PDF created with pdffactory Pro trial version

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa Centro de Recepción de Visitantes Plaza del Azoguejo, 1 40001 – Segovia Tlf.: 921 46 67 20 /

2 downloads 252 Views 616KB Size

Story Transcript

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

Centro de Recepción de Visitantes Plaza del Azoguejo, 1 40001 – Segovia Tlf.: 921 46 67 20 / 21 / 22 / 23 Fax: 921 46 67 24 www.turismodesegovia.com www.reservasdesegovia.com [email protected]

Centro Didáctico de la Judería C/ Judería Vieja, 12 40001 Segovia Tlf.: 921 46 14 26

Puerta de San Andrés Centro de Interpretación de la Muralla de Segovia Plaza del Socorro, 1 40001 Segovia Tlf. 921 46 12 97

Punto de Información Turística Tlf.: 921 43 86 63

Oficina de Turismo de la Junta de Castilla y León Tlf.: 921 46 03 34 Edita: Ayuntamiento de Segovia Concejalía de Turismo Textos: Mª Victoria Sotomayor Fotografía: Alberto Mora Diseño y maquetación: Juan Cabrero Imagen de Empresa Depósito Legal: SG-............

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

Palabras y libros: LA SEGOVIA LITERARIA María Zambrano, en 1965, define a Segovia como un lugar de la palabra. Juan Párix de Heildelberg da a la luz en Segovia, en 1472, el primer libro impreso en España, el Sinodal de Aguilafuente. A través de los siglos, Segovia ha vivido en las palabras de numerosos escritores que han vertido en ellas su experiencia de la ciudad y en el sinfín de libros del más variado formato y género que han recogido estas palabras. Ha sido cuna de escritores, o su lugar de tránsito y residencia. Se ha convertido en materia literaria como espacio vivido, contemplado o recordado, en lo grande y lo pequeño. Las huellas de pisadas antiguas, sus monumentos, plazas y calles, sus rincones ocultos y su luz prodigiosa y cambiante han cobrado vida en el universo inagotable de la literatura.

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

PRIMER ITINERARIO plano en página 12 Duración recorrido: 1h. y 30 m.

Tras las huellas de los escritores

SEGOVIA LITERARIA. Tras las huellas de los Escritores

La presencia de numerosos escritores que han vivido la experiencia de la ciudad se mantiene viva en sus calles y edificios. Siguiendo sus huellas nos acercaremos a las figuras de estos hombres y mujeres que alguna vez pisaron estas calles, se empaparon de esta luz y contemplaron el mismo cielo que ahora nos cobija.

Comenzamos en el Paseo del Salón, donde se encuentra el busto de José Rodao, poeta y periodista segoviano (18651927), obra del gran escultor Aniceto Marinas. Bordeando la muralla, por la calle de Leopoldo Moreno, llegamos a la Puerta de San Andrés (acceso al barrio de la judería), junto a la cual un monolito conserva la memoria de Juan Párix de Heilderberg, a quien se debe el primer libro impreso en España, en 1472. La empinada calle de la Judería Nueva nos conduce al convento de las Descalzas, fundado por Santa Teresa de Jesús en 1574, donde, al parecer, escribió la santa abulense parte de Las Moradas. Este convento conserva también la memoria de San Juan de la

Cruz, y una placa con dos hermosos versos del místico español recuerda su presencia. Junto al convento, en el lugar que hoy ocupa un organismo oficial, estuvo el antiguo palacio de

Rubén Darío

4

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

Puñonrostro y Hospital de Peregrinos, en un tiempo sede del Registro de la Propiedad y vivienda del registrador. Aquí vivió entre 1914 y 1919 don Javier Gómez de la Serna y pasó grandes temporadas su hijo Ramón, autor de El secreto del acueducto. En la contigua Plaza de la Merced se encuentra el busto de Rubén Darío realizado por Santiago de Santiago. El poeta nicaragüense nació en la pequeña ciudad de Metapa (antes Chocoyo), en el antiguo departamento de Nueva Segovia, en 1867. Por la calle Daoiz llegamos hasta el Alcázar, desde cuyos jardines contemplamos los valles del Clamores y el Eresma, la iglesia de la Vera Cruz y el convento de los carmelitas, donde vivió y está enterrado San Juan de la Cruz y donde escribió su Llama de amor viva. Sa-

liendo de los jardines subimos por la calle Velarde, testigo de muchos paseos de Antonio Machado. La efigie de San Juan de la Cruz, al inicio del paseo que lleva su nombre, anticipa el encuentro con el poeta andaluz en la calle de los Desamparados donde se encuentra la CasaMuseo que acogió a don

