Evangelismo Personal

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – Un estudio acerca del Evangelismo Personal Aprendiendo a ser pescadores de hombres Gene Taylor Trad

6 downloads 160 Views 683KB Size

Recommend Stories


Estudio de Evangelismo personal
Estudio de Evangelismo personal Aprendiendo a ser pescadores de hombres Gene Taylor Traductor: Noé Trujillo 1 Tabla del Contenido Tabla del conteni

EL EVANGELISMO CON PODER
MINISTERIO INTERNACIONAL “JESUCRISTO ES LA PUERTA INC. CLÍNICA DEL ALMA” www.jesucristoeslapuerta.org (Guayaquil-Ecuador) EL EVANGELISMO CON PODER L

EL EVANGELISMO PERSONAL: LECCIÓN #1 LA BIBLIA: EL MODELO PARA NUESTRO TIEMPO
EL EVANGELISMO PERSONAL: LECCIÓN #1 LA BIBLIA: EL MODELO PARA NUESTRO TIEMPO I. CRISTO TIENE TODA AUTORIDAD. A. Mateo 17:1-5 Debemos escuchar a Cris

Story Transcript

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Un estudio acerca del

Evangelismo Personal

Aprendiendo a ser pescadores de hombres Gene Taylor Traducido y adaptado por Josué I. Hernández

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Nota: La siguiente obra es una traducción del estudio: “A Study of Personal Evangelism”, compuesto por el hermano Gene Taylor de Tallahassee, Florida. El hermano me dio permiso escrito para traducir este valioso trabajo para beneficio de los lectores hispanos. Él siente mucho gozo de que nos aprovechemos de los beneficios del estudio de este tema. He procurado una traducción (y en contadas frases una adaptación) lo más fiel a la expresión de la pluma del hermano Taylor. Todos los lectores del presente material le debemos las “gracias” al hermano Gene por esta composición. Por mi parte, me siento gozoso de colaborar en todo esto. A Dios sea la gloria. Josué I. Hernández, Coquimbo, Chile. Julio de 2014. E-mail: [email protected] Web site: www.JosueEvangelista.com

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Tabla de Contenidos

Lección Uno: Nuestra misión: Llevar adelante la obra de Cristo. Lección Dos: ¿Por qué no participan más cristianos en la evangelización? Lección Tres: Actitudes esenciales para ser útiles en la obra del Señor. Lección Cuatro: ¿Qué es el trabajo personal de evangelismo? ¿Por qué hacerlo? Lección Cinco: Cosas que dificultan el evangelismo personal. Lección Seis: El evangelismo personal exitoso. Lección Siete: El ejemplo del capítulo cuatro de Juan. Lección Ocho: El ejemplo de Felipe. Lección Nueve: La administración del tiempo del cristiano. Lección Diez: El desarrollo del ánimo y la valentía.

© Gene Taylor, 2005. All Rights Reserved Photograph on cover: © David Padfield, 1996. Used by permission.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Lección 1: Nuestra misión: Llevar adelante la obra de Cristo Introducción A. Yo creo que “hay un Dios en el cielo” (Dan. 2:28): 1. Quien “formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida” (Gen. 2:7). 2. Quien “nos ha hablado” (Heb. 1:1-2). 3. Quien “ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Jn. 3:16). 4. El santo Hijo de Dios, quien vino: a. “a salvar al mundo” (Jn. 12:47). b. “para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mat. 20:28). c. “llamar… a pecadores, al arrepentimiento” (Mat. 9:13). d. “a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Luc. 19:10). B. “Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres” (Mar. 1:17). 1. Aquí, al principio de su ministerio, el Señor Jesús enfatizó el anhelo divino de salvar las almas de los hombres. 2. Esta lección nos permitirá observar cómo Jesús personalmente hacía esto, y luego, cómo sus discípulos le deben imitar. I. La misión de Jesús A. Jesús, frente a las multitudes (Mat. 9:35-37). 1. Los amó y les predicó públicamente (Mat. 4:17,23). 2. Se dolió cuando rechazaron su palabra (Mat. 23:37). B. Jesús, frente al individuo. 1. A pesar de que las masas lo rechazaron, e incluso “muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él” (Jn. 6:66), Jesús hizo su obra más importante a nivel personal. 2. Algunos ejemplos: a. Nicodemo (Jn. 3:1-22; 19:38-42). Un líder religioso que más tarde incluso ayudó José de Arimatea sepultar a Jesús. b. La mujer samaritana (Jn. 4:1-42). Una fornicaria cuya vida fue cambiado por Cristo, y que, a su vez, condujo a muchos otros a escuchar el evangelio y obedecer. c. Zaqueo (Luc. 19:1-10). Un rico recaudador de impuestos a quien la salvación llegó cuando un día Jesús le visitó en su casa. d. María (Luc. 10:38-42). Ella se sentó a sus pies para aprender de las verdades espirituales que Cristo trajo del cielo. e. Cleofas (Luc. 24:13-32). Quien mientras iba camino a Emaús conversó con Jesús, y su corazón ardía cuando escuchaba las palabras de Cristo. II. El traspaso a los apóstoles A. El Salvador traspasó a sus apóstoles su misión de buscar para salvación a los perdidos, primero en una comisión limitada (Mat. 10), y luego, después de su resurrección, en la gran comisión, a escala mundial. 1. “…id… haced discípulos… bautizándolos… enseñándoles… yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo…” (Mat. 28:18-20). 2. “…Id por todo el mundo… predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo…” (Mar. 16:15,16). 3. “…Así está escrito… así fue necesario… que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas” (Luc. 24:46-48).

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – 4. “…y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” (Hech. 1:8). B. En la gran comisión, el Hijo de Dios los dejó con una gran responsabilidad. 1. La gran afirmación: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra”. 2. El gran encargo: Traer a todos los hombres bajo la autoridad de Cristo. 3. La gran promesa: “yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. III. El traspaso a los salvos A. Así como Jesús traspasó a sus apóstoles su misión de buscar para salvación a los perdidos, los apóstoles traspasaron su misión a la iglesia. 1. Los cristianos llevaron el evangelio a todo el mundo (Col. 1:6,23). 2. Llegaron a sentirse con la deuda de enseñar a otros hasta que todo el mundo estuviese a los pies de Cristo. a. Esta es la misma deuda que experimentaba el apóstol Pablo (Rom. 1:14-15). b. Los fieles e idóneos aprendieron “para enseñar también a otros” (2 Tim. 2:2). 3. Los cristianos del primer siglo aceptaron este desafío. a. Los dispersos de Jerusalén “iban por todas partes anunciando el evangelio” (Hech. 8:4). b. La iglesia en Tesalónica predicó la palabra hasta que el evangelio se oyó en todo lugar (1 Tes. 1:7-8). 4. Debemos aceptar este reto también. B. Este es el mayor programa de trabajo personal que Dios nos ha encomendado: La ley de la procreación. Es tan seguro, así como una bellota producirá un roble, que cuando un cristiano planta la semilla del evangelio ésta producirá otro santo. Para lograr esta tarea, se necesita un cristiano: 1. Dispuesto. a. “…Heme aquí, envíame a mí” (Is. 6:8). b. El éxito de los macedonios se puede atribuir al hecho de que anhelaban “...el privilegio de participar... a sí mismos se dieron primeramente al Señor...” (2 Cor. 8:3-5). 2. Sabio. a. “El fruto del justo es árbol de vida, y el que gana almas es sabio” (Prov. 11:30, LBLA). b. Aplica sabiamente el conocimiento de la Biblia para ganar almas. 1) “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren” (1 Tim. 4:16). 2) “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Tim. 2:15). 3) “…estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros” (1 Ped. 3:15). c. Mantiene un trato sabio con la gente con el fin de ganar almas. 1) “…prudentes como serpientes… sencillos como palomas” (Mat. 10:16). 2) “Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno” (Col. 4:6). 3) Un siervo en todas las cosas a todos los hombres (1 Cor. 9:19-23). d. Robert Turner brindó un elocuente ejemplo de cómo ser imprudentes en la predicación (enseguida una adaptación): Estamos convencidos de que el trabajo personal, persona a persona, es la mejor manera de enseñar a nuestro prójimo el evangelio de Cristo, así pues, hicimos una visita a nuestro amable vecino. Él nos da la bienvenida con una sonrisa, y la conversación que ocurrió es más o menos así: - ¡Me alegro de verle, reverendo! – Dijo el vecino – He tenido la intención de hablar con ustedes por algún tiempo, pero...

