Shakespeare y Romeo y Julieta

Shakespeare y “Romeo y Julieta” SHAKESPEARE Y SU ÉPOCA William Shakespeare nació en Stratford-upon-Avon el 26 de abril de 1564. De la historia de su
Author:  Laura Lara Barbero

13 downloads 211 Views 169KB Size

Story Transcript

Shakespeare y “Romeo y Julieta” SHAKESPEARE Y SU ÉPOCA

William Shakespeare nació en Stratford-upon-Avon el 26 de abril de 1564. De la historia de su vida se conservan muy escasos documentos. Casi que sólo los registros eclesiásticos de bautizos, matrimonios, defunciones, etc., y varios efusivos elogios de sus contemporáneos con respecto a su poesía. Es como si tales escritores sólo lo conocieran como poeta. Lo que hoy se sabe sobre su vida se le debe principalmente a los investigadores modernos. William fue el tercero de los ocho hijos de John Shakespeare y Mary Arden. Era John un comerciante de cierta posición en su comunidad. Probablemente estudió William en la King's New School en Stradford, pero no tuvo educación universitaria. A los dieciocho años se casó con Anne Hathaway. El 26 de Mayo de 1583 nació su primera hija Susana. En 1585 tuvo mellizos. Un niño, Hamnet (quien murió a los once años), y una niña, Judith. En 1592 se trasladó a Londres trabajando como actor, y era ya conocido como autor. Shakespeare se convirtió en importante autor y accionista del grupo de teatro The Lord Chamberlain' Men. En 1599 The Lord Chamberlain's Men terminó de construir el Globe Theatre, en Southwark, cerca del río Támesis. Allí fueron representadas por los más famosos actores de su tiempo sus 37 obras. En 1611 ó 1612 empezó a dedicarle más y más tiempo a su retiro en Stratford, donde continuó escribiendo obras, (como La Tempestad y Enrique VIII) hasta 1613. Murió el 23 de Abril de 1616, y fue sepultado en Holy Trinity Church, en Stratford. Podemos situar a Shakespeare dentro del Renacimiento inglés ( Renaissance). Este movimiento, procedente de Italia, llegó tarde a Inglaterra, a partir de mediados del siglo XVI. Coincide, pues, con el reinado de Isabel I (“era isabelina”), de 1558 a 1603, aunque se extendió también a los reinados de Jacobo I y de Carlos I. Inglaterra experimenta en esta época una prosperidad económica que se reflejó en el mundo de las letras, especialmente en el teatro, el género popular por excelencia. Con el reinado de Isabel I, Inglaterra mantuvo ciertas tensiones con España, provocadas, entre otros motivos, por los enfrentamientos religiosos entre católicos y protestantes, por los ataques de los piratas ingleses contra los barcos españoles que volvían de América (con el apoyo de la reina de Inglaterra) y por el apoyo inglés a holandeses y flamencos, enfrentados con España. De hecho Felipe II, el monarca español de la época, mandó una poderosa flota, la Armada Invencible, a que invadiera Inglaterra. La flota inglesa, más ligera y mejor armada, consiguió una importantísima victoria. Este hecho supuso el fin del poder naval español y la consagración de la hegemonía marítima inglesa. Durante el reinado de Isabel I, la Iglesia de Inglaterra se separó definitivamente, tras un período de incertidumbre, de la Iglesia Católica. Por esa razón, los católicos ingleses fueron presionados para convertirse al anglicanismo, y se establecieron leyes para perseguir a los que rehusaban convertirse. Ciertos críticos han argumentado que Shakespeare simpatizaba con el catolicismo. De hecho, hay indicios de que algunos miembros de la familia del dramaturgo fueron católicos.

