de   engorda   inútiles,   perezosos,   mentirosos,  traicioneros y cobardes; con una doble moral que justifica todo, mediante un  complejo sistema de “intercambio de mentiras” perfumando nuestros vicios y  ocultado “bajo la alfombra” nuestros defectos, esperando así obtener muchas  cosas que deseamos en la vida; pero créeme, aunque ganes mucho u obtengas  todo lo que quieres con tal sistema, dañando o engañando, pensando que “el  fin   justifica   los   medios”  lo   hermoso   de   la   vida   es   que   tarde   o   temprano  terminará dándote lo que mereces.  De ello trata este libro, es una propuesta de Emotividad Inteligente que nos  lleve a ejercitar la voluntad, a romper el paradigma del dinero, del consumo  mediante el compromiso y congruencia; para que con un renovado pensar y  actuar seamos merecedores de algo mejor que esas migajas, aprendiendo a  amarnos nuevamente antes que pedir amor, a olvidar la competencia con los  demás y superarnos a nosotros mismos mediante la disciplina emocional, a  dejar de vivir en la mentira de las redes sociales y esforzarnos por tener una  vida propia, no solo verdadera sino satisfactoria, dejando de envidiar lo ajeno  y   disfrutando   lo   propio,   siendo   capaces   de   alcanzar   nuestras   metas   y  propósitos sin culpar a los demás por todo lo malo, entendiendo que: Para los  demás, nosotros somos parte de los demás; necesitamos “formatear” nuestra 

4

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

visión   y   prioridades,   entender   que   la   vida   no   es   imposible,   despiadada   o  difícil, que nosotros así la tejemos en nuestra rutina diaria con cada puntada de  estrés,   neurosis,   enajenación   o   depresión;   pero   sobretodo,   debemos  sincerarnos   y   esforzarnos   para   dejar   de   ser   los   perezosos   pordioseros   del  poder,   salir   de   nuestras  “zonas   de   confort”  quitándonos   los   harapos   de  víctimas   o   mendigos,   dejando   de   lado   la   autocompasión   o   el   chantaje   y  manipulación,   para   ser   hombres   y   mujeres   de   bien,   útiles,   emprendedores,  solidarios y con todas sus capacidades fortalecidas, que puedan ponerse de pie  con   dignidad,   dejando   las   migajas   en   el   suelo,   para   reclamar   lo   que   por  mandato divino nos pertenece: El derecho a ser felices. ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­   ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ ­ EPÍLOGO.­  Entendido ya que la felicidad no es otra cosa más que estar en  forma emocional y espiritualmente, para lo cual hay que ejercitar el corazón,  que es necesario no solo  activarse, si no ser constantes en dicho ejercicio para  incrementar esa fuerza que es la voluntad y mantener esa buena forma llamada  felicidad,   entonces   podremos   sentir   que   no   solo   es   un   derecho   humano  universal, sino también una obligación para con Dios; porque a fin de cuentas  la vida no se trata solo de nosotros como desde el egoísmo pensamos, sino  mas bien de lo que hagamos en ella por el prójimo; por lo que no se trata de  reprimirse o guardar apariencias llevando una vida “dentro de lo normal” se  trata de vivirla con gozo y amor. Por   desgracia,   desde   que   nacemos,   los   convencionalismos   sociales   se  encargan de limitarnos, de acomplejarnos; nacemos libres, pero con el paso de  los años nos enseñan la vergüenza y con ello la maldad y uno de los aspectos  más complejos es la sexualidad, que fue amordazada, violada desde tiempos  bíblicos,  creando  frustraciones  y  tabús   por   culpa  de  viejos  amargados   que  viendo   el   ocaso   de   su   vida   próximo,   por   temor   más   que   por   sincero  arrepentimiento, impusieron reglas severas al respecto para congraciarse con  Dios   mediante   la   restricción   de   las   nuevas   generaciones,   impidiéndoles  disfrutar plenamente de su sexualidad; la verdad es que no importa nuestra  creencia   o   preferencia,   tenemos   el   derecho   de   ser   libres   y   expresarnos,  mientras no dañemos a terceros, no seremos juzgados por ello, sino por los  frutos que nazcan de nuestras acciones como semillas que somos. Porque el pecado original nada tiene que ver con lo sexual que tanto nos aflige  o acompleja, si no con el egoísmo derivado de nuestros deseos reprimidos que  surgieron   al   cobrar   vida   la   razón,   capaz   de   justificar   cualquier   acción;   el  verdadero   pecado   se   llama   conocimiento,   del   que   surge   la   razón,   porque 

5

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

contraviene el entendimiento divino que es el sentimiento; si en alguna era la  humanidad   vivió   en   perfecta   paz   y   armonía,   como   si   del   jardín   del   edén  habláramos,   fue   una   época   ya   olvidada     en   la   que   el   corazón   gobernaba  nuestro ser; al obtener conocimiento el ser humano se supo divino, y al saberlo  dejó   de   serlo,   en   ese   momento   nos   convertimos   en   mortales,   en   simples  animales racionales. No somos el resultado de una teoría, llámese de la creación o de la evolución,  en  realidad  integramos  en  nuestro  ser   ambas,  somos  duales,  increados   por  divinos y mortales por humanos; es en dicha humanidad que ejercimos en  algún   momento   de   nuestra   existencia   la   facultad   del   libre   albedrío,  apostándole al cerebro y dejando del lado al corazón, en ese momento es que  nuestro ser adquiere la característica de humano, el pecado original se resume  entonces a que dejamos de sentir y comenzamos a pensar, a  “razonar”  por  comodidad, subordinando lo divino a lo humano; es probable que a partir de  ese momento elegimos un callejón evolutivo sin salida,  podríamos pensar que  antes de tomar el conocimiento éramos ángeles, que incluso nosotros somos  los caídos, porque éramos tan cercanos a Dios al tenerlo en perfecta comunión  en nuestro corazón; en ese entonces nuestro cerebro era lo que en la actualidad  hemos hecho de ese corazón, un simple órgano productor de sustancias con  diversos fusibles y terminales de operación motriz subordinado a un núcleo  central que en nuestro pecho tenía no solo el control sobre nuestro cuerpo si  no la capacidad de comunicación en interacción o vinculación   con nuestros  semejantes   y   con   Dios   a   un   nivel   ya   olvidado,   por   medio   de   pulsaciones  electromagnéticas que en la actualidad hemos reducido a simples latidos. Entendamos que la evolución es divina y que la creación es evolutiva, que  dichas   teorías   no   son   opuestas   si   no   concurrentes,   para   poder   retomar   el  sendero   correcto   que   nos   permita   reencontrarnos   con   Dios   y   con   nosotros  mismos  ­que   a   final   de   cuentas   sería   una   misma   cosa­  antes   de   que  desechemos en su totalidad las capacidades del corazón como afirmamos que  los   monos   se   deshicieron   de   su   cola;   todavía   queda   en   nosotros  ­muy  escondida­ esa capacidad de comunicación e interacción simbiótica, no somos  tan   individuales   o   únicos   como   pensamos,   nuestras   propias   células   tienen  conciencia   de   grupo,   sentido   de   pertenencia   y   capacidad   de   vinculación  ¡nosotros   también   seguimos   al   sol   como   las   plantas   lo   hacen!  es   una  conciencia colectiva o de cardumen reprimida en el egoísmo del pensamiento,  pero sin duda hay algo en nuestro interior que nos une a todos y a todo, que  nos hace parte de una misma cosa, siendo todos uno o uno con todos. 