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – - Si usted leyera su Biblia sabría que sólo Dios es Santo y temible (Sal. 111:9) – interrumpió el predicador – ¡no debemos ser lisonjeros! - Lo siento, Pastor – contestó el vecino – sólo quería decir... -¿Pastor?... – Nuevamente interrumpió el predicador – ¿A caso usted no sabe que el sistema de un solo Pastor es una práctica denominacional y que en realidad los pastores son también los ancianos y obispos de una iglesia local?... Yo no soy un Pastor, yo soy solo un predicador, un amante de las almas perdidas, que llevo el evangelio bendito a las pobres almas en este mundo malo… - Bueno, uf, don predicador – bastante incómodo respondió el vecino – no quise expresarme así. Usted verá, en nuestra iglesia… - ¿NUESTRA IGLESIA? – Replicó molesto el predicador – ustedes comúnmente hablan de SU iglesia como si el Señor no tuviera la suya. La iglesia pertenece a Jesucristo, quien la compro con su propia sangre. ¡Todas las iglesias que los hombres han plantado están destinadas a ser arrancadas de raíz! Entonces, si el vecino nos echa de su casa, siempre podremos explicar su reacción como una persecución, contrarrestando las críticas diciendo: “Realmente le dijimos la verdad”. C. “El Señor no puso la tarea de la evangelización sobre alguna maquinaria, la colocó sobre los hombres. Todos los medios de comunicación, aunque son útiles, no pueden sustituir el que un santo predique el evangelio a un pecador. Esa es la forma en que se salvará el mundo... si alguna vez pueda ser salvo. Dios no le dio su comisión a los ángeles, ni siquiera a algún comité, sino a los hombres... a los hombres (y mujeres individuales). La iglesia se está reduciendo porque los miembros de la iglesia están eludiendo esto. Y el cielo no está preparado para los vagos” (Ruel Lemmons). IV. El traspaso a los pecadores A. El anhelo de nuestro corazón y nuestra oración a Dios debe ser que los perdidos sean salvos (Rom. 10:1). Pero, el que procura ganar almas, debe darse cuenta del poder de la conversión no reside en sí mismo, sino en el evangelio. 1. No somos más que aquellos que plantan y riegan. Es Dios quien da el crecimiento (1 Cor 3:6-7). 2. Nuestro deber es el clamar a voz en cuello y no detenernos (cf. Is. 58:1). 3. Como el centinela que avisó al pueblo de la espada que venía y hubo quienes no se apercibieron y murieron por su propia responsabilidad (Ez. 33:2-11). a. Como el profeta que debía advertir de parte de Dios, y cuando los pecadores no hicieron caso, la sangre de cada cual recayó sobre su propia cabeza. b. Así también nosotros, debemos traspasar la responsabilidad de la decisión a los perdidos. 4. El ganador de almas que trabajó duro, será salvo incluso si aquellos a los que trató de enseñar se pierdan (1 Cor. 3:11-15). B. Sin embargo, el cristiano que no advierte del juicio venidero será responsable. 1. “¿Está todavía la semilla en el granero?” (Hag. 2:19, LBLA). 2. Como Israel deseaba las bendiciones de la cosecha sin sembrar primero la semilla, muchos en la iglesia desean los frutos y descanso celestial sin la semilla del evangelio en sus manos. Conclusión A. Qué maravilloso es tener la oportunidad de seguir los pasos del Señor y continuar su misión. B. ¿Estás haciendo tu parte?

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Lección 2: ¿Por qué no participan más cristianos en la evangelización? Introducción A. Aquellos que están profundamente involucrados en el progreso del evangelio y la gloria de Cristo, a veces enfrentarán el desaliento. 3. Este decaimiento del ánimo puede ocurrir por la indiferencia de los perdidos o la oposición de los falsos maestros. 4. Sin embargo, lo que más puede contribuir al desaliento de los fieles es la falta de compromiso de tantos “cristianos”. B. En esta lección examinaremos cinco razones por las cuales algunos cristianos no se involucran en la evangelización. I. Falta de conversión A. La idea básica de “conversión” es “cambio”. La conversión debe incluir un cambio de: 1. Corazón-intelecto, voluntad y emociones. 2. Conducta (1 Cor. 6:9-11; Rom. 6:1-4) 3. Relaciones: a. Siervos (Rom. 6:17-18). b. Ciudadanos (Col. 1:13). c. Hijos (Gal. 3:26-27). B. Si no hemos hecho estos cambios, ¿nos hemos convertido en realidad? C. Algunos sólo parecen pertenecer a “una iglesia más”. II. Visión errada de lo que es la iglesia local A. Algunos ven a la iglesia local como una agencia que tendrá un impacto en el mundo simplemente por la fuerza numérica, el tamaño del edificio y el dinero en tesorería. 1. Este punto de vista se manifiesta de la siguiente manera: “Si yo me uno a esta iglesia, apoyaré la expansión, aumentaré la riqueza y seré un cristiano”. 2. Este panorama destruye a la iglesia local, ya que la transforma en una simple agencia. B. Entonces, la iglesia local llega a ser una agencia que: 1. Permitirá contratar a otros para hacer su trabajo. a. El predicador enseñará, los diáconos servirán, los ancianos se envanecerán, etc. b. Por lo tanto, la única responsabilidad del miembro individual será reunirse y pagar sus “cuotas”. 2. Existirá con el único propósito de atender a sus miembros. a. Una agencia que beneficiará a sus favorecidos integrantes. b. Los miembros serán atendidos constantemente, visitados, invitados, animados con palmaditas en la espalda, etc. 3. Existirá sólo cuando se congrega. a. Esto hace que las responsabilidades colectivas sean solamente cosas como saludar, despedirse, dirigir los cánticos y oraciones, etc. b. Entonces, algunos miembros se quejarán cuando no son considerados para participar lo suficiente, es decir, de manera semanal en las reuniones. III. Incomprensión de la responsabilidad individual A. Una expresión común se utiliza: “Yo no quiero participar”. 1. Pero, ser un cristiano significa involucrarse en la obra de Dios (cf. Jos. 24:15; Rom. 6:16-18). 2. La participación de los miembros del cuerpo es imprescindible (1 Cor. 12:12-27;

