EL GOZO DE MI EXPERIENCIA CON CRISTO

EL GOZO DE MI EXPERIENCIA CON CRISTO El crecimiento es algo normal en las plantas, en los animales y en las personas. Lo mismo sucede en la experienci

4 downloads 229 Views 768KB Size

Recommend Stories


Terminemos con gozo LECCIÓN
86 LECCIÓN 9 Terminemos con gozo La iglesia estaba llena de gente. Era el tiempo de la cosecha. Todos llevaban a la iglesia los diezmos y ofrendas

UNA EXPERIENCIA CON ACTIVIDADES CON EL TANGRAM
UNA EXPERIENCIA CON ACTIVIDADES CON EL TANGRAM Haydeé Blanco Instituto Nacional Superior del Profesorado “Dr. Joaquín V. González” Buenos Aires (Arge

Story Transcript

EL GOZO DE MI EXPERIENCIA CON CRISTO El crecimiento es algo normal en las plantas, en los animales y en las personas. Lo mismo sucede en la experiencia de la vida cristiana; debe darse un crecimiento constante. ¿Por qué razón en algunas personas se observa un crecimiento espiritual, de tal manera que evidencian madurez y equilibrio en sus actitudes y comportamientos, en tanto que otros se pasan la mayor parte de sus vidas derrotados, frustrados y sin frutos?

La finalidad de estas lecciones es ayudarnos a descubrir algunas respuestas a esta pregunta.

1. DIOS TIENE UN PLAN Y UN PROPÓSITO PARA NUESTRAS VIDAS. Miremos lo que dice la Palabra de Dios. “Porque yo sé muy bien lo que haré por ustedes; les quiero dar paz y no desgracia y un porvenir lleno de esperanza…” Jeremías 29:11. BLA 

¿Cuál es el bienestar que Dios quiere darnos? _______________________________________



¿Qué es para usted la “PAZ”? ________________________________________________ ____________________________________________________________________________



¿Qué acciones, pequeñas o grandes, ha realizado en estos días que han traído “Paz” a su vida? ____________________________________________________________________________ ____________________________________________________________________________



¿Qué acciones podría realizar diariamente para cultivar y vivir “La Paz de Dios”? _________ ____________________________________________________________________________



Qué pensamiento le genera la frase “Sé muy bien lo que haré con ustedes” __________ ____________________________________________________________________________ “Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas”. Proverbios 3:5-6

Hay dos palabras en este versículo que son sinónimos; ¿Las puede identificar? _________________ ________________________________________________________________________________ ¿Qué hará Dios con nuestras veredas? _________________________________________________ ¿Puedes escribir en tus propias palabras la frase “No te apoyes en tu propia prudencia”? _______ ____________________________________________________________________________ ¿Qué dos acciones soy llamado a observar? _________________________________________

De acuerdo a lo aprendido en estos dos versículos, ¿Qué es necesario hacer entonces, para ajustar mi vida al propósito de Dios?

"Si optamos por una actitud de obediencia al Señor, cosecharemos los frutos de estas promesas de la palabra de Dios en este mundo, y experimentaremos el gozo de Su presencia y poder. Esto no quiere decir que ya no enfrentaremos dificultades. El Apóstol Pablo y Silas fueron encerrados en la prisión y, no obstante, entonaron himnos de alabanza a Dios, a pesar de sus circunstancias. (Hechos 16:25).

EL GOZO DE MI EXPERIENCIA CON CRISTO

HABRÁN

OBSTÁCULOS

QUE

TENEMOS

QUE

ENFRENTAR

Y

SUPERAR

DIARIAMENTE. El haber decidido caminar constantemente por el "Camino de Dios" hacia una vida de obediencia, requiere comprender que el creyente en Cristo tiene dos naturalezas.  La nueva Naturaleza. Cristo mora en mí, por medio de Su Espíritu Santo y su deseo es ayudarme a transitar por la "senda de Dios" a través de la obediencia; y  La vieja naturaleza (la carne) que tira de nosotros en otra dirección para satisfacerse a sí misma y mantenernos separados del propósito y planes del Señor para nuestras vidas. Esto crea un conflicto interno y, a menos que estemos conscientes de esta realidad, fácilmente seremos derrotados del camino de Dios. “Será como árbol firmemente plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto a su tiempo, y su hoja no se marchita; en todo lo que hace, prospera” Salmos 1:3 (LBLA)

El desarrollo de un árbol está determinado por:  Sus Raíces  El agua que Absorbe  Y la luz del sol que recibe

Observemos en la figura, una semilla germinando. Cuan pequeñas son sus raíces y empiezan a brotar sus hojas, cuán blanda es la semilla, la raíz y el tallo 

¿Cómo unas raíces tan débiles, abren la tierra hacia abajo?