6

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

El   problema   del   ser   humano   radica   entonces   en   su   pensamiento,   porque  pensamos que sentimos, incluso pensamos que pensamos; no pensar es algo ya  muy elevado para nuestro entendimiento, necesitamos de grandes técnicas de  relajación o meditación, avanzados cursos de prácticas espirituales como  el  yoga  para poder escapar un poco de la razón y comenzar a sentir, a fluir, a  integrarnos con el universo; muchos ya de plano necesitaríamos morir para  liberarnos   del   pensamiento,   dejando   lo   humano   para   retomar   el   ser   en   su  plenitud,  pasando   de  lo   mortal   a  lo   divino;   todas   esas   técnicas   o   escuelas  filosóficas y ancestrales no hacen más que enseñarnos algo que ya sabíamos,  solo que hemos olvidado, que nuestro verdadero camino no es el de la mente,  si no el del corazón.  La conformación es el arte de la docilidad, máxima expresión de la suavidad  en el cambio y prueba superada del aferrarse por temor a una estructura; es  como el agua, como el viento y nosotros la hoja que no se debe resistir sino  conformar, planear a través de ellos, de lo contrario seriamos lastimados; la  vida es conformación, no importa ganar o perder, solo sentir, porque de hecho  el mal siempre gana, ya  que al bien no le interesa ganar,  el malvado está  maldito por sus ansias de triunfo, el bondadoso es bendito por su sacrificio en  el cual la victoria final será justa y perfecta. Dentro de la disciplina emocional encontramos la conformación positiva, que  es la aceptación de aquellas cosas que no se pueden o deben cambiar, por  ejemplo: Una mujer que es morena y quiere ser rubia o que tiene los ojos de  un color y los desea de otro, incluso el hombre que se opera insertando objetos  extraños   o   invasivos   en   su   cuerpo   para   forzarlo   a   tomar   una   determinada  forma; todo ello es como cambiar el curso de los mares y ríos, estos siempre lo  retomaran   con   el   tiempo,   arrasando   todo   lo   que   a   su   paso   encuentren;   la  conformación positiva es el entendimiento de que esforzarse por los cambios  externos o estéticos es una pérdida de energía, nos enseña a no gastar energía  en lo vano, si no a fortalecer quien en verdad somos. Es por ello que sufrimos, por no aceptar la naturaleza de las cosas, por querer  cambiar lo que no se debe y olvidarnos de trabajar en conformar lo que sí  requiere   de   nuestro   esfuerzo;   cuantas   veces   no   hemos   escuchado   esa  afirmación   de   que:  ¡sufres   porque   quieres!  Así   nos   lo   dicen  ¿verdad?  y  efectivamente sufrimos porque queremos, por las trampas de la razón, por  imaginar cosas placenteras y sentir que son realidad, el corazón no necesita 

7

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

imágenes ni recuerdos, solo sentir, no hay necesidad de ver ni de querer, y si  necesitas ver algo para creer en ello, como dicen:  ¡párate frente al espejo y   mírate!  este punto tan alto de Emotividad Inteligente solo lo han alcanzado  algunos   pocos,   uno   que   se   sentó   bajo   un   árbol   a   meditar,   otro   que   fue  crucificado y otros tantos desconocidos que fueron maestros del Método del  Corazón, en el cual la vida no importa, porque solo es una preparación para la  muerte, solo es un programa de arranque controlado por una memoria limitada  que   es   el   cerebro,   cuando   uno  “muere”  se   abren   todas   las   aplicaciones   y  programas, la vida es el arranque, por lo que está bien que seamos humanos,  porque el chiste de vivir es sentir, es perpetuar ese llanto de recién nacido, ese  sufrimiento de inicio con un propósito que es el esfuerzo, que a su vez debe  tener la finalidad de producir gozo; eso es lo que pasa con cualquier maquina,  todo   inicio,   todo   impulso,   es   violencia,   es   trabajo,   pero   una   vez   que   has  alcanzado el impulso, no hay necesidad de fuerza y por ende, de violencia  tampoco, ya no se “forzan motores” estos como la vida se apagan y solo con  la inercia se navega. Lo   anterior,   es   la   base   del  Conductivismo  que   proponemos,   como   una  corriente filosófica basada en la capacidad y atributo humano de conducir de  forma electromagnética la energía para producir un “conocimiento” a un nivel  jamás visto en tiempos modernos, que tiene por finalidad impulsar y vincular  a nuestro ser mas allá de lo humano; nada tiene que ver con el conductismo  relacionado con la conducta, de hecho es diametralmente opuesto; se ocupa de  la dinámica del fluido en el sentimiento, no del pensamiento, porque con el  sentimiento correcto es que la humanidad siempre logra lo necesario, jamás ha  sido la razón quien la impulsa, por el contrario, es quien la limita, intimida y  reprime;   hablando   de   logros   y   productividad  ¿por   qué   crees   que   en   la   actualidad muchos administradores están apostando a la felicidad como un   método de producción y calidad?  Porque en la felicidad está la verdadera y  elevada productividad, no es algo motivacional, sino una estrategia de alta  dirección lo que se propone, la vida es trabajo y qué mejor incentivo  que  encontrar gozo en el esfuerzo, por ello la felicidad es la estrategia más elevada  en la vida, podríamos decir que es la esclavitud justa y perfecta en relación al  trabajo por pasión, pues aún cuando se te condene a una eternidad haciendo  algo, si esto se convierte en gozo, será para ti de hecho, la gloria.  El   problema   es   que   todos   queremos   solo   recibir   placer   sin   esfuerzo,   sin  preocuparnos por generar satisfacción en lo que hacemos, olvidando que dicho  esfuerzo es ejercicio de voluntad que se genera mediante el gozo y pasión; es 