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – Ef. 4:11-16). B. Un miembro no puede eludir su responsabilidad individual si realmente es parte de un grupo. 1. Considere lo siguiente: a. En un equipo de futbol, cada jugador debe estar involucrado. b. En un coro, cada integrante debe cantar su parte. c. En un cuerpo de policía, cada oficial debe patrullar su área. 2. Cuando uno es añadido a la iglesia, la responsabilidad personal no puede ser cumplida por otros. IV. Incomprensión de que el éxito de la iglesia local requiere un esfuerzo colectivoindividual A. Considere lo siguiente: 1. En los servicios de la iglesia, se requiere la participación individual de los miembros. 2. La disciplina de la iglesia, mediante la acción colectiva, implica a cada individuo. B. El ejemplo de la curación del paralítico (Mar. 2:1-11). 1. Cuatro individuos trajeron al paralítico a Jesús. a. Su misión era llevar a su amigo enfermo a Jesús para que fuese curado. b. Trabajaron en conjunto, cooperando en unidad para lograr un objetivo común. c. Ninguno se rindió o se excluyó del trabajo individual propuesto. d. Removieron los obstáculos que impedían que su amigo enfermo llegase ante Jesús. 2. La aplicación: a. La misión de los cristianos es llevar a los enfermos de pecado a los pies de Jesucristo para el perdón de sus pecados. b. Los cristianos organizados como iglesias locales deben trabajar con el fin de alcanzar su objetivo común. c. Cada cristiano individualmente debe trabajar, ninguno ha de estar inactivo o excluirse del fin propuesto. d. Los cristianos deben trabajar para eliminar los obstáculos que impiden a la gente venir a Jesús. V. Falta de sincera dedicación y compromiso A. Personas dedicadas fueron instrumentos que cambiaron la historia sagrada: Abel, Enoc, Noé, Abraham, Sara, José, Moisés, Rahab, Rut, Nehemías, Ester, etc. B. La historia de la iglesia del primer siglo es un registro de cristianos dispuestos a participar en la obra de Dios.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Lección 3: Actitudes esenciales para ser útiles en la obra del Señor Introducción A. A menudo, la obra del Señor no progresa porque los que se dicen “cristianos” no poseen las actitudes adecuadas para lograrlo. B. Esta lección tratará de enumerar y explicar algunas de las actitudes que el cristiano ha de manifestar en la evangelización. I. Una fe poderosa A. Si nada se cree, nada se hará. 1. Si no creemos que podemos hacer algo, ni siquiera vamos a intentarlo. 2. El ejemplo de los espías (Num. 13:17-33; 14:11-12). B. Con la fe todas las cosas son posibles (Mat. 17:14-21). C. Sin obras = sin fe (Sant. 2:14-26). A su vez, sin fe = sin obras. II. Un corazón gozoso (Fil. 4:4) A. Los cristianos no han de caracterizarse por andar abatidos y desesperanzados. B. Hay tantas cosas buenas por las cuales el hijo de Dios puede estar agradecido. C. Uno debería regocijarse por la oportunidad de ser útil sirviendo a su Señor. III. Perseverancia en la oración A. La oración de los justos puede lograr mucho (Sant. 5:16-18; Mat. 21:18-22). B. Los que están lo suficientemente interesados como para orar, estarán lo suficientemente interesados para trabajar. C. Estamos seguros de que: 1. Dios responde la oración perseverante de su pueblo (Mat. 7:7-11). 2. La oración es eficaz. a. Debemos orar a aquel que puede cambiarlos (Ef. 3:20). b. Debemos orar para que las cosas cambien. c. Si Dios no cambia las cosas, debemos orar para que nuestros deseos puedan cambiar para ajustarse a su voluntad. d. Nunca debemos renunciar al anhelo de hacer que las cosas cambien para mejor por medio de nuestra oración. IV. Un amor personal A. Amor al Señor (Jn. 14:23-24; cf. 1 Jn 2:4; 5:3). B. Amor a los hermanos (Heb. 13:1; 1 Jn. 4:20-21; Heb. 10:24-25). 1. Para funcionar colectivamente se requiere amor y unidad (1 Cor 1:10; Fil. 2:1-4). 2. Algunos preferirían morderse unos a otros (Gal. 5:15). C. Amor a los perdidos. 1. Considere Lucas 19:10, la misión de Cristo. 2. Debemos tener la actitud de Dios hacia los perdidos (Luc. 15). D. Si tú no tienes amor, no te importará (1. Cor 13:1-3). V. Un esfuerzo persistente A. El esfuerzo persistente es el secreto del éxito (Luc. 18:1-8). B. Algunos ejemplos exitosos de persistencia. 1. Noé demoró 120 años en construir el arca (Gen. 6:3). 2. El ejemplo de Pablo (Fil. 3:12-15). C. Debemos estar viviendo una vida de servicio persistente (Rom. 12:1-2; 1 Cor. 15:58).

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – D. No debemos desanimarnos por la falta de resultados. 1. El Señor no juzgará los resultados, sino el esfuerzo. 2. Nosotros no seremos condenados por la falta de resultados, sino por falta de esfuerzo. Conclusión A. Cada discípulo de Cristo debe poseer estas actitudes. B. Si la obra del Señor se llevará a cabo, será llevada adelante por los amorosos, gozosos, fieles y persistentes. C. ¿Tienes lo necesario para trabajar para el Señor?