¿Para qué sirven las hojas?

Al echar agua a la tierra, permite la porosidad para la penetración de las raíces y por su parte las hojas se dirigen hacia el sol para producir la fotosíntesis necesaria para el crecimiento.

Alcanzar el crecimiento en Cristo, amerita que: 

Sea necesario remover el terreno. Debemos estar preparados para la confrontación



Debemos estar receptivos, como la blandura de la semilla.



Recibir el agua, esto es el consejo de la palabra de Dios.



Buscar la luz; esto es abrir nuestro entendimiento a lo que Dios quiere enseñarnos diariamente

De acuerdo a Salmos 1:3, ¿Qué ventajas tiene la persona que es como el árbol que ha sido plantado junto a

corrientes

de

aguas?_____________________________________________________,

____________________________________ y ________________________________________. 

Quien acepta el consejo de la palabra de Dios, tiene la oportunidad de alcanzar un crecimiento y desarrollo estable.

Medite en esta reflexión y comparta sus apreciaciones: “Los árboles fuertes botan hojas y se les caen las ramas con el viento fuerte, y los árboles que tienen pocas raíces se caen”

Para esta semana propóngase meditar cada día en una porción corta de la Palabra de Dios. Aquí sugerimos algunas:

Dia-1

Salmo 1

Día-2

Salmo 4

Día-3

Salmo 8

Día-4

Salmo 23

Día-5

Salmo 34

Día-6

Salmo 103

Día-7

Salmo 139

…Qué alegría volver a encontrarnos en esta reunión, para conversar acerca de asuntos cotidianos y también los pertinentes a nuestra vida espiritual. Hemos compartido acerca del propósito que Dios tiene con cada persona, y también sobre la importancia que tenemos como la planta, de echar buenas raíces, que nos sostengan en las tempestades y huracanes.

Es el momento de descubrir algunos fundamentos (raíces) espirituales que nos ayudarán a vivir la experiencia de:

2. UN ENCUENTRO REAL CON CRISTO. Desde hoy nuestra conversación explora los fundamentos de “La Conversión, El Arrepentimiento y La Fe”. Estamos seguros que nos van a ayudar a seguir creciendo hacia una fe vital y madura.

A. NUESTRA CONVERSIÓN A CRISTO. La palabra “conversión”, por sí sola abarca una amplia posibilidad de usos, por el simple hecho de significar “una parada y un retorno”, indicando que hubo un cambio de sentido motivado por cualquier situación. En un sentido amplio podemos hablar, por ejemplo, de personas que se convirtieron del alcoholismo a la sobriedad, otros que se convirtieron a sus propias familias tras vivir la vida familiar de forma irresponsable y disoluta, aún otros que se convirtieron de una vida simple y entregada a la arrogancia, altivez y egoísmos. Así, las personas podemos convertirnos de cualquier cosa a cualquiera otra cosa.

Si buscamos el significado de “conversión espiritual”, muchas definiciones dirán algo así: conversión es la “adopción de una nueva religión” o la “internalización de un nuevo sistema de creencias”. Estas definiciones ven la “conversión” como un cambio de pensamiento o perspectiva que dejan a la persona fundamentalmente igual. Desde el punto de vista espiritual, “La Conversión” hace referencia al hecho de que dejamos una vida de alejamiento de Dios y permitimos una transformación que afecta la forma como pensamos, como encaramos el mundo y como sentimos. Se trata de repensarse uno toda la vida y direccionarla hacia Dios, hablamos de una substitución de los valores afirmados en la distancia de Dios por los valores del reino de Dios a la luz de la Biblia.

El texto de Hechos 2.37-41 nos ofrece algunas evidencias de la verdadera conversión cristiana que pueden ayudarnos en nuestro constante camino hacia Dios. Evidencia-1. La conversión es fruto del reconocimiento de que hay una crisis personal. 