8

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

el resultado de la liberación de metaendorfinas en la sangre, nada tiene que ver  con la dopamina que el cerebro suministra, eso es una reacción a lo externo; es  por ello que nos alejamos de los trabajos complicados, sucios, peligrosos o  incómodos, esperando que alguien más los realice, pero cuando ellos obtienen  de nosotros algo por nuestra necesidad de su servicio, entonces protestamos;  también es el origen de la corrupción, el estar dispuestos a que ese alguien  haga como quiera o lo que quiera en esa labor con tal de no hacerla nosotros;  todos   se   quejan   de   los   policías   por   ejemplo,   de   los   que   son   en   general  corruptos,   justificando   con   nuestra   desaprobación   y   desprecio   la   dádiva  entregada, sin entender que los corruptos somos nosotros, porque con esos  corruptos debemos estar, si es que en verdad queremos que las cosas vayan  mejor, ya que el corrupto no pide  “que le den, si no que le pongan donde   haya” a diferencia nuestra están dispuestos a hacer el trabajo sucio, el trabajo  difícil,   todos   nos   quejamos   de   esos   policías,   pero   no   vemos   a   jóvenes  profesionistas enlistándose en las academias para ser oficiales que prediquen  con   el   ejemplo   desde   las   filas   operativas,   ellos   estudiaron   para  “tener   un  futuro mejor y más cómodo” nadie se pone el uniforme para cambiar las cosas  desde adentro, que es el único lugar desde donde se puede cambiar algo, desde  afuera y de lejitos, sin compromiso para con ese cambio, sin arremangarse la  camisa y apoyar, solo se pueden hacer dos cosas: Quejarse o criticar.  Si en verdad quieres que algo cambie, tienes que entrarle a ese algo, integrarte,  dejar de opinar y actuar, esa es la base de la verdadera ciudadanía, conformar  las instituciones del Estado; lo mismo pasa con otras actividades reprochables  moralmente,   como   la     prostitución   por   ejemplo,   cuando   dentro   de   nuestro  actual modelo social, en realidad es la forma más pura del querer, uno quiere  el   cuerpo,   otro   el   dinero,   sin   complicaciones,   sin   mentiras,   sin   violencia,  porque   toda   comunión   de   cuerpos   si   no   es   con   amor   y   obedece   a   otros  intereses, se diga cómo se diga y se pinte como se pinte, es prostitución. Por   supuesto   que   actividades   tan   atroces   como   la   trata   de   personas   o  pornografía infantil no tienen justificación alguna, pero la prostitución en sí,  es   el   medio   favorito   de   hombres   y   mujeres   para   la   obtención   de   lo   que  quieren,   es   moneda   de   cambio   habitual,   pero   en   cuanto   sale   a   la   opinión  pública nos escandalizamos, emergiendo en automático esa doble moral de la  que tanto hablamos; nos referimos no solo de prostitución sexual, si no de  valores, de creencias, de convicciones, de conciencias, de todo lo que hacemos  a un lado, lo que callamos o silenciamos, cuando estorba en nuestro camino al 

9

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

éxito   o   cuando   queremos   satisfacer   un   deseo   sin   importarnos   las  consecuencias posteriores. Así,   criticamos   y   juzgamos   todo,   incluso   al   que   opina   o   actúa   cuando   se  equivoca, pero nosotros no tenemos siquiera el valor de intentarlo, y si lo  hiciéramos, sabemos que tal vez nos equivocaríamos mas, por ello es más fácil  solo opinar, pero no hacer nada, para evitar el riesgo de ser criticados; es  donde empezamos a generar materia fecal emocional, cuando nos convertimos  en jueces de la vida y esfuerzo ajeno, pero si volteamos a la nuestra esta igual  o peor; eso no tiene otro nombre más que mierda, como sin pelos en la lengua  nos dicen los abuelos: ¡tenés mierda en la cabeza! Porque tal pareciera que de  tantas opciones ya no sabemos ni que queremos, de tan inteligentes que nos  pensamos   luego   ya   no   sabemos   qué   hacer   y   terminamos   haciéndonos  pendejos; en resumidas palabras, nos volvemos como dice un refrán popular:  “Cochis y trompudos”. Ese excremento lo consumimos a diario, viene en una forma densa, abundante  llamada Internet, que es un constante refrito de mierda, muros atiborrados de  imágenes lindas, gatitos con pensamientos profundos o ingeniosos, incluso de  oraciones, bendiciones, de “dale like si crees en Jesús”; convertimos eso en  un circo del morbo, de niños con el corazón abierto, personas con cáncer o en  etapa terminal, animales sufriendo para hacernos sentir que somos humanos,  porque somos “compasivos y solidarios” con la imagen, pero de los mil “me  gusta”  que obtiene esa imagen, no asiste nadie en persona a socorrer a esa  mascota o a predicar con el ejemplo las enseñanzas de Jesús; Así empezamos  a   relajar   nuestros   criterios,   a   distorsionar   nuestros   valores,   a   compensar   o  justificar nuestros vicios y defectos, haciendo de las redes sociales atractivas  cortes de enjuiciamiento popular, el nuevo “coliseo romano” donde todo los  políticos   son   una   mierda,   todos   los   famosos   unos   depravados,   todas   las  acciones   ajenas   un   insulto   a   la   moral   y   buenas   costumbres,   de   las   cuales  somos devotos defensores frente al monitor; pareciera que cuando entramos a  esas redes sociales nos envestimos de una túnica blanca de jueces intachables  o brillante armadura de  “caballeros andantes”  o  “Sor Juanas”  con toda la  calidad   moral   para   juzgar   y   condenar,   conocedores   de   todas   las   materias,  expertos en todas las áreas, cuando la mayoría ya no somos capaces ni siquiera  de escribir correctamente. Pero eso no es lo más grave, el verdadero problema del internet, las redes  sociales y demás programas o aplicaciones, es que apuestan a una perversión 