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Lección 4: ¿Qué es el trabajo personal de evangelismo? ¿Por qué hacerlo? Pasaje: Juan 4:1-42 Introducción A. En este pasaje, vemos como Jesús se esforzó por hacer conscientes a sus discípulos de los aspectos más grandiosos de la vida, esas cosas espirituales que comúnmente pasaban por alto. 1. La atención de ellos se centraba en lo material (Jn. 4:8,27,31,33). 2. Debían de una vez centrarse en las cosas espirituales, porque éstas son más importantes. B. A veces, nosotros podemos ser como los discípulos, culpables de la misma poca visión espiritual. 1. Fácilmente nos quedamos atrapados en lo material. 2. Es más, en los propios asuntos espirituales cerramos los ojos a lo que es realmente importante, y miramos sólo las trivialidades. C. Hay muchas áreas en las que necesitamos levantar los ojos (v.35), ampliar nuestro horizonte de visión, nuestra perspectiva. Ninguna cosa es más importante que la evangelización. 1. Según cierto cálculo de Brent Hunter, dentro del siguiente: a. Minuto, 156 personas morirán. b. Hora, 9.360 personas morirán. c. Día, 224.640 personas morirán. d. Semana, 1.572.480 personas morirán. e. Año, 81.768.960 personas morirán. f. 2.6 segundos, alguien morirá. 2. Si todos los que mueran sin Cristo hiciesen una fila, aquella fila sería de 750 mil millas de largo, dando la vuelta al mundo 30 veces, y creciendo 20 millas por día. I. Trabajo personal versus Evangelismo personal A. El trabajo personal abarca una amplia área de responsabilidades y oportunidades, incluyendo el evangelismo personal. B. El trabajo personal incluye muchas cosas. Por ejemplo: 1. Razonar acerca de la palabra de Dios con un amigo y tratar algún tema en particular. 2. Mostrar al prójimo la alegría de ser cristiano e invitarlo a los servicios locales. 3. Ir a la casa de un amigo que nos visita en los servicios de adoración. 4. Reunir a los vecinos en su casa para un estudio bíblico. 5. Escribir una carta a un ser querido expresando preocupación por su alma. 6. Alentar y fortalecer los débiles de corazón y consolar a los afligidos entre la familia de Dios, y visitar a los que se apartaron de la fe. 7. Dar alegría y ayudar a satisfacer las necesidades de aquellos que son ancianos, enfermos, etc. 8. Colaborar para la realización de una serie bíblica. 9. Ayudar en el aseo y ornato del local de reuniones. C. Evangelismo personal: Un santo habla al corazón de un perdido acerca de la necesidad de la salvación en Jesucristo, con el fin de traerlo a los pies del Señor. II. ¿Por qué hacer evangelismo personal? A. Sus ventajas. 1. Todos puede hacerlo.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – a. Por lo general, unos pocos en cada congregación pueden predicar desde el púlpito con eficacia. b. Todo cristiano preocupado y amoroso puede hacer el trabajo personal. c. Cada circunstancia cotidiana ofrece oportunidades evangelísticas. 2. Se puede hacer en cualquier lugar. a. Pocas veces podemos predicar a un gran número de personas. b. El evangelismo personal no requiere de un púlpito, local de reuniones o un horario fijo establecido. c. La oficina, la escuela, la fábrica, el parque, el hospital y la cárcel, son sólo algunos de los innumerables lugares para el evangelismo personal. 3. Se puede hacer en cualquier momento. a. El sermón toma un tiempo específico muy limitado. b. El evangelismo personal puede hacerse en cualquier horario del día. 4. Alcanza a todas las clases. a. Muchos de los que pueden ser enseñados a través del evangelismo personal no pueden ser alcanzados de otra manera. b. Algunos que no querrían asistir a los servicios de reunión, pueden ser alcanzados de esta manera. 5. Esto “da en el blanco”. a. Mucha de nuestra predicación es de naturaleza general. b. El evangelismo personal es directo y “personal”. 6. Funciona. a. Muchos de los que fueron indiferentes a los estudios y sermones, han respondido a la enseñanza personal. b. Solo Dios sabe las multitudes incontables que se salvarán eternamente como resultado de los esfuerzos personales de los cristianos sinceros y dedicados. B. Pero, ¿por qué yo? Y, ¿para qué? 1. Porque soy cristiano y Cristo espera frutos en mi vida (Jn. 15:1-6). a. “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Ef. 2:10). Entonces, seremos un pueblo celoso de buenas obras (Tito 2:14). b. Si yo no estoy cumpliendo ninguna de las buenas obras para las que fui creado, ¿qué valor tengo delante del Señor? 2. Para expresar mi amor (Jn. 14:15; Sant. 2:14-26). 3. Para disfrutar de una de las alegrías más grandes que un cristiano puede tener, el llevar a otros a los pies de Cristo (3 Jn. 4). 4. Para seguir el ejemplo de Jesús: a. Él amaba a los perdidos (Jn. 15:13). b. Él manifestaba su amor enseñando personalmente a hombres y mujeres la verdad (Luc. 19:10). 5. Porque Cristo espera que yo lo haga (cf. Mar. 5:19). Los discípulos de Cristo deben enseñar a otros (cf. Mat. 28:18-20; 2 Tim. 2:2). 6. Para seguir el ejemplo de los primeros cristianos (Hech. 8:4), quienes soportando la persecución evangelizaron el mundo perdido. 7. Por mi propia salud espiritual. a. Enseñar a otros es vital para mi crecimiento y desarrollo como un hijo de Dios (Heb. 5:12-14). b. Enseñar con persistencia mantiene mi interés en las cosas celestiales. 8. Para colaborar en la salvación de otros, la obra más grande que yo puedo hacer (Mat. 16:26). 9. Para aumentar mi capacidad de enseñar a la congregación local. a. Aunque los miembros pueden diferir en cuanto a conocimiento y/o habilidad, todos deben estar enseñando activamente (1 Cor. 12:12-27). b. No debo creer que porque mi conocimiento es limitado, no podré enseñar el evangelio de Cristo a otros. Si aprendí lo suficiente para llegar a ser cristiano,

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – sé lo suficiente como para decirle a otros lo que hice y por qué lo hice. 10. Voy a dar un ejemplo apropiado a mis hermanos. 11. Dios me considerará “sabio” (Prov. 11:30). Conclusión Prepara su red y la lanza con fe, Espera y anhela. ¿Es difícil creer que obtendrá los peces?

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Lección 5: Cosas que dificultan el evangelismo personal Introducción Nuestra maldición: Corazones congelados, ojos sin lágrimas, labios paralizados, y vidas inútiles en un mundo de pecado y pecadores.

cerrados, pies

I. Falta de esfuerzo A. Ignorar el hecho de que es “nuestro deber”. 1. No es algo opcional. 2. Es un deber de todos los cristianos. a. “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones... enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado...” (Mat. 28:19,20). b. “Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio” (Hech. 8:4). c. “Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” (2 Tim. 2:2). d. “…debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo…” (Heb. 5:11-14). e. La parábola de los talentos. El Señor encargó a sus siervos como individuos, no como grupo (Mat. 25:14-30). B. Falta de interés en los perdidos 1. “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Luc. 19:10). a. Buscar y salvar a los perdidos es la principal preocupación del Señor. b. Este ha de ser “la pasión” de nuestra vida. 2. Considere la preocupación del apóstol Pablo por los perdidos (Rom. 9:1,3; 10:1,3). C. Actitud inadecuada hacia los perdidos. Algunos “cristianos”: 1. Reflejan la justificación del típico fariseo (Luc. 18:9-14). 2. Manifiestan la actitud del hermano mayor (Luc. 15:25-32). D. Esperar a que la iglesia organice un programa. 1. Cada iglesia local tiene que estar muy preocupada con la tarea de alcanzar a los perdidos, manifestándose al mundo como “columna y baluarte de la verdad” (1 Tim. 3:15). 2. Como individuos, sin embargo, todos los miembros tienen la responsabilidad de buscar y enseñar a las almas perdidas a pesar de que la iglesia no tenga en el momento algún programa evangelístico en ejercicio. E. Hablar mucho sobre evangelizar. 1. El evangelismo personal debe ser considerado y discutido entre los hermanos. 2. Sin embargo, sólo hablar de ello no logrará nada. II. Un esfuerzo insuficiente A. Ser demasiado cauteloso. 1. Manifestar miedo de ofender a otros. 2. Ablandarnos al punto de comprometer la verdad del evangelio. B. Ser demasiado ansioso. 1. Tomar medidas desesperadas deseando “cambios inmediatos”. 2. Ejercer presión indebida en la enseñanza. C. Usar recursos equivocados. 1. La amabilidad fingida de la congregación, el edificio con aire acondicionado, la belleza y la comodidad, etc., son recursos típicos de la inadecuada evangelización que efectúan algunos procurando atraer el interés y la atención de los demás, con tales cosas.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

D.

