Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 9

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 9 Octubre - Noviembre 2010 Volumen 5, Número 2 5 Cómo manejar la diarrea crónica felina Sally Pu

2 downloads 141 Views 15MB Size

Story Transcript

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 9

Octubre - Noviembre 2010 Volumen 5, Número 2

5

Cómo manejar la diarrea crónica felina Sally Purcell, DVM, Audrey K. Cook, BVM&S, MRCVS, DACVIM, DECVIM-CA Parte I: Diagnóstico

EC

Una combinación de historia clínica, análisis fecal y pruebas diagnósticas adicionales le ayudarán a descubrir la causa de estos signos clínicos demasiado comunes. EC

14

Parte I I: Tratamiento

32

Cómo desarrollar e interpretar cultivos de dermatofitos

Pág. 5 y 14

La terapéutica dirigida, cambios dietarios, prebióticos y probióticos, son algunas de las herramientas que le pueden ayudar a que los gatos con diarrea persistente retornen a su función gastrointestinal normal.

Kimberly S. Coyner, DVM, DACVD

Utilice esta guía –recopilada por un veterinario dermatólogo- para obtener el éxito máximo con esta prueba indispensable.

27

Laboratorio de Habilidades: Técnicas de cirugía reconstructiva, parte 6: colgajos de rotación en la piel Steven F. Swaim, DVM, MS,

Considere usar esta técnica quirúrgica cuando hay suficiente piel disponible para el cierre de la herida, sólo en un lado del defecto. Pág. 32

38 11 Pág. 11



CVC 2009 Consejos prácticos a partir de las presentaciones Alivio del dolor por cáncer

Louis Philippe de Lorimier, DVM, DACVM (oncología)

EQUINOS

Neumonía por aspiración en potros neonatos Ed Kane, PhD

La neumonía bacteriana es una causa común de enfermedad en potros jóvenes.

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

10 30

Secciones

CONTENIDO

Lo más reciente en Investigación

Un marcador de severidad de enfermedad cardíaca en perros

Actualización en la Investigación - recapitulaciones y comentarios • Riesgo de la nematodiasis intestinal

26 Pág. 10

Poniendo la Pauta

El potencial para controlar la sobrepoblación de mascotas y de salvar vidas humanas G. Robert Weedon, DVM, MPH

46 47 22

Pregunte al experto

Carcinoma de células transicionales de la vejiga y piroxicam Timothy M. Fan, DVM, PhD, DACVIM

El riesgo zoonótico de los conejos y otros animales silvestres Kevin R. Kazacos, DVM, PhD

Resumen de toxicología

Epidemiología y manejo de la intoxicación por estricnina Safdar A. Khan, DVM, MS, PhD, DABVT, Mary Kay McLean, BS

Pág. 40

Pág. 38

40

Exposiciones clínicas

36

Preguntas de los lectores

44

Intercambio de ideas

Hallazgo incidental de agenesia renal en un gato Sus preguntas acerca de la diabetes Consejo para los propietarios acerca de la administración de medicamentos líquidos, Cómo anestesiar perros con vientres abultados, Evite confusiones mediante recipientes de medicinas más pequeños, No solo para los ojos, Olor de gato macho, Sencilla administración de gotas oculares, y otros consejos por parte de sus colegas

Recursos para el lector

21 Calendario de Eventos 48 Índice de Anunciantes

Todos los artículos han sido revisados al menos por dos especialistas certificados del Panel de Asesores, ó por expertos reconocidos, para asegurar exactitud, minuciosidad y conveniencia. MISIÓN

enconcisa, Español Octubre - Noviembre Veterinary Medicine en Español es una revista pre-revisada dedicada a Veterinary proporcionarMedicine información fidedigna, y esencial sobre2010 los problemas clínicos más comunes y cruciales vistos en animales de compañía y animales no convencionales



Octubre - Noviembre 2010 Volumen 5, Número 2

Panel de Asesores Editoriales Líderes especialistas que dirigen el contenido de nuestra revista, y aseguran la calidad editorial e integridad en cada edición. Joseph W. Bartges, DVM, PhD, DACVIM, DACVN Department of Small Animal Clinical Sciences College of Veterinary Medicine The University of Tennessee Knoxville, Tennessee David S. Bruyette, DVM, DACVIM VCA West Los Angeles Animal Hospital West Los Angeles, California Timothy M. Fan, DVM, DACVIM Department of Veterinary Clinical Medicine College of Veterinary Medicine University of Illinois Urbana, Illinois Juliet R. Gionfriddo, DVM, MS, DACVO Department of Clinical Sciences College of Veterinary Medicine and Biomedical Sciences Colorado State University Fort Collins, Colorado

Joseph Harari, MS, DVM, DACVS Veterinary Surgical Specialists Spokane,Washington Karen A. Moriello, DVM, DACVD Department of Medical Sciences School of Veterinary Medicine University of Wisconsin Madison, Wisconsin Jacqueline C. Neilson, DVM, DACVB Animal Behavior Clinic Portland, Oregon Barrak Pressler, DVM, DACVIM Department of Veterinary Clinical Sciences School of Veterinary Medicine Purdue University West Lafayette, Indiana Robert Prosek, DVM, MS, DACVIM Department of Small Animal Clinical Sciences College of Veterinary Medicine University of Florida Gainesville, Florida

Panel de Asesores Practicantes Practicantes progresivos que mantienen cada edición práctica, oportuna y pertinente Mili Bass, DVM, DABVP Bass Veterinary Consulting & Relief Farragut, Tennessee Robín Downing, DVM Windsor Veterinary Clinic PC Windsor, Colorado Corey Entriken, DVM Gladstone Animal Clinic Gladstone, Missouri Wayne L. Hunthausen, DVM Westwood Animal Hospital Westwood, Kansas Thomas McCoy, DVM Harvard Avenue Veterinary Clinic Tulsa, Oklahoma Jennifer McDermott, DVM Banfield, The Pet Hospital Overland Park, Kansas Veterinary Medicine en Español V.5 No.2 Octubre-Noviembre 2010. Publicación bimestral, editada por Revistas para la Industria, S.A. de C.V. Editor responsable: Ma Antonieta Guerrero Paz. No. de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor 04-2006-083113261500-102. No. de Certificado de Licitud de Título 13592. No. de Certificado de Licitud de Contenido 11165. Domicilio de la Publicación: Av. Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D, Col. Nápoles, C.P. 03810 México, D.F., Impreso en: Polymasters de México S.A. de C.V. Distribuida por: Revistas para la Industria, S.A. de C.V., Av. Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D, Col. Nápoles, C.P. 03810 México, D.F. Toda la información y conceptos que aquí aparecen son responsabilidad exclusiva de cada uno de los autores y firmas comerciales. Esta prohibida y será castigada la reproduccion total o parcial de cualquiera de los materiales que aqui aparecen.



Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

Melissa M. Mckendry, DVM DABVP Cooke Veterinary Medical Hospital Chesapeake, Virginia Fred L. Metzger Jr., DVM, DABVP Metzger Animal Hospital State College, Pennsylvania

Robert M. Miller, DVM Thousand Oaks, California Gary D. Norsworthy, DVM, DABVP Alamo Feline Health Center San Antonio, Texas R. Wayne Randolph, VMD, DABVP Countryside Veterinary Hospital Flemington, New Jersey Michael H. Riegger, DVM, DABVP Northwest Animal Clinic, Hospital and Specialty Practice Albuquerque, New Mexico David Robbins, DVM VCA West Bernardo Animal Hospital San Diego, California Philip VanVranken, DVM Dickman Road Veterinary Clinic Battle Creek, Michigan Laura L. Wade, DVM, DABVP Boadway Veterinary Clinic Lancaster, New York

EC ❖ ARTICULO ARBITRADO

Cómo manejar la diarrea crónica felina, Parte 1: Diagnóstico Una combinación de la historia clínica del paciente, análisis fecales y pruebas diagnósticas adicionales le ayudarán a descubrir la causa de estos signos clínicos demasiado comunes. Sally Purcell, DVM, Audrey K. Cook, BVM&S, MRCVS, DACVIM, DECVIM-CA

U

n incremento en la frecuencia y en la consistencia de las heces, es un signo importante de enfermedad gastrointestinal (GI) en gatos. A menudo se consulta a los veterinarios por que la diarrea se relaciona con enfermedad sistémica o cuando es de curso crónico. En casos en los que la diarrea se presente de manera intermitente o continua por más de tres semanas, se le considera como un trastorno de curso crónico. La diarrea crónica en gatos puede diagnosticarse y constituir un desafío terapéutico, así que le ayudaremos a usted a enfocar estos casos de manera lógica y completa. En primer término, expondremos cuáles pruebas diagnósticas son las más útiles para detectar la diarrea crónica y en el siguiente artículo abarcaremos los medicamentos y tratamientos.

HISTORIA CLÍNICA

Al evaluar gatos con diarrea crónica obtenga primero una historia clínica completa y detallada que incluya signos clínicos, vacunas, y desparasitaciones, así como información acerca del ambiente, viajes recientes, cirugías por

Sally Purcell, DVM Audrey K. Cook, BVM&S, MRCVS, DACVIM, DECVIM-CA Department of Small Animal Clinical Sciences College of Veterinary Medicine Texas A&M University College Station, TX 77843-4474

problemas médicos anteriores, régimen dietario actual, además de cambios recientes y prescripción actual de medicamentos y nutracéuticos. Una historia clínica completa tal vez sugiera enfermedad extraintestinal o exposición a parásitos, agentes infecciosos, medicamentos o toxinas. Agregue preguntas que se enfoquen acerca de la diarrea y trate de dilucidar el inicio, duración, características específicas y signos clínicos concomitantes. Una descripción de las heces (color, volumen, presencia de sangre o moco), la frecuencia y urgencia de la defecación y los signos clínicos relacionados (anorexia, pérdida de peso, vómito, tenesmo, disquecia) pueden localizar el problema en alguna región específica

del tracto GI (Cuadro 1). También pregunte acerca de la respuesta a cualquier modificación en los tratamientos o en la dieta, que le ayuden a identificar factores agraviantes o de alivio.

EXAMEN FÍSICO

Evalúe a fondo todos los sistemas corporales antes de centrarse en el tracto GI. Tal vez usted pueda identificar fiebre o detectar evidencia de pérdida de peso, caquexia, deshidratación u otros signos de enfermedad sistémica. Palpe las glándulas tiroides y practique un examen oftalmológico, incluyendo la evaluación del fondo de ojo. Considere el examen rectal en caso de que la historia clínica sugiera diarrea del intestino grueso o enfermedad rectal, o anal.

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010



Cómo manejar la diarrea crónica felina, Parte l: Diagnóstico ❖

En gatos, la palpación abdominal por lo general es sencilla debido a que gran parte de los pacientes son pequeños y el contenido abdominal se palpa con facilidad. La mejor valoración se logra al utilizar la parte plana de sus manos y dedos en contra del abdomen, de manera opuesta a las puntas de sus dedos. Al utilizar presión y liberación intermitentes se minimiza el malestar del paciente. Elevar la parte frontal del gato ayuda a colocar los órganos abdominales craneales dentro del rango de búsqueda. La palpación abdominal deberá ser sistémica e incluir los intestinos delgado y grueso, así como los ganglios linfáticos abdominales. Observe la localización, tamaño, dolor, masas, engrosamientos del intestino y distensión por líquidos o gases. La presencia e intensidad de las anormalidades determina qué tan agresivo o conservador será el siguiente paso diagnóstico que deberá tomar.

DIAGNÓSTICOS FECALES Apariencia macroscópica

Examine desde el punto de vista macroscópico las heces en todos los casos. Observe el color fecal y busque moco, alimento sin digerir y sangre. Esta información, junto con la historia clínica, deberá ser suficiente para clasificar la diarrea como de intestino delgado, intestino grueso, o ambos (Cuadro 1).

Frotis y flotación fecales

Practique evaluaciones de flotación fecal y frotis de solución salina varias veces, dado que algunos parásitos GI pueden pasarse por alto en un solo examen. Para practicar un frotis en solución salina, mezcle heces frescas con una pequeña cantidad de solución salina para formar un líquido. A continuación, coloque una gota de la mezcla en un portaobjetos y cúbralo con un cubreobjetos. La citología fecal rutinaria con tinción de Gram puede revelar los bacilos en forma de ala de gaviota de las especies de Campylobacter (Figura 1). Examine por medio de microscopio la laminilla utilizando aumentos bajos y altos, con el fin de identificar trofozoitos y quistes. Para asegurar una posibilidad diagnóstica óptima es necesaria una muestra fecal fresca (de menos de 30 minutos). La movilidad



ARTICULO ARBITRADO

1. Frotis fecal demostrando varios microorganismos de especies Campylobacter. Observe la forma

característica de los microorganismos en ala de gaviota (tinción de Gram; 1,000X). (Fotografía cortesía de Michael D. Willard, DVM, DACVIM.).

movimiento es impredecible y axial (Figura 2). En tanto que los trofozoitos de las especies de Giardia demuestran un movimiento más ondulado, comparado por lo común con caída de hojas. Poseen forma de pera y contienen un disco ventral cóncavo característico (Figura 3). Cuando lleve a cabo la flotación fecal, los métodos de flotación centrífuga mejoran de manera sus2. Frotis fecal demostrando cinco tricomonas. Nótese los flagelos tancial la sensibilidad anteriores (tinción de Giemsa; 1,000X). (Fotografía cortesía de Thomas del proceso2. Mezcle 2 M. Craig, DVM, PhD.). a 3 gramos (casi media cucharada cafetera) de de los trofozoitos se reduce con rapi- heces frescas con 5 a 10 ml de solución dez luego de haber sido retirados del de flotación. En caso de que la muestra huésped, así que los frotis con solución sea muy suave u acuosa utilice 5 gramos salina deberán practicarse tan pronto (una cucharada cafetera) de heces para como sea posible. Tal vez sean preferi- completar el efecto de la dilución. El bles los frotis directos a la flotación método de flotación de Sheather utilipara la identificación de huevos pesa- zando solución de azúcar permite una dos, larvas delicadas y trofozoitos1. Los buena recuperación de parásitos en la trofozoitos de las especies de Tritricho- mayoría de los casos, pero la prueba monas y Giardia parecen similares de de flotación con sulfato de zinc deberá manera general y pueden confundirse utilizarse si se sospecha de infección unas con otras al examen normal. Sin con especies de Giardia, dado que en embargo, las diferencias distintivas de esta solución es menos probable que ambos microorganismos ayudarán a los quistes protozoarios se achiquen y corregir la identificación. Los tricomo- distorsionen1. Filtre la mezcla fecal a través de una nas tienen una membrana larga ondulante a lo largo de sus cuerpos y su manta de cielo hacia un contenedor ade-

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

res de seis meses de edad y se relacionan más con diarrea mucoide, que con sangre fresca. El cultivo bacteriano de heces frescas permanece como la manera más confiable de establecer 3. Muestra de flotación con sulfato de zinc mostrando varios quistes y un trofozoito un diagnóstico. El de especies de Giardia. Observe la característica forma de pera y la simetría microorganismo bilateral (1,000X). (Fotografía cortesía de Thomas M. Craig, DVM, PhD.). es microaerofílico, así que utilice hisocuado para verter. Vierta el contenido pos anaerobios para transportarlo. Indel contenedor hacia el tubo de la cen- forme con anterioridad al laboratorio trífuga. En caso de utilizar una centrí- si se sospecha infección por especies fuga de movimiento oscilante, llene el de Campylobacter, ya que se requieren tubo con suficiente solución para crear métodos especiales de cultivo. Campyun menisco y coloque un cubreobje- lobacter jejuni se ha identificado tanto tos en la parte superior. Centrifugue en gatos asintomáticos y en gatos con durante 10 minutos a 1,500 rpm. Si diarrea así que interprete los resultados 4 emplea una centrífuga de ángulo fijo, positivos con precaución . Tritrichomonas foetus por lo común no llene el tubo de centrífuga hasta la afecta a gatos jóvenes y a gatitos manparte superior. Dé origen a un menisco 5 al agregar solución de flotación luego tenidos en ambientes hacinados . Los de la centrifugación y a continuación signos clínicos consisten en una diacoloque el portaobjetos en la parte rrea de intestino grueso crónica, intersuperior. Permita que la muestra per- mitente, con sangre, moco, flatulencia, manezca durante 3 o 4 minutos y luego intensa irritación anal y paso de heces transfiera el cubreobjetos hacia el otra involuntario. Tritrichomonas foetus laminilla. Examine la muestra a bajo puede cultivarse al utilizar sistemas de aumento con el fin de identificar hue- cultivo disponibles a nivel comercial vos quistes y ooquistes patógenos. En (InPouch TF-Feline—BioMed Diagcaso de que el tiempo sea una limitante nostics). Se requiere de una pequeña las muestras para flotación deberán re- muestra fecal para inocular el medio, frigerarse y examinarse más adelante el cual entonces se mantiene a temperatura ambiente por hasta una semana. en el día. Deberá observarse bajo el microscopio cada día en búsqueda de trofozoitos Detección de antígeno, móviles. cultivos y pruebas de El método más sensible para conPCR y enterotoxinas Las pruebas de antígenos fecales pue- firmar tricomoniasis es una reacción den ser una adición útil para los méto- en cadena de la polimerasa fecal (PCR). dos de flotación rutinarios3. Se encuen- Esta prueba se lleva a cabo en Texas tran disponibles equipos de ELISA para A&M University, College of Veterinary la detección de antígenos a especies de Medicine Gastrointestinal Laboratory Giardia (por ejemplo SNAP Giardia and at North Carolina State University, Test—Idexx Laboratories; ProSpecT College of Veterinary Medicine Intestinal Pathogens Research Laboratory. Se Giardia—Remel). Los cultivos de Campylobacter je- proporciona información con respecto juni y Tritrichomonas foetus, respec- al manejo de la muestra y su envío en tivamente, por lo general dan pocos re- http://www.cvm.tamu.edu/gilab/assultados, pero resultan apropiados en says/Tritrichomonas.shtml y en http:// casos en los cuales los signos clínicos www.cvm.ncsu.edu/docs/personnel/ gookin_jody.html. sugieren la posibilidad de infección. La enterotixicosis por Clostridium La infección con C. jejuni se diagperfringens (ECP) es una causa menos nostica más a menudo en gatos meno-

frecuente de diarrea en gatos. Tome en cuenta que C. perfringens puede aislarse de las heces de gatos clínicamente normales6. Algún desencadenante, tal como la administración de antibióticos, cambio en la dieta o coinfección con patógenos intestinales, ocasiona que la forma vegetativa del microorganismo esporule y libere enterotoxinas. ECP no puede diagnosticarse de manera presuntiva con base en el hallazgo de solamente presuntiva (Figura 4), debido a que se ha informado de grandes cantidades de endosporas en gatos sanos7. La inmunodetección de la enterotoxina fecal está disponible como una prueba de aglutinación en látex pasiva inversa (PET-RPLA Toxin Detection Kit—Oxoid) o ELISA (C. perfringens Enterotoxin Test—TechLab). Se ha utilizado la prueba de PCR en heces con objeto de identificar el gen que codifica para la producción de enterotoxina (cpe). Utilizando una combinación de inmunodetección y PCR parece ofrecer una sensibilidad óptima de diagnóstico11. El Gastrointestinal Laboratory at

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010



Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 7

Cómo manejar la diarrea crónica felina, Parte l: Diagnóstico ❖

ARTICULO ARBITRADO

4. Frotis fecal mostrando múltiples endosporas de Clostridium perfringens

(tinción modificada de Wright; 1,000X). (Fotografía cortesía de Debra Zoran, DVM, DACVIM).

Texas A&M University ofrece la prueba PCR para el gen cpe y se proporciona información acerca del manejo y envío de muestras en http://www.cvm.tamu.edu/gilab/assays/C.%20p erfringens%20enterotoxin%20gene.shtml.