10

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

un mayor: Capturar y “tunear” la vida, cuando ésta no puede ser capturada,  no tiene “fotoshop” es una sinfonía, el trinar de un ave, el arrullo del agua y  del viento, no se capta en ninguna imagen, se vive, se siente, se goza; por ello  el Internet y las redes sociales son los verdaderos  “zombies”  que propagan  una epidemia mundial, a lo que llamaremos  Enfermedades de Transmisión  virtual (E.T.V)  hace algunos siglos se rieron de quienes dijeron que la tierra  era   redonda,   algunas   décadas   atrás   se   burlaron   de   quienes   decían   que   el  gobierno   los   espiaba,   el   día   de   mañana   estarán   luchando   contra   nuevas  enfermedades y trastornos de transmisión virtual esparcidas por todo el mundo  por   medio   de   estos   “zombies”   diseñados   para   contagiar   y   propagar   estas  enfermedades mediante la alteración del sistema nervioso central, generando  síndromes   y   trastornos   de   personalidad   e   incluso   mentales   que   están  modificando   la   genética   humana,   pues   son   programas   de   control   masivo  diseñados por agencias de inteligencia con ascendencia militar al servicio del  nuevo   orden,   para   que   el   sujeto   se   someta   voluntariamente   a   un   lavado  cerebral   constante   que   permita   a   éste   sistema   globalizado   de   poder  reconfigurarlo sin voluntad con la finalidad de manipular a hombres y mujeres  como si de un rebaño de ovejas se tratase; y sí, suena a “compló” o película  de conspiración, pero no por ello deja de ser triste y peligrosamente cierto. Esto inicia desde la infancia, con los videojuegos, batallas en línea, juegos de  vidas virtuales y todo lo que hasta gratis se ofrece por internet, donde puedes  tener una granja, sembrar o criar animales, hasta que olvidemos como hacerlo  en   la   vida   real;  el   chiste   es   que   nos   traen   idiotas,   en   un  “proceso   de   zombificación”  continuo,   deformando   nuestra   capacidad   de   percepción   del  mundo real y fomentando síndromes varios o trastornos de falta de atención,  ansiedad,   dispersión,   entre   otros   tantos;   estamos   aislados   de   la   realidad,  recargando y propagando esa adicción a tales mundos virtuales, al punto de  que no podemos apartar la vista ya de las pantallas de nuestros “dispositivos   inteligentes”,   siendo   probable   que   los   fabricantes   de   monitores   y  computadoras hagan su parte para que los dispositivos potencialicen mediante  la “alta definición” o “gráficos en 3D” estos destellos o comandos que son  tan rápidos como el aleteo de un colibrí pero que penetran directo al sistema  nervioso   central;   esto   es   más   grave   que   la   famosa  “whatsapitis”,  están  fomentando   y   desarrollando   nuevos   tipos   de   epilepsia   no   convulsiva   por  ejemplo,   enviando   directa   y   constantemente   información   al   cerebro   para  recalibrar la conducta humana; esta reconfiguración tiene efectos secundarios  nocivos,   que   para   este   régimen   de   poder   global   no   importan,   ahora   hay  indicios   que   incluso   el   cáncer   fue   desarrollado   como   un   arma   por   estas 

11

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

agencias   de   inteligencia,   cuando   la   teoría   más   extremista   lo   atribuía   a   los  alimentos   transgénicos;   ciertamente     se   escucha   a   paranoia   o   delirios   de  persecución,   pero  la   historia  ha   demostrado   contundentemente   que   solo   es  cuestión de tiempo para que la verdad salga a la luz, hoy ya sabemos la red  mundial de espionaje a través de computadoras y teléfonos inteligentes, que  hasta hace poco era también negada categóricamente, ridiculizando a quienes  intentaban alertar del hecho, la cuestión entonces, sería preguntarnos:  ¿Qué  sabremos mañana? ¿Que nos están manipulando y alterando genéticamente?  y más trascendente aún, si esto sería conocido a tiempo o para cuando sea  público, ya no importe, porque todo estará perdido. Todo índica que efectivamente el fin de los tiempos se acerca, pero no me  refiero   a   las   profecías   bíblicas,   si   no   al   origen   y   naturaleza   de   nuestra  humanidad, para convertirnos en apéndices de la   tecnología, iniciando esto  con   la   promesa   de   cura   de   enfermedades   o   modificación   genética   para  prevenirlas, haciendo uso de nuestra vanidad también, para elegir el color de  la   piel   o   de   los   ojos   de   nuestros   hijos,   para   seguir   con   la   posibilidad   de  “acrecentar sus capacidades y disminuir sus defectos hereditarios” luego con  la inserción de  “chips”  en la corteza cerebral, hasta que estemos integrados  definitivamente a esa red, sin la posibilidad ya de interactuar fuera de ella;  aunque suena imposible, te diré que lo imposible es simplemente algo que  todavía no ha pasado, que aguarda a ser descubierto o realizado, a eso apuesta  tal régimen de poder global, a extinguir la obra de Dios y suplantarla con la  suya, siendo entonces la única deidad existente; lo que por desgracia sí saben,  y que se han empeñado en hacernos olvidar, es que los seres humanos tienen  un privilegio de acuerdo con Dios, que les permite soñar, aspirar e imaginar; y  en la imaginación se gesta la verdad, porque es una realidad que ya sido “pre   aprobada” para su materialización o logro, un sueño es un acuerdo divino de  voluntades, Dios pone su parte, pero exige el esfuerzo de la tuya para que  cobre vida; por ello crearon su propia fábrica de sueños en esa red virtual  llamada   Internet,   para   en   una   elevada   estrategia   de   guerra,   cortarnos   la  comunicación con nuestro comandante supremo. Tengo la esperanza de que hombres y mujeres dejen de comer esa mierda que  les genera una especie de cólera o infección viral, que les desorienta y hace  perder el rumbo; la visión, misión y objetivos en la vida; este virus viene en  los   dulces   que   las   sociedades   modernas   de   consumo   nos   ofrecen,   todos  agradables al gusto, todos modernos y entretenidos, pero que nos imponen un  ritmo de vida perverso, generando estados emocionales nocivos para nosotros 