E.

F.

G.

2. No hay recurso más válido, que explicar y persuadir, exponiendo a los perdidos que no podrán ir al cielo si no obedecen el evangelio de Cristo. Una vida impía. 1. Para ser una influencia positiva, usted debe vivir una vida piadosa (cf. Mat. 5:1316). 2. “Tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas que no se ha de hurtar, ¿hurtas? Tú que dices que no se ha de adulterar, ¿adulteras? Tú que abominas de los ídolos, ¿cometes sacrilegio? Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la ley deshonras a Dios?” (Rom. 2:21-23). Una falta de verdadera conversión. 1. Para varios “cristianos”, no importa la profesión en Cristo, pues siguen viviendo para sí mismos. 2. No se han negado a sí mismos (Mat. 16:24) ni se han transformado en un sacrificio vivo a Dios (Rom. 12:1,2). 3. No se ven a sí mismos como siervos (Rom. 6:17,18). Tácticas impropias. 1. Brusquedad o dureza. a. Algunos parecen deleitarse en decir a la gente que se irán al infierno. b. Debemos hablar la verdad en amor (Ef. 4:15). 2. Predicar en un “mal momento”. a. Arrinconar a alguien en una situación embarazosa y/o en circunstancias indebidas. b. Como el barbero que levantó la navaja y le dijo a su cliente “¿Estás listo para morir?”. 3. No usar las tácticas de la sabiduría divina, las cuales son: a. Hablar la verdad en amor (Ef. 4:15). b. Ser amable y gentil (Fil. 4:5; 1 Tes. 2:7). c. Ser prudentes como serpientes y sencillos como palomas (Mat. 10:36). d. Responder otros con mansedumbre y reverencia (1 Ped. 3:15). e. Expresar palabras con gracia, sazonadas con sal (Col. 4:6). 4. Si las personas se ofenden, que sea por causa de la verdad, no por nuestros esfuerzos torpes y/o carnales. Un conocimiento bíblico insuficiente. 1. ¿Alguna vez se encontró con un vendedor que le ofrecía un producto del cual no sabía absolutamente nada? 2. Debemos usar bien la palabra de verdad (2 Tim. 2:15; 1 Ped. 4:11)

Conclusión “Si trabajamos en mármol, perecerá; si trabajamos en bronce, se deteriorará; si levantamos grandes templos, se volverán polvo; pero si trabajamos en las mentes inmortales, si les persuadimos con los principios bíblicos, con el temor de Dios y el amor a la verdad, grabaremos en esos corazones algo que brillará por la eternidad”.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Lección 6: El evangelismo personal exitoso Introducción A. El evangelio de Cristo no significa nada para el mundo hasta que lo es todo para nosotros. B. Hemos sido llamados a adornar el evangelio (Tito 2:10). 1. Una deliciosa y tentadora manzana, ofrecida por una mano llena de asquerosa suciedad, ya no es apetitosa. 2. Los sacerdotes del Antiguo Pacto fueron reprendidos por no conformar sus vidas a la ley del Señor (Mal. 2:4-8). ¿Qué de nosotros? I. Comprometidos A. Una vida consagrada al servicio de Cristo (Mat. 16:24). 1. Dejarlos todo por Cristo (Gal. 2:20). 2. La tibieza no impresiona para bien al Señor (Apoc. 3:14-16). B. El egoísmo es el peor enemigo del evangelismo personal. 1. Si uno va a ser útil en al Señor pondrá a Cristo antes que intereses personales, comodidades, planes futuros, orgullo y sentimientos. 2. Cumplirá la confesión que realizó cuando decidió ser cristiano. C. Es preciso el compromiso de corazón con la causa de Cristo. 1. Como el apóstol Pablo (Fil. 3:8-16; 2 Tim. 4:1-8). 2. ¿Cómo experimentar tanta dedicación? Imagine cinco minutos en el infierno. II. La certeza de la propia salvación A. Hemos de estar convertidos y plenamente convencidos antes de predicar a otros (1 Jn. 5:13). B. Un supuesto “cristiano”, no convertido, no puede esperar éxito en la conversión de otros. 1. No puede convencer a otros de servir al Señor a quién él mismo no está sirviendo. 2. No puede llevar a otro a un lugar dónde él nunca ha estado. C. Tres deberes: 1. La comprensión de que los propios pecados han sido perdonados (Rom. 6:17,18). 2. La comprensión de que la sangre de Cristo le ha limpiado cuando confesó su pecado (1 Jn. 1:7,9). 3. La comprensión de que Cristo es su Señor y maestro (Gal. 2:20). III. Una vida limpia A. Un evangelio predicado con la propia vida (1 Tim. 2:20,21). B. Una limpieza que no sólo el mundo ve, sino una limpieza interna que Dios ve también (1 Jn. 3:19,20). 1. La práctica de lo que predicamos (Rom. 2:21). 2. Una vida conforme al evangelio (1 Ped. 3:16). C. Dios no demanda un hermoso recipiente para su obra, sino uno limpio. D. La prueba de la fe de uno, no son tanto las palabras como las acciones de su vida (1 Jn. 2:3-6). IV. Actitud tanto positiva como negativa A. Positiva: 1. Por Dios y su palabra. 2. Por amor a las almas. B. Negativa: 1. Pero, con un propósito positivo.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – 2. Como Jeremías, quien fue puesto por Dios para “para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar” (Jer. 1:4-10). V. Una firme convicción A. Mantener la firme convicción de que cada persona que no ha obedecido a Jesucristo se perderá (Jn. 8:24; 2 Tes. 1: 7-9). B. Siguiendo el ejemplo de Jesucristo (Luc. 19:10) y de Pablo (Hech. 20:26-32). VI. Amor A. Aquella “buena voluntad activa” que trabaja para el bienestar eterno de los demás. B. Aquel que nunca ha sido llevado a una profunda comprensión de su propia pecaminosidad ante Dios, y cuán grande ha sido el amor de Dios para perdonarle, nunca amará verdaderamente a los demás (cf. Mat. 18:23-35). C. Hablando la verdad en el amor (Ef. 4:15). VII. Humildad A. El equilibrio entre dos extremos, la vanidad por el éxito y el desánimo por el fracaso. Rebajándose voluntariamente y reconociendo las propias limitaciones. B. El poder está en la palabra del evangelio (Rom. 1:16,17). 1. Podemos trabajar con este poder, pero no podemos agregarle poder (cf. Tito 2:10; 1 Ped. 3:1). 2. ¿Qué son “el que planta” y “el que riega” (1 Cor. 3:5-7)? VIII. Perseverancia, paciencia A. Todo trabajo requiere mucha paciencia y perseverancia (Mat. 10:22; Gal. 6:9). B. Los perdidos no suelen ser ganados para Cristo en “un solo día”. C. El trabajador personal que verdaderamente lleva almas a los pies de Cristo, es quien pacientemente enseña y razona de la palabra de Dios con los demás. D. No es impaciente con aquellos que son lentos para responder a su enseñanza. Él recuerda: 1. El tiempo que a él mismo le llevó a comprender y obedecer a Cristo. 2. Que varios santos tuvieron paciencia con él, y sobre todo cómo Dios ha sido paciente con él. E. Con paciencia busca a uno a quien enseñar, y luego a otro, y a otro, y a otro, hasta el infinito. IX. Esperanza A. La firme convicción de que a su tiempo habrá fruto (Gal. 6:9). B. Mientras se mantiene realista y no ingenuo, él siempre puede enseñar con esperanza, porque: 1. Todavía hay muchos corazones buenos y honestos. 2. El evangelio predicado es de gran alcance. 3. Cuanto más se siembra, más se cosechará (2 Cor. 9:6). 4. Él tiene a un poderoso compañero de trabajo, Dios (1 Cor. 3:9). 5. Dios recompensará todo su trabajo (1 Cor. 15:58; Heb. 11:6). X. Oración A. El poder y la eficacia de la oración (Mat. 7:7; Sant. 5:16; 1 Jn. 3:22). B. Hay que orar por: 1. Discernimiento para reconocer puertas abiertas, y sabiduría y fortaleza para tomar ventaja de ellas (Mat. 9:36-38). 2. Estudiar con los que tienen el corazón abierto para el evangelio (Rom. 10:1). 3. Valor para decir la verdad (Ef. 6:16-20). 4. Sabiduría para enseñar de una manera comprensible (Sant. 1:5).