Andrés Laguna

SEGOVIA LITERARIA. Tras las huellas de los Escritores

Plaza de la Merced

5

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

SEGOVIA LITERARIA. Tras las huellas de los Escritores

Antonio durante su estancia en Segovia. Desde la plaza de San Esteban nos encaminamos por la calle de María Zambrano (la presencia de esta escritora se reparte por toda la ciudad) hasta la iglesia de San Quirce, sede de la antigua Universidad Popular. La calle de Capuchinos Alta nos lleva a la plaza e iglesia de la Trinidad; cerca de ella, frente al palacio de Mansilla, se encuentra el busto del teólogo y escritor segoviano Domingo de Soto (1494-1560). Saliendo de la plaza de Guevara, a la derecha, encontramos plaza de Andrés Laguna, pequeña plazoleta que alberga una estatua del ilustre médico y humanista segoviano (1510-1559), autor del Dioscórides y el Discurso de Europa. Desde la plaza de San Facundo, por la estrecha calle de la Catorcena,

llegamos a la calle del segoviano Jerónimo de Alcalá Yáñez (1571-1632), autor de Alonso, mozo de muchos amos o El donado hablador, cuya memoria recuerda una placa de cerámica en la plaza de Medina del Campo. (Cerca de esta plaza, en la antigua cárcel real y hoy biblioteca pública, estuvo preso, siendo mozo, Lope de Vega. Una inscripción recuerda este hecho). Si atravesamos las plazas de la Reina doña Juana y de los Espejos, encontraremos la calle del Grabador Espinosa, en la que una placa en memoria de María Zambrano recuerda una de las viviendas que ocupó durante sus años segovianos. Esta estrecha calle nos conduce a la de Cervantes y a la plaza del Azoguejo, que el autor del Quijote evoca en esta novela como escuela de pícaros.

6

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

SEGUNDO ITINERARIO plano en página 13 Duración recorrido: 2h. y 30 m.

La ciudad de Segovia se mantiene viva en la literatura porque ha sido el escenario donde han transcurrido historias de ficción, desde la novela picaresca hasta la del siglo XX, pasando por la de viajes o la infantil. Está viva en relatos, poemas, cartas, ensayos y zarzuelas. Siguiendo la huella de las palabras nos acercaremos a ese universo literario donde la ciudad ha alcanzado su otra vida: la de la imaginación, el recuerdo y el sueño. El Azoguejo será punto de partida y llegada de las dos rutas propuestas.

SEGOVIA EXTRAMUROS Comenzamos a los pies del Acueducto, del que dijo Galdós: Causa miedo ponerse bajo la atrevida arcada y no se puede uno convencer de que aquellas piedras han resistido, sin moverse, al paso de las aguas por arriba, al de la historia por abajo, al del tiempo por todos lados. Tomando por el Paseo de Santo Domingo de Guzmán llegamos al

SEGOVIA LITERARIA. Tras las huellas de las Palabras. Extramuros

Tras las huellas de las palabras

7

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

SEGOVIA LITERARIA. Tras las huellas de las Palabras. Extramuros

Alameda del Parral

convento de Santa Cruz, junto al que se encuentra la Cueva de Santo Domingo. Por una pequeña escalera bajamos a la alameda del Parral, escenario de muchas historias y testigo de “...los paseos de Antonio Machado, Gerardo Diego, Unamuno y otros”: … se escurre el Eresma escondido / a oír el rumor de las hojas… (Unamuno). El monasterio del Parral, la Casa de la Moneda, el barrio de San Mar-

cos, la iglesia de la Vera Cruz divisada en lo alto, son los jalones del camino que conduce al convento de los carmelitas, donde vivió San Juan de la Cruz, y al santuario de la Virgen de la Fuencisla. Hoy el paisaje es el mismo: la ciudad pequeña temblará, encendida de torres doradas y altísimos chopos, el río seguirá cruzando serenamente la alameda; serenamente, apaciblemente. El agua purísima seguirá formando el manto de la virgencita morena y, entre las rocas más peladas, más altas, más desoladas, estará aquella cueva de la “noche obscura”. Y en la noche se seguirá escuchando, por virtud de los altos luceros y de la quietud de la tierra, “la música callada” y la “soledad sonora”. (María Zambrano).