LA OBRA LITERARIA DE SHAKESPEARE Shakespeare no es sólo un gran dramaturgo, sino también uno de los más grandes poetas líricos y narrativos ingleses. Nos limitaremos a citar su largo poema Venus y Adonis, y a destacar que sus sonetos (más de ciento cincuenta) suponen una de las cimas de la poesía amorosa de todos los tiempos. Por su parte, su obra dramática desborda los moldes y reglas del arte clásico. En ella no encontraremos ni unidades de tiempo, de lugar o de acción ni uniformidad de estilo: las formas métricas son variadas, e incluso se mezcla la prosa con el verso en una misma obra. Destaca especialmente la mezcla de lo trágico con lo cómico (el bufón en El rey Lear y los clowns en Hamlet). Esta inclusión de una veta cómica hasta en las más estremecedoras tragedias es un contrapunto cómico que realza los temas y episodios más graves, oponiéndoles como un espejo irónico o deformante. Su obra dramática se compone de treinta y siete piezas, entre comedias, dramas históricos y tragedias. LAS COMEDIAS Entre las de su primera época destaca La fierecilla domada. A su época de madurez pertenecen El mercader de Venecia y Las alegres comadres de Windsor, cuyo protagonistam el entrañable y ridículo Falstaff, corteja a dos ricas burguesas que le gastan todo tipo de burlas. La transición entre ambas etapas viene dada por El sueño de una noche de verano, la comedia más alegre, delicada y fascinante de Shakespeare. LOS DRAMAS HISTÓRICOS En ellos traza Shakespeare un inmenso fresco de la Inglaterra de los siglos XII a XV y de sus reyes más significativos. El sangriento pasado, plagado de asesinatos, guerras civiles y conspiraciones, le da pie para exaltar el presente de la monarquía inglesa. Destaca Ricardo II, en la que el protagonista pretende compensar su deformidad física buscando el poder por cualquier medio. Otros dramas históricos de Shakespeare son Enrique IV, Enrique V y Ricardo II. LAS GRANDES TRAGEDIAS El mayor éxito del teatro de Shakespeare procede de sus tragedias menores y mayores: en ellas, convierte a los protagonistas, trazados con enorme hondura y perfección, en símbolos de los grandes problemas del hombre: el amor (Romeo y Julieta), la duda (Hamlet), los celos (Otelo), la ambición y el remordimiento (Macbeth), el amor filial (El rey Lear)… Frente a las pasiones desbordadas, no hay más salida que la muerte, final común a todas las tragedias. La mayoría de sus tragedias corresponden a su época de madurez, y fueron escritas entre 1601 y 1608. Shakespeare escribió también tragedias de tema clásico, como Julio César, de profundo calado político y muy pesimista.

ROMEO Y JULIETA Romeo y Julieta forma parte de las grandes tragedias de Shakespeare. Esta obra cuenta la historia de dos jóvenes enamorados que, a pesar de la oposición de sus familias, rivales entre sí, deciden luchar por su amor hasta el punto de casarse de forma clandestina. Pero la presión de esa rivalidad y una serie de fatalidades conduce al suicidio de los dos amantes. Es una de las obras más populares del autor inglés y, junto a Hamlet y Macbeth, la que más veces ha sido representada. El argumento está basado en la traducción inglesa (The tragical History of Romeus and Juliet, 1562) de un cuento italiano de Mateo Bandello. Esta traducción, realizada por Arthur Brooke, se basó en la versión francesa del cuento, hecha por Pierre Boaistuau en 1559. En 1582, William Painter realizó una versión en prosa a partir de relatos italianos y franceses, que fue publicada en la colección de historias Palace of Pleasure. Shakespeare tomó elementos de ambas obras, aunque creó nuevos personajes como Mercutio y Paris. Algunas fuentes señalan que comenzó a escribirla en 1591, llegando a terminarla en 1595. Otras mantienen la hipótesis de que la terminó de escribir en 1597. La técnica dramática utilizada ha sido elogiada como muestra temprana de la habilidad del dramaturgo. Se caracteriza por el uso de fluctuaciones entre comedia y tragedia como forma de aumentar la tensión, por la relevancia argumental de los personajes secundarios y por el uso de subtramas para adornar la historia. En ella se adscriben diferentes formas métricas para los distintos personajes, que van cambiando de acuerdo con la evolución de los mismos. ESQUEMA ARGUMENTAL Introducción: En Verona viven las familias Montesco y Capuleto, rivales entre sí, que mantienen un rencor antiguo que involucra a otros allegados como Paris y Mercutio. Romeo y Julieta, hijos únicos de ambas familias, se conocen en una fiesta y se enamoran perdidamente. Los amantes se ven obligados a verse a escondidas por la rivalidad de las familias, hasta que se casan en secreto gracias a la comprensión y ayuda de Fray Lorenzo. Nudo: Hay un enfrentamiento entre los Montesco y los Capuleto donde el sobrino Teobaldo Capuleto mata al mejor amigo de Romeo, Mercutio. Romeo, en venganza, le da muerte a éste y es condenado al destierro en Mantua. Los esposos enamorados se ven por cuarta vez y consuman su noche de bodas mientras el padre de Julieta planea el matrimonio de su hija con Paris. Fray Lorenzo crea un plan para salvar el amor de Romeo y Julieta: ella bebe una poción que la hace parecer muerta durante 42 horas. El mensajero de Fray Lorenzo no llega a tiempo para prevenir a Romeo del plan y, como éste se entera de la supuesta muerte de Julieta, decide regresar a Verona para morir junto a la tumba de su amada. Desenlace: En el cementerio se encuentran Romeo y Paris, pelean y Paris muere. Luego Romeo bebe un veneno antes de que Fray Lorenzo llegue y que Julieta despierte. Al despertar Julieta, Fray Lorenzo le explica la situación, los guardias ahuyentan al fraile y Julieta toma la daga de Romeo y se suicida. En el cementerio Fray Lorenzo cuenta la historia y las familias conciertan la paz.