EVALUACIÓN SISTÉMICA

Las pruebas diagnósticas adicionales para cualquier gato con diarrea crónica deben incluir un perfil químico sérico, hematocrito incluyendo un conteo diferencial de leucocitos, panel de electrólitos, urianálisis y pruebas para el antígeno del virus de la leucemia felina y para anticuerpos para el virus de la inmunodeficiencia felina. Deberán determinarse las concentraciones de tiroxina en cualquier gato de siete años de edad o con signos clínicos sugerentes de hipertiroidismo. Estos datos de laboratorio ayudarán a determinar la intensidad de la enfermedad sistémica y pueden identificar causas extragastrointestinales potenciales de diarrea crónica. La hipoalbuminemia es sugerente de enfermedad GI seria y puede observarse con el linfoma alimentario o la enteritis necrótica9. Las actividades de las enzimas hepáticas notablemente aumentadas (por ejemplo, alaninotransferasa, fosfatasa alcalina) o la concentración de bilirrubina pueden indicar hepatopatías concurrentes o secundarias. El conteo eosinofílico periférico a menudo se encuentra elevado en gatos con enteritis eosinofílica parasitaria o micótica. La anemia junto con una menor cantidad de proteína y mayores concentraciones de nitrógeno ureico sanguíneo pueden sugerir pérdidas sanguíneas en el GI.

PRUEBAS DE LABORATORIO ADICIONALES

Otras pruebas de laboratorio específicas pueden proporcionar información adicional acerca de la naturaleza y localización de la enfermedad gastrointestinal. En determinados casos pueden proporcionar un diagnóstico definitivo. Algunas de estas pruebas se les conoce tan solo como pruebas de funcionamiento GI. Es importante destacar, sin embargo, que muchas de las funciones esenciales en el tracto GI, tal como la secreción, motilidad y la vigilancia y protección inmunológicas, no se evalúan con facilidad. El folato (vitamina B9) es una vitamina hidrosoluble del grupo B. las concentraciones séricas de folato se encuentran influenciadas por el consumo dietario, cantidad de la enzima



Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

del borde en cepillo del intestino delgado y por la cantidad y función de los portadores específicos del folato en el intestino delgado proximal. La deficiencia dietaria de folato es en extremo poco usual y las bajas concentraciones séricas de folato sugieren con intensidad enfermedad de la mucosa del intestino delgado10. El manejo adecuado de la muestra es importante, dado que la hemólisis ocasiona la liberación de folato a partir de los eritrocitos resultando en concentraciones altas falsas. La cobalamina (vitamina B12) también es una vitamina hidrosoluble del grupo B. Sólo las bacterias son capaces de la síntesis de cobalamina y los gatos dependen de las fuentes dietarias para sus necesidades de cobalamina. Luego de la ingestión, la cobalamina se fija a proteínas salivales y gástricas, y se transfiere hacia el factor intrínseco en el duodeno. En gatos, el páncreas exocrino es el único origen del factor intrínseco. El complejo cobalamina-factor intrínseco se fija entonces a receptores específicos en el íleon. Como resultado, las concentraciones séricas subnormales de cobalamina sugieren enfermedad de la mucosa en el intestino delgado distal o insuficiencia pancreática exocrina (IPE)10. La prueba de inmunorreactividad similar a la tripsina (TLI, por sus siglas en inglés) determina las concentraciones séricas de tripsinógeno y de tripsina. Pueden encontrarse pequeñas cantidades de estas enzimas en el flujo sanguíneo luego de su síntesis por las células acinares pancreáticas. Las concentraciones normales de TLI son un marcador sensible y específico de EPI11. La administración de extractos pancreáticos orales no afecta las concentraciones séricas de TLI. Sin embargo, los gatos deben estar en ayuno por 12 horas antes de tomar una muestra de suero debido a que los pacientes con función pancreática exocrina limítrofe pueden tener resultados dentro del rango normal. En cualquier gato con signos crónicos de enfermedad GI, en especial el complejo de triada -inflamación concurrente del páncreas, sistema biliar y tracto gastrointestinalson necesarias las pruebas adicionales por pancreatitis. La prueba de inmunorreactividad a la lipasa pancreática felina (fPLI, por sus siglas en inglés) tiene una mayor sensibilidad y especificidad, cuando se le compara con la ultrasonografía abdominal para identificar la inflamación pancreática, aunque las dos pruebas pueden proporcionar información complementaria12. La determinación de las actividades de la amilasa y lipasa séricas, ya no se considera útil y las concentraciones de TLI son de valor limitado para el diagnóstico de la pancreatitis felina.

IMÁGENES ABDOMINALES

Las radiografías abdominales en gatos con diarrea crónica por lo general no aportan información, pero pueden indicar algún cuerpo extraño, obstrucción, intususcepciones, hernia traumática o congénita, megacolon, lesión por masa. Una serie GI alta de bario puede ayudar a detectar trastornos de la motilidad, engrosamiento del intestino, obstrucción parcial, torsión o desplazamiento del intestino, constricciones o masas. Un enema con bario puede ser de utilidad para valorar la mucosa del intestino grueso. La ultrasonografía abdominal es una prueba más sensible que las radiografías para detectar masas abdominales, intu-

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 6 suscepciones, linfadenopatías y engrosamiento de la pared intestinal o pérdida del recubrimiento intestinal normal13. El parénquima anormal de órganos, masas y ganglios linfáticos pueden activarse o practicarse biopsias con guía mediante ultrasonografía. El examen citológico de los ganglios linfáticos mesentéricos no puede distinguir entre el linfoma de células pequeñas y los ganglios linfáticos normales. Sin embargo, pueden detectarse con confianza enfermedad de células cebadas y el linfoma de células grandes mediante evaluación citológica de aspirados de intestino o ganglio linfático.

ENDOSCOPIA

Dependiendo de los resultados de las pruebas diagnósticas iniciales podrá considerarse un examen endoscópico del tracto GI. Esta prueba es relativamente no invasiva, pero tiene importantes limitaciones. La más importante es que no puede evaluarse todo el intestino, puesto que mucho del intestino delgado se encuentra fuera del alcance. Un examen endoscópico superior per-

mite visualizar el esófago, estómago y duodeno proximal. El íleo distal puede alcanzarse a través del colon durante un examen endoscópico bajo, pero el yeyuno se encuentra fuera del alcance. Además, sólo pueden identificarse lesiones de la mucosa y no se apreciarán cambios en la submucosa o engrosamiento focal. Por tanto, la endoscopia es más apropiada en pacientes en quienes se sospecha de enfermedad de la mucosa infiltrativa o inflamatoria difusa. El procedimiento diagnóstico requiere equipo especializado así como de un experto. Algún veterinario sin experiencia puede tener dificultad para ingresar al duodeno o íleon, o tal vez no resulte óptima la calidad de la biopsia12. Deberán reunirse múltiples (6 a 10) muestras de biopsia de la mucosa a partir de estómago, duodeno, íleo y colon para examen histológico, aún si el tejido se encuentra de un grosor normal. Maneje las muestras con cuidado y fíjelas con rapidez para evitar la manipulación, artefactos o secado.

LAPAROTOMÍA EXPLORATORIA

Algunos cuantos casos de diarrea crónica tal vez requieran de una laparotomía exploratoria, tales como gatos con lesiones por masas o aquellos en donde se sospecha de enfermedad del yeyuno o patología de la submucosa. Cuando se le compara con un examen endoscópico, el enfoque quirúrgico proporciona ciertas ventajas incluyendo la remoción terapéutica de las masas, muestreo por biopsia de grosor total y examen de hígado, páncreas y ganglios linfáticos abdominales. Sin embargo, el malestar del paciente y el tiempo de recuperación aumentan con la cirugía y deberá evaluarse con cuidado el riesgo-beneficio de la cirugía, en comparación con la endoscopia en cada paciente. En caso de desarrollar la cirugía es esencial evaluar la cavidad abdominal entera. Aún en caso de “Cómo manejar la diarrea crónica felina, Parte 1: Diagnóstico” continúa en pág 35...

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010



Lo más reciente en Investigación La Troponina I indica la severidad de la cardiopatía en perros

C

orrelacionar el progreso o severidad de una enfermedad con alguna sustancia biológica específica puede influir mucho en la capacidad de anticipar el desenlace. Este concepto es un área que se expande con rapidez tanto en medicina humana como en veterinaria. La troponina I o cTn1, es un biomarcador cardiaco liberado cuando ha sucedido alguna lesión miocárdica. Puesto que tiene una vida media de menos de 70 minutos, las concentraciones circulantes elevadas representan una remodelación cardiaca en progreso relacionada con cardiopatía crónica. Un estudio publicado en el Journal of Veterinary Internal Medicine este año, presenta resultados promisorios para este marcador, el cual ha sido bien estudiado en caso de humanos. La disponibilidad de pruebas más sensibles ha logrado la detección de pequeñas concentraciones de troponina I, aumentando su utilidad como un indicador pronóstico en personas. También ha probado ser un buen indicador pronóstico en personas con insuficiencia cardiaca una proteína de fase aguda denominada proteína C reactiva (CRP, por sus siglas en inglés) que se libera con rapidez con la inflamación o destrucción de tejidos. El propósito de este estudio fue encontrar si las concentraciones plasmáticas de troponina I y de CRP se correlacionan con la intensidad de la cardiopatía en perros y si otras valoraciones cardiacas, tales como la frecuencia cardiaca, presión arterial sistólica y varios hallazgos ecocardiográficos, se relacionaron con las concentraciones de troponina I y CRP. En el estudio se incluyeron tanto perros sanos, así como un grupo de perros con enfermedad valvular mitral mixomatosa (EVMM). Los perros tenían que pesar menos de 15 kilogramos y encontrarse libres de enfermedad cardiaca o tener evidencia física o ecocardiográfica de EVMM. En el caso de cada participante, se llevó a cabo una entrevista con el propietario, así como la aplicación de un examen físico. Durante la misma visita se llevaron a cabo la determinación de presión sanguínea indirecta, la obtención de una muestra sanguínea y una evaluación ecocardiográfica. Se determinaron las concentraciones de troponina I a través de una prueba inmunoabsorbente ligada a enzima (ELISA) y se utilizó una prueba CRP ELISA canina disponible a nivel comercial, con el fin de determinar las concentraciones de CRP. Para cada perro, se valoró la intensidad de la enfermedad con base en los hallazgos ecocardiográficos, incluyendo calificaciones de regurgitación mitral, tamaño del flujo y la proporción de la aurícula izquierda a la raíz aórtica.

10

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

La comparación de los resultados reveló que las concentraciones de troponina I se encontraban significativamente mayores en perros con cardiopatía moderada a severa o muy bajos o indetectables en los perros sanos. Sin embargo, la edad y la concentración de troponina I también se relacionaron intensamente en los perros con enfermedad cardiaca. A mayor edad, el daño miocárdico presente resultó en liberación de troponina I. Estudios previos han demostrado una relación entre el desarrollo de la arterioesclerosis y la edad del perro, la cual puede ayudar a explicar los aumentos relacionados con la edad. Mientras que se detectó CRP en todos los perros, las concentraciones no parecieron relacionarse con la intensidad de la cardiopatía, tal como sucede en personas. Ya que la CRP puede aumentar en respuesta a la inflamación de otros sistemas de órganos, no resulta específica para cardiopatía. Sin embargo, hubo una relación importante entre frecuencia cardiaca, la concentración de troponina I y la severidad de EVMM, lo cual sugiere que puede haber una conexión intensa entre una intensidad creciente de una cardiopatía y la activación del sistema nervioso simpático. La troponina I tiene futuro como biomarcador para las cardiopatías crónicas caninas. Aún así, se requieren más estudios con el fin de identificar la confiabilidad de las concentraciones plasmáticas de troponina I en comparación con otras pruebas diagnósticas como una predicción de desenlace. REFERENCIA 1.

Ljungvall I, Höglund K, Tidholm A, et al. Cardiac troponin I is associated with severity of myxomatous mitral valve disease, age, and C-reactive protein in dogs. J Vet Intern Med 2010;24(1):153-159.

Equinos

Neumonía por aspiración en potros neonatos Determinación de la causa y aplicación de un tratamiento efectivo

Ed Kane, PhD

L

a neumonía bacteriana es una causa común de enfermedad en potros jóvenes. Un origen de infección relacionado frecuentemente con neonatos es la aspiración de cuerpos extraños. Sin embargo, este trastorno no progresa hacia una enfermedad más seria o a la muerte con el reconocimiento y tratamiento tempranos. “La enfermedad pulmonar es más seria que la enfermedad de las vías respiratorias superiores en potros neonatos” afirma Jonathan Palmer, VMD, Dipl. ACVIM, jefe del Neonatal Intensive Care Service en el University of Pennsylvania School of Veterinary Medicine’s New Bolton Center. “Hemos visto problemas en vías aéreas superiores en potros neonatos, que conducen a problemas pulmonares inferiores tales como la neumonía por aspiración que son más serios, ponen en mayor riesgo la vida y tal vez ocasionan más problemas más adelante en la vida”. La aspiración de materiales extraños hacia los pulmones es un problema serio para los neonatos jóvenes, sobre todo cuando las razones de la aspiración no se reconocen. “Si usted no hace algo, de modo que ellos no dejen de aspirar, puede resultar en una neumonía mortal”, establece Palmer.

CAUSAS DE NEUMONÍA POR ASPIRACIÓN

“Nosotros observamos dos tipos de neumonía por aspiración en potros neonatos” comenta Mary Rose Paradis, DVM, MS, Dipl. ACVIM, jefe de la sección de Large Animal Medicine & Surgery en la Tufts University’s Cummings School of Veterinary Medicine.

1 y 2. Un potro disfágico con descarga nasal de leche luego de amamantar (fotografías cortesía de la Dra. Mary Rose Paradis).

El primero es la aspiración de meconio, el cual se observa a menudo luego de distocia. “Estos recién nacidos en realidad tienen un mal momento, debido a que están llenos de materia fecal en sus pulmones”, asevera Paradis. La otra situación común es la aspiración postparto de leche. En estos casos, conforme el potro se amamanta se puede ver que la leche sale por su nariz (Fotografías 1 y 2). “En ese momento, usted debe decidir, ¿la yegua está produciendo demasiada leche y salpica el rostro del potro o se trata en realidad de disfagia-una deglución deficiente?”, establece Paradis. Luego de mamar, una pequeña cantidad o varios mililitros de leche pueden ser expelidos por

los ollares. “La cuestión importante es no tomar este signo clínico demasiado a la ligera”. Palmer asevera que “para los clínicos es importante saber que si observan que sale leche de la nariz de los potros jóvenes, puede haber aspiración”. Unas cuantas cosas pueden resultar en aspiración de leche. Aunque muy poco usual en potros (casi 1% de los problemas de aspiración), puede ser ocasionada por paladar hendido. De manera menos frecuente se encuentra la disfunción y/o disfagia faríngeas, sobre todo en potros prematuros débiles o en hembras sépticas. Cuando el potro intenta deglutir no sella su laringe, así que la leche se dirigirá hacia la tráquea,

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

11

Equinos

así como hacia fuera de su nariz. La neumonía se desarrolla cuando la leche es aspirada hacia los pulmones. La leche es una sustancia no estéril con una multitud de bacterias presentes y es un medio de crecimiento bacteriano perfecto. Otra razón para la regurgitación de la leche a través de la nariz es una falla de pasar la leche del esófago cervical luego de beber. Este trastorno puede estar relacionado con encefalopatía neonatal o dismotilidad esofágica. “Los potros afectados de manera severa pueden tener un gran flujo de leche que sale por su nariz, aunque, debido a que el problema se encuentra en el esófago y no en la faringe o laringe, serán capaces de guardarla en su tráquea y la leche no será aspirada”, dice Palmer. Por tanto, es fundamental determinar la razón que da origen a la regurgitación de la leche.

12

Si se sospecha de aspiración de leche “usted necesita hacer algo para detenerlo”, asevera Palmer. En tanto que estos trastornos pueden ser pasajeros, no se le deberá permitir a la yegua que continúe amamantando en caso de confirmarse la aspiración (tráquea húmeda, sonidos pulmonares anormales).

TRATAMIENTO INICIAL Y DETERMINACIÓN DE LA CAUSA SUBYACENTE

Una manera de detener la aspiración de leche es ponerle un bozal al potro temporalmente, colocarle una sonda estomacal y alimentarlo de esta manera durante unos cuantos días, mientras se vuelve a evaluar su condición. “Si vuelve a tomar su habilidad para deglutir, entonces se encuentra bien y puede hacerlo bien”, establece Palmer. “Si no es así y continúa aspirando, entonces

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

he tenido bastante éxito manejando esto al destetar al potro de la yegua y alimentándolo con una cubeta en el piso. En tanto su cabeza se encuentre debajo de sus pulmones de modo que el fluido drene fuera de su nariz, en vez de pasar hacia su tráquea”. Una vez que los potros afectados son capaces de ingerir alimento sólido el problema se resuelve. Determinar la causa de la disfunción resulta fundamental para guiar el tratamiento. “Existen dos pruebas diagnósticas que encuentro importantes -la endoscopia de las vías aéreas superiores y las radiografías”, afirma Paradis. La endoscopia de las vías superiores le permite a usted observar la función de la laringe y del paladar blando. La evaluación radiográfica deberá incluir una radiografía lateral de la cabeza, buscando la epiglotis en relación con el paladar blando para apreciar si se encuentra desplazada (Foto 3, p. 13), así como radiografías del tórax con objeto de determinar la extensión de la neumonía por aspiración. Este tipo de neumonía tiende a producir un patrón radiográfico distintivo en el lóbulo pulmonar ventral caudal (Foto 4, p. 13). La mayoría de los potros con disfagia tiene una debilidad en su paladar suave, ocasionando el desplazamiento dorsal del paladar blando (DBPST, siglas del inglés dorsal displacement of the soft palate) y en ocasiones un colapso de las paredes faríngeas. El DBPST en potros tal vez se deba a prematurez o debilidad muscular a causa de deficiencias de vitamina E o selenio o, tal vez sea idiopático. En casos severos, la yegua tendrá respiración laboriosa. En esta situación, “tal vez sea difícil visualizar la laringe debido al colapso de las paredes faríngeas. Es como si estuvieran respirando a través de un espacio del tamaño de una paja”, comenta Paradis. Es necesario diagnosticar la causa, ya que tanto la disfagia como la neumonía por aspiración pueden estar acompañadas por un aumento en el esfuerzo respiratorio. La evaluación endoscópica ayudará a determinar si la dificultad respiratoria se debe o no, a trastornos laríngeos o faríngeos, tales como DDFP y colapso de la faringe.

3. Radiografía lateral del cráneo con el paladar blando desplazado sobre la epiglotis (fotografía cortesía de la Dra. Mary Rose Paradis).

tad respiratoria y a menudo necesitan una traqueotomía de urgencia”, afirma Paradis. Por último, otro diagnóstico diferencial a considerar es la constricción esofágica congénita. “Esto evitará que ellos pasen la leche de su esófago”, establece Palmer. Esta es una causa no frecuente de disfagia que conduce a un pronóstico bajo.

TRATAMIENTO DEFINITIVO

4. Radiografía lateral de un potro con neumonía

por aspiración. Obsérvese el patrón broncoalveolar en el campo pulmonar ventral caudal (fotografía cortesía de la Dra. Mary Rose Paradis).

Otros trastornos que resultan en disfagia y en aspiración de leche incluyen quistes laríngeos o faríngeos, parálisis laríngea y aritenoiditis. Puede desarrollarse un quiste por fuera de la pared faríngea dorsal o debajo del paladar o entre el paladar suave. Esto ocasiona un rompimiento en el sellado de la laringe cuando mama el potro. “Los potros con parálisis laríngea o aritenoiditis por lo general muestran dificul-

El tratamiento y el pronóstico para la aspiración de leche dependen de la causa. “El primer paso en el tratamiento es colocarle un bozal al potro y empezarlo a alimentar a través de una sonda estomacal”, concluye Paradis. “A continuación, los antibióticos de amplio espectro son importantes para tratar la neumonía. Para casos de DDFP, es necesario determinar la causa. Por ejemplo, si el DDFP es secundario a deficiencia de vitamina E y selenio -también conocida como enfermedad del músculo blanco- y se confirma por detección de actividad elevada de creatincinasa sérica (CK, del inglés creatine kinase), usted debería tratar con vitamina E y selenio. Si usted “Neumonía por aspiración en potros neonatos” continúa en pág 35...