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – XI. Un conocimiento práctico de la palabra de Dios A. El Nuevo Testamento fue dado para: 1. Producir fe en Jesucristo (Jn. 20:30,31). 2. Señalar el pecado para arrepentimiento (Hech. 2:37). 3. Dar a conocer efectivamente los términos celestiales de perdón (Heb. 5:8,9; 1:1,2). B. Para ser un trabajador personal exitoso usted debe conocer su Biblia, usándola para producir fe, convicción y conversión. XII. Actividad constante A. Seguir el consejo de Eclesiastés 11:6. B. El trabajador personal exitoso siempre está trabajando (Jn. 9:34). C. Los siervos del Señor no creen que el propósito de esta vida sea el descanso y el placer (1 Cor. 15:34; Ef. 5:14; Rom. 13:11).

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Lección 7: El ejemplo del capítulo cuatro de Jua n Juan 4:1-42 Introducción A. En este pasaje el Señor se esforzó por hacer a sus discípulos conscientes de la perspectiva más grandiosa de la vida, aquella visión que necesitaban. 1. Se estaban centrando solamente en lo material (Jn. 4:8,27,31,33). 2. Debían enfocarse en las cosas espirituales, porque son cosas más importantes. B. A veces, nosotros podemos llegar a ser como los discípulos en cuanto a esta falta de visión. 1. Fácilmente nos podemos quedar atrapados en lo material. 2. Incluso, en los asuntos espirituales podemos cerrar los ojos a lo que es necesario hacer, en lugar de las trivialidades. C. Muchas veces debemos levantar los ojos (v.35), ampliar nuestra perspectiva, nuestro campo de visión, para aprovechar las oportunidades de evangelización. 1. Según cierto cálculo de Brent Hunter, dentro de los siguientes lapsos… a. Minuto, 156 personas morirán. b. Hora, 9.360 personas morirán. c. Día, 224.640 personas morirán. d. Semana, 1.572.480 personas morirán. e. Año, 81.768.960 personas morirán. f. 2.6 segundos, alguien morirá. 2. Si todos los que mueren sin Cristo hicieran una fila, la línea seria de 750 mil millas de largo, dando la vuelta al mundo 30 veces y creciendo 20 millas cada día. I. El enfoque de los cristianos del primer siglo. A. El Nuevo Testamento revela claramente que los primeros cristianos eran fervientemente activos en la evangelización. 1. A pesar de la persecución (Hech. 8:1-4). a. No eran sólo los apóstoles los que predicaron. b. La iglesia creció en número de una manera nunca jamás igualada en la Historia, debido al impacto de miles de cristianos comprometidos que hicieron la obra del Señor. 2. El ejemplo de los tesalonicenses (1 Tes. 1:2-8). B. Anunciaron en todo el mundo conocido el evangelio de Cristo en un lapso de unos 30 años. 1. Todo comenzó con una congregación (Hech. 2:41,42,47). 2. Se concentraron en el pueblo judío sólo durante unos diez años. D. Las claves de su éxito: Compromiso, entusiasmo, determinación, firmeza, amor al Señor y a las almas, una verdadera comprensión de lo que es la vida. II. Contraste A. Ellos: Oportunidades limitadas. 1. Dificultades de transporte. 2. Falta de medios de comunicación modernos. 3. Fuertes barreras raciales y culturales. 4. Gran persecución social. 5. Pobreza general. B. Nosotros: Oportunidades casi ilimitadas. 1. Grandes avances en el transporte y la comunicación. 2. Libertad social. 3. Oportunidades económicas