8

Cueva de Santo Domingo PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

Cuesta de los Hoyos

de San Millán: En San Millán / a misa de alba / tocando están, diría Machado. Finalmente, el Acueducto, puente por cuyos ojos pasa el caudal de las vidas que van a dar en el mar (Gómez de la Serna).

Iglesia de San Millán y Alcázar

SEGOVIA LITERARIA. Tras las huellas de las Palabras. Extramuros

Para el retorno a la ciudad tomamos el camino de la Cuesta de los Hoyos, como hicieran don Pablo (en El secreto del Acueducto, de Ramón Gómez de la Serna) y Fernando Ossorio (en Camino de perfección, de Pío Baroja): Camino flanqueado, a la derecha, por un pinar a quien el afecto popular moldeó el nombre, el Pinarillo, y a la izquierda por la alameda y valle del Clamores, en lo alto del cual se muestra de nuevo la ciudad extramuros. (Baroja). En su transcurso podemos observar la magnífica fábrica del Alcázar: Otoño con dos ríos ha dorado / el cerco del gigante centinela / de piedra y luz, prodigio torreado / que en el azul sin mancha se modela. (Antonio Machado). Por el paseo de Ezequiel González y Fernández Ladreda llegamos a la iglesia

9

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

TERCER ITINERARIO plano en página 13 Duración recorrido: 2h.

SEGOVIA LITERARIA. Tras las huellas de las Palabras. Intramuros

SEGOVIA INTRAMUROS Iniciamos este recorrido en la plaza del Azoguejo, de la que dice el vagabundo que protagoniza la obra de Cela Judíos, moros y cristianos: El Azoguejo es una plaza irregular y graciosa, anárquica y enloquecedora, punto de carros y estación de autobuses, tabladillo de sacamuelas y escenario de pícaros y picardías, bolsa de trabajo y lonja de contratación de todo lo que se puede – y aun de mucho de los que no se puede ni se debe- comprar y vender, y recreo y distracción de vagos, de forasteros y de arribistas. Subiendo por la calle de San Juan nos adentramos en el barrio de los Caballeros, con sus palacios y casas nobles que podemos contemplar en

nuestro paseo: la Casa de las Cadenas, el palacio del conde de Cheste, del marqués de Lozoya, del marqués de Quintanar y de la Floresta. La iglesia de San Juan de los Caballeros y la de San Sebastián nos obligan a un zigzagueo por las callejuelas y plazuelas de esta parte de la ciudad: Plazas y plazoletas, calles enteras, callejas y recodos inesperados de los que avanza, como si fuera a desprenderse, la fachada de un palacio deshabitado o que lo parece. O las altas tapias de un jardín sobrepasadas por la rama de una acacia gigante… (María Zambrano)

10

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

Después sueña en mi recuerdo el convento de Dominicas, serio y sombrío, con muros sin ventanas, con musgo y humedad… (Juan Ramón Jiménez)

miento cierran el recinto de esta plaza, en una de cuyas esquinas, la que inicia la calle de San Frutos, se localizan los escenarios de la obra de Elena Fortún Cuchifritín y Paquito: la casa del abuelo, la botica del padre de Paquito… Por esta plaza pasea un día tras otro don Pablo (El secreto del Acueducto), pasa Plaza Mayor