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

13

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 12

EC ❖ ARTICULO ARBITRADO

Cómo manejar la diarrea crónica felina, Parte II: Tratamiento Terapéutica dirigida, cambios en la dieta, prebióticos y probióticos son algunas de las herramientas que le pueden ayudar a que los gatos con diarrea persistente regresen a una función normal del Tracto Gastrointestinal. Sally Purcell, DVM, Audrey K. Cook, BVM&S, MRCVS, DACVIM, DECVIM-CA

L

a diarrea crónica se maneja mejor con una terapéutica dirigida con base en un diagnóstico específico. Sin embargo, en ocasiones se inician terapéuticas inespecíficas y sintomáticas para pacientes que parecen sentirse bien de otra manera y cuando las pruebas preliminares no pueden establecer algún diagnóstico definitivo. Puede utilizarse terapéutica médica específica y sintomática juntas con la finalidad de lograr un éxito mucho mayor. En esta segunda parte del artículo, revisamos las intervenciones en la dieta y de medicamentos para tratar los trastornos de la diarrea crónica felina tanto definitivos como inespecíficos. A menudo se requiere de un enfoque multimodal, el cual incluye antiprotozoarios, antibacterianos, así como tratamiento dietario, inmunosupresor y adjunto. No examinamos el tratamiento de las infecciones comunes por helmintos, para que pudiéramos enfocarnos en las causas más difíciles de la diarrea crónica. No obstante, pensamos que en verdad resulta apropiado

Sally Purcell, DVM Audrey K. Cook, BVM&S, MRCVS, DACVIM, DECVIM-CA Department of Small Animal Clinical Sciences College of Veterinary Medicine and Biomedical Sciences Texas A&M University College Station, TX 77843-4474

administrar algún desparasitante de amplio espectro a cualquier paciente con diarrea, aún y cuando los exámenes fecales no confirmen la presencia de una infección por helmintos.

TRATAMIENTO ANTIPROTOZOARIO

En gatos con diarrea ocasionada por especies de Giardia, Cystoisospora o Tritrichomonas está indicado algún antiparasitario, antiprotozoario o antimicrobiano solo o en combinación.

Febendazol

El febendazol es un antiparasitario bencimidazol que parece ser una opción eficaz en gatos con giardiasis (Cuadro 1), sin las complicaciones hematológicas relacionadas con el albendazol1. Se ha expresado preocupación con respecto a la eficacia del febendazol en contra de las especies de Giardia en determinados casos2. Aunque tanto el febendazol como el metronidazol se recomiendan como terapéuticas únicas para tratamiento de la giardiasis, el Companion Animal Parasite Council también recomienda la combinación de febendazol a 50 mg/kg una vez al día con metronidazol a dosis de 25 mg/kg, dos veces al día por cinco días1. Parece que el febendazol tiene un margen más amplio de seguridad, pero no se encuentra aprobado por la FDA para utilizarse en gatos3.

Metronidazol

El metronidazol reduce la disemina-

14

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

ción de quistes en gatos infectados de manera experimental con Giardia lamblia4. La dosis diaria máxima no deberá exceder de 50 mg/kg (Cuadro 1), dado que se le ha relacionado con neurotoxicosis en gatos5. Los signos de toxicosis incluyen letargia, vómito, ataxia, vocalización y convulsiones. Por lo general, estos signos se resuelven en 5 a 7 días de haber descontinuado el medicamento. Los gatos encuentran al metronidazol como no palatable y pueden salivar de manera profusa luego de la administración de tabletas quebradas. Esta falta de palatabilidad puede manejarse al colocar el medicamento en cápsulas de dosis más pequeñas o al colocar trozos de tabletas en cápsulas de gelatina para su administración.

Sulfadimetoxina

La sulfadimetoxina es un antimicrobiano bacteriostático aprobado para el tratamiento de las infecciones bacteria-

nas sensibles a la sulfonamida en perros y gatos y de la enteritis bacteriana relacionada con coccidiosis en perros. La coccidiosis entérica (especies de Cystoisospora) permanece como una causa importante de diarrea acuosa abundante en gatos menores de un año de edad. El tratamiento con sulfadimetoxina no está aprobado por la FDA para el tratamiento de la coccidiosis en gatos (Cuadro 1) y se le ha relacionado con fracasos en casos agudos.

Toltrazurilo y ponazurilo

Es importante que la dosis se calcule para cada gato, ya que se ha informado de neurotoxicosis y parece que es más probable si se excede la dosis recomendada (Cuadro 1)10. Los signos de toxicosis incluyen incoordinación, anorexia, ataxia y convulsiones. Estos signos se resuelven por lo general, una vez que se descontinúa el medicamento pero pueden persistir hasta por cuatro semanas. Debido al riesgo de neurotoxicosis, el tratamiento con rodinazol no deberá considerarse sin haber confirmado la infección por T. foetus.

Estudios limitados recientes han examinado la eficacia del toltrazurilo para el tratamiento de la coccidiosis en gatitos y cachorros6. El toltrazurilo solamente se encuentra disponible en Estados Unidos a través de farmacias de compuestos y el control de calidad puede ser una preocupación. Una dosis eficaz de toltrazurilo de 30 mg/kg administrados por vía oral una vez, o 15 mg/kg, cada 24 horas durante tres días; los pacientes vuelven a ser tratados luego de 10 días en caso necesario6. El ponazurilo (Marquis-Bayer Animal Health) es una pasta antiprotozoaria equina con eficacia contra especies caninas de Cytoisospora7. No se encuentra aprobado por la FDA para utilizarse en mascotas, pero puede administrarse a gatos como una dosis única de 30 mg/kg en caso de que el tratamiento anticoccidiano fracase en eliminar los ooquistes de las heces y persista la diarrea8. Marquis contiene 150 mg de ponazurilo por gramo de pasta. La dilución de una jeringa (120 ml de pasta) en 21 ml de agua resulta en una solución de 135 mg/ml. Esta solución debe protegerse de la luz y agitarse bien antes de utilizarse.

Ronidazol

De manera reciente se ha reconocido que Tritrichomonas foetus es una causa de diarrea crónica del intestino grueso en gatos jóvenes. Se han utilizado diferentes antibióticos para tratar la infección por T. foetus, pero el rodinazol permanece como el agente más eficaz en erradicar al microorganismo y evitar la recaída de la infección9. El rodinazol es un antimicrobiano nitroimidazol similar al metronidazol. No se encuentra aprobado por la FDA para utilizarse en mascotas y deberá adquirirse a partir de farmacias de compuestos. Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

15

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 3

Cómo manejar la diarrea crónica felina, Parte ll: Tratamiento ❖

Medidas adicionales: control ambiental

El tratamiento de la diarrea por protozoarios aumenta mucho al utilizar el control ambiental, debido a que esto minimiza las oportunidades de reinfección. La pronta remoción de las heces a partir de las cajas de arena resulta esencial, ya que los quistes de protozoarios pueden de algún modo difundirse por el hogar. La desinfección con compuestos cuaternarios de amonio (por ejemplo, Roccal D-Pfizer Animal Health) o la limpieza con vapor eliminan los quistes de especies de Giardia y ooquistes de las especies de Cytoisospora, en tanto se permita un adecuado tiempo de secado. Al bañar a los animales afectados durante y luego del tratamiento también resulta útil, en razón de que remueve los quistes y ooquistes que se encuentran en su pelaje.

ANTIBACTERIANOS

Los antimicrobianos pueden utilizarse para tratar gatos con diarrea relacionada con especies de Clostridium o Campylobacter, diarrea idiopática crónica o enfermedad inflamatoria intestinal (IBD, por sus siglas en inglés).

Metronidazol

El metronidazol es un nitroimidazol antimicrobiano con actividad en contra de bacterias anaerobias y algunas especies de protozoarios. También puede ejercer ciertos efectos inmuno-

16

ARTICULO ARBITRADO

moduladores y posee propiedades antiinflamatorias. El metronidazol puede utilizarse para el tratamiento de la diarrea relacionada con Clostridium difficile, diarrea crónica idiopática e IBD11 (Cuadro 2)12.

Tilosina

Se ha relacionado a Clostridium perfringens con diarrea crónica en perros y gatos. A pesar que la patogénesis de la enterotoxicosis por C. perfringens (CPE, por sus siglas en inglés) no se ha determinado, el microorganismo es sensible de manera típica a la administración de tilosina13. La tilosina, un antibiótico macrólido, se encuentra disponible como una presentación en polvo que contiene cerca de 2,600 mg de agente activo por cuchara de té (Tylan Soluble-Elanco); puede ayudar la mezcla de polvo con azúcar glass en una proporción de 1:1 para alcanzar una concentración más usable. La formulación resultante entonces puede contener cerca de 1,300 mg de agente activo por cuchara de té. La tilosina puede administrarse con los alimentos (Cuadro 2)14, pero los gatos pueden rehusar el polvo aún cuando se mezcle con alimentos apetecibles y de fuerte olor, y tal vez sea más sencillo administrar el medicamento en una cápsula. Además de sus propiedades antibacterianas, la tilosina parece tener ciertos efectos inmunomoduladores logrando que sea un tratamiento adjunto posible para IBD.

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

Eritromicina

Las especies de Campylobacter se han relacionado con diarrea mucoide en gatos jóvenes. Aunque no es claro como es útil la antibioticoterapia en esta enfermedad, la eritromicina, un antibiótico macrólido, es el tratamiento recomendado en animales y personas15 (Cuadro 2).

TRATAMIENTO DIETARIO

El manejo de la diarrea crónica por lo general no es completo sin considerar la intervención en la dieta. Esto puede ser de beneficio, ya sea solo o en conjunto con el tratamiento primario de la enfermedad subyacente. Se encuentra disponible una variedad de dietas para gatos con diarrea crónica e incluyen dietas muy digestibles, altas en fibra y de exclusión.

Dietas muy digestibles

Una dieta muy digestible ideal deberá contener una sola fuente de proteína, sin aditivos o saborizantes alergénicos y nutrientes con una digestibilidad de proteína >87% y una digestibilidad de carbohidratos >90%16. La alta digestibilidad minimiza el metabolismo bacteriano intestinal y asegura la asimilación sencilla de nutrientes cuando la función digestiva es baja. En varios casos también resulta en menos volumen fecal. Este tipo de dietas pueden utilizarse para una variedad de enfermedades GI, pero han resultado en

En caso de que la prednisolona no se tolere bien, puede utilizarse la budenosida como una alternativa. mejores calificaciones fecales en gatos con diarrea inespecífica crónica.

Dietas altas en fibra

Las dietas altas en fibra pueden ser valiosas en gatos con diarrea del intestino grueso. La fibra insoluble incrementa el volumen fecal mejorando de este modo la motilidad intestinal y fijando líquidos no absorbibles en el lumen intestinal. Las fibras solubles reducen la masa fecal, captan líquido no absorbible en geles y aumentan la concentración de las bacterias benéficas. Las fibras solubles se fermentan mediante bacterias intestinales en ácidos grasos de cadena corta, los cuales son la fuente preferida de energía para los colonocitos. También reducen el pH intestinal intraluminal, por tanto inhiben a los patógenos oportunistas tales como las especies de Clostridium y Salmonella. Gran parte de las dietas altas en fibra contienen tanto formas solubles e insolubles para proporcionar los beneficios de ambos.

Dietas de eliminación

Las dietas de eliminación se encuentran indicadas si se sospecha de intolerancia al alimento o alergia al alimento. Muchas dietas de eliminación se encuentran disponibles y contienen ya sea proteínas hidrolizadas o proteínas novel junto con otras fuentes de carbohidratos noveles. El término hidrolizadas se refiere a las proteínas que han sido desdobladas en pequeños fragmentos, minimizando por tanto la estimulación antigénica. Los propietarios pueden preparar las dietas de eliminación en el hogar, pero deben encontrarse nutricionalmente balanceadas para deficiencias de minerales y vitaminas si se planea su uso a largo plazo. Al elegir una dieta de eliminación es importante elegir una fuente de proteína a la cual el paciente no haya sido expuesto con anterioridad, ya que

puede haber sensibilización previa. Las pruebas de las dietas de eliminación deberán durar por lo menos de 8 a 12 semanas. A menudo, un factor limitante es el apego del propietario, debido a que es necesaria una adherencia estricta a la dieta terapéutica con objeto de obtener lo máximo de su eficacia. Con el propósito de valorar por completo el éxito terapéutico de una dieta de eliminación, el paciente deberá ser desafiado con la dieta original para verificar el retorno de los signos clínicos. Con frecuencia esto no es posible, pues los propietarios se encuentran reacios a arriesgar una recaída en el paciente bien controlado.

TERAPÉUTICA INMUNOSUPRESORA

Los fármacos inmunosupresores pueden utilizarse de manera eficaz en gatos con diarrea crónica debida a IBD, sobretodo cuando el tratamiento dietario no ha mejorado o resuelto por completo los signos clínicos. La medicación inmunosupresora también se encuentra indicada en el tratamiento del linfoma intestinal junto con un tratamiento adjunto.

Prednisolona

La IBD, la inflamación persistente del tracto GI sin algún patógeno desencadenante identificable es una de las causas más comunes de diarrea crónica en gatos. Los corticosteroides continúan como la piedra angular del tratamiento en gatos con evidencia histológica de inflamación intestinal de algún modo inexplicable (por lo general linfoplasmática o eosinofílica). Se prefiere la prednisolona a la prednisona debido a su mayor biodisponibilidad en gatos. La dosis inicial para casos leves a moderados es de 1 a 2 mg/kg/día; en casos más graves, esta dosis puede aumentarse hasta 4 mg/kg/día (Cuadro 3). Por lo general es preferible dividir la dosis diaria en dos porciones iguales. Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

17

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 10

Cómo manejar la diarrea crónica felina, Parte ll: Tratamiento ❖

ARTICULO ARBITRADO

Una vez que se controlan los signos clínicos, la dosis puede disminuirse en 25 % cada 3 o 4 semanas17. Los gatos con enfermedad leve pueden a menudo controlarse con una dosis modesta (0.5 mg/kg) administrada cada dos días. En caso de que la dosis de corticosteroides se reduzca demasiado rápido puede haber signos clínicos. El propósito es mantener al paciente con la menor dosis eficaz. Determinados gatos pueden finalmente ya no requerir prednisolona, pero otros tal vez necesiten otro tratamiento a largo plazo.

Ciclosporina

Budenosida

La azatioprina es un antimetabolito antagonista de la purina con propiedades inmunosupresoras potentes. De manera rutinaria se le utiliza para casos de IBD refractaria en perros. Sin embargo, no es recomendable para emplearse en gatos debido al potencial de toxicosis mortal de la médula ósea y de dificultades con la dosificación precisa.

En caso de que no se tolere bien a la prednisolona, la budenosida puede utilizarse como una alternativa. Este corticosteroide de acción prolongada pasa por un extenso metabolismo de primer paso en el hígado, así que la exposición sistémica se encuentra al mínimo en teoría. La budenosida no se ha evaluado ampliamente en gatos, pero producen menos efectos indeseables en perros cuando se le compara con la prednisona18. Sin embargo, el uso a largo plazo todavía se encuentra relacionado con la supresión del eje hipófisissuprarenales, indicando algunos defectos generalizados. La dosis recomendada es de 1 mg/gato por cada 24 horas (Cuadro 3). La budenosida es accesible económicamente y debe componerse antes de que pueda utilizarse en gatos.

Cloranbucilo

Deberá considerarse el cloranbucilo en algunos pacientes con IBD refractaria o con linfoma de células pequeñas intestinal19. Este agente inmunosupresor antineoplásico y alquilante deberá utilizarse junto con prednisolona en estos casos. Se han descrito varios esquemas de dosificación; nosotros por lo general recomendamos el de 2 mg/gato orales cada 48 horas (Cuadro 3). En ciertos individuos puede ocasionar vómito o una reducción en el apetito y la dosis o frecuencia de administración tal vez requiera de modificaciones en caso de que haya estos efectos adversos. El efecto colateral más serio del cloranbucilo es la mielosupresión, así que es importante practicar un hemograma cada 1 o 2 meses.

18

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

La ciclosporina es un supresor del linfocito T con eficacia demostrada en IBD refractaria a esteroides en perros20. En ocasiones se le utiliza para tratar trastornos hematológicos en gatos, pero su uso en gatos con IBD no se ha informado. Las dosis recomendadas para gatos es de 1-4 mg/kg orales cada 12 a 24 horas (Cuadro 3)21. La ciclosporina puede ocasionar vómitos o anorexia en determinados pacientes.

Azatioprina

TRATAMIENTO ADJUNTO

Los tratamientos adjuntos en gatos con diarrea crónica incluyen cobalamina, enzimas pancreáticas, prebióticos, probióticos, protectores GI y modificadores de la motilidad y tal vez se requieran de pacientes con trastornos específicos mencionados más adelante o en pacientes con diarrea inespecífica en la cual se prefiere el tratamiento conservador.

Cobalamina

La hipocobalanemia se registra de manera común en gatos con enfermedad de la mucosa del intestino delgado distal irritativa o mala absorción y es un hallazgo predecible en gatos con insuficiencia pancreática exocrina (EPI, pos sus siglas en inglés)22,23. Al tratar la hipocobalaminemia se reduce la frecuencia de la diarrea y mejora la consistencia fecal en gatos con enteropatías crónicas24. Todos los gatos con concentraciones séricas de cobalamina < 300 ng/L deberán recibir suplementación parenteral de cobalamina. La cianocobalamina es la preparación genérica utilizada para inyección subcutánea o intramuscular, que por lo general contiene 1,000 µg/ml de cobalamina en solución haciendo que

sea más conveniente y menos irritante que las preparaciones de complejo B. El régimen de estándar de dosificación estándar se describe en el Cuadro 4. A menudo se administra la suplementación de cobalamina a largo plazo o hasta que se dé la resolución de la enfermedad subyacente.

Enzimas pancreáticas

La IPE felina es una causa importante, pero poco frecuente, de diarrea voluminosa crónica acompañada por perdida de peso en gatos. La piedra angular del manejo de la IPE es el reemplazo de las enzimas pancreáticas. El extracto de enzimas pancreáticas en polvo (Pancrezyme-Virbac) deberá mezclarse con el alimento antes de las comidas a una dosis de ¼ a ¾ de cuchara cafetera en el alimento. De manera alterna, puede agregarse al alimento páncreas de bovino o de cerdo al alimento a la dosis de 1 a 3 onzas por alimento. El páncreas fresco es barato y puede obtenerse en los rastros y ocasionalmente en algunas carnicerías mediante una orden especial. Puede congelarse hasta por tres meses en tanto mantenga su actividad enzimática. Cualquier gato con IPE deberá también recibir suplementación parenteral de cobalamina (Cuadro 4).

Prebióticos

Los prebióticos son ingredientes no digestibles que promueven cambios específicos en la microflora GI, los cuales se presume que confieren diversos beneficios en la salud al hospedero25. Varios prebióticos son fibras moderadamente fermentables tales como la pulpa de betabel, psyllium o soya, y parecen favorecer a las bacterias colóni-

cas benéficas. Los suplementos de fibra de psyllium (Vetasyl-Virbac) a menudo se utilizan por sus efectos laxantes, pero también pueden ayudar a mejorar la consistencia fecal en gatos con diarrea crónica del intestino grueso. La dosis recomendada es de una cucharada cafetera mezclada con el alimento 1 o 2 veces al día. Los pacientes que reciben psyllium deberán tener acceso al agua en todo momento con el fin de evitar impactación fecal u obstrucción intestinal. La calabaza enlatada es una fuente de fibra alternativa para gatos y puede ser útil para manejar pacientes con colitis. Los fructosoligosacáridos (FOS, por sus siglas en inglés) son cadenas largas de moléculas de fructuosa y se encuentran en muchas plantas diferentes. Los FOS alimentan selectivamente a las especies de especies de Bifidobacterium, Lactobacillus acidophilus, y otras especies de lactobacilos. Se piensa que la suplementación con FOS favorece el crecimiento de bacterias benéficas y mejora la salud y función intestinales26. A la fecha, no se han desarrollado estudios en gatos con diarrea crónica que demuestre la respuesta positiva al tratamiento.

Probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos administrados en ciertas cantidades que le confieren beneficios de salud al huésped. Se informa que participan de manera importante en mejorar la respuesta inmunológica, reponiendo la microflora GI normal y aumentando la resolución de la diarrea. Deben encontrarse vivos y activos metabólicamente en el tracto GI

del huésped para que sean de beneficio. Debido a que los probióticos son suplementos nutricionales no se encuentran regulados por la FDA y a que a los fabricantes no se les solicita que demuestren la eficacia o viabilidad del contenido de sus productos. Cuando se evalúan probióticos comerciales, los contenidos de muchos productos no concordaban con los organismos enlistados en el empaque27. Solamente los productos recomendados por empresas responsables, con etiquetas que describían las cepas y cantidad de los microorganismos vivos presentes. Muchos probióticos en veterinaria se encuentran disponibles, cada uno con varias especies y cepas de bacterias y un paciente en particular puede mostrar una respuesta positiva a una formulación, pero no así a otra. Sin embargo, pocos datos independientes apoyan el uso de los productos probióticos en gatos con enfermedad clínica y los probióticos no deberán utilizarse en lugar de la terapéutica estándar en gatos con diarrea infecciosa.