PERSONAJES Protagonistas Romeo Montesco: Es un romántico y está enamorado al modo cortés, en un principio, de Rosalía. Su carácter pacífico le lleva a intentar evitar la disputa entre Teobaldo y Mercutio, pero acaba mostrándose vengativo y mata al primero. Por amor está dispuesto a todo. Finalmente, su desesperación le lleva a tomar la decisión de suicidarse. Julieta Capuleto: Encarna, como Romeo el amor espontáneo, apasionado, físico y espiritual a la vez. Es una persona sumisa y obediente a las órdenes de su familia, pero no está de acuerdo con la decisión de su padre de casarla con Paris. Se muestra ansiosa cuando espera la aparición o noticias de Romeo, también en algunas escenas se muestra decidida a retar al destino. La soledad por el exilio de su esposo la deprime, pero ella aparenta que es a causa de la muerte de su primo Teobaldo. Al verse comprometida con Paris, se muestra valiente y dispuesta a aceptar el plan de Fray Lorenzo. Pero al comprobar la muerte de Romeo sucumbe a la desesperación y se suicida. Fray Lorenzo: Se muestra como una persona comprensiva y bondadosa que acepta casar en secreto a los amantes, ya que no está involucrado con ninguna de las familias enfrentadas y piensa que la boda puede ayudar a reconciliarlas. Sus conocimientos de alquimia le llevan a maquinar el trágico plan de la muerte simulada de Julieta. Es una persona práctica e inteligente, siempre dispuesto a ayudar a los enamorados. Mercutio: Es el mejor amigo de Romeo, al que aconseja. Contrapone, con su lenguaje divertido e ingenioso, el amor sexual al amor idealizado de los protagonistas. Al enfrentarse con Teobaldo, es herido de muerte, pero aparenta fuerza y valentía. Antagonistas Teobaldo Capuleto: Sobrino de Capuleto, de actitud belicosa, su odio hacia los Montesco le lleva a provocar enfrentamientos armados en la plaza de la ciudad. Se muestra cobarde al aprovechar una intervención de Romeo para matar a Mercutio de una estocada, y huir a continuación, pero regresa con cierta valentía buscando acabar con Romeo, que se defiende con ira vengativa y logra vencerlo. Paris: Es refinado y de buenas costumbres, pariente del príncipe Escala. Es apreciado por Capuleto debido a sus riquezas, linaje y distinción, por eso acepta su proposición de matrimonio. Indirectamente termina como la persona que se entromete en el amor de Romeo y Julieta. En el cementerio se enfrenta con Romeo, muriendo justo a un lado del supuesto cadáver de Julieta. Secundarios Benvolio Montesco: Sobrino de Montesco, primo de Romeo. Ama o nodriza de Julieta: Personaje simple y popular, cómplice de todos los actos de Julieta. Escala: Príncipe de Verona. Capuleto: Fuerte, con actitud decidida y rápida, se mueve por el interés económico al concertar la boda de su hija. Señora de Capuleto: Representa a las esposas de esa época, obedientes y apegadas a sus esposos, con los que se casaron por conveniencia. Es muy estricta con Julieta, pero al final cede de manera resignada al comportamiento de su hija. Montesco: Tiene escasa relevancia en la obra. Señora de Montesco: Obediente y abnegada, similar a la señora de Capuleto, al final muere de pena por su hijo Romeo. Fray Juan, Boticario, Baltazar, Abraham: Criados de los Montesco. Sansón, Gregorio: Criados de los Capuleto.