Hechos 2:23, muestra que ellos, los allí presentes fueron participantes activos en la muerte de Jesús. “…prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole”



Pero Hechos 2:32 dice “A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos”.



Hechos 2:36 “Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo”. Según el texto indicado en el recuadro a la derecha, medite: 1. ¿Cuál, de los cinco sentidos estuvo más activo allí? _________ 2. ¿Qué reacción provocaron estas palabras en los oyentes? _____ ___________________________________________________ 3. ¿Qué le hace pensar la pregunta de los presentes “¿Qué debemos hacer? _____________________________________ __________________________________________________

Hechos 2:37 Cuando oyeron esto, todos se sintieron profundamente conmovidos y les dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: --Hermanos, ¿qué debemos hacer?



Las personas mencionadas en el texto, estaban en crisis, pues aunque eran religiosas, no habían reconocido su estado de alejamiento de Dios.



Un corazón sensible a la voz de Dios y a su palabra, que se dobla y que reconoce su fragilidad, es un corazón que está listo para una parada y un retorno.



La autosuficiencia, el orgullo, la ironía, la autodefensa o el sentimiento de que uno ya lo sabe todo, principalmente en lo que se refiere a la relación entre Dios y nosotros, son los principales obstáculos a nuestra conversión.



¿Cuál ha sido la situación que le ha inquietado a meditar sobre su relación con Dios? ________ ____________________________________________________________________________ _____________________________________________________

 La conversión nos remite a dos beneficios

El perdón de nuestros pecados

“Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados”. Isaías 43:25

Por un lado nos asegura la destrucción del pecado en nuestras vidas. “…Arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados…” Hechos 3:19. La conversión "pone" algo en el alma. La biblia lo afirma diciendo que se trata de una "renovación interior" del hombre. Tómese un momento y escriba los cinco beneficios que promete el texto bíblico puesto a la derecha 

_________________________________________________



_________________________________________________



_________________________________________________



_________________________________________________



_________________________________________________

“Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu…” Ezequiel 36:26-27

En la evidencia-2, Daremos un paso más a experimentar nuestro encuentro real con Cristo Jesús. Mientras tanto le invitamos a que lea durante la semana las citas bíblicas que recomendamos a continuación. 

Isaías 44:22



Salmo 32



Salmo 51



2 Corintios 5:17



Efesios 4: 17-32

N

uevamente tenemos la oportunidad de llegar a esta reunión y damos gracias a Dios por

encontrarnos y poder continuar esta conversación. Podríamos tomarnos un momento para compartir como ha pasado cada uno esta semana. ¿Hay un testimonio acerca de cómo ha experimentado la presencia de Dios en su vida cotidiana? ¿Qué experiencias ha tenido cada uno al leer y meditar en las porciones bíblicas que dejamos desde el encuentro anterior? ¿Hay un motivo por el que le gustaría que oremos?

Muy bien, ahora vamos a meditar acerca del segundo principio que hemos planteado desde la reunión pasada; pero antes podemos recordar algunos aspectos relevantes de la reflexión bíblica anterior. Por ejemplo, el tema, las porciones bíblicas estudiadas, algún principio que ha quedado en su mente desde entonces,…

Hoy vamos a reflexionar acerca del principio del ARREPENTIMIENTO. Nuestro Señor Jesús vino al mundo predicando: “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 4:17).

Arrepentirse significa cambiar de parecer en lo que respecta al pecado y a Dios, lo cual da como resultado el apartarse del pecado y acercarse a Dios.

Arrepentirse exige un cambio de pensamiento que lleva a un cambio en la conducta. Cambiar la manera de vivir como resultado de un cambio completo de sus pensamientos y actitudes con respecto al pecado y la justicia de Dios. Arrepentimiento incluye sentir tristeza por el pecado. “La tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación,…”. 2 Corintios 7:10. Hablamos de tristeza que produce frutos, no de remordimiento pasajero e infructuoso. El arrepentimiento lleva a confesar los pecados no escondiendo nada. El pecador se hace responsable de sus pecados y abre su corazón pecaminoso a Dios; aborrece su pecado, anhela ser libre de él, siente tristeza por su pecado y toma la determinación de alejarse de él.