Protectores GI orales y adsorbentes

Los protectores y adsorbentes orales funcionan de manera local dentro del tracto GI, ya sea para cubrir la mucosa inflamada con una capa protectora o ya sea fijando bacterias, toxinas y jugos digestivos y, de este modo, evitando daño de la mucosa y evitando la absorción sistémica. Los adsorbentes carecen de especificidad y pueden evitar así mismo la absorción de medicamentos. Los medicamentos utilizados más a menudo en esta categoría son el salicilato de bismuto (Pepto-Bismol-Procter & Gamble) y el caolín-pectina (Kaopectate-Pharmacia). La formulación anterior del Kaopectate contenía solamente caolín y pectina en tanto que las presentaciones posteriores contienen atapulguita. Estas sustancias modifican la consistencia de las heces, pero no tienen algún efecto en los líquidos o en la pérdida de electrólitos. Estas tres sustancias son seguras para los gatos y no se absorben hacia el torrente sanguíneo. De manera reciente se reformuló el Kaopectate para contener salicilato de bismuto. Éste tiene propiedades antibacterianas,

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

19

Cómo manejar la diarrea crónica felina, Parte ll: Tratamiento ❖

antienterotoxina y antiinflamatorias. Tenga cuidado cuando utilice este medicamento, debido a que los compuestos salicilatos se eliminan con lentitud en gatos en caso de que haya absorción sistémica. En gatos se puede utilizar el salicilato de bismuto a la dosis de 0.5 a 1 ml/kg orales cada 12 horas por no más de 2 o 3 días28. Los gatos rehúsan con intensidad beber este medicamento y el uso de este medicamento puede ocasionar heces verdes-negras semejando melena.

Modificadores de la motilidad

Los modificadores de la motilidad aumentan el tiempo de tránsito GI, permitiendo por tanto más reabsorción de agua a partir de los contenidos luminales. Estos fármacos pueden encontrarse indicados si las pérdidas de líquido son altas, no es suficiente el reemplazo de líquidos para mantener una hidratación adecuada y la diarrea resulta intratable. Los modificadores de motilidad se encuentran contraindicados en aquellos pacientes con diarrea infecciosa, debido a que pueden aumentar la absorción de toxinas bacterianas. Centrine (Pfizer Animal Health) es un agente antiespasmódico y anticolinérgico cuyo ingrediente activo es el sulfato hidrogenado de aminopentamida. Se le utiliza de manera usual para el tratamiento de diarrea, espasmo visceral abdominal, vómito y gastritis en perros y gatos. La dosis para gatos es de 0.1 mg orales cada 8 a 12 horas29. Los efectos adversos incluyen ojos y boca resecos, incapacidad para orinar, dificultad para deglutir, vómito, estreñimiento, sedación y excitación, convulsiones, pupilas dilatadas y ritmos cardiacos anormales; pueden fallecer29. A los gatos también se les puede dar hidrocloruro de difenoxilato30 (1.25 mg orales cada 12 horas) o hidroclo-

ARTICULO ARBITRADO

ruro de loperamida (0.04 a 0.06 mg/kg orales cada 12 horas)31. Sin embargo, pensamos que estos medicamentos pocas veces son apropiados en pacientes felinos y pueden ocasionar reacciones adversas, incluyendo depresión respiratoria y conducta excitada.

CONCLUSIÓN

1. 2.

3. 4. 5. 6. 7.

8. 9. 10. 11. 12.

Contrate ahora su pauta publicitaria y pague en 2011 a precios de 2010

20

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

15.

17. 18.

19. 20.

21.

CAPC recommendations: Intestinal parasites: protozoa: giardiasis. Available at: http://www.capcvet. org/recommendations/giardia.html. Keith CL, Radecki SV, Lappin MR. Evaluation of fenbendazole for treatment of Giardia infection in cats concurrently infected with Cryptosporidium parvum. Am J Vet Res 2003;64(8):1027-1029. Schwartz RD, Donoghue AR, Baggs RB, et al. Evaluation of the safety of fenbendazole in cats. Am J Vet Res 2000;61(3):330-332. Scorza AV, Lappin MR. Metronidazole for the treatment of feline giardiasis. J Feline Med Surg 2004;6(3):157-160. Caylor KB, Cassimatis MK. Metronidazole neurotoxicosis in two cats. J Am Anim Hosp Assoc 2001;37(3):258-262. Lloyd S, Smith J. Activity of toltrazuril and diclazuril against Isospora species in kittens and puppies. Vet Rec 2001;148(16):509-511. Charles SD, Chopade HM, Ciszewski DK, et al. Safety of 5% ponazuril (toltrazuril sulfone) oral suspension and efficacy against naturally acquired Cystoisospora ohioensis-like infection in beagle puppies. Parasitol Res 2007;101(S1):S137-S144. CAPC recommendations: Intestinal parasites: protozoa: coccidiosis. Available at http://www.capcvet. org/recommendations/coccidia.html Gookin JL, Copple CN, Papich MG, et al. Efficacy of ronidazole for treatment of feline Tritrichomonas foetus infection. J Vet Intern Med 2006;20(3):536-543. Rosado TW, Specht A, Marks SL. Neurotoxicosis in 4 cats receiving ronidazole. J Vet Intern Med 2007;21(2):328-331. Weese JS, Weese HE, Bourdeau TL, et al. Suspected Clostridium difficile-associated diarrhea in two cats. J Am Vet Med Assoc 2001;218(9):1436-1439. Plumb DC. Metronidazole. In: Plumb’s veterinary drug

SU ANUNCIO AQUÍ

14.

16.

La diarrea crónica no se resuelve en una noche. Aún con un diagnóstico específico, la diarrea tal vez no se resuelva con tan solo terapéutica dirigida. El tratamiento dietario, con prebióticos y probióticos son opciones complementarias importantes y pueden servir como tratamiento único en pacientes con diarrea inespecífica. El enfoque multimodal a menudo ocasiona mejor oportunidad para la mejoría clínica. ❖ REFERENCIAS

13.

22. 23.

24.

25. 26.

27. 28. 29. 30. 31.

handbook. 6th ed. Ames, Iowa: Blackwell Publishing, 2008;819-823. Marks SL, Kather EJ. Bacterial-associated diarrhea in the dog: a critical appraisal. Vet Clin North Am Small Anim Pract 2003;33(5):1029–1060. Plumb DC. Tylosin. In: Plumb’s veterinary drug handbook. 6th ed. Ames, Iowa: Blackwell Publishing, 2008;913-915. Fox JG. Enteric bacterial infections. In: Greene CE, ed. Infectious diseases of the dog and cat. 3rd Edition. St. Louis, Mo.: Saunders Elsevier, 2006;339-343. Zoran DL. Nutritional management of feline gastrointestinal diseases. Top Companion Anim Med 2008;23(4):200-206. Willard MD. Feline inflammatory bowel disease: a review. J Feline Med Surg 1999;1(3):155-164. Tumulty JW, Broussard JD, Steiner JM, et al. Clinical effects of short-term oral budesonide on the hypothalamic-pituitary-adrenal axis in dogs with inflammatory bowel disease. J Am Anim Hosp Assoc 2004;40(2):120-123. Trepanier L. Idiopathic inflammatory bowel disease in cats. Rational treatment selection. J Feline Med Surg 2009;11(1):32-38. Allenspach K, Rüfenacht S, Sauter S, et al. Pharmacokinetics and clinical efficacy of cyclosporine treatment of dogs with steroid-refractory inflammatory bowel disease. J Vet Intern Med 2006;20(2):239-244. Plumb DC. Cyclosporine. In: Plumb’s veterinary drug handbook. 6th ed. Ames, Iowa: Blackwell Publishing, 2008;237-240. Suchodolski JS, Steiner JM. Laboratory assessment of gastrointestinal function. Clin Tech Small Anim Pract 2003;18(4):203-210. Kiselow MA, Rassnick KM, McDonough SP, et al. Outcome of cats with low-grade lymphocytic lymphoma: 41 cases (1995-2005). J Am Vet Med Assoc 2008;232(3):405-410. Ruaux CG, Steiner JM, Williams DA. Early biochemical and clinical responses to cobalamin supplementation in cats with signs of gastrointestinal disease and severe hypocobalaminemia. J Vet Intern Med 2005;19(2):155-160. Gibson GR, Roberfroid MB. Dietary modulation of the colonic microbiota: introducing the concept of prebiotics. J Nutr 1995;125(6):1401–1412. Swanson KS, Grieshop CM, Flickinger EA, et al. Supplemental fructooligosaccharides and mannanoligosaccharides influence immune function, ileal and total tract nutrient digestibilities, microbial populations and concentrations of protein catabolites in the large bowel of dogs. J Nutr 2002;132(5):980-989. Weese JS. Microbiologic evaluation of commercial probiotics. J Am Vet Med Assoc 2002;220(6):794-797. Plumb DC. Bismuth subsalicylate. In: Plumb’s veterinary drug handbook. 6th ed. Ames, Iowa: Blackwell Publishing, 2008;102-104. Plumb DC. Aminopentamide. In: Plumb’s veterinary drug handbook. 6th ed. Ames, Iowa: Blackwell Publishing, 2008;36-37. Plumb DC. Diphenoxylate. In: Plumb’s veterinary drug handbook. 6th ed. Ames, Iowa: Blackwell Publishing, 2008;310-312. Plumb DC. Loperamide. In: Plumb’s veterinary drug handbook. 6th ed. Ames, Iowa: Blackwell Publishing, 2008;545-547.

Informes y Contrataciones:

Tel: 52 (55) 5659-8880, 5536-2100, 5543-1486 Fax: 52 (55) 5659-8879 E-mail: [email protected]

CALENDARIO DE EVENTOS NOVIEMBRE 09 Actualidades sobre Reproducción y Ortopedia en Pequeñas Especies. Lugar: Hotel Fiesta Americana, en Paseo de la Reforma No. 80. Info.: MVZ Ivette Portilla Tel.: 5567.7573, o MVZ Aída Álvarez Tel.: 5367.3371. Página Web: www. ammvepen.com.mx; www.especialistasveterinarios.com 20-21 Congreso Internacional del Perro Pastor Alemán 2010 Lugar: SHotel Marquís Reforma Spa, México, DF. Info.: Federación Canófila Mexicana A.C. (FCM) Zapotecas No. 29, col. Tlalcoligia, Tlalpan, C.P. 14430. Tel.: (52) (55) 56-55-93-30, 56-55-16-00, Fax: 56-55-73-62, Página Web: [email protected]; [email protected] 25-27 Conferencia Veterinaria Latinoamericana. Lugar: Círculo Militar, Lima, Perú Info.: www.tlavc-peru.org 26-28 Sieger COAPA 2010. Lugar: Guadalajara, Jalisco. Info.: Federación Canófila Mexicana A.C. (FCM) Zapotecas No. 29, col. Tlalcoligia, Tlalpan C.P. 14430. Tel.: (52) (55) 56-55-93-30, 56-55-16-00, Fax: 56-55-73-62, Página Web: [email protected]; info@ fcm.org.mx; www.fcm.org.mx 27-28 Surgical Ophthalmology - CE Course. Lugar: Guelph, ON Canada. Info.: Lifelearn Inc. Tel.: 800-375-7994, E-mail: [email protected], Página Web: www.lifelearn.com DICIEMBRE 03-05 Small Animal Endoscopy Modules 1 y 2. Lugar: Quelpo, ON Canadá. Info.: Lifelearn Inc. Tel.: 800-375-7994, E-mail: [email protected], Pagina Web: www.lifelearn.com 10-11 Small Animal Arthroscopy - 15 CE hrs: Best attended by those who do a lot of traditional joint surgery or who have done some endoscopy - WET LAB. Lugar: Athens, GA USA. Info: Melissa Kilpatrick UGA College of Veterinary Medicine. Tel.: 706-542-1451, E-mail: melissak@ uga.edu, Página Web: www.vet.uga.edu/CE/conferences/arthroscopy 11-12 Advanced Laparoscopy and Thoracoscopy - 15 CE hrs: Designed for people who have either performed some endoscopy or taken a basic course. Lugar: Athen, GA USA Info: Melissa Kilpatrick UGA College of Veterinary Medicine. Tel.: 706-542-1451, E-mail: melissak@ uga.edu, Página Web: www.vet.uga.edu/CE/conferences/advanced_laparosc ENERO 2011 08-11 72nd Annual Conference for Veterinarians. Lugar: Fort Collins, CO USA. Info: Tiffany Banfield Colorado State University. Tel: 970-297-1273, E-mail: [email protected], Página Web: www.cvmbs.colostate.edu/clinsci 27-29 Oklahoma VMA Annual Convention. Lugar: Oklahoma City, OK USA. Info: Jana Black Oklahoma VMA. Tel.: 405-4781002, E-mail: [email protected], Página Web: www.okvma.org

promueva su evento aquí contrataciones

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010 21 (55) 5659-8880

Resumen de Toxicología ❖ ARTICULO ARBITRADO

Epidemiología y manejo de la intoxicación por estricnina Safdar A. Khan, DVM, MS, PhD, DABVT, and Mary Kay McLean, BS

L

a estricnina es un alcaloide amargo del indol obtenido principalmente a partir de las semillas de Strychnos nux-vomica y Strychnos ignatii1. Estos arbustos parecidos al del vino son nativos de algunos países del sureste asiático y del noreste de Australia. Todas las partes de S. nux-vomica y Strychnos ignatii pueden contener estricnina y brucina (dimetoxiestricnina), un alcaloide menos potente, pero relacionado1,2. Las semillas secas de Strychnos nux-vomica se han utilizado para hacer extractos, polvos y tinturas de alcaloides de estricnina. Estas preparaciones se han utilizado como licores amargos, catárticos, tónicos, estimulantes y ruminatorios en el pasado, pero hoy día se considera que 1. Distribución anual de los casos de intoxicación por estricnina en los Estados Unidos. Fuente: AnTox su uso es ineficaz y riesgoso1. El con- Database, Urbana, Ill: ASPCA Animal Poison Control Center, 1992-2008 tenido de estricnina en las semillas producto a base de alcaloides de estricnina con el propósito secas por lo general varía de 1 a 2%2. de controlar los ratones caseros canceló su registro en 1989, En este artículo, exponemos los casos de intoxicación eliminando por tanto todos los usos internos de los pesticipor estricnina en animales, su diagnóstico y tratamiento das de estricnina3. de acuerdo con lo informado en la literatura. Este artículo también expone los datos por incidentes de estricnina de los ASPCA Animal Poison Control Center’s (APCC) a partir PREVALENCIA de enero de 1992 hasta diciembre del 2008. En muchas especies animales se han descrito casos de intoxicación por estricnina accidental o intencional4-11. En una encuesta a nivel nacional en Estados Unidos, que ESTRICNINA COMO PESTICIDA se llevó a cabo a través de los miembros veterinarios de la A partir de 1978 los lineamientos de la Environmental ProAmerican Animal Hospital Association, 415 (12%) de los tection Agency (EPA) han clasificado a la estricnina como 3,452 casos de intoxicación se atribuyeron a la estricnina4. un pesticida de uso restringido excepto para carnadas que Gran parte de estos casos se reportaron con base en la contengan alcaloides de la estricnina a una concentración valoración clínica y no se confirmaron mediante análisis de 0.5% o menos. Estas carnadas por lo general están eticlínicos4. En Alberta, Canadá, desde abril de 1990 hasta quetadas para utilizarse debajo de la tierra y están diseñaseptiembre de 1990, se enviaron 57 contenidos estomacales das para el control de roedores3. Numerosos estados han por análisis de estricnina y 31 de ellos fueron positivos5. El emitido leyes más estrictas que los lineamientos de la EPA, Kansas State University Veterinary Teaching Hospital reportó ya sea prohibiendo la venta de la estricnina al público en general o requiriendo que se registren aquellos que desean comprar estricnina2. “Resumen de Toxicología” fue una contribución Safdar A. Khan, DVM, MS, Las carnadas que contienen estricnina se utilizan en PhD, DABVT y Mary Kay McLean, BS, ASPCA Animal Poison gran parte para envenenar aves, ardillas, ratones, topos, Control Center, 1717 S. Philo Road, Suite 36, Urbana, IL 61802. ratas, conejos, puercoespines y carnívoros silvestres tales La editora del departamento es Petra Volmer, DVM, MS, DABVT, DABT. como coyotes, lobos zorros y lobos. El fabricante del último

22

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

2. Distribución regional de intoxicación

por estricnina en Estados Unidos. Fuente: AnTox Database, Urbana, Ill: ASPCA Animal Poison Control Center, 1992-2008.

10 casos (7%) de intoxicación por estricnina en perros a partir de 139 intoxicaciones de pequeñas y grandes especies desde 1975 hasta 19806. Una revisión de la base de datos de la ASPCA APCC demuestra que se reportaron 161 casos de estricnina desde enero de 1992 hasta diciembre del 2008 (Figura 1). De los 161 casos, en perros se presentaron el 82% de los casos (n=132), equinos 7% (n=12), gatos 4% (n=7), cerdos 3% (n=4) y aves 1% (n=2). Los datos fueron consistentes con los informes publicados al principio, en los cuales se había descrito intoxicación por estricnina principalmente en pequeñas especies -sobre todo en perros y en ocasiones en gatos- y pocas veces en ganado1,7. Otros informes han constatado que los perros son quienes se encuentran implicados de manera más frecuente en los casos de intoxicación por estricnina, que otras especies8. Por ejemplo, en Oklahoma, se describieron 162 casos de presunta intoxicación por estricnina en perros durante un periodo de tres años8. De los 162 casos investigados 38 se confirmaron mediante métodos analíticos, 19 se consideraron intencionales, seis fueron accidentales y 13 de ellos no se clasificaron en alguna categoría8. En Saskatoon, Canadá, 261 casos de intoxicación por estricnina se confirmaron desde 1968 hasta 19829. Estos casos demostraron que la intoxicación por estricnina fue más común en pe-

3. Distribución estacional de los casos de intoxicación por estricnina en los

Estados Unidos. Fuente: AnTox Database, Urbana, Ill: ASPCA Animal Poison Control Center, 1992-2008.

rros de grandes razas y jóvenes, tales como pastor alemán, y que estaban afectados de manera más usual los machos y que resultaron afectados por igual perros de áreas rurales que de urbanas.

Incidencia regional

Solamente unos cuantos informes publicados en la bibliografía veterinaria discuten los aspectos epidemiológicos de los casos de intoxicación por estricnina en animales. Gran parte de estos informes describen una incidencia regional de la intoxicación por estricnina en perros. En un informe, de entre los rodenticidas, la estricnina se enlistó como el agente implicado más frecuentemente (415 incidentes) y la mayor cantidad de casos (37%; n=154) se reportó de la región de medio oeste4. La ASPCA APCC reunió información acerca de la localización geográfica de 146 casos de intoxicación (Figura 2). Los estados con la mayor cantidad de casos fueron California (34%), Ohio (9%) y Arizona (8%). La distribución regional de los casos demostró que se informó más a menudo de los casos en el oeste (55%; n=80) y medio oeste (23%; n=33) que de cualquier otra región. La mayor incidencia en el oeste tal vez se deba a las zonas de proximidad con México donde la estricnina todavía se encuentra disponible con facilidad.

Estacionalidad

De acuerdo con un informe, la intoxicación por estricnina no se ha considerado como estacional ya que los casos se han reportado a través de todo el año9. Los datos de ASPCA APCC también han demostrado que hay intoxicaciones por estricnina a lo largo de todo el año, aunque se informó de más casos durante los meses de verano (Figura 3).