12

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

y   nuestros   semejantes,   los   cuales   son   como   materia   fecal   emocional   que  vamos   tirando   a   los   demás   en   forma   de   neurosis,   depresión,   chantajes,  manipulación, victimización, entre otras conductas; debemos aprender a ser  una  “planta de tratamiento de material residual emocional”  para no batir a  los demás o andar apestosos. Por ello, recordando una de esas frases de los abuelos, sobre todo cuando de  plano nos pasábamos de la raya en nuestras exigencias o estábamos en pleno  berrinche, necios con algo que claramente sería perjudicial, terminaban por  decirnos a algunos de nosotros: ¡Comé tu caca pues! Del recuerdo cariñoso de  una   abuela   nace   una   propuesta   de   Emotividad   Inteligente   que   después   de  batallar   contra   prejuicios   personales   y   el   temor   al   qué   dirán,   de   perder   la  seriedad y credibilidad de esta obra, si es que en algún momento la tuvo,  decidí bautizar como Mierdoterapia, recordando cuando en gula tomaba más  dulce o le quitaba a algún primo el suyo, la abuela decía:  “te voy a dar un   pedacito de tu caca envuelto en celofán, a ver si te lo acabas o pides mas” y  es cierto, esta sociedad nos entrena y educa para que esas mierdas nos sepan  bien, al menos a eso me supo el primer cigarrillo que fumé en la escuela para  imitar a los grandes, luego me gustó; nuestros autoengaños o estrategias de  manipulación para con los demás tienen ese gran riesgo, el de que terminemos  comiendo   nuestra   propia   mierda;   creyéndonos   nuestras   propias   mentiras   y  siendo   víctimas   de   nuestros   propios   chantajes,   porque   no   somos   tontos,  sabemos cuando algo puede ser nocivo, pero lo queremos hacer, por tanto solo  necesitamos que alguien nos mienta para decir que lo hicimos sin querer y  fuimos   víctimas   de   un   engaño,   como   una   querida   amiga   me   dijo   un   día  respecto de los hombres: “Nueve de cada diez mienten, solo que el decimo es   el que me gusta y me hago pendeja”.  No   tenemos   la   honestidad   emocional   de   reconocer   nuestras   malas  determinaciones, de no justificarnos y aceptar las consecuencias de nuestras  acciones o decisiones, en lo que se refiere a las relaciones de pareja, sí la  conocimos como “una muchacha muy sociable” ¿porque luego la acusamos   de mujer fácil? o sí lo conocimos como un “bebedor social” ¿porqué luego  nos lamentamos de estar con un borracho? Lo cierto es que cuando decidimos  teníamos temperatura y esos detalles poco importaron, además de que siempre  nos queda el recurso de hacernos las víctimas por tales hombres o mujeres,  etiquetándolos como  “los errores de nuestras vidas” cuando si esa chica no  hubiera sido fácil, no hubiéramos tenido lo necesario para conquistarla, o si  ese hombre no hubiera estado borracho, no se hubiera metido tan fácil a la 

13

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

cama; regresando al punto acordado de que todos tenemos tarde o temprano lo  que merecemos no lo que deseamos. Es un fenómeno delicado de comentar, pero todas las mujeres son feministas  hasta   que   se   casan,   todas   odian,   reprueban   a   los   machistas   hasta   que   se  enamoran de uno y lo justifican, tal vez es como dicen, que: “del odio al amor   solo hay un paso”  por ello muchos hombres saben que no necesitan caerle  bien a todas, está bien que sean como son, egoístas, insensibles, machistas,  total, solo necesitan enamorar a una; desde ese punto podríamos ver incluso  una ventaja: Ser así, garantizaría menos engaños, porque nadie quiere a un  macho   horrible,   todas   quieren   a  “su   macho   horrible”,   si   un   hombre   es  obligado a cambiar de esquema, a ser lindo, tierno, comprensivo, etcétera, se  vuelve   moneda   de   cambio   y   todas   lo   querrán   por  “lindo”  entonces  empezamos con el espectáculo de zoológico de perros, zorras, cerdos y demás  bestias.  Podría ser la razón del machismo el que los hombres deban ser repulsivos e  insoportables para todas las mujeres, hasta que alguna de ellas lo convierte en  “su   hombre”,   mientras   las   demás   lo  sigan   encontrando   repulsivo   (¡que   le   vio?) ¿podría ser una fórmula para evitar “los cuernos” los engaños y malos   deseos? porque cuando alguien más vea lo que tú le viste a tu pareja, tal vez se  le antoje tenerlo; entonces para los hombres la estrategia más congruente seria  comportarnos como lo que somos, no como  “caballeros”  en la lógica del  dicho del tío Eduardo, de que: “El trabajo no es que la mula baje al rio, si no   darle sed” respuesta lo anterior a la hipótesis inversa del porque los hombres  las   prefieren   cabronas,   sería   en   conclusión   que   los   machistas   son   los   más  tontos; los que se han adaptado a las exigencias modernas y proyectan todas  esa cualidades que las mujeres ahora buscan, resultan ser los más falsos y  mañosos.  En   contrario,   los   machistas   somos   simplemente   niños   inseguros,   que   nos  saben cómo demostrar afecto por temor a ser ridiculizados y reaccionan con  brusquedad;  concluyo este pequeño espacio de reflexión irreverente con la  firme idea de que hombres y mujeres somos iguales por diferentes, que no  somos ni de Marte ni de Venus, que ambos tenemos miedos e inseguridades y  que preferimos proyectar la imagen de  “muy macho” o “muy cabrona”  por  temor a ser dañados, porque tengo la fe en que de esos hombres y mujeres  pueden encontrarse los compañeros más fieles y solidarios que puedan existir,  es cuestión solo de que perdamos el miedo y empecemos a confiar, a dar sin  temor o condición, quitarnos inseguridades de quien tiene el mando o control,  porque cuando una pareja se ama en verdad, ya no hay dos, son uno mismo;  debemos   educar   a   nuestros   hijos   para   que   entiendan   que  “ser   machos”  o 

14

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

“chicos rudos”  solo demuestra inseguridad y miedo, al igual que a nuestras  hijas, que “ser cabronas” no garantiza el no ser dañadas, solo garantiza el que  no se permitan la oportunidad de amar y ser amadas. Pero lo que en realidad debemos enseñarles a todos nuestros hijos, hombres y  mujeres el valor que se necesita para ser humano, para que sean ellos mismos,  que   la   lealtad,   honestidad   y   compromiso   no   son   cosa   del   pasado,   que   es  necesario imponer esa nueva “moda” y que sea una que llegue para quedarse,  pues los que deben extinguirse no son esos “machos” o “cabronas”, sino los  “vampiros emocionales”  que se aprovechan de la guerra entre los sexos, de  los que se ganan nuestra confianza  “dándonos por nuestro lado” de ésos y  ésas debemos de cuidarnos, de aquellos que aparentan ser “light” o “cool”,   siempre   comprensivos,   siempre   de   acuerdo,  porque   como   dice   un   antiguo  adagio:  “Los   labios   más   dulces   esconden   la   lengua   mas   venenosa   y   los   colmillos mas afilados”. Retomando   la   mierdoterapia,   se   conjugó   el   recuerdo   de   la   abuela   con   un  pasaje   vulgar   de   la   vida   diaria,   de   cierta   conversación   entre   dos   amigos  universitarios, que todos los fines de semana bebían hasta caer de borrachos, e  invariablemente uno de los dos contactaba al otro con la misma pregunta los  viernes por la noche: ¿listo para ir a mascar mierda? Luego, cuando uno de  ellos se hizo adicto a la cocaína, después de inhalar,  siempre decía:  ¡Que  buena está ésta mierda!  ahora concluyo que si comes mierda por un tiempo  prolongado,   ésta   acabará   gustándote,   porque   todo   lo   que   al   principio   es  repulsivo,   si   se   tolera,   termina   siendo   aceptable,   para   luego   incluso   ser  necesario  ¿recuerdas cuando niños o adolecentes veíamos fumar a la gente   grande?   ¿Cuándo   probamos   nuestra   primera   copa?  Nunca   entendíamos  porque le gustaba a esa gente algo tan desagradable, hasta que lo seguimos  haciendo en el proceso de adaptación social y terminó por ser parte nuestra; de  niños   muchas   de   las   cosas   que   hoy   hacemos   o   decimos,   son   francamente  repulsivas o asquerosas, por ello es necesario dejar de ser niño para que   te  guste la mierda, para que te olvides de que es malo decir groserías, de ser  abusivo, de ser malo, de que “Santa existe”. Por ello la necesidad de la mierdoterapia, para no comer mierdas ajenas, al  tiempo de curarnos de y con nuestra propia mierda, es una “terapia de shock   temprano”  Para que entendamos que no debemos ir por la vida como si la  divina   providencia   nos   debiera   el   paraíso   o   culpando   de   todos   nuestros  traumas a nuestros padres o fracasos a la sociedad, porque como dicen, si  pudiéramos patear el trasero de la persona causante de nuestros problemas, no  podríamos sentarnos un buen tiempo; algo curioso en esta sociedad es que  para nosotros, todos son pendejos y para todos nosotros somos unos pendejos, 