La Palabra de Dios es el instrumento del arrepentimiento

En el arrepentimiento auténtico vemos un cambio radical en la manera de pensar y en el corazón que lleva a una transformación en nuestra manera de vivir; esto sucede en el alma por el poder del Espíritu Santo. Dios usa su Palabra de Dios, para revelar nuestra condición y hacer la obra de convencer “de __________________, de __________________ y de ________________”. San Juan 16:8, por la obra del Espíritu Santo. Aparte de la Palabra de Dios no puede haber salvación. Leemos en Romanos 10:17: “Así que la fe es por el _______, y el oír, por la ________________________”. Y 1 Pedro 1:23 dice que somos renacidos por _______________________________________ que vive y permanece para siempre.” Medite un poco en los versículos de Hebreos 4:12, 13. “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta”.

¿Has meditado acerca de la necesidad de tomar la decisión de hacer una parada en su vida y empezar un retorno hacia Dios; es decir dar el paso de la conversión?

¿Ve usted la necesidad en su vida de dar el paso del arrepentimiento, empezando el proceso de apartarse de conductas pecaminosas y acercarse a Dios, para que Él le ayude a dar el cambio espiritual que tu vida necesita?

Durante esta semana le invitamos a que medite cada día en una de las siguientes porciones bíblicas: Jeremías 23:29 Romanos 7:9 Hebreos. 8:10; 10:16. 1 Pedro 1:23 Mat. 24:35 Romanos 3:10-12 Salmo 139:1-4

La conversión es nuestra respuesta al llamado del Evangelio, por medio del cual nos arrepentimos sinceramente de nuestros pecados y ponemos nuestra confianza en Cristo para salvación.

Recuerda

los

dos

términos

que

resumen

el

principio

de

la

Conversión?

_____________________, y _________________________.

Por consiguiente, la conversión requiere dos actos: 

El arrepentimiento, por el cual tomamos la decisión de apartarnos del pecado. Meditamos en la lección anterior que arrepentirse exige la acción de ¿Apartarse de qué?_______________________________________ ¿Acercarse a? ___________________________________________



Y el tema que nos ocupa en esta cita: La FE, por la que acudimos confiadamente a Cristo como nuestro Salvador “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”. Romanos 10:17

De acuerdo a esta porción de la Palabra de Dios, la fe tiene dos fundamentos: 

_____________________________________ El Conjunto de verdades comunicadas por Dios a través de las escrituras para nuestra salvación, y



El prestar el sentido del ____________ al contenido del mensaje



Estos dos elementos requieren un acto de fe, o respuesta personal del hombre a Dios. Observe que esta fe es siempre una certeza fundada en una seguridad, la Palabra de Dios. La experiencia del carcelero de Filipos es que “… Se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios”. Hechos 16:34

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Hebreos 11:1

Este versículo describe la fe como soporte seguro de las cosas que esperamos, y argumento convincente de lo que no se ve; y a través de todo el capítulo 11 de Hebreos, nos presenta toda una galería de héroes de la fe, los cuales pasaron triunfantes por las pruebas más duras que se puedan experimentar en esta vida y dice de ellos que “Se mantuvieron firmes como viendo al Invisible” (Hebreos. 11:27).

La Biblia describe el acto de fe de tres maneras: 1. Como una mirada a la Cruz del Calvario: Consiste en un acto interior de confianza plena en el poder de Jesús. “Y como Moisés levanto la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. San Juan. 3:14-15. (Números 21:9…). 2. Como un hambre y sed de Cristo. “Yo soy el pan de vida; el que a mi viene, nunca tendrá hambre; y el que en mi CREE, no tendrá sed jamás”. San Juan 6:35 Sin alimento, no se puede vivir por muchos días; sin recibir a Cristo por fe, no se puede tener vida espiritual. 3. Como un recibir a Cristo. “Mas a todos los que le recibieron, a los que CREEN en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” San Juan. 1:12. ¿Es la fe un acto humano o divino? Dios, con su gracia capacita al hombre para creer y a ello le impulsa, pero el hombre puede resistir a esa gracia y seguir siendo incrédulo.

Reflexionemos un poco como grupo: 1. Cómo podemos definir la fe: ¿Es un sentimiento? ¿Es un salto al vacío? ¿Es un tranquilizante ante mis problemas? 2. El mundo de hoy muchas veces cuestiona a las personas que tienen fe. Se les considera ingenuas, ilógicas, supersticiosas. Parecería que para tantos hombres y mujeres de nuestro tiempo resulta difícil creer en algo o alguien sin poder verlo con los propios ojos y tocarlo con las propias manos. ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Cómo afecta la opinión de otros tus convicciones respecto a la fe?