SIGNOS CLÍNICOS

De acuerdo con los datos de ASPCA APCC, 93 perros tuvieron signos clínicos de intoxicación por estricnina y lo que se informó de manera más común fueron convulsiones (56%; n=52) (ASPCA APCC Database: Datos sin publicar, 1992-2008) otros signos incluyeron temblores (26%; n=24), rigidez (20%; n=19), jadeos (14%; n=13), hipertermia (12%; n=11), vómito (11%; n=10), ataxia (10%; n=9) e hiperestesia (9%; n=8). De los 93 perros que mostraron signos clínicos, 9 (10%) de ellos murieron o se les practico eutanasia. La mayor parte de los perros del informe actual tuvieron una combinación de signos del sistema nervioso central (convulsiones, temblores, ataxia e hiperestesia). La estricnina es un inhibidor competitivo irreversible del neurotransmisor inhibitorio glicina en los sitios neuronales postsinápticos en la

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

23

Epidemiología y manejo de la intoxicación por estricnina ❖

ARTICULO ARBITRADO

La mejor oportunidad de hallar alcaloides de la estricnina es en el contenido estomacal médula espinal y bulbo raquídeo1,2,10. La estimulación refleja resultante de las neuronas motoras afecta a todos los músculos estriados, resultando en una rigidez generalizada y complicaciones tónico-clónicas. El principio de la intoxicación por estricnina es rápido. Normalmente los signos aparecen dentro de los 10 minutos a 2 horas luego de la administración oral7. Los signos iniciales pueden consistir en aprehensión, nerviosidad, tensión y rigidez muscular1,2. De manera espontánea pueden aparecer convulsiones tetánicas severas o tal vez iniciarse por estímulos externos tales como el tacto, sonido o alguna luz brillante súbita. Por lo general, la rigidez es tan intensa que ocasiona que el animal asuma una postura de caballete. La convulsión tetánica puede durar desde unos cuantos segundos hasta casi un minuto. Durante las convulsiones se observan periodos intermitentes de relajación, que se vuelven cada vez menos frecuentes conforme progresa el curso clínico. Durante las convulsiones, el animal muestra opistótonos y los miembros anteriores se extienden, las pupilas se dilatan, los globos oculares protuyen y el color de la membrana mucosa es cianótica. La frecuencia de las convulsiones tónicoclónicas y la muerte finalmente ocurre a partir de insuficiencia respiratoria o agotamiento durante las convulsiones. Sin tratamiento, el síndrome completo puede durar desde una a dos horas. El examen postmortem no revela lesiones características. Los pacientes que han tenido convulsiones prolongadas antes de morir pueden mostrar hemorragias agónicas de corazón y los pulmones, así como congestión cianótica debido a anoxia. El fallecimiento por lo general resulta por arresto respiratorio y agotamiento debido a las convulsiones prolongadas1,2.

24

TOXICOCINÉTICA

La estricnina se ioniza en un pH ácido; por tanto, se absorbe principalmente en el intestino delgado1. Se metaboliza en el hígado a partir de las enzimas microsomales. Estudios in vitro indican que la mono oxigenasa citocromo P-450 es la enzima metabólica predominantemente implicada y que el óxido-N-estricnina es el principal metabolito2. La estricnina no parece concentrarse en los tejidos nerviosos. Su mayor concentración se encuentra en sangre, hígado o riñones1. La estricnina y sus metabolitos se excretan principalmente por la orina1,2. Cerca de 10 a 20% del compuesto original aparece sin modificación en la orina dentro de las 24 horas siguientes: dependiendo de la cantidad ingerida y de las medidas de tratamiento aplicadas gran parte de la dosis tóxica se elimina en un lapso de 24 a 48 horas luego de la exposición. La dosis letal aproximada en perros y gatos es de 0.75 mg/kg y 2 mg/kg, respectivamente1.

DIAGNÓSTICO

La intoxicación por estricnina puede diagnosticarse de manera tentativa con base en el antecedente de exposición, signos clínicos típicos (inicio rápido de la rigidez muscular, convulsiones tónicas, postura en caballete y rigor mortis) y en la falta o ausencia de lesiones postmortem. Los animales intoxicados pueden contener semillas verdes o rojas de estricnina sin digerir o granos como manís, trigo, milo o cebada en su estómago. La detección analítica del alcaloide de la estricnina en el vómito, estómago, hígado, riñones u orina deberá considerarse diagnóstico1,2,8,11. En animales vivos, la mejor oportunidad de encontrar el alcaloide de la estricnina es en el contenido estomacal (en vómito o a través de lavados estomacales)9 o en orina si es

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

que se obtienen muestras dentro de las prime-ras horas de exposición. Las muestras de orina tal vez no contengan cantidades detectables de estricnina si se reúnen 1 o 2 días luego de la exposición. Las muestras (contenido estomacal, hígado o riñón) deberán sellarse en una bolsa de plástico, congelarse y enviarse a un laboratorio diagnóstico veterinario para el análisis de estricnina. La intoxicación por estricnina puede confundirse con (y deberá descartarse de) varios otros tipos de intoxicaciones tales como metaldehído, pesticidas de hidrocarbón clorinado, fosfato de zinc, fluoroacetato, nicotina, 4-aminopiridina, pesticidas organofosforados, pesticidas por carbamatos, permetrina (en gatos) y micotoxinas que ocasionan temblores, tales como la penitrem A y la roquefortina al obtener una amplia historia y al solicitar análisis toxicológicos adicionales1,2,5.

TRATAMIENTO

El tratamiento por intoxicación por estricnina se considera como una urgencia y deberá instituirse con rapidez. Los objetivos del tratamiento son: 1) descontaminación en animales asintomáticos, 2) controlar las convulsiones y evitar la asfixia en animales sintomáticos, y 3) tratamiento de apoyo.

Descontaminación

Puesto que la estricnina es un convulsivo de acción rápida, gran parte de los animales que se presentan al veterinario ya están mostrando signos clínicos. No intente descontaminar animales que ya están mostrando efectos neurológicos. Controle las convulsiones y estabilice primero al animal (lo cual se discute más adelante) antes de descontaminar. La descontaminación consiste en remover el contenido gástrico, ya sea al inducir el vómito o mediante lavado gástrico o enterogástrico y captando el resto de la carnada en el tracto gastrointestinal mediante carbón activado. Emesis. Si resulta que la exposición es

reciente y no hay aún signos clínicos, induzca el vómito con peróxido de hidrógeno al 3% (2.2 ml/kg orales para un máximo de 45 ml en perros,

repita una vez más luego de 10 a 15 minutos si no hay vómito), apomorfina en perros (0.03 mg/kg intravenosos; 0.04 mg/kg intramusculares; o disuelva una pastilla* en solución salina fisiológica, instile en el saco conjuntival y enjuague con agua luego de que ha habido emesis)12 o xilazina (gatos = 0.44 mg/kg intramusculares; perros = 1.1 mg/kg subcutáneos o intramusculares)13. Se puede administrar yohimbina (0.1 mg/kg intravenosos en perros) con el fin de revertir los efectos de la xilazina13. Induzca la emesis con gran precaución, ya que esto puede desencadenar las convulsiones en animales asintomáticos debido al estrés y a la naturaleza rápida de la estricnina. No induzca emesis en animales con convulsiones anestesiados o hiperestésicos.

sódico intravenoso es el medicamento de elección en pequeñas especies. Deberá administrarse hasta efecto y repetir tan seguido como sea necesario. Los relajantes musculares como el metocarbamol (100 a 200 mg/kg intravenosos; repetidos según se requiera hasta una dosis máxima de 330 mg/kg/día) o la guaifenesina (solución al 5% a 110 mg/kg, intravenosos)14,15 pueden intentarse. Se han utilizado con éxito variable diacepam y xilazina para controlar las convulsiones por estricnina en perros 14. También puede intentarse el propofol (3 a 6 mg/kg intravenosos o 0.1 mg/kg/minuto como una infusión)12. En caso de que las convulsiones no se hayan controlado con las medidas de tratamiento anteriores puede utilizarse anestesia inhalada con isoflurano.

Lavado gástrico. Los animales que

2.

enterogástrico, empieza con un lavado gástrico seguido por un enema a baja presión y continúa hasta que los líquidos salgan a través de la sonda gástrica. Administre una dosis preanestésica de atropina (0.02 a 0.04 mg/kg subcutáneos intramusculares o intravenosos)12 antes del procedimiento con el fin de relajar los músculos intestinales del paciente y permitir que los fluidos fluyan con facilidad. Luego del lavado enterogástrico administre carbón activado (2 a 3 g/kg mezclados con agua para hacer un líquido) con un catártico tal como el sorbitol (solución al 70% a 1 a 2 ml/kg)14.

Intube aquellos animales afectados de manera severa y proporcione respiración artificial. Tal vez sea útil la acidificación urinaria con cloruro de amonio (100 mg/kg, orales dos veces al día) para captar iones y para la excreción urinaria del alcaloide. Administre líquidos intravenosos para mantener la función renal normal y promover la diuresis. Monitoree y corrija el equilibrio ácido básico del animal según se requiera. Conserve la temperatura corporal del animal dentro del intervalo normal. En perros intoxicados por estricnina puede haber hipertermia como resultado de la fasciculación muscular intensa o las convulsiones. El enfriamiento agresivo mediante baños de hielo o bañarlos con agua fría puede resultar en hipotermia y deberán evitarse por tanto. Todas las medidas de enfriamiento deberán detenerse cuando la temperatura rectal llegue a los 38.9 ºC (para evitar hipotermia por rebote)16. Mantenga los animales afectados en un cuarto oscuro y tranquilo hasta que se recuperen. Gran parte de los animales tal vez requieran 1 a 3 días de tratamiento.

Control de las convulsiones

CONCLUSIÓN

17.

reciben lavado gástrico deberán anestesiarse o entubarse con una sonda endotraqueal con el fin de reducir el riesgo de aspiración. Puede instilarse agua corriente a la temperatura corporal a través de una sonda gástrica a la dosis de 10 ml/kg14. Utilice la gravedad para instilar y para drenar líquido y repita hasta que el líquido del lavado se vuelva claro. Utilice grandes sondas y múltiples lavados para mejores resultados. Lavado enterogástrico. El lavado

Si ya se manifiestan las convulsiones o si son eminentes, el pentobarbital

Cuidados de apoyo

La intoxicación por estricnina esporádica todavía sucede en animales

en los Estados Unidos, aunque se piensa que los datos de control de intoxicación humana indican una declinación de 63% en las exposiciones a estricnina en personas entre 1995 y 200417. La mayoría de los casos de estricnina en animales se reportan en el oeste, probablemente debido a la proximidad regional a México donde la estricnina puede conseguirse de manera más sencilla. Los lineamientos de la EPA restringen el uso de la estricnina debajo de la tierra. Podrían ser de utilidad lineamientos estatales y federales más estrictos para el uso y disponibilidad de la estricnina para reducir estos casos de intoxicación accidentales y potencialmente mortales. REFERENCIAS 1.

3.

4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16.

Osweiler GD, Carson TL, Buck WB, et al. Strychnine. In: Clinical and diagnostic veterinary toxicology. 3rd ed. Dubuque, Iowa: Kedall/Hunt Publishing Co, 1985;345-348. MICROMEDEX editorial staff. Strychnine. Anderson M, et al., eds. MICROMEDEX Healthcare Series Integrated Index, Vol. 102. Englewood, Colo: MICROMEDEX, expires 12/04. United States Environmental Protection Agency. Reregistration Eligibility Decision (RED) Facts: Strychnine. Prevention, Pesticides, and Toxic Substances. July 1996. Osweiler GD. Incidence and diagnostic consideration of major small animal toxicoses. J Am Vet Med Assoc 1969;155:2011-2015. Lowes NR, Smith RA, Beck BE. Roquefortine in the stomach contents of dogs suspected of strychnine poisoning in Alberta. Can Vet J 1992;33:535-538. Barton J, Oehme FW. The incidence and characteristics of animal poisonings seen at Kansas State University from 1975 to 1980. Vet Hum Toxicol 1981;23:101-102. Morgan S, Martin T, Edwards WC, et al. Investigating a case of strychnine poisoning. Vet Med 1987;82:10441047. Edwards WC, Kerr LA, Whaley MW. Strychnine poisoning in dogs: sources and availability. Vet Med Small Anim Clin 1981;76:823-824. Blakley BR. Epidemiologic and diagnostic considerations of strychnine poisoning in the dog. J Am Vet Med Assoc 1984;184:46-47. Martens PR, Vandevelde K. A near lethal case of combined strychnine and aconitine poisoning. J Toxicol Clin Toxicol 1993;31:133-138. Warnock N, Schwarzbach SE. Incidental kill of dunlin and killdeer by strychnine. J Wildl Dis 1995;31:566-569. Plumb DC. Plumb’s veterinary drug handbook. 6th ed. Stockholm, Wis: PharmaVet Inc, 2008. Hall K. Toxicosis treatments. In: Bonagura JD, Twedt DC, eds. Kirk’s current veterinary therapy XIV: small animal practice. St. Louis, Mo: WB Saunders, 2009;112-116. Kahn CM, Line S. The Merck veterinary manual. 9th ed. Whitehouse Station, N.J.: Merck & Co Inc, 2005. Bailey EM, Szabuniewicz M. Use of glyceryl guaiacolate ether in treating strychnine poisoning in the dog. Vet Med Small Anim Clin 1975;70:170-174. Podell M. Seizures and sleep disorders. In: Morgan RV, ed. Handbook of small animal practice. 3rd ed. Philadelphia, Pa: WB Saunders Company, 1997;220-229. Blondell JM. Decline in pesticide poisonings in the United States from 1995 to 2004. Clin Toxicol 2007;45:589-592.

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

25

PONIENDO LA PAUTA Esterilización animal no quirúrgica

El potencial de controlar la sobrepoblación y salvar vidas humanas G. Robert Weedon, DVM.

L

a misión de la Alliance for Contraception in Cats and Dogs es controlar de manera humanitaria las poblaciones de perros y gatos a nivel mundial al facilitar la introducción exitosa de métodos para esterilizar por medios no quirúrgicos a perros y gatos y al apoyar la distribución y promoción de estos productos. Esta iniciativa ha tenido gran impulso por parte del Michelson Prize and Grants in Reproductive Biology. Con un presupuesto de US$ 25 millones y fondos por otros US$ 50 millones, nunca había sido mayor el interés por las esterilizaciones no quirúrgicas.

son de niños menores de 15 años.2 En la edición de septiembre de 2006 de The Veterinary Record, investigadores informaron acerca de un proyecto en Jaipur, India, para esterilizar quirúrgicamente y vacunar a perros de la comunidad contra la rabia.3 A lo largo de los ocho años del estudio, casi se esterilizaron 25,000 perros. Durante tal periodo se redujo la cantidad de perros sin dueño en casi una tercera parte. Pero, de manera más importante, la incidencia de rabia humana se redujo casi hasta 0%. Este informe es la primera evidencia científica de que el control de la población, en combinación con

Imagínese lo que podríamos hacer al combinar un esterilizante inyectable con la vacuna de la rabia. Mientras que resulta noble controlar la sobrepoblación de mascotas, aprecio otro beneficio al desarrollar un esterilizante no quirúrgico: También tiene el potencial de salvar vidas humanas. En la India, por ejemplo, en donde se estima que hay 30 millones de perros sin dueño, el perro es el principal reservorio de la rabia. La Association for the Prevention and Control of Rabies en la India considera que ahí fallecen cada año más de 20,000 personas -de los cuales, la mayoría son víctimas de mordeduras de perro.1 Y, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, muchos de estos fallecimientos

26

la vacunación contra la rabia, puede salvar vidas humanas. Imagínese lo que podríamos hacer con una combinación de esterilizarlos, junto con la vacuna contra la rabia. Con este fin, la ACC&D llevó a cabo el Cuarto Symposium International en Métodos anticonceptivos no quirúrgicos de métodos de control poblacional en Dallas, Texas, donde el Dr. Chuck Ruppercht de los CDC discutió la participación de la esterilización no quirúrgica en la prevención de la rabia. Hemos hecho notables avances en el problema de la sobrepoblación de mascotas en Estados Unidos durante

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

El Dr. Robert Weedon imparte clases de epidemiología en la University of North Carolina Wilmington. Es vicepresidente del Consejo de la Alliance for Contraception in Cats and Dogs y es el Coordinador Veterinario de la Alliance for Rabies Control, así como miembro de su Comité Asesor Técnico

los pasados 20 años. Aunque hoy día todavía se esterilizan animales a diario en los refugios. La Alliance for Contraception in Cats and Dogs desea acabar con esto. Considero, que aunque sería agradable desarrollar un esterilizante no quirúrgico, un beneficio mucho mayor podría ser el salvamento de vidas humanas en países que aún no han empezado a resolver el problema de la sobrepoblación de perros y gatos. Al vincular la esterilización no quirúrgica de animales para salvar vidas humanas en países en desarrollo, podríamos tener la certeza de salvar también vidas animales. REFERENCIAS 1. 2. 3.

The Association for the Prevention and Control of Rabies in India. Home page. Available at: http://rabies. org.in/. Accessed Dec 10, 2009. The World Health Organization. Rabies in humans. Available at: http://www.who.int/rabies/human/en/. Accessed Dec 10, 2009. Reece, JF, Chawla SK. Control of rabies in Jaipur, India, by the sterilisation and vaccination of neighbourhood dogs. Vet Rec 2006; 159(12):379-383.

❖ ARTICULO ARBITRADO

Destrezas de laboratorio: Técnicas quirúrgicas reconstructivas, Parte 6

Colgajos de piel rotatorios Considere esta técnica quirúrgica cuando tan solo exista piel disponible para el cierre de heridas en alguno de los dos lados del defecto Steven F. Swaim, DVM, MS CUIDADOS POSTOPERATORIOS Este artículo de colocar suturas movibles para cerrar grandes defectos cutáneos es el sexo y final de una serie de cirugías reconstructivas paso a paso que estaré cubriendo para ayudarle a manejar mejor a sus pacientes con heridas y defectos en la piel. Cada artículo está acompañado por un video que muestra el proceso completo. (Para ver un video de ésta técnica, visite dvm360.com/Swaim4)

L

os colgajos de piel rotatorios consisten en colgajos de piel de ½ a ¾ de círculo, que resultan de utilidad en cerrar defectos triangulares de la piel en los cuales sólo de dispone de piel para cierre en uno de los lados del defecto.1 Por ejemplo, es posible emplear un colgajo de este tipo para cerrar algún defecto triangular cerca de un ojo, el ano o el prepucio. Dichos colgajos se mueven por una combinación de estiramiento y rotación.

Coloque un campo quirúrgico por encima de la zona quirúrgica a fin de evitar molestar la herida (o coloque un collar Isabelino en el paciente). Administre analgesia sistémica (por ejemplo, morfina en goteo o parche de fentanilo) por unos cuantos días luego de la cirugía. De manera periódica cambie los vendajes con objeto de verificar el estado de la zona quirúrgica. Retire las suturas luego de 14 días.

Nota del Editor: Se demostró esta técnica en un perro proporcionado por una empresa de suministros de animales.

RECONOCIMIENTO

Gracias a Lind, RVT, Gladstone Animal Clinic, Gladstone, Mo., por su ayuda durante la demostración.

REFERENCIA 1.

Swaim SF, Henderson RA. Small animal wound management. 2nd ed. Baltimore, Md.: Williams & Wilkins, 1997;235-274.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Un colgajo de piel rotatorio proporciona un medio adecuado de cerrar un defecto, en el cual la piel disponible para cierre sólo se encuentra disponible en uno de los dos lados de la lesión o en el cual el cierre directo podría resultar en distorsión de dicha parte corporal. Sin embargo, se hace necesario practicar una herida con el fin de corregir la herida. Además, si no se practica un colgajo lo suficientemente grande, habrá tensión en el sitio del cierre y es posible que la parte corporal se distorsione. Si se encuentra una herida triangular cerca de alguna parte corporal (por ejemplo, nariz, rabo) y se encuentra disponible piel para el cierre en ambos lados de la herida, usted tal vez prefiera practicar colgajos bilaterales rotatorios. La técnica es la misma que para crear un colgajo rotatorio único, pero la técnica se aplica en ambos lados de la herida. Cada colgajo se practica para que sólo la mitad del trayecto del defecto y los bordes rectos de ambos colgajos se suturan juntos.1 Steven F. Swaim, DVM, MS Professor emeritus Scott-Ritchey Research Center Department of Clinical Sciences College of Veterinary Medicine Auburn University Auburn University, AL 36849 Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

27

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 3

Colgajos de piel rotatorios ❖

ARTICULO ARBITRADO

CÓMO HACER COLGAJOS DE PIEL ROTATORIO

Luego de administrar anestesia general, prepare la piel alrededor de la herida, así como en la zona donde se creará el colgajo para cirugía aséptica y cubra la zona con campo quirúrgico.