15

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

¡vivimos en una sociedad pendeja! Debemos aprender a hacer una cultura de  respeto y tolerancia, incluso con los adversarios, como los samuráis, quienes  por ello casi no perdían una batalla, porque no menospreciaban a su rival ni  sobrevaloraban sus propias capacidades, y de ganar lo hacían también con  respeto hacia su adversario derrotado; el punto es que tanto en el triunfo como  en la derrota, se debe tener la actitud correcta, de lo contrario, una victoria  puede resultar  deshonrosa  o siendo justos, una derrota encomiable, porque  contrario a lo que nos grita este sistema que no hay mas, que ganar es lo único,  hay cosas más importantes en la vida, por ejemplo el triunfo, del cual espero  comprendas nada tiene que ver con ganar; como existen otras por mucho mas  vergonzosas que perder sí esto pasa dando nuestro mejor esfuerzo, sin truco ni  trampa. Pero para nosotros eso es cosa de películas románticas, en nuestra rutina diaria  todos   son   unos   pendejos,   desde   nuestros   compañeros   y   jefes   hasta   los  desconocidos que se nos cruzan por la calle, y nosotros –claro está­ somos los  únicos  “chingones”, hasta que nos damos cuenta que estamos en el suelo y  solo decimos  ¡ya me ganó  este pendejo!   Ni en la victoria le quitamos la  etiqueta de pendejo a nuestro rival; pero si los pendejos ganan, los pendejos  son gobernadores, diputados, presidentes, entonces son dignos representantes  populares ¿De quienes? ¡Pues de una bola de pendejos! Todos reclaman sus derechos, hasta de los animales y la naturaleza, pero te  diré   una   cosa,   el   derecho   ajeno   se   finca   en   el   cumplimiento   de   tus  obligaciones, en la medida que seas respetuoso y cumplido para con lo legal,  estarás haciendo que algún derecho, el de alguien más, no importa quién sea  respetado, y si ese “fulano”, al igual que tú cumple sus obligaciones sabedor  de que será en beneficio de un  “perengano”, puede que ése resultes ser tú;  esta   cuestión   se   resume   a   la   tolerancia,   comprender   que   incluso   la   gente  pendeja tiene derecho de existir, porque primero nos burlamos como el niño  de la película que veía gente muerta y decimos  “veo gente pendeja”,  luego  entendemos que los pendejos son muchos, te ganan por cansancio, hasta que  un día comprendemos que la estupidez es como un pantano, absorbe a todo  aquel que se deja y terminamos viendo gente pendeja hasta en el espejo. La   Emotividad   inteligente   propone   una   disciplina   emocional   sistémica,   es  decir en muchos ámbitos, en lo económico por ejemplo no te impulsa a ganar  más si no a gastar menos, a la cultura del ahorro y la austeridad decorosa, de  no comprar cuanta basura te ofrezcan, no te dice haz dietas si no come sana  mente, en realidad es lo mismo de no pedir menos carga si no espaldas mas  fuertes;  se  trata  de fortalecer   buenos  hábitos  como  la tolerancia  de la  que  hablamos,   para   quitarnos   lo   machistas,   lo   feministas,   lo   homofóbicos,  ¡lo  

16

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

pendejos   pues!  porque   nuestros   derechos   y   obligaciones   no   están  determinados   por   nuestros   prejuicios   o   juicios   de   valor   viciados,   debemos  aprender a pensar para sentir correctamente, apoyándonos de la sana crítica y  el pensamiento positivo, que nos permita valorar situaciones en vez de juzgar  personas,   alejarnos   del   papel  de   víctima   abusiva,   porque   nos   quejamos   de  todas las injusticias, pero cuando tenemos detenido con la policía al vecino  que   por   accidente   nos   rayó   la   pintura   del   automóvil   viejo   que   tenemos,  pedimos para acceder a otorgar nuestro  “perdón y consentimiento”  que nos  mande   uno   nuevo   de   agencia,   pasamos   de   indefensas   victimas   a   abusivos  victimarios   en   menos   de  “lo   que   canta   un   gallo”  este   no   es   más   que   un  principio de proporcionalidad emocional. La proporcionalidad emocional es pilar importante en nuestra propuesta, pues  una de las cosas que más nos afecta como individuos es la sobre actuación,  reaccionar de mas o el “exceso en la legítima defensa” dijeran los abogados,  cayendo en nuestras respuestas en lo abusivo, pues si bien nadie tiene derecho  a silbarle a tu esposa ni mucho menos a intentar tocarla de forma indebida en  un transporte público por ejemplo, no por ello irás a vaciarle una pistola al  tipo abusivo, porque entonces tú serias un asesino; ésta proporcionalidad nos  brindará   equilibrio,   pues   debemos   reaccionar   siempre   en   consecuencia,  muchas cuestiones se resuelven con una disculpa o inclusive con dejar pasar,  como en los retos de un semáforo a otro, pensar si realmente vale la pena el  reto, si no es más inteligente dejar pasar, no por miedo si no por seguridad y  madurez   emocional;   pero   a   la   mayoría   de   nosotros,   que   andamos   tan  malhumorados,   estresados   y   frustrados,   solo   es   necesario   que   nos   digan:  ¡ranita! Para que brinquemos. Otra característica de la Emotividad Inteligente es que se rige por un principio  de no exaltación, que consiste en no retroalimentar nuestras reacciones por el  simple hecho sentir que se tiene el derecho a hacerlo, como el típico borracho  impertinente que insiste en agarrarse a golpes con alguien, pero que como lo  detienen   sus   amigos   por   prudencia,   se   pone   más   intransigente   gritando  “suéltenme porque lo mato”  y total que cuando lo sueltan, ya no sabe qué  hacer o de plano voltea para decir:  “No me suelten pues compadres”  pero  sobre   todo,   nos   enseña   a   no   armar   pleitos   por   el   simple   hecho   de   poder  hacerlo, cuando vemos un indigente o alcohólico consuetudinario de los que  conocemos como “teporochos” o adolescentes de la calle que bajo el influjo  de algún enervante nos faltan al respeto o pasan a traer alguna de nuestras  propiedades, debemos entender que es mejor dejarlos pasar, si al caso alertar  telefónicamente a las autoridades del hecho para que lo detengan y prevengan  una situación mayor, canalizándolo a algún alberge o institución de apoyo, 