TEMAS DE ROMEO Y JULIETA Amor: Romeo y Julieta son símbolos del “amor joven destinado al fracaso”. En su primer encuentro, ambos utilizan una forma de comunicación metafórica, recomendada, entre otros, por el escritor Baltasar de Castiglione, ya que permitía a la mujer fingir que no ha entendido las palabras del amante, con lo cual éste podría retirarse sin perder su honor. Así, haciendo uso de las palabras “santo” y “pecado”, Romeo alude al amor de forma indirecta, y Julieta participa de la metáfora. En la “escena del balcón”, Romeo escucha a escondidas el soliloquio de Julieta. La presencia en ese lugar de Romeo (que no aparece en la versión de Brooke), permite a Shakespeare agilizar el desarrollo de la trama y eliminar parte del proceso de cortejo (lo habitual era que la dama mostrara su timidez y retrasara la consecución amorosa), adelantando la decisión de ambos de contraer matrimonio. La escena final del suicidio entra en conflicto con la religión católica, al ser considerado éste como un pecado que debe ser castigado en el infierno. En cambio, según el “amor cortés”, quienes recurren a este dramático fin para estar con su amado se vuelven merecedores del paraíso, donde vivirán acompañados por su amor. De este modo, el amor de Romeo y Julieta tiende a ser más platónico que religioso. Otro punto a considerar es la consumación sexual del amor, que no se produce hasta que ambos están casados, de acuerdo con la moral de la época. En Romeo y Julieta, el amor y el sexo acaban relacionándose estrechamente con la muerte. Destino y azar: Todavía no hay consenso sobre si Romeo y Julieta están destinados a morir juntos, o si los sucesos ocurridos se deben a una serie de eventos desafortunados. Los partidarios de la primera idea describen a Romeo y Julieta con el término “starcrossed lovers”, es decir, “amantes determinados por estrellas opuestas”. En época de Shakespeare se pensaba que las estrellas controlaban el destino de la humanidad. De hecho, al principio de la obra, Romeo habla de un presentimiento que tiene sobre la traslación de estos cuerpos celestes, por lo que al enterarse de la muerte de Julieta, desafía a las estrellas preguntando qué es lo que tienen destinado para él. Tiempo: Julieta y Romeo luchan por mantenerse en un mundo imaginario apartado del transcurso del tiempo y de la dura realidad que los rodea (el enfrentamiento de sus familias). Con su muerte, desafían también al tiempo, al propiciar que su amor se extienda por toda la eternidad. Rivalidad familiar: El amor de Romeo y Julieta aparece fatalmente determinado por la rivalidad de sus familias. Los jóvenes enamorados han de enfrentarse al dilema entre la lealtad a la familia o la lealtad al amor, optando por esto último. El odio ancestral entre los Montesco y los Capuleto sólo cesará tras la muerte de los amantes. Luz y oscuridad: Son dos motivos recurrentes en la obra que han dado lugar a diversas interpretaciones. Caroline Spurgeon considera a la luz como “un símbolo de la belleza natural del amor joven”. El contraste entre luz y oscuridad también puede ser entendido, de forma metafórica, como la oposición entre el amor y el odio, la juventud y la madurez. Irónicamente, las escenas de amor suelen situarse de noche y las de contienda entre familias, durante el día.

ASPECTOS TÉCNICOS Y FORMALES DE LA OBRA En Romeo y Julieta, Shakespeare emplea varias técnicas dramáticas que han recibido elogios entre la crítica: - El cambio repentino de la comedia a la tragedia, lo que favorece el aumento de la tensión dramática en ciertas escenas. -La aparición de argumentos secundarios para ofrecer una visión más clara de las acciones desarrolladas por cada uno de los personajes principales. -El juego de contrastes, ya desde la misma estructura de la obra, que se organiza en torno a dos ejes temáticos contrapuestos: 1.- las luchas entre los Montesco y los Capuleto 2.- las relaciones amorosas entre Romeo y Julieta, cinco a lo largo de la obra. -La combinación de prosa y verso: El dramaturgo utiliza variadas formas poéticas a lo largo del relato. Inicia con un prólogo de catorce líneas en forma de soneto, el cual es narrado por un coro. No obstante, la mayor parte de Romeo y Julieta está escrita en verso blanco, redactada en estrictos pentámetros yámbicos, con una menor variación rítmica que en las obras posteriores del mismo autor. Shakespeare relaciona cada forma poética con un personaje específico. Tales son los casos de fray Lorenzo, que utiliza el sermón, Romeo, que prefiere el soneto, o la nodriza, que hace uso del verso blanco, hecho que muestra una tendencia al lenguaje coloquial. Igualmente, cada una de estas formas se moldea y adapta a la emoción inherente en la escena donde participa cada personaje. Otras formas poéticas utilizadas son un epitalamio de Julieta, una rapsodia compuesta por Mercutio para definir a la Reina Mab y una elegía hecha por Paris. -La variedad del lenguaje: Al igual que ocurre con las formas métricas, Shakespeare adapta el lenguaje de su obra a las circunstancias y los personajes que intervienen. Romeo evoluciona en su lenguaje, desde los tópicos del petrarquismo, hacia una forma de comunicación menos retórica y más contemporánea, aunque sin renunciar a las metáforas. Julieta varía su lenguaje buscando la expresión verdadera, más que el uso de la exageración poética. Cuando está con Romeo es frecuente el uso de una expresión breve y entrecortada, aunque con Paris emplea un lenguaje más formal. El uso de la prosa se delimita para las expresiones de la gente común. El humor juega un rol indispensable: la investigadora Molly Mahood identificó, por lo menos, 175 juegos de palabras en el texto, a veces complicados de entender incluso para el hablante inglés contemporáneo. Este hecho complica de forma notable la traducción de la obra. La mayor parte de estos juegos de palabras son de naturaleza sexual, como los empleados en la relación de Mercutio y la nodriza.