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – 4. Educación secular y experiencia histórica. 5. Mayor población mundial. III. ¿Por qué estamos haciendo tan poco? A. Como individuos. 1. ¿Tenemos demasiados problemas? Yo creo que no. 2. Nuestro problema real: No hemos levantado los ojos. a. Nos quedamos atrapados en lo material. b. Simplemente estamos careciendo de una verdadera apreciación de lo que Dios quiere de nosotros. c. Carecemos de iniciativa evangelística. B. Como congregación. 1. El problema es el mismo: Hemos bajado los ojos. a. Hacemos hincapié en cosas materiales. b. No estamos transmitiendo un sentido de urgencia a las nuevas generaciones. c. Carecemos de un sentido de iniciativa evangelística. 2. Estamos contentos con entender la verdad, pero no la hemos vestido de ropa de trabajo para hacer realmente la obra.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Lección 8: El ejemplo de Felipe Introducción E. Felipe capta nuestra atención en el capítulo 6 del libro de los Hechos, cuando él es elegido como uno de los siete varones, seleccionados para la obra de benevolencia de la congregación en Jerusalén. 1. Un hombre de buen testimonio, lleno del Espíritu Santo y de sabiduría (Hech. 6:3). 2. Sin embargo, Felipe no se contentó con “servir a las mesas” (Hech. 6:2). F. Cuando surgió la persecución, Felipe descendió a Samaria para predicar a Cristo (Hech. 8:5), es decir, “el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo” (Hech. 8:12). G. Cuando la predicación de Felipe había logrado un gran éxito espiritual, Dios lo llamó para enseñar la verdad a un sincero buscador de ella (Hech. 8:26-29). H. Hay varias lecciones que podemos aprender de Felipe, de su actitud y procedimiento para alcanzar a otros con la verdad del evangelio. I. Actitud adecuada A. Obediencia. 1. Cuando Dios mandó a Felipe a dirigirse “hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto” (Hech. 8:26), “Entonces él se levantó y fue” (v.27). 2. Obedeció sin dudar, a pesar del éxito en Samaria y las oportunidades de enseñanza que todavía tendría allí. a. Parece una ordenanza tan extraña, difícil de entender. b. Pero, él creía que los caminos de Dios son los correctos. 3. Si vamos a ser obreros eficaces, debemos ser sumisos. a. Debemos estar dispuestos a realizar en todo momento lo que Dios quiere que hagamos, renunciando a nuestra voluntad. b. Debemos creer que el camino de Dios es el correcto y el mejor. B. Buena voluntad de enseñar tanto a uno sólo como también a muchos. 1. Dios ordenó a Felipe que viajara unos 50 kilómetros, dejando las multitudes de Samaria para ir en busca de un alma perdida. a. Felipe estuvo de acuerdo en recorrer esta distancia con tal de cumplir la misión que le impuso Dios. b. Tal acción no es posible sin verdadero amor. c. Así como Jesús, Felipe podía enseñar tanto a grandes multitudes como a un solo individuo. 2. Una sola alma perdida es como una gran multitud ante los ojos de Dios. 3. Debemos dejar “las noventa y nueve” para llevar a una sola alma a la seguridad de la comunión con Dios (Luc. 15:4). Así es el corazón de Dios. C. Obró sin prejuicios. 1. Aunque el etíope era un prosélito, era considerado un paria en el pleno sentido de la palabra (cf. Deut. 23:1). a. Debido a que el etíope no era un judío, estaba en la categoría de los gentiles. b. Un judío común y corriente no estaría dispuesto a hablar con él de la condición de su alma. c. Un milagro fue necesario para que el apóstol Pedro fuera a predicar el evangelio a un gentil (Hech. 10). d. Felipe estaba dispuesto a enseñar el evangelio a un gentil (Hech. 8:30). 2. Debemos ser como Felipe. a. No hacer acepción de personas para predicar el evangelio.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – b. Debemos actuar por amor a las almas, sin mirar el color de piel o la condición socio económica del perdido. c. ¿Cómo haremos acepción de personas si Dios no es así (Hech. 10:34,35; cf. Mar. 16:15,16)? d. Todos necesitan salvación (Rom. 3:23), por lo tanto, todos necesitan el evangelio salvador (Rom. 1:16). D. Sentido de urgencia para llegar a los perdidos. 1. Cuando el Espíritu Santo dijo a Felipe, “Acércate y júntate a ese carro” (v.29), la Escritura dice que “Felipe se acercó corriendo” (v.30, LBLA). a. Felipe sabía la necesidad urgente que el etíope tenía. b. Felipe actuó en obediencia, y como diciendo: “no hay tiempo que perder”. 2. Este tipo de entusiasmo se necesita urgentemente hoy. 3. Tenemos que “restaurar” ese mismo entusiasmo y celo. II. Procedimiento adecuado A. Hizo preguntas. 1. Felipe preguntó para enseñar (Hech. 8:30). 2. Esta pregunta no era sólo para romper el hielo, sino que demostró una preocupación real. 3. Si hacemos lo mismo, ganaremos más almas para Cristo. 4. Preguntas bien hechas despiertan mayor interés en las Escrituras. B. Conocía y usaba bien las Escrituras. 1. Cuando el etíope preguntó por determinado pasaje de Isaías, Felipe sabía a quién la Escritura se refería (Hech. 8:31-35). 2. Si vamos a ser maestros eficaces, debemos conocer las Escrituras. a. No podemos permanecer en la ignorancia de la Palabra de Dios y esperar ganar almas (Heb. 5:11-14). b. Sólo la palabra de Dios puede traer la salvación (Jn. 8:32; Rom. 10:17; Sant. 1:21). C. Predicó a Jesús. 1. Desde Isaías 53, Felipe le anunció el evangelio de Jesús (Hech. 8:35). 2. No podemos enseñar opiniones o sentimientos. 3. El único que puede salvar es Jesús, porque él nos trajo palabras de vida eterna (Jn. 14:6; Hech. 4:12). 4. Jesús ha de ser nuestro poder de convocatoria, y su palabra nuestro mensaje. D. Buscó más oportunidades. 1. Felipe no se contentó con ganar una sola alma para Cristo. a. Después de bautizar al etíope, Felipe continuó predicando “el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó a Cesarea” (Hech. 8:40). b. Si vamos a ser pescadores de hombres exitosos, debemos echar las redes mar adentro una y otra vez. 2. El mundo entero está en necesidad, y lo tenemos ante nosotros. Conclusión A. Todos necesitamos ser más como Felipe. B. No fue un apóstol como Pablo o Pedro, pero él fue un dedicado y eficaz siervo de Dios. C. Siguiendo su ejemplo, también podemos ser trabajadores eficaces para la gloria del Señor y la salvación de muchas almas.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Lección 9: La administración del tiempo del cristiano Efesios 5:15,16 Introducción I. El tiempo es un bien de gran valor. Pero, cuando no somos capaces de estimarlo correctamente, seremos presa de un sinnúmero de problemas. Uno de ellos será olvidar la evangelización. J. La mayoría no hace mayor caso de su tiempo. 1. Los mundanos reconocen esto. Todo tipo de libros y métodos se han compuesto para ayudar a otros a maximizar el uso del tiempo. 2. Alguien dijo: “No desperdicies el tiempo, la vida está hecha de él”. K. Las Escrituras tienen mucho que decir sobre el tiempo, en cuanto a nuestra relación con él, y el buen uso de él. 1. La forma en que usamos el tiempo refleja nuestro carácter. 2. La manera en que usamos el tiempo, bien puede determinar el lugar donde pasaremos la eternidad. I. No podemos perder tiempo A. “Perder tiempo” es algo que todos hemos hecho alguna vez. La vida pecaminosa fue una pérdida de tiempo (Ef. 5:15,16; 1 Ped. 4:3). B. A veces el uso de nuestro tiempo está fuera de nuestro control, y no debemos frustrarnos por ello. 1. Atascados en el tráfico, esperando al doctor, esperando ser atendidos en la oficina de licencias, esperando alguna noticia importante para poder actuar, etc. 2. Algunos trámites simplemente hay que soportarlos, hay que superarlos para conseguir salir adelante, por muy lento que todo nos parezca. C. Pero, siempre tenemos mucho tiempo bajo nuestro control, y este tiempo no puede ser desperdiciado: 1. Por falta de organización y aplicación. Considere la hormiga (Prov. 6:6-11). 2. Por actividades ociosas e infructíferas: Televisión, literatura mediocre, etc. 3. Por enfatizar la recreación y el entretenimiento. 4. Por enfatizar el trabajo secular o las metas profesionales. 5. Por vivir abrumado por los errores y vergüenzas pasadas (Fil. 3:13,14). 6. Por revivir las humillaciones sufridas. 7. Por la ansiedad y el afán por lo que nos podría sobrevenir en el futuro (Fil. 4:6). 8. Por prestar atención a los chismes (1 Tim. 5:13). D. La Biblia condena la pereza y la ociosidad (Prov. 19:15; 23:31; 1 Tim 5:13; Mat. 20:6). II. Debemos reconocer el valor del tiempo A. El tiempo es valioso porque permite, por ejemplo: 1. Conocer a Dios, arrepentirnos y dar fruto. 2. Recuperar la salud perdida. 3. Restaurar relaciones rotas. 4. Crecer en Cristo. 5. El evangelismo personal. B. La Biblia nos dice que hay un tiempo para todo (Ecles. 3:1-8). 1. Por lo tanto, debemos mantener las cosas en perspectiva en relación con el tiempo. Hay un tiempo para: a. Trabajar (Ef. 4:28; 2 Tes. 3:10; 1 Tim. 5:8). b. Hay un tiempo para descansar. Jesús descansó también (Jn. 4:6) y dijo a sus discípulos “descansad un poco” (Mar. 6:31,32).