17

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

pero no tiene caso agarrarse a golpes con una persona así, puesto que él tiene  la justificación de su enajenación e idiotez mental producida por una droga,  nosotros  ¿cómo justificamos la nuestra si con un mal golpe lesionamos de   gravedad a ese sujeto o éste hiere a un integrante de nuestra familia solo por   demostrar una supuesta valentía? A este principio le asignamos una fórmula o  frase que nos hará recordarlo y practicarlo:  Ad lateres  (de ladito) cuando te  topes con un idiota, con un agresivo, con un neurótico, ¡de ladito mi hermano!  Rodéalo y sigue tu camino, de lo contrario se habrán juntado dos idiotas y de  tal cosa solo puede resultar una idiotez; las confrontaciones solo demuestran  incapacidad en la resolución de conflictos, deben ser evitados, no a cualquier  precio, pero si a uno razonable, pues tampoco dejarás que maten a un familiar  sin defenderlo por no actuar; entonces se trata de buscar un balance entre la  acción y la omisión, entre distinguir cuando es necesaria o innecesaria una  acción, cuando incluso lo arriesgado es necesario o cuando un actuar intrépido  se puede volver estúpido; esto tiene en realidad tantas variantes y tonalidades,  que no puede pensarse, sino sentirse. En la mentalidad de guerra que vivimos, pensamos que tenemos el derecho a  desquitarnos solo porque sentimos frustración o envidia, enojo o inseguridad;  entendamos que nadie, ni la vida nos debe nada, quitémonos la actitud de  “perdona vidas”  o “indignados”  por  lo que nos tocó  vivir,  si sientes que  mereces algo mejor, pues ve por ello; porque los únicos que nos soportan son  quienes nos aman y por soportarnos sufren, les hacemos daño mientras los  demás se burlan, tu cuerpo por emociones alteradas paga el precio del estrés,  de la ansiedad o depresión; ¡Entiende! Lo que los demás piensen de ti, no es tu  problema, lo que esperen u opinen, es asunto de ellos, no hagas que tu familia,  tu pareja o hijos paguen por tus “días difíciles” o “malos humores”, ellos son  los únicos que te esperan y en verdad necesitan de tu estabilidad emocional; el  que te enojó, el que te ofendió ya está en su casa, tal vez durmiendo tranquilo,  mientras tú desquitas el coraje en la tuya, cambia ese paradigma, como nos  decían los abuelos, de que: “fiero tu modo, nada te gusta, todo te puede, solo   bravo tas contento”  porque no haces sufrir a quienes tu quisieras, si no a  quienes te quieren. Porque esa mentalidad o estadío emocional nos lleva a la insatisfacción, a que  ni nosotros nos aguantemos o sepamos lo que queremos, terminando por decir:  Necesito alguien que me entienda ¡para que luego me explique! Por eso nos  damos cuenta tarde que lo que se fue era lo que queríamos o que con lo que  nos quedamos era lo equivocado  ¡por eso comemos nuestra mierda!  porque  no   sabemos   ya   ni   lo   que   queremos,   ni   valoramos   lo   que   tenemos;   no  necesitamos ir de compras, ni otra camisa, otro pantalón o par de zapatos, 

18

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

mucho menos otro vehículo u otra casa, necesitamos otra mentalidad, otra  actitud, otra visión de la vida, reconocer que estamos insatisfechos y aceptar  que el vacio no se llena con las cosas; dejar de “querer cambiar las cosas” y  empezar a hacerlo, eso no se compra, se siente, no se planea se ejecuta en cada  instante,   porque   aparentamos   incluso   sofisticación   o   belleza   y   somos  tremendamente inseguros, eso de que:  “Dime de que presumes y te diré de   que careces” demuestra nuestra jodida realidad porque ya no tenemos mucho  de que presumir, aparte de una que otra “selfie”, por el contrario carecemos  ya de mucho, de sentimientos, de educación, respeto y tolerancia; pues ya nos  conformamos con tomarnos fotos al lado de un auto deportivo estacionado que  ni es nuestro, con una modelo que ni conocemos o en un restaurante caro al  que nunca vamos y esa vez apenas pedimos una botella de agua, en fin, ya ni  siquiera para presumir tenemos. Eso genera vacio y miseria emocional, gritar lo que uno quiere sin hacer nada  por conquistarlo, conformarse con  “ver de lejitos”  lo que nos gustaría ser o  tener en vez de esforzarnos por ello; cuando quieras algo o tengas un sueño,  esto es lo que debes hacer: Visualizarlo en todo su esplendor, soñarlo bonito  ¿ya lo hiciste? ¡Hasta ahí! no empieces a disfrutarlo, a degustarlo en el sueño,  una   vez   que   ya   lo   has   creado   en   tu   mente,   inmediatamente   empieza   a  construirlo   con   acciones  ¡Ve   por   ello!  no   hables   de   él,   no   sigas   soñando  despierto,   engañándote   con   el   cerebro   que   te   da   el   placer   artificial   que  conocemos como “masturbación mental”, piensa en él como en la novia que  amas y que necesitas demostrarle que la mereces, con tus acciones, con tus  ofrendas, no con tus palabras: visualiza tu sueño y no lo pierdas de vista en la  construcción, mantén la concentración para no desperdiciar tiempo y esfuerzo  en otras metas, porque como popularmente dicen:  “El que mucho abarca,   poco aprieta”, debes elegir bien tus sueños ­que no son de opción múltiple ni   aceptan premios de consolación­ y una vez que los tengas delimitados, hazlos  realidad con dedicación, concentración y pasión. No   importa   que   tu   sueño   sea   extraño,   tu   vocación   poco   remunerada   o   tu  opinión   descalificada,   lo   que   sientas   en   tu   corazón   es   lo   que   en   verdad  importa, si tu pasión es hacer arreglos florales, tírales en la cara a los demás  sus prejuicios machistas y conviértete en el mejor florista de la Ciudad; eso es  valentía,   son   los   sueños   que   al   construirlos   ejercitan   el   músculo   más  importante que tienes, el corazón, porque los verdaderos titanes los verdaderos  leones no se definen por el tamaño de sus músculos externos, si no por la  fuerza de uno solo; pon tu voluntad en cualquier empresa y verás como Dios  provee de lo demás.