Espesor total

Espesor parcial

Espesor total

PASO 1

Dirija el colgajo de piel rotatorio hacia la piel adyacente a la herida, con el borde principal del mismo, como uno de los lados del defecto triangular. Para marcar puede utilizarse un mondadientes estéril sumergido en azul de metileno estéril o algún marcador estéril. El colgajo deberá ser suficientemente grande como para evitar tensión indebida cuando se suture en su sitio (la flecha indica la dirección del movimiento del colgajo).

PASO 3A

Cuando se vaya a transponer el colgajo en su nueva ubicación, coloque, sin demasiada tensión, una sutura de colchonero horizontal en la punta del colgajo utilizando sutura monofilamentada no absorbible 3-0 (por ejemplo, polipropileno o nylón). Esto ayudará a asegurar el suministro sanguíneo de la punta.

PASO 3B

Faltan por colocar dos suturas: la más corta, una sutura recta (en el lado receptor del colgajo) y la sutura curva más larga (en el sitio donador del colgajo). Usted puede colocar primero la corta y a continuación la larga. De manera alterna, puede invertirse el orden del cierre. La segunda técnica es la que se utiliza por lo general. En el caso aquí mostrado, se emplea la segunda técnica, empezando con el Paso 4.

PASO 2A

Después de que el colgajo se ha trazado, incida y socávelo de modo progresivo, intentando colocarlo en su nuevo sitio (los puntos indican la ubicación del ojo por debajo del campo quirúrgico).

PASO 2B

Cuando socave el colgajo, retenga con el colgajo tanto como sea posible de tejido subcutáneo o panículo muscular, para asegurar aporte sanguíneo (los puntos señalan la ubicación del ojo por debajo del campo quirúrgico).

28

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

PASO 4

Suture los bordes de la curvatura del colgajo recurriendo a una técnica de sutura central. Coloque la primera puntada interrumpida a los largo de la curvatura del colgajo.

PASO 5

Coloque puntadas interrumpidas en el centro de los dos defectos que restan, luego que se ha colocado la primera sutura central.

PASO 7A

Suture la línea de sutura recta, corta, restante (sitio del colgajo receptor). Puede utilizar la técnica de sutura central. Esto completa el cierre del defecto. Obsérvese que no hay tensión evidente en el párpado inferior (es decir, ectropión) luego de colocar el colgajo.

PASO 6A

De nuevo coloque puntadas sucesivas en el centro de los cuatro defectos que restan, luego de que se han colocado los primeros tres centros suturados. En caso de que el colgajo sea grande y todavía existan brechas entre las puntadas, coloque puntadas adicionales según sea necesario para cerrarlas. Esto ayudará a distribuir la piel y la tensión de manera uniforme a lo largo de la línea de sutura y, así, evitar que se desarrolle una “oreja de perro” en la base del colgajo. Las “orejas de perro” resultan más frecuentes si el colgajo se sutura de modo progresivo desde la punta hasta la base.

A

Incisión de relajación

PASO 7B

En caso de que sea necesario permitir que el colgajo se desplace hacia su posición con mayor facilidad, piense en aliviar la tensión practicando una pequeña incisión de relajación a lo largo del diámetro del círculo al extremo de la incisión opuesta a la lesión. Sin embargo, esté conciente que la incisión de relajación reduce la zona vascular de la base del colgajo. De este modo, tendría que practicarse con buen criterio.

Oreja de perro

B Retire el exceso de piel

PASO 6B

En caso de que se forme una “oreja de perro” en la base del colgajo (A), retírela para un cierre uniforme. Incida a lo largo de la base de la “oreja de perro”, evalúe y retire el exceso de piel y suture el defecto (B).

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

29

Actualización en la Investigación

recapitulaciones y comentarios

¿Deben los veterinarios enfatizar el riesgo de nematodiasis intestinal con base en los signos clínicos y ubicación geográfica del paciente?

A Erika Meler, DVM, MS

Barrak Pressler, DVM, PhD, DACVIM

La información de “Actualidades en investigación” fue proporcionada por Erika Meler, DVM, MS, y Barrak Pressler, DVM, PhD, DACVIM, Department of Veterinary Clinical Sciences, School of Veterinary Medicine, Purdue University, West Lafayette, IN 47907.

30

pesar de que el parasitismo intestinal en mascotas es común, la distribución y la frecuencia relativa de los parásitos intestinales son más frecuentes (Toxocara, Ancylostoma y Trichuris). En diversas regiones geográficas de los Estados Unidos no se han estudiado de manera extensa. Los objetivos de los autores de este estudio fueron, por tanto, determinar la prevalencia regional global del parasitismo por nemátodos intestinales en perros, así como identificar los factores clave relacionados con mayor riesgo de infección. Se examinaron los registros médicos electrónicos de casi 1.2 millones de perros entre enero del 2003 y diciembre del 2006 en 547 hospitales veterinarios particulares pertenecientes a Banfield y 44 estatales. Se registraron los signos clínicos y los resultados de las pruebas diagnósticas fecales de nemátodos; los perros fueron asignados a regiones geográficas previamente definidas por el (Centro de Control y Prevención de Enfermedades) Centers for Disease Control and Prevention (CDC, por sus siglas en inglés) con base con el domicilio de los propietarios. Se obtuvieron los resultados de 2’785,248 pruebas fecales en flotación y con una prevalencia para cada parásito calculada como la cantidad de perros positivos, divididos entre la cantidad total de perros probados. La prevalencia de las infecciones por especies de Toxocara, Ancylostoma y Trichuris en perros mascotas en la población bajo estudio fue de 5%, 4.5% y 0.8% respectivamente. Las infecciones por multiagentes no fueron usuales, con tan sólo un género de parásito recuperado de gran parte de los perros infectados (82.7%). En el caso de los tres parásitos, resultó más probable que estuvieran infectados los perros enteros que los machos castrados o las hembras esterilizadas y fue más probable que se infectaran los perros de la región suroeste que de la central (Arkansas, Louisiana, Oklahoma y Texas) que aquellos de otras regiones. Los perros jóvenes (menos de 0.5 años) y razas pequeñas (menos de 5 kg) tuvieron mayor riesgo de infección por especies de Toxocara o Ancylostoma y menor riesgo de infección por especies de Trichuris. A la inversa, los perros que vivían en una región montañosa (Arizona, Colorado, Idaho, Montana, Nevada, Nuevo México, Utah y Wyoming) y los perros toy (Razas miniaturas) tuvieron una prevalencia significativamente menor de parasitismo intestinal, en comparación con perros que vivían en todo el resto de las regiones u otros grupos de razas según la AKC, respectivamente. Finalmente, a pesar de un aumento en la cantidad de perros probados por año durante el periodo de estudio, la prevalencia de infección por nemátodos disminuyó de 2004 al 2006.

COMENTARIO

Los nemátodos intestinales en pequeñas especies son zoonóticos, con posibles repercusiones en la salud humana. Como resultado, el tratamiento y la prevención de la infección en mascotas es una función crítica de los médicos veterinarios generales a través del mundo. Los CDC recomiendan un tratamiento antihelmíntico para perros a los 2, 4, 6 y 8 semanas de edad y para los gatos a los 3, 5, 7 y 9 semanas de edad. Desafortunadamente, el cumplimiento veterinario con los métodos de detección de nemátodos es baja y los protocolos de desparasitación recomendados y la educación al cliente son inadecuados en todo el mundo. Por

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

de enfermedad intestinal, aunque no puede determinarse si debe influir en la desparasitación rutinaria. Por ejemplo, aunque es menos probable que un perro toy ( de raza miniatura) se infecte con nemátodos intestinales que los perros en otros grupos de raza, la relación potencialmente cercana de los toy ( de raza miniatura) con sus propietarios (mayor porcentaje de tiempo que pasan en los interiores o cuando se les sostiene) puede aumentar el riesgo de transmisión. Debido a la severidad de la enfermedad humana que puede desarrollarse de manera secundaria a la migración aberrante de los nemátodos y debido a que los agentes desparasitantes son accesibles en su costo y que su administración no posee mayores efectos colaterales, permanece razonable continuar desparasitando de manera rutinaria a todas las razas independientemente de su ubicación geográfica, siguiendo los protocolos estándar recomendados. REFERENCIAS 1. 2. 3. 4. 5.

Stull JW, Carr AP, Chomel BB. Small animal deworming protocols, client education, and veterinarian perception of zoonotic parasites in western Canada. Can Vet J 2007;48:269-276. Harvey JB, Roberts JM, Schantz PM. Survey of veterinarians’ recommendations for treatment and control of intestinal parasites in dogs: public health implications. J Am Vet Med Assoc 1991;199(6):702-707. Nolan TJ, Smith G. Time series analysis of the prevalence of endoparasitic infections in cats and dogs presented to a veterinary teaching hospital. Vet Parasitol 1995:59(2):87-96. Blagburn BL, Lindsay DS, Vaughan JL, et al. Prevalence of canine parasites based on fecal floatation. Compend Contin Educ Vet 1996:18;483-509. Jordan HE, Mullins ST, Stebbins ME. Endoparasitism in dogs: 21,583 cases (19811990). J Am Vet Med Assoc 1993;203(4):547-559.

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 3

ejemplo, sólo 13% de los veterinarios canadienses encuestados informaron un apego estricto con las recomendaciones de los CDC, únicamente 31% de los veterinarios en Estados Unidos recomendaron desparasitar a los cachorros de menos de cuatro semanas de edad, y sólo 33 a 44% de los veterinarios estadounidenses y canadienses informaron haber discutido de manera rutinaria los riesgos zoonóticos de los nemátodos intestinales con sus clientes1,2. Las prevalencias de las tres infecciones por nemátodos intestinales en perros de mascota en los Estados Unidos determinadas en este estudio son menores que los informes previos (5.7 a 15.5% para gusanos redondos, 9.7 a 38.5% para uncinarias y 9.7 a 14.5% para tricocéfalos)3,4. Esta disminución en la prevalencia de infección se había reportado previamente en la Oklahoma State University donde las prevalencias de infecciones por especies de Toxocara, Ancylostoma o Trichuris, confirmadas se redujeron de 8 a 4%, 39 a 15% y 12 a 9% respectivamente entre 1981 y 19905. Esta reducción en el parasitismo intestinal se había atribuido a una mayor disponibilidad de antihelmínticos de amplio espectro y probablemente al mayor uso de ellos, conforme ha crecido la conciencia de los veterinarios al respecto. Este estudio revela que existen importantes diferencias en el riesgo de infección por nemátodos intestinales, dependiendo de los signos clínicos y de la ubicación geográfica. Aunque esta información es importante para los clínicos generales con el fin de ayudarles a darle prioridad a diagnósticos diferenciales en perros con signos clínicos

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

31

❖ ARTICULO ARBITRADO

Cómo desarrollar e interpretar cultivos de dermatofitos Utilice esta guía —recopilada por un veterinario dermatólogo— con el fin de lograr el máximo de los éxitos con esta prueba indispensable. Kimberly S. Coyner, DVM, DACVD

L

os cultivos de dermatofitos pueden resultar desafiantes a desarrollar e interpretar de manera correcta. Sin embargo, al conocer cómo recolectar mejor las muestras para cultivo, seleccionar e incubar medios de cultivo e identificar los cambios en los medios de cultivo y la morfología de las colonias de hongos, le ayudarán a evitar un mal diagnóstico.

RECOLECCIÓN DE LAS MUESTRAS PARA CULTIVO

2. Las cerdas del cepillo de dientes se han

presionado con suavidad en el medio de cultivo micótico.

Arrancado de pelos

Con el fin de obtener muestras para cultivos de dermatofitos utilice una pinza un hemóstato estéril para arrancar cabellos provenientes de la periferia de una lesión cutánea recién formada o en expansión, evitando zonas que puedan haberse medicado de manera reciente. Los pelos que resultan ideales para elegir son aquellos en zonas de encostramiento activo y de pelos que parecen haberse dañado o desaparecido1.

Técnica de cepillo de dientes

Con la técnica de los pelos arrancados pueden pasarse por alto algunos pelos infectados y tal vez no se muestree el epitelio afectado de manera adecuada, así que también resulta ideal obtener Kimberly S. Coyner, DVM, DACVD Dermatology Clinic for Animals of Las Vegas 5231 W. Charleston Blvd. Las Vegas, NV 89146

32

1. La técnica de cepillo de dientes de Mackenzie se utiliza con objeto de reunir muestras para cultivo de dermatofitos.

muestras utilizando la técnica de cepillo de dientes de Mackenzie. Con esta técnica, se retira un cepillo de dientes nuevo de su empaque y se talla con suavidad sobre la zona sospechosa, incluyendo la piel y los márgenes con pelo, o de lesiones alopécicas o con costras (Figura 1)1. Talle primero la zona sin afectar y luego frote las lesiones para evitar diseminar las esporas hacia zonas sin afectar y evitar perder esporas a partir de las zonas afectadas. A continuación, sumerja el cepillo de dientes en un medio de cultivo para hongos (Figura 2), teniendo cuidado de no aplicar las cerdas con demasiada intensidad, lo cual puede ocasionar que se desplace el medio de cultivo cuando se retiren las cerdas. Utilice un hemóstato estéril para remover pelos y

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

deshechos atrapados entre las cerdas y coloque el material en la superficie del medio de cultivo. La técnica de cepillo de dientes de Mackenzie es útil para muestrear portadores asintomáticos y obtener muestras a partir de animales que se encuentran bajo tratamiento antimicótico, en quienes las lesiones cutáneas se han resuelto de manera clínica. En estos casos, talle el cepillo de dientes sobre el cuerpo entero concentrándose especialmente en zonas con lesiones anteriores y, en gatos, en el rostro, orejas y patas. Resulta recomendable tallar durante un minuto o tallar a lo largo del animal 10 veces2. En animales que se encuentran en tratamiento antimicótico, repita los cultivos cada 2 o3 semanas y continúe el tratamiento hasta que se tengan dos tratamientos de cultivo negativos2. En caso de sospechar onicomicosis, el cepillo de dientes puede utilizarse en el pliegue de la pata afectada. Además

3. La placa de cultivo de dermatofitos muestra

crecimiento de Microsporum canis (las colonias micóticas blancas a pálidas en la parte superior de la placa de cultivo) que se encuentra en riesgo de ser sobrepasadas por un sobrecrecimiento por las colonias micóticas saprofitas grises en la parte inferior de la placa. La observación diaria del cultivo micótico, con o sin muestrear las colonias de dermatofitos sospechosas e inoculándolas en una nueva placa de cultivo, es importante con el fin de asegurar que los saprofitos no sobrepasarán a los dermatofitos y que provoquen un resultado de cultivo negativo falso en potencia.

las muestras de los pliegues de piel de las patas pueden obtenerse con un hemóstato estéril y puede muestrearse la parte proximal de la uña afectada utilizando una hoja de bisturí, para obtener pequeñas piezas de queratina (es recomendable una limpieza previa de la uña con alcohol para ayudar a reducir los microorganismos micóticos ambientales o saprofíticos acumulados). En caso de considerar una uña avulsionada para cultivo micótico, descarte la parte distal de la uña y obtenga muestras tallando la parte cóncava proximal de la uña1. Los cepillos de dientes pueden obtenerse de manera accesible en bloque a partir de las tiendas departamentales o distribuidores en línea. Puede utilizarse una vez y desecharlos o esterilizarlos con gas para algún uso repetido.

SELECCIÓN E INCUBACIÓN DE LOS MEDIOS DE CULTIVO

Los medios de prueba para dermatofitos contienen agar dextrosa de Sabouraud con cicloheximida, gentamicina y clortetraciclina como antimicóticos y agentes antibacterianos con el fin de retardar el crecimiento de microorganismos contaminantes. También se agrega fenol rojo como indicador de pH.

4. El cultivo de Trichophyton mentagrophytes

a menudo produce una superficie polvosa blanca a cremosa. Esta placa de cultivo se ha incubado con humedad inadecuada ocasionando resquebrajamiento y separación del medio de cultivo en el lado derecho.

De manera preferencial, los dermatofitos metabolizan proteínas en el medio de cultivo, liberando metabolitos alcalinos que convierten el medio de cultivo micótico amarillo en rojo, al mismo tiempo que aparecen las colonias de dermatofitos. Gran parte de otros hongos utilizan de manera inicial carbohidratos y producen metabolitos ácidos; estos hongos saprofitos pueden consumir finalmente proteínas y ocasionar que el color del medio se modifique, pero esto ocurre varios días después de que aparece el crecimiento micótico1,3. La observación diaria y el registro del crecimiento micótico relacionado con los cambios de color del medio es, por tanto, importante en la interpretación correcta de los resultados de los medios de cultivo para pruebas de dermatofitos. Las placas de cultivo se recomiendan sobre los frascos, ya que la boca de los frascos por lo general es demasiado estrecha como para que pase la cabeza del cepillo de dientes para la inoculación o para facilitar el análisis microscópico de las colonias micóticas. Con el fin de facilitar la esporulación y la identificación de los hongos, tal vez sea útil emplear una placa para medio de dermatofito que tenga una zona por separado de agar simple de Sabouraud o de un medio rápido de esporulación, el cual de hecho no contiene agentes inhibidores. Por ejemplo, el DermatoPlate-Duo (Vetlab Supply) tiene un medio de prueba de dermatofito y un agar para potenciar la esporulación del otro lado.

De acuerdo con las recomendaciones del fabricante de los medios de cultivo para hongos, el medio de cultivo deberá almacenarse a 2 a 25 ºC y protegerlo de la luz antes de la incubación5. Las placas deberán calentarse a temperatura ambiente 25 a 30 ºC (antes de la inoculación). Antes y durante el procedimiento de inoculación las placas deberán manejarse de tal manera, que se minimice la exposición del medio al ambiente. No utilice placas ya expiradas o placas que muestren desecamiento, decoloración o contaminación microbiana u otros signos de deterioro. Puede haber condensación excesiva en las placas que han sido dañadas por exposición a temperaturas extremas5. Los cultivos micóticos deberán incubarse a temperatura ambiente (25 a 30 ºC) con 30% de humedad1,5. En caso de no mantener la temperatura ambiente utilice una incubadora o envíe las muestras a un laboratorio de referencia para cultivo4. La mayoría de los microorganismos aparecerán dentro de 7 a 10 días; sin embargo las placas deberán mantenerse durante 21 días, sobre todo cuando no se observa crecimiento en principio o cuando la muestra ha sido obtenida a partir de una mascota que reciba tratamiento antimicótico. De acuerdo con un fabricante de medios de cultivo para hongos, las placas para cultivo de dermatofitos deben incubarse en luz total, aunque algunos investigadores recomiendan la incubación en la oscuridad, con el fin de evitar la inhibición inducida por la luz ultravioleta del crecimiento micótico1,5. En climas secos se sugiere que las placas se coloquen en bolsas o contenedores de plástico para evitar la deshidratación del medio, el cual puede inhibir el crecimiento del microorganismo5. Luego de 48 a 72 horas se empiezan a examinar las placas a diario en búsqueda de cambios de color característicos en el medio y crecimiento micótico.

IDENTIFICACIÓN DE LOS DERMATOFITOS

Comprender la morfología colonial macroscópica de los hongos es un primer paso importante en determinar si se encuentra presente algún dermatofito. Las especies de Microsporum y

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

33

Cómo desarrollar e interpretar cultivos de dermatofitos ❖

5. Con objeto de obtener una muestra para

identificación micótica microscópica, coloque la cinta en la parte superior de la colonia micótica y entonces aplique con cuidado la cinta adhesiva a un portaobjetos sobre una gota de tinción azul.

Trichophyton -los dermatofitos más comunes en perros y gatos- son colonias con apariencia algodonosa a polvosa, de color blanco, amarillo suave, cobre (Figuras 3 y 4). Las colonias de dermatofitos nunca son negras, verdes o grises. Además, con los resultados positivos a cultivos de dermatofitos, determinar la cantidad de colonias macroscópicas le aporta datos acerca de la intensidad de la infección y, en animales bajo tratamiento antimicótico, información acerca de la respuesta al tratamiento4. La evaluación microscópica del crecimiento micótico sospechoso también es importante, dado que ciertos hongos ambientales pueden imitar a los dermatofitos en cuanto a morfología colonial macroscópica y en su habilidad para convertir al medio en rojo1 y debido a que ciertas cepas de Microsporum canis, tal vez no produzcan cambios de color en el medio6. El examen microscópico puede hacerse en el consultorio o puede enviarse la placa de cultivo entera a un laboratorio de referencia para identificación de hongos (por lo general, a un costo reducido en comparación con el cultivo micótico).