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – c. Hay tiempo para cosas del mundo, inocentes en sí, como la sana recreación (cf. Ecles. 9:9; 1 Cor. 7:33) d. Hay tiempo para Dios (Mat. 6:33). 1) Muchos cristianos colman su agenda con demasiadas cosas inútiles y no dejan tiempo para Dios. 2) Algunos ponen demasiado énfasis en el trabajo secular y la recreación. C. Debemos reconocer la brevedad e incertidumbre del tiempo (Sal. 39:4; 90:12; Sant. 4:13-15). III. Debemos usar el tiempo apropiadamente A. Debemos peregrinar con sabiduría, aprovechando bien el tiempo (Ef. 5:15,16; Col. 4:5). 1. Caminando con cuidado y atención: Como alguien dijo: “No temas ir despacio, teme no avanzar”. 2. Use de sabiduría para vivir, no actúe sin pensar, piense en las consecuencias, saque provecho de las oportunidades, y prepárese para los días difíciles. B. No debemos tomar el mañana por sentado (Sant. 4:13-15). 1. Tal cosa es arrogancia. 2. “Acuérdate que mi vida es un soplo” (Job 7:7). C. Debemos usar el tiempo apropiadamente (Jn. 9:4). Conclusión Una buena reflexión en relación al tiempo es la siguiente: “Vive como si Cristo murió ayer, resucitó hoy y volverá mañana”.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL –

Lección 10: El desarrollo del Ánimo y la Valentía Josué 1:1-9 Introducción L. Cuando Josué fue designado por Dios para guiar a los hijos de Israel en la conquista de Canaán, Dios le dijo: “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. M. El buen ánimo y la valentía son esenciales para todo soldado en el campo de batalla, y para todo soldado de Cristo en la batalla de la fe (Ef. 6:10-18). 1. El valor es la fuerza del alma. 2. A Dios no le sirven los cobardes (Heb. 10:38,39). N. La valentía y buen ánimo son imprescindibles: 1. No vienen por accidente. 2. Se desarrollan deliberadamente. O. Esta lección mostrará áreas en las que los cristianos tienen que ser fuertes y valientes, y ejemplos de valor en el servicio valiente a Cristo. I. Áreas en las cuales necesitamos ser fuertes E. Valentía para adorar a Dios: Daniel (Dan. 6). 1. Fue uno de los gobernadores bajo el rey de Babilonia. 2. “él era fiel, y ningún vicio ni falta fue hallado en él” (6:3-5). 3. Abiertamente sirvió a Dios, como acostumbraba antes, sabiendo que estaba arriesgando su posición y su vida (6:10). 4. Él no comprometería su servicio a Dios por cualquier razón. 5. Venció la adversidad con la ayuda de Dios (6:16,22). F. Valentía para no pecar contra Dios: Sadrac, Mesac y Abed-nego (Dan. 3). 1. No quisieron ir junto con la multitud o sucumbir al pecado (Ex. 23:2). 2. No se amedrentaron ante la amenaza (Dan. 3:15-18). 3. Venció la adversidad con la ayuda de Dios (3:24-28). G. Valentía para huir del mal: José (Gen. 39). 1. Probablemente, nadie se enteraría de su pecado, excepto Dios. 2. Sus medios para sostenerse en un país extraño estaban en juego. 3. Venció la adversidad con la ayuda de Dios (41:39-44). H. Valentía para luchar, incluso cuando nadie más lo haría: David (1 Sam. 17). 1. Estaba físicamente solo, y físicamente superado. 2. Él sabía que con Dios estamos entre la mayoría (17:33,37). 3. Venció la adversidad con la ayuda de Dios (17:43-45,50). I. Valentía para enseñar la verdad: Natán (2 Sam. 12). 1. Su exposición de la verdad podría haberle costado la vida. 2. Sin embargo, enseñó la verdad sin miedo, de manera clara y convincente (12:115). 3. Considérese también el encargo de Dios a Ezequiel (Ez. 3:1-11). a. Dios sabía que el pueblo no quería oír. b. “Y vé y entra a los cautivos, a los hijos de tu pueblo, y háblales y diles: Así ha dicho Jehová el Señor; escuchen, o dejen de escuchar” (3:11). II. Fuentes de valentía D. Dios (1 Sam. 30:6). 1. El Padre (Ef. 3:14-16), el Hijo (Jn. 16:33) y el Espíritu Santo en su revelación (Rom. 15:4,5). 2. La oración a Dios.

-- UN ESTUDIO ACERCA DEL EVANGELISMO PERSONAL – a. Ayuda en tiempos de necesidad (Heb. 4:16). b. Permite el denuedo en la predicación del evangelio (Ef. 6:19,20). 3. Si Dios está por nosotros, ¿quién contra nosotros? (Rom. 8:31 y sig.) E. El pueblo de Dios 1. Los santos se estimulan unos a otros al amor y las buenas obras (Heb. 10:24,25). 2. Los santos se exhortan unos a otros (Heb. 3:13). 3. Los santos se edifican unos a otros (1 Tes. 5:11). 4. Los santos son fuente de aliento en tiempos de necesidad (Hech. 28:15). III. El cristiano debe actuar sobre una base de valentía D. Debe mantener una buena conciencia (Heb. 10:22-24; 13:18). 1. Dios conoce cada motivación y pensamiento. 2. No puede existir confianza sin obediencia sincera (Prov. 28:1). E. Debe confiar en Dios sin reservas. 1. El Señor está a la mano (Fil. 4:5; cf. Sal. 145:18). 2. La confianza en Dios es la clave de la victoria (Prov. 29:25). F. Debe crecer en el conocimiento de Dios (Col. 1:10) Conclusión A. En el corazón del cristiano arde el buen ánimo y valor, inspirado en aquellos que vencieron antes que él, cuyo ejemplo quedó registrado en la historia bíblica. B. El cristiano busca el estímulo de Dios y del verdadero pueblo de Dios. C. Cada santo en el mundo debe confiar en Dios, y ser fuerte y valiente para la gloria de Cristo y el progreso del evangelio.

Get in touch

Social

© Copyright 2013 - 2024 MYDOKUMENT.COM - All rights reserved.