Que alegría reunirnos nuevamente y damos gracias a Dios que nos ha colmado de tantos beneficios durante estos días. 

¿Podríamos compartir algunos beneficios que hemos recibido de Dios?

Igual quisiéramos resumir brevemente el contenido de las reflexiones anteriores, antes de adentrarnos hoy, en un nuevo tema de conversación alrededor de las escrituras.

Hemos hablado de la importancia de hacer una parada y un retorno en nuestra vida. A esto lo llamamos ____________________. Esta parada y retorno requiere que entendemos la importancia del Arrepentimiento que involucra un cambio de pensamiento y un cambio en la conducta. Para dar estos pasos de la conversión y el arrepentimiento es necesario el acto de la fe, por la que acudimos confiadamente a Cristo como nuestro Salvador.

Hoy vamos a permitir que la luz de la verdad ilumine nuestro entendimiento y sensibilice nuestro corazón, al descubrir lo que la Biblia enseña sobre el PECADO

La Biblia enseña que el pecado es universal “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”. Isaías 53:6 “…No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda,

No hay quien busque a Dios. Todos se

desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Romanos 3:10 -12

Identifique los términos que hacen referencia a la condición universal de la humanidad: ____________________, ______________________. El pecado no es un fenómeno raro o inusual, contenido en una pequeña minoría de la raza humana, sino es universal en su alcance. Las Escrituras hablan claramente que “…Todos han pecado y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). No hay ni aún un miembro de la raza de Adán que no se haya unido con él en la rebelión que comenzó. Los que niegan la universalidad del pecado,

tienen que negar el testimonio de las Escrituras, la historia humana, y sus propios pensamientos y hechos pecaminosos. Raza y nacionalidad igualmente no ofrecen inmunidad al pecado; las naciones más cultas son tan capaces del genocidio como las naciones más primitivas.

La Biblia enseña que el pecado es dominante en todo aspecto La mente es cegada. “…en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio…” 2Corintios 4:4 La voluntad es corrupta e incapacitada. “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal”. Génesis 6:5 Las emociones son trastornadas y pervertidas.

Algunos corazones arden con odio y enojo

constantemente; otros están atormentados día y noche por miedos sin sentido. Las multitudes se ríen de cosas que debieran hacerles llorar, mientras otros se echan a llorar sin ninguna razón aparente. Tales son los profundos y penetrantes trastornos de la personalidad humana causados directa o indirectamente por el pecado.

La Biblia enseña que el pecado es irracional Muchas primogenituras han sido permutadas por un plato de sopa “… como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura”. Hebreos 12:16, muchos matrimonios y familias han sido arruinados por una noche de placer ilícito. Por el gozo temporal de usar drogas ilegales, las capacidades más elevadas del cerebro son destruidas rutinaria y permanentemente. Un momento de reflexión sobre los pecados de nuestro pasado es suficiente para comprender la insensatez de nuestras acciones y optar como el hijo pródigo por un momento de “Volver en sí” “Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!” Lucas 15:17

La Biblia enseña que el Pecado es engañoso La biblia dice que “…Para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. Hebreos

3:13. Como con toda decepción, la víctima no es consciente de su estado engañoso. “Profesando ser sabios, se hicieron necios” Romanos 1:22

La Biblia enseña que el pecado endurece Una de las cosas más temibles del pecado es su poder de endurecer al que lo practica, como lo leímos en Hebreos 3:13 “Para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado”. Cuanto más profundo cae en el pecado, menos le molesta. De acuerdo a la biblia, tienen “…cauterizada la conciencia” misma (1 Timoteo 4:2). Todo pecador se encuentra cometiendo pecados que antes solía despreciar profundamente, y los pecados que ahora desprecia, se encontrará algún día cometiéndolos.

La Biblia enseña que el Pecado es Esclavizante El pecado esclaviza a los que lo practican. “De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado”. Juan 8:34. Nadie puede librarse a sí mismo o escapar de la esclavitud del pecado. El pecado reina hasta que finalmente lo lleva a la destrucción y muerte “para que así como el pecado reinó para muerte,... Romanos 5:21. Quien no se acerca a Cristo a través de la conversión, arrepentimiento y fe, vivirá bajo la sentencia de San Juan 8:34. Puedes dejar de incurrir en un pecado, pero otro inmediatamente tomará su lugar; a menudo el pecado del orgullo o de la auto justificación, de imaginarte que tú mismo has hecho una gran cosa en reformarte.