19

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

Porque sucede a veces, que por dos pasos dados o un metro recorrido, ¡ya nos  sentimos maratonistas! y tachamos a todos de “perros” nos encanta decir que  si  nos  “ladran”  es  porque  estamos  avanzando,  pero te diré algo para que  medites   un   poco:   Si   los   sigues   escuchando,   quiere   decir   que   no   estás  avanzando lo suficiente o que ellos lo hacen igual o más rápido que tú; es  bueno saber que los perros ladren, pero mejor es irlos escuchando cada vez  más lejos, mientras los dejas atrás; el problema es que luego nos enamoramos  de los perros, como los perros se enamoran de los vehículos que persiguen en  la calle ladrando, si te fijas, están ahí, a la espera de que otro pase para poder  perseguirlo y ladrarle, una vez que el vehículo para simplemente no saben qué  hacer, dejan de ladrar y regresan a su lugar a continuar esperando que pase  otro, pero que no se detenga, para poder perseguirlo y ladrarle a gusto. Es por ello que no es bueno detenerse, ni siquiera para arrojarles una piedra a  esos perros, porque puedes ser víctima de algo peor que una mordida, que es  el  “síndrome del amor canino”  pues hay quien se enamora de los perros y  olvida su camino, su destino; primero los critica por no hacer más que ladrar,  luego  se   dedica  a   tirarles   piedras,   puede   pegarle   a  uno   que   otro,  pero   sin  saberlo entabla una convivencia, hasta que en determinado punto, los perros  dejan de ladrar y empiezan a moverle la cola; así, un buen día te despertarás  viéndote entre perros cariñosos o solidarios, con los que te enseñaste a ladrar,  convirtiéndote pues, en parte de la jauría; debes avanzar, no te detengas con  los perros, ni siquiera para criticarles su ladrido, ten muy claro que cada quien  hace lo que su naturaleza dicta, la de ellos es ladrar, la tuya avanzar; así que  no permitas sentirte ofendido o agredido por los ladridos, ni quieras ganarles  tirándoles piedras para demostrarles tu fuerza o superioridad, mucho menos  que tienes la razón, puesto que no se puede hablar con quien ladra; no tienes  nada   que   demostrarles   a   ellos,   si   no   a   ti   mismo;   tu   superioridad   quedará  evidente conforme avances, callado y concentrado en tu camino. Por lo que amigo o amiga, no te conformes jamás con un perro (a) cariñoso  solo porque el camino es muy difícil; dijera Doña Martha Hernández Viuda de  Camacho:  ¡Avanzá   Chula!  Cuando   regañaba   a   las   hijas   por   los   malos  pretendientes:  “Primero se pelean con el chucho, luego le quieren ganar y   terminan enamorándose de él”; es necesario entender que los ladridos como  las   criticas,   no   son   sólo   por   envidia,   cuidado   porque   son   en   realidad   una  invitación a que te unas a la jauría, a que dejes de avanzar y comiences a  ladrar. Si hay una misión en la vida es esa: Avanzar, sentir el camino,  ¡hacer el  camino!  somos  peregrinos  porque vamos  de paso  por  ella,  es más  que  un  viaje, es una aventura tal peregrinar, del que nada material se puede llevar, 

20

EL ACERTIJO DE LA FELICIDAD: EL ÉXITO NO ES PARA TODOS, SOLO PARA AQUELLOS QUE NO PUEDEN SER   FELICES. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho

todo quedará; en vez de querer manipularla o alterarla, preocupándonos por  vivirla   más   cómodamente,   ocupémonos   solo   de   vivirla   con   gozo,  conformándonos con ella, dejando de pensar de planear todo con el afán de  control   y   empezando   de   nuevo   a   sentir,   dejando   de   lado   toda   ansiedad   o  temor;   es   malo   todo   apego   incluso   al   de   la   tierra,   por   ello   se   hacen  terratenientes  o  hacendados,  explotadores  con títulos  de  propiedad,  cuando  somos nosotros quienes le pertenecemos, nacen incluso los falsos sentimientos  nacionalistas o xenofóbicos; la tierra es buena madre, no importa donde la  encontremos   o   donde   nos   encuentre   ella   a   nosotros,   allí   habrá   de   darnos  sustento, no es bueno tomar más de lo necesario ni procurar defenderla de sus  demás hijos; se requiere una mundialización de conciencias no tecnológica,  donde     la   migración   sea   un   derecho   humano   supremo   e   inalienable,   los  nacionalismos son de temer, máxime cuando no hay nación original o que no  tenga a la humanidad como progenitora; está bien, conserva tu ciudadanía, tu  identidad si así lo quieres, pero permite a los peregrinos cultivar y cosechar. la tierra no debe ser sinónimo de poder, ni utilizada para generar riqueza, si no  para   proveer   como   buena   madre,   bienestar   y   sustento   a   sus   hijos   en   este  peregrinar que es la vida, en el cual al final solo necesitaremos dos metros  para   ser   sepultados,   polvo   de   estrellas   somos   y   en   polvo   de   estrellas   nos  convertiremos,   siendo   uno   con   nuestra   madre   tierra   y   el   universo,   en   una  comunión que dará vida sea a un árbol o una flor; la tierra nos pare, la tierra  nos sustenta y de nosotros al final, la tierra se alimenta; en tal sentido, nuestro  pecado es mortal porque hemos explotado, dañado y lastimado a esa madre  amorosa  en nuestro  afán de   éxito  y progreso,  el  precio por  ello  será  muy  elevado;   tenemos  todavía  la  posibilidad  de  retomar  el  camino  correcto,  de  conformarnos   con   Dios,   la   vida,   la   tierra,   nuestros   semejantes   y   nosotros  mismos; así que concluiré diciéndote una última cosa:  ¡A   darle!  Corazón y  manos a la obra. Dr. Iten Mario Mendoza Camacho. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México; Noviembre del 2013.

Get in touch

Social

© Copyright 2013 - 2020 MYDOKUMENT.COM - All rights reserved.