VALORACIÓN E INFLUENCIA DE ROMEO Y JULIETA Romeo y Julieta ha tenido una profunda influencia en la cultura y arte occidental. Sus numerosas escenificaciones y adaptaciones han pasado a convertirla en una de las historias más famosas y perdurables. Al mismo nivel que Don Juan, el Quijote o la Celestina, Romeo se ha convertido en un prototipo, utilizado tanto en la lengua inglesa como en la castellana, como sinónimo de enamorado. La influencia de esta obra ha sido enorme en los distintos ámbitos de la cultura: Música: Grandes compositores ya clásicos como Héctor Berlioz o Tchaikowski han creado obras centradas en la obra de Romeo y Julieta. Este último es el creador de la famosa melodía conocida como “tema de amor”. Ya en la segunda mitad del siglo XX el compositor de bandas sonoras, Nino Rota, compuso su propia banda sonora para una película de título homónimo. Romeo y Julieta también ha influido en varias producciones de jazz, entre las cuales sobresalen la interpretación de Peggy Lee, “Fever”, en 1956, y la melodía “The Star-Crossed Lovers” del compositor Duke Ellington. Asimismo, la obra ha inspirado a diversos exponentes de la música popular. Entre ellos se encuentran The Supremes, Bruce Springsteen, Tom Waits y Lou Reed. No obstante, la pista más famosa del conjunto es el tema “Romeo and Juliet” de la banda de rock Dire Straits. Inspiró de igual modo uno de los musicales de teatro más famosos: West Side Story, musicalizado por Leonard Bernstein, y adaptado exitosamente en una película. La versión cinematográfica trasladó los sucesos del musical a una ciudad de Nueva York de mediados del siglo XX, mientras que las familias rivalizadas se convirtieron en pandillas. Al menos unas veinticuatro óperas se han basado en Romeo y Julieta. La más antigua, Romeo und Julie, apareció en 1776. Siguen en mayor o menor medida la historia Shakesperiana. La versión más conocida para ballet corrió a cargo de Sergéi Prokófiev. Arte: De la misma manera, la obra ha sido ilustrada en innumerables ocasiones. Cine y televisión: En la historia del cine se la considera como la tragedia más adaptada de todos los tiempos. Se sabe que la versión original de Shakespeare se filmó por primera vez en la era del cine mudo por Georges Méliès, aunque la película no se ha conservado. Las producciones cinematográficas más famosas son el filme de 1936 (nominado a cuatro premios Óscar) y dirigido por George Cukor, la versión de 1968 del director Franco Zeffirelli y Romeo + Julieta, de Baz Luhrmann. En su época, estas dos últimas se convirtieron en las cintas basadas en el legado de Shakespeare más exitosas de la industria. La película de Cukor, que no recibió una entusiasta recepción durante su exhibición, fue criticada entre otras cosas por la considerable edad de sus protagonistas Lo más destacado de la película de Franco Zeffirelli fue la edad de los protagonistas, de dieciocho años y quince años, que sí correspondían a la edad de los personajes de la obra originaria. La obra generó cierta controversia por las tomas de los protagonistas desnudos en la escena de luna de miel puesto que la actriz que interpretaba a Julieta era menor de edad en aquel entonces. Romeo + Julieta (1996), protagonizada por Leonardo Di Caprio y Claire Danes, tuvo un gran éxito de público. Un poco menos “oscura” que la versión de Zeffirelli, esta adaptación se sitúa en una “sociedad grosera, violenta y superficial”. No debemos olvidar la oscarizada Shakespeare in love, estrenada en 1998. En la trama se ficciona cómo desarrolló Shakespeare su tragedia del amor prohibido. También es importante la reconstrucción del ambiente del teatro isabelino.

Get in touch

Social

© Copyright 2013 - 2022 MYDOKUMENT.COM - All rights reserved.