La Biblia enseña que el Pecado es degradante El Pecado hunde al más noble y elevado de los hombres y a las mujeres a la profundidad de la vergüenza y la degradación. El joven que una vez llevaba un traje y que se sentaba en una silla de cuero en su oficina, ahora yace postrado, sin afeitarse, cubierto de vómito como resultado del pecado. La jovencita que alguna vez fue limpia, hermosa e inocente es ahora ordinaria, sensual y sucia; nuevamente por causa del pecado. Los hombres y las mujeres, hechos a la imagen de Dios, creados para soñar sueños inmortales y pensar profundamente en la eternidad, son reducidos por el pecado arrastrándose en la mugre como lo dice la escritura “Como perro que vuelve a su vómito, Así es el necio que repite su necedad”. Proverbios 26:11, Y “…les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno. 2 Pedro 2:22. El pecado volvió a los ángeles en demonios

La Biblia enseña que el pecado es contaminante1 “Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre”. Marcos 7:20-23

El pecado contamina, el pecado no es una insignificancia, el pecado no es gracioso. El pecado es sumamente malvado y perverso. Es una bendición no saber los detalles de los pecados cometidos anoche en nuestra comunidad. Tal conocimiento sería tan repulsivo y contaminante que no lo soportaríamos. Sin embargo debemos aceptar el hecho de que el mundo no es como es por culpa de unas cuantas personas malas tales como Hittler. El mundo es como es porque está habitado de multitudes de personas tan malas como nosotros

Leamos la siguiente escritura: Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros. Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo” Tito 3:3-5 Con un lapicero o resaltador marque aquellos actos pecaminosos que la biblia nos indica en este texto.

Lejos de reconocer esta condición, los hombres perdidos se imaginan ser “Básicamente buenos”, a menos que Dios en su misericordia les revele la verdadera condición de sus corazones.

1

Para este estudio se ha tomado como referencia el libro “Justificación y Regeneración” de Charles Leiter

Al ser despertado el corazón humano a esta realidad del pecado, vemos algunas reacciones de hombres en las escrituras: Pablo: ¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? Romanos 7:24 Isaías: “¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos. Isaías 6:5 El Hijo pródigo: “Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti”. Lucas 15:18. Cuál es tu propia reacción a esta meditación: __________________________________ _______________________________________________________________________

“Quien sólo vive para pecar, recibirá como castigo la muerte. Pero Dios nos regala la vida eterna por medio de Cristo Jesús, nuestro Señor”. Romanos 6:23 (BLS) “Pero si reconocemos ante Dios que hemos pecado, podemos estar seguros de que él, que es justo, nos perdonará y nos limpiará de toda maldad”. 1 Juan 1:9 (BLS)

Medite en esta semana en las siguientes porciones bíblicas:

1. Salmo 51 2. Salmo 32 3. 1 Juan 1:8- 10 4. Romanos 3:9-12, 5. Eclesiastés 7:20 6. Proverbios 20:9

Bienvenidos…

A esta esperada cita semanal

Antes de adentrarnos en el estudio bíblico de hoy, quisiéramos escuchar las experiencias personales sobre la lectura de los textos bíblicos asignados en la lección anterior, que trató sobre el tema del ____________________

¡Muy bien! Vemos las huellas del pecado en la vida de personas cercanas, quienes física o emocionalmente viven en carne propia, las consecuencias de este engaño, “…la paga que deja el pecado es la muerte…” Romanos 6:23. Hoy vamos a descubrir cómo, por medio de la “GRACIA” podemos ser libres del poder del pecado. “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios” Efesios 2:8 1. “Porque por GRACIA sois salvos”. En sentido general el término “GRACIA”, tiene que ver con el atractivo o encanto de alguien, o también puede referirse al agradecimiento por un favor recibido.

En la biblia la gracia expresa el sentido del amor inmerecido y el favor de Dios hacia el hombre y es presentada como la fuente y el origen de la salvación.