Proceso microscópico de identificación

Debido a que los microorganismos son zoonóticos, utilice guantes para evitar transmitir las esporas de dermatofitos hacia sus manos. Con cuidado, coloque una pequeña pieza de cinta adhesiva transparente a la superficie de la colonia micótica y entonces aplique la

34

ARTICULO ARBITRADO

6. Macroconidias e hifas micóticas de

7. Microsporum gypseum tiene numerosas

8. Trichophyton mentagrophytes se caracteriza

9. Las hifas espirales a menudo son características

Microsporum canis (Diff-Quik, 400X).

por macroconidias en forma de cigarro, que pueden ser pocas en cantidad, y numerosas macroconidias globulosas (Diff-Quik, 400X).

cinta adhesiva a un portaobjetos sobre una gota de tinción azul (azul de metileno, lactofenol o la solución azul Diff-Quik [tiacina basófila]) (Figura 5). Examine la laminilla con aumentos de 100X y 400X, con el fin de identificar las macroconidias características de los dermatofitos. En las etapas iniciales del crecimiento solamente pueden observarse hifas micóticas sin macroconidias, sobre todo en infecciones por especies de Trichophyton. Incube estos cultivos durante más tiempo, con el fin de permitir el desarrollo de esporas para una identificación más confiable.

Características microscópicas de los dermatofitos

Las esporas de Microsporum canis son grandes en forma de huso y con pared gruesa con seis o más células internas (Figura 6) y a menudo tienen un botón terminal. En caso de identificar M. canis, entonces el resto de los animales en

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

macroconidias sin botón terminal y paredes más delgadas y menos células internas que las que tiene M. canis (Diff-Quik, 400X).

de T. mentagrophytes (Diff-Quik, 400X).

el hogar deberán muestrearse a través de cultivos de dermatofitos utilizando la técnica del cepillo de dientes para poder determinar de este modo si son portadores asintomáticos. Todas las mascotas con resultados de cultivo positivos deberán tratarse con algún antimicótico tópico con o sin tratamiento sistémico. Los animales con cultivo positivo deberán aislarse de los animales con cultivo negativo siempre que sea posible. Microsporum gypseum produce grandes esporas en forma de huso dentro de paredes delgadas sin botón terminal y seis o menos células internas (Figura 7). Trichophyton mentagrophytes produce macroconidias en forma de cigarro con pequeñas paredes (Figura 8). También resultan características de las especies de Trichophyton las hifas en forma de espiral y los numerosos agrupamientos en forma de uva de microconidias pequeñas (Figura 9)1. Los hongos saprofitos formarán hifas y a menudo esporas pequeñas, pero no forman macroconidias.

En casos donde las especies micóticas no pueden identificarse con facilidad en la clínica, remita el cultivo de dermatofitos a un laboratorio de referencia veterinaria para la identificación de hongos.

CONCLUSIÓN

El diagnóstico de dermatofitosis en mascotas puede resultar desafiante. Sin embargo con un control y práctica apropiados, sus cultivos de dermatofitos realizados en su consultorio tendrán más éxito- y tal vez usted pueda reducir aún más la necesidad de enviar muestras al laboratorio de referencia. Sin embargo, si no son posibles en su clínica el almacenamiento óptimo

de los medios de cultivo y las condiciones de incubación del cultivo de dermatofitos, la observación diaria del crecimiento de las colonias micóticas y los cambios de color en el medio, así como la identificación microscópica subsecuente de los microorganismos micóticos sospechosos, entonces envíe las muestras de deshechos de piel y pelo (colóquelos en un tubo de ensaye de tapón rojo) a partir de casos sospechosos a un laboratorio de referencia veterinaria para cultivos de hongos, con el fin de evitar diagnósticos erróneos. Aún algunos veterinarios dermatólogos eligen esta opción con el fin de reducir al mínimo la oportunidad de negativos falsos o positivos falsos en los

resultados de cultivos de dermatofitos. REFERENCIAS

1. 2.

3. 4. 5.

6.

Scott DW, Miller WH, Griffin CE. Muller and Kirk’s small animal dermatology. 6th ed. Philadelphia, Pa: WB Saunders Co, 2001;121-124. Moriello KA, Newbury S. Recommendations for the management and treatment of dermatophytosis in animal shelters. Vet Clin North Am Small Anim Pract 2006;36:89-114. Hirsh DC, Maclachlan NJ, Walker RL. Veterinary microbiology. 2nd ed. Oxford, U.K.: Wiley-Blackwell, 2004;273-278. Moriello KA. Management of dermatophyte infections in catteries and multiple-cat households. Vet Clin North Am Small Anim Pract 1990;20:1457-1474. Vetlab Supply. DermatoPlate/DermatoPlate-Duo/Dermatoplate S-Duo Culture System product information and instructions. Available at: www.vetlab.com. Accessed May 20, 2010. Moriello KA, Deboer DJ. Fungal flora of the haircoat of cats with and without dermatophytosis. J Med Vet Mycol 1991;29:285-292.

“Cómo manejar la diarrea crónica felina, Parte 1: Diagnóstico” continúacion de la pág 9...

que se identifique enfermedad focal a menudo vale la pena tomar biopsias de muestreo total a partir de cada área del tracto GI, a pesar de que se aprecie y observe normal desde el punto de vista macroscópico.

CONCLUSIÓN

En la determinación de la causa subyacente de la diarrea crónica con frecuencia resultan cruciales las pruebas diagnósticas precisas y extensas. Aún con las pruebas más sensibles, el proceso de enfermedad que conduce la diarrea crónica puede ser dolorosamente elusiva. Finalmente, los resultados de las pruebas desarrolladas como respuesta al tratamiento pueden ser la única manera de diagnosticar en definitiva la causa de la diarrea crónica en varios de nuestros pacientes felinos. Léase la segunda parte de este artículo para mayo-

res detalles acerca del tratamiento. ❖ REFERENCIAS 1. 2.

3.

4.

5. 6.

Bowman DD. Georgis’ parasitology for veterinarians. 9th ed. St. Louis, Mo.: Saunders Elsevier, 2009;295-371. Gates MC, Nolan TJ. Comparison of passive fecal flotation run by veterinary students to zinc-sulfate centrifugation flotation run in a diagnostic parasitology laboratory. J Parasitol 2009;95(5):1213-1214. Mekaru SR, Marks SL, Felley AJ, et al. Comparison of direct immunofluorescence, immunoassays, and fecal flotation for detection of Cryptosporidium spp. and Giardia spp. in naturally exposed cats in 4 Northern California animal shelters. J Vet Intern Med 2007;21(5):959-965. Rossi M, Hänninen ML, Revez J, et al. Occurrence and species level diagnostics of Campylobacter spp., enteric Helicobacter spp. and Anaerobiospirillum spp. in healthy and diarrheic dogs and cats. Vet Microbiol 2008;129(3-4):304-314. Gookin JL, Stebbins ME, Hunt E, et al. Prevalence of and risk factors for Tritrichomonas foetus and Giardia infection. J Clin Microbiol 2004;42(6):2707-2710. Lubbs DC, Vester BM, Fastinger ND, et al. Dietary protein concentration affects intestinal microbiota of adult cats: a study using DGGE and qPCR to evaluate differences in microbial populations in the feline gastrointestinal tract. J Anim Physiol Anim Nutr (Berl) 2009;93(1):113-121.

7.

8.

9. 10. 11. 12.

13.

14.

Marks SL, Melli A, Kass PH, et al. Evaluation of methods to diagnose Clostridium perfringens-associated diarrhea in dogs. J Am Vet Med Assoc 1999;214(3):357360. Marks SL, Kather EJ. Clostridium perfringens-associated diarrhea. In: Greene CE, ed. Infectious diseases of the dog and cat. 3rd ed. St. Louis, Mo.: Saunders Elsevier, 2006;364-366. Gabor LJ, Canfield PJ, Malik R. Haematological and biochemical findings in cats in Australia with lymphosarcoma. Aust Vet J 2000;78(7):456-461. Suchodolski JS, Steiner JM. Laboratory assessment of gastrointestinal function. Clin Tech Small Anim Pract 2003;18(4):203-210. Steiner JM, Williams DA. Serum feline trypsin-like immunoreactivity in cats with exocrine pancreatic insufficiency. J Vet Intern Med 2000;14(6):627-629. Forman MA, Marks SL, De Cock HEV, et al. Evaluation of serum feline pancreatic lipase immunoreactivity and helical computed tomography versus conventional testing for the diagnosis of feline pancreatitis. J Vet Intern Med 2004;18(6):807-815. Baez JL, Hendrick MJ, Walker LM, et al. Radiographic, ultrasonographic, and endoscopic findings in cats with inflammatory bowel disease of the stomach and small intestine: 33 cases (1990-1997). J Am Vet Med Assoc 1999;215 (3):349-354. Willard MD, Mansell J, Fosgate GT, et al. Effect of sample quality on the sensitivity of endoscopic biopsy for detecting gastric and duodenal lesions in dogs and cats. J Vet Intern Med 2008;22(5):1084-1089.

“Neumonía por aspiración en potros neonatos” continúacion de la pág 13...

cree que la debilidad muscular se debe a prematurez, usted deberá alimentar mediante sonda por varios días, volviendo a verificar por vía endoscópica o radiográfica para ver si hay resolución conforme madura el potro”. En caso de que algún quiste faríngeo sea la causa de la disfagia, entonces éste necesita removerse, lo cual puede lograrse fácilmente mediante un láser. Asegúrese de continuar alimentando al

potro mediante sonda hasta que sane. Si la parálisis laríngea o la aritenoiditis son el problema, el pronóstico es bajo. “Entonces usted necesita pensar acerca de alguna intervención quirúrgica como la cirugía de retracción o aritenoidectomía, con el conocimiento de que tal vez usted esté ocasionando un problema que puede empeorar la aspiración”, menciona Paradis. Gran parte de los potros con neu-

monía por aspiración salen adelante con el tratamiento adecuado. “Es sorprendente cómo se recuperan bien los potros neonatos de la enfermedad pulmonar”. Ed Kane, PhD, es investigador y consultor en nutrición animal. Es autor y editor en nutrición, fisiología y medicina veterinaria con experiencia en equinos, mascotas y ganado. Radica en Seattle.

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

35

Preguntas de los lectores

Lo que usted quiere saber acerca de la regulación de la diabetes Audrey K. Cook, BVM&S, MRCVS, DACVIM, DECVIM-CA

Nota de la Editora: En nuestro número de Agosto-Septiembre de éste año, en el artículo “Identificando las razones detrás de la diabetes de difícil control en perros” por Audrey K. Cook, preguntamos a nuestros lectores si tenían preguntas sobre diabetes para la Doctora Cook. Aquí tienen ustedes sus respuestas. EL CAMBIO A UNA NUEVA INSULINA

P. ¿Ahora que Vetsulin (Intervet/Schering-Plough Animal Health) es difícil de obtener cuál es la mejor manera de hacer el cambio en perros de Vetsulin a NPH? ¿Cómo será diferente la transición entre perros regulados y no regulados aún? ¿Qué tan fácil es hacer la transición en ellos? R. La manera más segura de cambiar a un perro diabético establecido desde Vetsulin a NPH es empezar con NPH a 0.25 U/kg por vía subcutánea, dos veces al día y entonces ajustar la dosis con base en la respuesta. Yo planearía hacer una curva sanguínea de glucosa (con una medición cada dos horas) el primer día que se administre la nueva insulina, ya que siempre estoy preocupado en cuanto a ocasionar hipoglicemia cuando hago el cambio. En caso de que la concentración de glucosa baje más de 100 mg/dl, yo reduciría la dosis de insulina en 25%. Y si al medir fue de > 150 mg/dl, yo aumentaría

36

la dosis en 10 a 20% (empezaría con 10%, pero tal vez tendría que aumentar la dosis un poco, dependiendo de la cantidad de unidades). Para un perro diabético nuevo, yo empezaría la NPH a la misma dosis, pero las reglas acerca del nadir objetivo son diferentes en un nuevo diabético, a mí me gustaría determinar la cantidad de glucosa más baja en la curva desde el primer día para establecer casi 150 mg/dl, debido a que gran parte de los perros se vuelven más responsivos a la insulina luego de la primera semana o un poco más, conforme los efectos metabólicos de la diabetes sin tratamiento se invierten. Si ya empezaron con NPH en un perro muy poco regulado, lo trataría como un nuevo diabético, ya que esos perros también sufren de trastornos metabólicos sustanciales debido a la diabetes manejada de manera inadecuada. Luego de la primera semana volvería a verificar al perro o le pediría al propietario que hiciera una curva de glucosa en él y luego ajustaría la dosis de insulina según fuera necesario con base en el nadir, concentración de glucosa sanguínea promedio y duración del efecto. P. Si usted tiene alguna preferencia personal entre CZI y glargina, me gustaría escucharlo. Estamos aprendiendo más respecto a la glargina debido a que es un producto humano y fácil de obtener, ¿algún consejo en gatos en transición? R. Ahora existe un nuevo producto, el PZI U40, recién aprobado por la FDA para gatos (ProZinc—Boehringer Ingelheim Vetmedica), la disponibilidad de PZI no deberá ser una preocupación. Creo que elegir entre glargina o PZI es cuestión de preferencia personal y de experiencia. Todavía manejo glargina en un gato diabético recién diagnosticado, pues estoy a gusto con esta insulina y he

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

tenido buen éxito con ella. Para ambas insulinas, empiezo con 0.25 U/kg de peso magro corporal dos veces al día, lo cual es por lo general 1 U/gato. En caso de que el gato sea en verdad grande (y no tan solo gordo), empezaría con 2U dos veces al día. De nuevo, intentaría hacer una curva de glucosa para identificar hipoglicemia luego de la primera dosis y también alentaría al propietario para empezar a determinar las concentraciones de glucosa sanguínea en el hogar. En ese primer día, no quiero ver que la concentración de glucosa baje de 150 mg/dl. Debido a que muchos gatos pasan por una remisión de la diabetes, quiero estar al pendiente de la hipoglicemia, de modo que pueda reducir con rapidez la insulina según sea necesario. Soy muy cauteloso acerca de aumentar la dosis de insulina en un gato durante el primer mes de tratamiento, ya que la pérdida de peso, los cambios dietarios y el manejo de la resistencia a la insulina a menudo mejoran notablemente la sensibilidad a la insulina. Si tuviera un paciente que estuvo recibiendo glargina, empezaría con la misma dosis de 0.25 U/kg de peso magro corporal y luego cambiaría a glargina o PZI. QUÉ TAN ALTO ES DEMASIADO ALTO

P. Tengo una paciente llamada Sandy, que es una Terrier mestiza esterilizada de 10 años de edad. Se le diagnosticó diabetes mellitus en noviembre del 2009. Al mismo tiempo ella era una perra ligeramente obesa (Calificación corporal: 6.5/9), pero ahora pesa 13 kg (Calificación corporal: 5/9) y está recibiendo 8 U de NPH dos veces al día. He estado vigilando sus concentraciones de glucosa (cada 7 a 10 días durante las dos primeras veces y luego cada 3

En gatos, el estrés puede desencadenar una hiperglicemia masiva sostenida, así que siempre es importante ver el panorama completo.

R. Yo no me sentiría a gusto aumentando una dosis de insulina con base en una sola determinación de glucosa. La razón para ello es que usted desconoce cuál es el nadir real (el valor real más bajo) y existe un riesgo real de una sobredosis. Además siempre es importante ver al paciente por completo en búsqueda de signos de buena o mala regulación. En caso de que el propietario informe de signos

clínicos mínimos y que el peso corporal se mantenga en lo ideal, entonces yo no aumentaría la dosis de insulina con base en ésa única lectura. Esta perra puede ser una buena candidata para monitorear en el hogar y podría ser una manera accesible de tener más información. Su cliente podría revisar varios recursos en Internet. P. Tengo un paciente felino con una concentración de glucosa de 409 mg/dl (determinación obtenida 4 a 6 horas luego de la dosis matutina de insulina) que se encuentra bien de acuerdo con el propietario. Dado que esta es una alta concentración, ¿debería aumentar la dosis de insulina? R. Con los pacientes felinos, las concentraciones de glucosa determinadas en el hospital a menudo son una pobre representación de las concentraciones de glucosa en el hogar. En gatos, el estrés puede desencadenar una hiperglicemia masiva sostenida, así que siempre es importante ver el panorama completo. De nuevo, la determinación de la concentración de glucosa en el hogar a menudo es una gran opción. De otro modo, yo buscaría signos clínicos (incluyendo el peso) y consideraría la determinación de la concentración de fructuosamina. Si se encuentra disponible usted tendrá una buena evidencia de un control aceptable de la glicemia. El estrés puede desencadenar hiperglicemia masiva sostenida en gatos, así que es siempre importante ver el panorama completo. Audrey Cook, BVM&S, MRCVS, DACVIM, DECVIM-CA Department of Small Animal Clinical Sciences Collage of Veterinary Medicine Texas A&M University Collage Station, TX 77843 ❖ Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

37

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 1

o 4 semanas), por lo general 5 a 6 horas luego de la dosis matutina de insulina. De acuerdo con el propietario, Sandy no muestra poliuria, polidipsia o polifagia; no exhibe urgencia para orinar durante la noche; y en general está bien. La última concentración de glucosa fue de 333 mg/dl, lo cual, de nuevo fue medida 5 a 6 horas luego de la dosis de insulina más reciente. Desafortunadamente es una paciente muy agresiva. Una concentración de glucosa de 333 mg/dl es todavía alta, pero estoy pensando en cambiar la dosis debido a la buena opinión subjetiva del propietario de los signos del control de glucosa y los hallazgos al examen físico del perro. ¿Debo incrementar la dosis de insulina hasta que la concentración de glucosa disminuya, independientemente de los signos clínicos? La determinación de la concentración de fructuosamina no constituye una opción debido a problemas financieros. Pienso que desarrollar una curva de glucosa en la clínica tampoco constituye una opción. Si no aumento la dosis de insulina, ¿tendrá la perra complicaciones importantes por tener una concentración de glucosa mayor que la ideal?

❖ 2009 Consejos prácticos a partir de las presentaciones

Alivio del dolor por cáncer: de estudio de un caso clínico Este perro labrador con osteosarcoma de la extremidad anterior tuvo una buena calidad de vida por más de un año, mientras recibió tratamiento a base de sólo analgésicos. Louis-Philippe de Lorimier, DVM, DACVIM (oncología) Nota del Editor: Este caso fue presentado en una sesión llamada “Casos de estudio en el manejo de dolor por cáncer” durante el simposio de la International Veterinary Academy of Pain Management (IVAPM) en el CVC de Kansas City, en agosto 30 de 2009.

T

atou, un perro Labrador castrado de nueve años de edad y 42 kg fue llevado al servicio de oncología del Hospital Vétérinaire RiveSud para evaluar una masa subcutánea en la parte lateral del antebrazo izquierdo (Figura 1). La masa estaba relacionada con cojera intermitente, que no respondió bien al carprofeno y al tramadol; de acuerdo con los propietarios este último ocasionó anorexia. Las radiografías sencillas de la extremidad anterior izquierda demostraron una lesión ósea mixta y agresiva en la diáfisis del cúbito, con osteólisis y cierta proliferación ósea (Figura 2). Las radiografías de tres vistas obtenidas en la misma visita, no mostraron metástasis pulmonares detectables. Los resultados de un hematocrito, per-

fil químico sérico y urianálisis fueron normales, excepto por una elevada actividad de alanino transaminasa (ALT) (522 U/L; intervalo de referencia = 10 a 100 U/L). Se obtuvieron aspirados con aguja fina de la masa subcutánea mediante una aguja 22 y se enviaron a evaluación citológica y teñido buscando actividad de fosfatasa alcalina (ALP). Pudo observarse una población de células mesenquimatosas con pequeñas

Figura 1

Figura 3 38

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

Figura 2

Figura 4

cantidades de matriz eosinofílica osteoide (Figura 3) y se demostró tinción positiva para actividad de ALP (Figura 4), sugiriendo un diagnóstico de osteosarcoma.

TRATAMIENTO INICIAL

Debido a que el tumor se extendía con claridad en los tejidos subcutáneos extraóseos del antebrazo, no podría recomendarse una ulnectomía, ya que no podrían obtenerse márgenes

Figura 5

“Alivio del dolor por cáncer: de estudio de un caso clínico ” continúa en pág 43...