SEGOVIA LITERARIA. Tras las huellas de las Palabras. Intramuros

Por la calle del Licenciado Peralta, plaza del Conde Alpuente, calle de San Agustín, plaza de Guevara y calle Trinidad llegamos a la iglesia de la Trinidad y el convento de las dominicas, bajo la Torre de Hércules. El convento de Santo Domingo y la parroquia de la Trinidad forman áurea rinconada de literatura romántica, dice Julián María Otero. A la sombra del alto muro del convento, atravesando la plaza del Potro – presente también en Camino de perfección por la posada del mismo nombre en que se cobijó Fernando Ossoriose desemboca en la Plaza Mayor, bordeada de soportales –acuerdo y común sacrificio de todos los propietarios en beneficio de una abstracción, que es la urbe, decía Ortega y Gasset. La Catedral, la iglesia de San Miguel, el teatro Juan Bravo y el Ayunta-

11

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

SEGOVIA LITERARIA. Tras las huellas de las Palabras. Intramuros 12

doña Inés (Doña Inés, de Azorín), Fernando Ossorio (Camino de perfección), el vagabundo en que se transmuta Cela y, muchos años antes, el pícaro Alonso, mozo de muchos amos y donado hablador. Por la calle Marqués del Arco, la plaza de la Merced y la calle Daoiz vamos a dar al Alcázar: Te elevas arrogante y altanero / sobre un trozo de tierra castellana… (Juan José Llovet). Sus jardines, auténtico “balcón de Castilla”, acogieron el encuentro entre Antonio Machado y Pilar de Valderrama, su Guiomar. También Diego el de Garcillán viene todas las tardes a la terraza del Alcázar. Desde el antepecho de piedra, por la parte que da al Eresma, contempla el panorama. (Azorín) Por el Paseo de Juan II, circundando la muralla, llegamos a la Plaza del Socorro, la Puerta de San An-

Alcázar de Segovia

drés y el antiguo matadero judío: lugares quevedescos, donde tenía su aposento el tío del Buscón don Pablos: Tenía mi buen tío su alojamiento junto al matadero… El camino de la muralla permite contemplar el valle del Clamores y enfrente el Pinarillo, antiguo cementerio judío. Los altos álamos en fila a lo largo del río semejan una gran parada de mudos gigantes… en la mirada de Blas Zambrano, padre y maestro de la insigne pensadora. Desde esta plaza, por la calle de Martínez Campos podemos asomarnos al barrio judío de Sego-

Santuario de la Fuencisla e Iglesia de la Veracruz desde Alcázar PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

via, pasear por sus callejas, plazas y sinagogas. Por la calle la Puerta del Sol bajamos al Paseo del Salón, que nos ofrece otra magnífica vista del valle y es lugar de agradable recorrido. Por la Puerta de la Luna, en el extremo opuesto del Paseo, llegamos a la Plaza de Medina del Campo: torreones, iglesias, casas señoriales y una plaza de encanto sin igual se ofrecen a nuestra vista. La casa del comunero Juan Bravo se encuentra a la derecha, y más adelante la Alhóndiga, al palacio del conde Alpuente, la Casa de los Picos y la Canaleja: Desde la Canaleja contempla doña Inés el panorama de la sierra (Azorín), invitándonos a contemplar también nosotros

el magnífico panorama que se ofrece a la vista. La calle de Cervantes nos conduce, por fin, al Acueducto, inagotable fuente para la creación: Gran cordillera de arcos; Espadaña para todas las campanas del mundo; Sus piedras, de poros abiertos y como impregnadas, son las esponjas del tiempo; La luna lo enhebra constantemente, lo ha enhebrado miles de veces, tantas que quizás eso ha servido para coserlo al cielo, para darle estabilidad (Gómez de la Serna). Finalizamos con la copla de Machado: El acueducto romano canta una voz de mi tierra y el querer que nos tenemos, chiquilla, ¡vaya firmeza! Acueducto

SEGOVIA LITERARIA. Tras las huellas de las Palabras. Intramuros

Iglesia de San Millán

13

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

Tras las huellas de los escritores.

PRIMER ITINERARIO: Pág. 2 Tras las huellas de las palabras

SEGUNDO ITINERARIO. Pág. 5 Segovia Extramuros

TERCER ITINERARIO.

Pág. 8

Segovia Intramuros

PRIMER ITINERARIO

14

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

SEGUNDO ITINERARIO

TERCER ITINERARIO

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffa

Get in touch

Social

© Copyright 2013 - 2024 MYDOKUMENT.COM - All rights reserved.