La gracia presenta un contraste bíblico entre lo recibido de parte de Dios, y el mérito, esfuerzo u obra por parte del hombre. Podemos definir concisamente la gracia como todo don inmerecido de Dios a los hombres y más en concreto, el don sinigual de Dios en Jesucristo a los pecadores.

Es Dios quien libre y amorosamente toma la iniciativa; de lo contrario, la libre voluntad del ser humano caído jamás acogería la gracia de Dios, pues para ello necesitaría ascender, por sí solo, al

nivel cualitativamente distinto de su naturaleza “En un plano puramente humano el hombre no capta las cosas del Espíritu de Dios, porque son para él necedad; y no puede conocerlas, porque sólo pueden ser examinadas con criterios espirituales”1 Co. 2:14.

De este modo la gracia por su propia definición y naturaleza es algo que se da libremente al hombre por Dios, su Creador y no hay requisitos para obtenerla aparte de recibirla libremente. La salvación no se gana, ni es merecida, sino que es ofrecida como don gratuito de Dios.

Concluimos este punto afirmando que los hombres somos perdonados por gracia, transformados por gracia, declarados santos por gracia y guardados por gracia, la gracia de Dios. 2. “Porque por gracia SOIS salvos”. La Biblia afirma que somos salvos. Observe que es una afirmación en tiempo presente, para hoy, no admite posibilidades, ni se remonta a un acontecimiento futuro. Este punto debe ser muy claro a nuestro entendimiento y no deberíamos descansar hasta saber que somos salvos. En este instante o somos salvos o no somos salvos. ¿A cuál de los dos grupos pertenecemos? 3. “Porque por gracia sois SALVOS”. ¿Salvos de qué? Al hablar de la salvación a los hombres, algunos suponen que queremos decir una simple liberación del infierno y una entrada al cielo después de la muerte. En realidad al hablar de la salvación incluimos lo anterior, pero también nos referimos a ser libres del amor al pecado, a ser rescatados del hábito del pecado y a ser libres del deseo del pecado. En realidad somos salvos del poder del pecado. “¿Qué pues diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado ¿Cómo viviremos aún en él?” Romanos 6:1-2 4. “Por medio de la fe” La fe es el canal por medio del cual obra en nosotros la gracia de Dios. La salvación por gracia sólo puede ser obtenida por medio de la fe. Cualquier intento de recibir la gracia llevando a cabo ciertos actos de caridad, hace que la gracia se devalúe. "Por tanto, es por fe, para que sea por gracia…" Romanos 4:16 "Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si

por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra". Romanos 11:6

La fe tampoco está ligada a los sentimientos. Si dices: "Debo sentir que soy salvo, debo sentir una cierta medida de tristeza y otra medida de gozo, o de lo contrario no voy a admitir que soy salvo," pronto encontrarás que este método no podrá darte una respuesta satisfactoria.

5. "Y esto no de vosotros." La salvación nos es dada, nosotros no la ganamos. Nuestra vida inicial es siempre una vida de extravío lejos de Dios y nuestra nueva vida que constituye nuestro retorno a Dios (la conversión), es siempre el resultado de la bondad inmerecida de Dios, puesta al alcance de quienes urgimos de su misericordia. “Y esto no de vosotros”, también tiene el sentido de que no viene de nuestra excelencia original. La salvación por gracia, por medio de la fe, no es de nosotros en el sentido de que sea el resultado de nuestro propio poder o calidad humana.

6. La salvación es el don de Dios. El don es un concepto totalmente opuesto a la idea de un pago. Cuando un hombre paga a otro hombre su salario, hace lo correcto, y a nadie se le ocurriría abrumarlo de elogios por ello (Romanos 4:4), pero alabamos a Dios por la salvación, entendiendo que no es que Dios nos esté pagando una deuda, sino que Dios nos está alcanzando a través del don de la gracia. Nadie entra a la vida eterna en la tierra o en el cielo porque se lo ha ganado: es el don de Dios. 7.

Reflexionemos:

“…más cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia” Romanos 5:20

¿Qué quiere decir que los cristianos ahora están bajo “la gracia”? ¿Quiere decir que ya no está mal que los cristianos roben, cometan adulterio, o continúen en el pecado? la respuesta de pablo es un rotundo “¡en ninguna manera! “… ¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera." -- Romanos 6:15

Get in touch

Social

© Copyright 2013 - 2024 MYDOKUMENT.COM - All rights reserved.