Louis-Philippe de Lorimier, DVM, DACVIM (oncología) Hospital Vétérinaire Rive-Sud 7415 Boulevard Taschereau Brossard (Québec) J4Y 1A2 Canadá

Figura 5 Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

39

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 1

gicos completos. De este modo, las opciones terapéuticas discutidas incluyen tratamiento estándar combinando la amputación de la extremidad anterior izquierda y quimioterapia adjunta, así como opciones paliativas como la radioterapia hipofraccionada, administración intravenosa de aminobifosfonatos (pamidronato o zoledronato) y terapéutica analgésica oral. Los propietarios declinaron la amputación y cualquier tratamiento inyectable. Debido a la elevada actividad de la ALT, se les instruyó para dejar de administrar el carprofeno, pero ellos rehusaron de manera inicial la terapéutica analgésica adjunta. Tres semanas después, con la actividad de la ALT de nuevo en su normalidad, se prescribió Deracoxib (1.2 mg/kg orales, una vez al día). Se observó una buena respuesta clínica con la resolución completa de la cojera.

Exposiciones clínicas ❖ ARTICULO ARBITRADO

Hallazgo incidental de agenesia renal en una gata Tumkur Narasimhan, DVM, MS, PhD, y Yassine Absar, DVM

S

e trajo a consulta a una gata de pelo corto doméstica de dos años de edad, con un peso de 2.8 kilogramos, a una clínica de esterilización para una ovariohisterectomía de rutina. La gata se encontraba irritable y alerta y responsiva. Los hallazgos del examen físico no fueron sobresalientes, pero el examen citológico de una muestra de hisopo de oído reveló una infestación por ácaros (Otodectes cynotis). Los resultados de una prueba ELISA rápida en búsqueda de gusano de corazón, virus de la leucemia felina y del virus de la inmunodeficiencia felina fueron negativos.

OVARIOHISTERECTOMÍA

Se indujo anestesia mediante xilazina y ketamina por vía intramuscular. La gata se entubó y se mantuvo la anestesia utilizando isofluorano en oxígeno. De manera perioperatoria se administraron por vía subcutánea 125 ml de solución lactada de Ringer como bolo, con el fin de mantener la hidratación. Durante el intraoperatorio se monitorearon de manera manual la frecuencia y ritmos cardiacos, la respiración y la temperatura de la gata. También se utilizaron electrocardiografía y oximetría de pulso para monitorear a la paciente. Se practicó una celiotomía de línea media ventral. Al exteriorizar el útero, se observó solamente al ovario derecho desarrollado de manera completa y un cuerno uterino derecho desarrollado de manera normal con una buena vascularidad que conducía hacia un cuello uterino normal. No se Tumkur Narasimhan, DVM, MS, PhD Yassine Absar, DVM Main Street Animal Hospital 839 South Main St. Bradford, MA 01835

localizó el cuerno uterino contralateral. Una exploración abdominal amplia reveló que el ovario izquierdo se encontraba embebido y enmascarado en grasa abdominal anterior caudal al bazo; el ovario tenía vasos sanguíneos auxiliares provenientes de los tejidos grasos adyacentes. Ambos ovarios se encontraron por completo desarrollados y tenían las mismas dimensiones y formas. La exploración más a fondo reveló la ausencia del riñón izquierdo. La visualización de los órganos abdominales fue sin contratiempos. Se desarrolló una ovariohisterectomía. El sitio de la incisión abdominal se cerró de manera rutinaria con una sutura con polidioxanona 3-0. La recuperación fue sin datos sobresalientes. Se mantuvo la analgesia postoperatoria mediante buprenorfina (0.02 mg/kg intramusculares). Un muestreo radiográfico postoperatorio confirmó que no había otros defectos torácicos abdominales o de órganos pélvicos.

RECUPERACIÓN

Al siguiente día, la gata se encontraba alerta y responsiva y tenía buen apetito. Su temperatura, pulso y frecuencia respiratoria fueron normales. Un conteo sanguíneo completo y perfil químico sérico revelaron leucocitosis (leucocitos totales = 28.91 x 103/µl; intervalo de referencia = 5.5 a 19.5 x 103/µl), hiperglicemia (concentración de glucosa = 180 mg/dl; intervalo de referencia = 70 a 150 mg/dl), hipoalbuminemia (concentración de albumina = 1.8 g/dl; intervalo de referencia = 2.2 a 4.4 g/dl), hiponatremia, y menor concentración total de proteínas (4.9 g/dl; intervalo de referencia = 5.4 a 8.2 g/dl). Estas anormalidades se atribuyeron al estrés postquirúrgico.

IMÁGENES

Con el fin de confirmar la estructura

40

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

1. Urograma ventrodorsal obtenido cinco

minutos después de la inyección intravenosa de un medio de contraste yodado positivo en una gata de dos años de edad. Obsérvese el riñón derecho bien definido, así como el uréter y la ausencia del riñón izquierdo.

anatómica y valorar la función cualitativa del riñón existente, se practicó al día siguiente un examen urográfico excretor intravenoso. Se obtuvo una radiografía cinco minutos luego de la inyección intravenosa de un agente contraste yodado positivo. El riñón, uréter y arteria renal izquierdos no se visualizaron; el riñón derecho y el uréter fueron normales en cuanto a tamaño y forma (Figura 1). Gran par-

De manera invariable la agenesia renal conduce a la malformación del tracto genital. te del medio de contraste se excretó hacia la vejiga en 15 minutos, lo cual confirmó la arquitectura renal normal y la filtración glomerular eficaz. Al examen ultrasonográfico desarrollado cuatro días después de la cirugía, el riñón derecho se encontraba normal en tamaño (4.35 cm de largo y 2.43 cm de ancho) y tenía una textura ecoica regular y pelvis renal. La vejiga se encontraba llena y tenía orina de apariencia hipoecoica. Las capas de la mucosa muscular y las zonas del trígono aparecieron normales. Así mismo el hígado, estómago, intestinos, ganglios linfáticos mesentéricos, páncreas, suprarrenales y bazo. El examen histológico de los órganos reproductivos removidos durante la ovariohisterectomía no se llevó a cabo, aunque es prudente examinar

estos tejidos desde el punto de vista histológico para ayudar a describir el tipo de anomalía en estos animales.

SEGUIMIENTO

La gata se dio de alta a un refugio luego de seis días de la cirugía. La infestación del oído por ácaros se trató con suspensión ótica de ivermectina al 0.01%. Finalmente, la gata fue adoptada y se monitoreó de manera periódica su salud. En una visita de chequeo bianual, el conteo sanguíneo completo y el perfil químico sérico no revelaron anormalidades.

DISCUSIÓN

La agenesia o displasia renal se ha informado en perros, gatos y personas1-3. Aunque la agenesia unilateral, cómo sucedió en este caso, se observa

en pocas ocasiones puede ocasionar hipertrofia compensatoria en el riñón existente; la agenesia bilaterales mortal. De manera invariable la agenesia renal conduce a malformación del tracto de las vías genitales. Durante el desarrollo embrionario los riñones, vías urinarias y gran parte de los órganos reproductivos se originan en el mesodermo intermedio entre las somitas y la placa lateral. Tres etapas del desarrollo renal comprenden la evolución del riñón: pronefros, mesonefros y metanefros. El desarrollo del sistema urogenital en los mamíferos requiere de la diferenciación coordinada de dos tejidos distintos —el epitelio ductal y el mesénquima nefrogénico— ambos derivados del mesodermo intermedio en el embrión temprano. Este último da origen a los tractos genitales, uréteres y sistema de conductos colectores del riñón, mientras que los componentes mesenquimatosos pasan por una transformación epitelial para formar neuronas, tanto en el riñón mesonéfrico (embrionario), como en

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

41

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 5

Hallazgo incidental de agenesia renal en una gata ❖

el metanéfrico (definitivo)4. Pax-2 es un gen regulador transcripcional de la familia de caja pareada y se expresa de manera amplia durante el desarrollo de los componentes ductales y mesenquimatosos del sistema urogenital. Si el gen Pax-2 resulta disfuncional, los uréteres inductores del metanefros se encuentran ausentes, así que no hay desarrollo del riñón4. El mesénquima del cordón nefrogénico no pasa por la transformación epitelial y no es capaz de formar los túbulos en el mesonefros4. En personas, la agenesia renal unilateral puede tener una base genética mediada por fibrosis no quística que conduce al desarrollo anormal del conducto mesonéfrico completo, alrededor de las siete semanas de desarrollo embrionario. La agenesia renal unilateral resulta compatible con una vida normal, siempre y cuando el otro riñón sea normal; sin embargo, si existe displasia o hipoplasia contralateral se desarrolla finalmente insuficiencia renal5. La etiopatogénesis de la agenesia renal en pequeñas especies es incierta. Se informa de una predisposición genética familiar para este trastorno en perros ovejeros Shetland y Doberman pinschers: debido a las relaciones cercanas en el desarrollo de los sistemas urogenitales, los hallazgos de vasos deferentes anormales o ausentes, colas epidémicas o cuernos uterinos al momento de castración u ovariohisterectomía deberán despertar la

ARTICULO ARBITRADO

sospecha de agenesia renal unilateral concurrente. Ya que la agenesia renal unilateral es compatible con la vida normal no está indicada una terapéutica específica a menos que exista función renal reducida. En nuestro conocimiento, solamente hay unos cuantos informes de aplasia del cuerno uterino y agenesia renal ipsilateral6,7. Un gato con agenesia renal y aplasia segmental del cuerno uterino derecho se había presentado de manera inicial para evaluación de vómito agudo, depresión y temblores constante7. Los autores del informe no observan defectos anatómicos funcionales en el riñón izquierdo existente, excepto por su crecimiento. Aquellas instalaciones para esterilizaciones en gran volumen pueden encontrar anomalías del desarrollo de los órganos reproductores de manera más frecuente que las clínicas veterinarias tradicionales. Es necesario monitorear las funciones renales y del tracto urinario luego de la adopción para asegurar una buena calidad de vida en los animales deficientes con un órgano (riñón). No se recomienda la reproducción de estos animales, ya que las crías pueden estar predispuestas a trastornos genéticos. La información reunida es de beneficio para futuras consideraciones terapéuticas. El hallazgo incidental de aplasia renal también sugiere que debe aplicarse una amplia exploración de cavidad abdominal con el fin de evitar dejar ovarios funcionales, los cuales pueden

SU ANUNCIO AQUÍ Contrate ahora su pauta publicitaria y pague en 2011 a precios de 2010

42

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

resultar de manera postoperatoria en que el animal desarrolle ciclos estrales, gestación ectópica o piometra. ❖

RECONOCIMIENTOS

Estamos agradecidos con John E. Ledoux, VMD, en Atkinson, N.H., por haber practicado e interpretado el examen ultrasonográfico abdominal. También estamos en deuda por la ayuda de los técnicos Shelby Page, Melanie Norman, Nicole Willis, and Lori Wyatt en el Main Street Animal Hospital en Bradford, Mass. La ayuda de Sarah Ingram, DVM, al preparar el manuscrito se aprecia en mucho. Le agradecemos a Barbara Cusick, presidenta del Animal Rescue Merrimack Valley en Bradford, Mass., el haber proporcionado cuidados a Gracie, la gata de este caso.

REFERENCIAS 1.

2.

3. 4. 5.

6. 7.

McCallum TJ, Milunsky JM, Munarizz R, et al. Unilateral renal agenesis associated with congenital bilateral vas deferens: phenotypic findings and genetic consideration. Hum Reprod 2001;16(2):282-288. Hoskins JD. The urinary system. In: Veterinary pediatrics: dogs and cats from birth to six months. 3rd ed. Philadelphia, Pa.: WB Saunders Co, 2001; 371-395. Morita T, Michimae Y, Sawada M, et al. Renal dysplasia with unilateral renal agenesis in a dog. J Comp Pathol 2005;133(1):64-67. Torres M, Gomez-Pardo E, Dressler GR, et al. Pax-2 controls multiple steps of urogenital development. Development 1995;12 (12); 4057-4065. Maxie MG. The urinary system. In: Jubb KVF, Kennedy PC, Palmer N, eds. Pathology of domestic animals. 4th ed. San Diego, Calif.: Academic Press, 1993;447-538. Aiello SE. Urinary system. In: The Merck veterinary manual. 8th ed. Whitehouse Station, N.J.: Merck and Co Inc, 1998; 1130-1157. Chang J, Jung JH, Yoon J. et al. Segmental aplasia of the uterine horn with ipsilateral renal agenesis in a cat. J Vet Med Sci 2008;70(6):641-643.

Informes y Contrataciones:

Tel: 52 (55) 5659-8880, 5536-2100, 5543-1486 Fax: 52 (55) 5659-8879 E-mail: [email protected]

“Alivio del dolor por cáncer: de estudio de un caso clínico ” continúacion de la pág 39...

CUIDADOS DE SEGUIMIENTO

Durante los siguientes 12 meses en las visitas de chequeo, Tatou tenía una calidad de vida excelente y parecía perfectamente a gusto, sin alguna evidencia detectable de cojera o malestar. Los resultados de los perfiles químicos séricos periódicos fueron normales. Trece meses después del diagnóstico, recurrió la cojera. El examen radiográfico de la extremidad anterior izquierda demostró progreso de la lesión ósea con más destrucción y un mayor componente de tejido blando. Entonces, las radiografías torácicas revelaron lesiones metastásicas pulmonares avanzadas, que medían hasta 50 mm de diámetro (Figura 5). Los propietarios comprendieron que el pronóstico era reservado para la supervivencia, empero se les comentó que podría utilizarse terapéutica analgésica adicional para que Tatou estuvie-

ra más confortable. Nosotros optamos por continuar el tratamiento con deracoxib, ya que era bien tolerado y proporcionó analgesia adecuada por más de un año y a que se pensó que el dolor recurrente y la cojera se debían a un mayor nivel de dolor en vez de una menor eficacia analgésica del medicamento en sí mismo. Se prescribió hidrocloruro de tramadol a la dosis de 4 mg/kg orales, dos veces al día, así como amantadita a la dosis de 5 mg/kg orales, una vez al día. Se discutieron de nuevo otros tratamientos paliativos, tales como la radioterapia o los aminobifosfonatos (orales o inyectables), pero se declinaron. Tatou respondió bien a los cambios en la medicación y la cojera se resolvió de nuevo de manera rápida y completa. Tatou tuvo una calidad de vida excelente durante dos meses adicionales,

pero acudió a consulta un día después luego de un episodio de cojera. Una radiografía de la extremidad anterior izquierda confirmó una fractura patológica de la ulna y del radio (Figura 6). Entonces, los propietarios optaron por la eutanasia, 445 días luego del diagnóstico.

CONCLUSIÓN

Este caso demuestra que, aunque inusual, ciertos tipos de cáncer pueden responder bien en inicio al tratamiento analgésico convencional, pero finalmente requiere de analgesia multimodal para el control apropiado, una vez que el dolor progresa y se vuelve más intenso. También demuestra que a pesar del bajo pronóstico, una vez que se detectan metástasis avanzadas, deberá considerarse tratamiento paliativo con el fin de mejorar el bienestar y que pueda resultar en meses adicionales de una excelente calidad de vida. ❖

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

43

Intercambio de ideas Consejos desde las trincheras Envuelva su equipo para mantenerlo seco

Nosotros envolvemos una pequeña pieza de Press’n Seal (Glad) alrededor de la conexión del capnógrafo, con objeto de mantenerlo seco cuando llevamos a cabo procedimientos dentales. Funciona bien y es fácil cambiarlo entre pacientes. (Foto cortesía de Dan Paquet). Judy Tete, CVT

Portland, Ore

Un consejo para los propietarios cuando administren medicinas líquidas

Convencer a las mascotas, sobre todo perros, a tomar medicinas líquidas por medio de una jeringa es difícil. Aliente a que los propietarios cubran el extremo de la jeringa con alimento para perro o bebé. Conforme el perro lame con avidez el extremo de la jeringa el propietario puede escurrir el medicamento en el hocico del perro.

Cómo anestesiar cerdos Vietnamitas

Cuando anestesiamos cerdos Vietnamitas utilizamos una mascarilla confeccionada a partir de un garrafón de un galón de capacidad. Para confeccionarla, limpiamos el garrafón, le recortamos el fondo y cubrimos los bordes con cinta (funciona el adhesivo blanco). Entonces fijamos un puerto de anestesia de 90O en la parte superior del garrafón. Cuando inducimos la anestesia, se fija una abrazadera al puerto y utilizamos la manija del garrafón para colocar la mascarilla en su lugar. Los cerdos parecen hacerse para atrás cuando se les maneja, así que cuando induzca la anestesia, arrinconamos al cerdo en una esquina, con nuestra máquina de anestesia a la mano. Por lo común el cerdo cae con rapidez, luego de hacer 10 respiraciones en la mascarilla Dr. Eileen Bissmeyer

Mariposa, Calif.

Dr. Angelique Cucaro

No sólo para los ojos

Pacifica, Calif.

Elimine el desconcierto con los envases de medicamento más pequeños

En nuestra clínica, encontramos práctico colocar ciertas medicaciones líquidas, tales como desparasitantes, en frascos más pequeños y más manejables. Recortamos las puntas de aplicador de los contenedores de 30 y 50 onzas líquidas que se ajusten a una jeringa LuerLock, y luego empleamos esta jeringa para cargar la dosis. Esta técnica elimina el desperdicio y el desconcierto. Dr. James Kimmel

Glendale, Ariz.

44

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

La proparacaína oftálmica tópica también puede aplicarse en pequeñas heridas para un rápido control del dolor. He encontrado que funciona bien para aliviar el dolor de puntos dolorosos, uñas rotas, infecciones de oído y otras lesiones dolorosas que requieren ser limpiadas. Aplico unas cuantas gotas en la herida –lo suficiente como para cubrirla- o, de manera alterna, humedezco alguna gasa en la solución y la coloco sobre la herida. Espero por cerca de un minuto y a continuación procedo con el tratamiento. Encuentro que el animal experimenta menos dolor y facilita mucho la limpieza y el examen del paciente. Dr. Mark Reser

Oklahoma City, Okla.

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 8

Ayuda para aplicar gotas oculares en perros Cuando administramos gotas oculares a un perro, sostenemos en nuestra mano algún bocadillo a la altura de la cabeza del perro, ocasionando que voltee hacia arriba. Con la otra mano, aplicamos las gotas en los ojos. Una vez administradas las gotas, bajamos de inmediato el bocadillo para recompensar al perro y darle un reforzamiento positivo por haber aceptado las gotas oculares. Dr. Angelique Cucaro

Pacifica, Calif.

Controle el olor a gato macho

En nuestra clínica rural, los médicos practican muchas castraciones de gatos machos. Desafortunadamente, los gatos vacían a menudo sus vejigas durante la recuperación, dejando ese aroma de gato macho que se esparce por toda la clínica. Para nosotros, un remedio sencillo ha sido colocar pañales desechables en los gatos durante la recuperación. Practicamos un pequeño corte en un lado del pañal para desplazar el rabo a través de él y colocarlo como si fuera el caso de un bebé. Para el momento en que se recupera el gato y empieza a movilizarse, ha vaciado su vejiga y nosotros simplemente tiramos el pañal afuera en la basura. Jennifer Jessen, técnica veterinaria

Readlyn, Iowa Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

45

PREGUNTE AL EXPERTO

Carcinoma de células transcicionales de la vejiga y piroxicam Timothy M. Fan, DVM, PhD, DACVIM (small animal internal medicine, oncology)

El Dr. Fan agradece las preguntas relacionadas con oncología, provenientes de médicos veterinarios y estudiantes de veterinaria E-mail: [email protected]

P

: ¿Tiene el piroxicam algún efecto en gatos con carcinoma de células transcicionales de la vejiga? En caso afirmativo, ¿cuál es la dosis recomendada?

R

: El piroxicam es un inhibidor mixto COX-1/COX-2, que reduce la producción de varios mediadores inflamatorios lípidos. Tales mediadores lípidos, incluyendo a la prostaglandina E2, pueden favorecer el desarrollo y crecimiento de tumores a través de diversos mecanismos, incluyendo la promoción del crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, inmunosupresión y menor señalización de muerte. Debido a estos efectos, el piroxicam ha demostrado actividad moderada en perros con carcinoma de células transcicionales.1 El potencial de los efectos anticáncer del piroxicam en gatos con carcinoma de células transicionales no se ha descrito con amplitud2 pero de manera no oficial, el piroxicam parece ser bien tolerado a dosis de 0.3 mg/kg

por vía oral, dos o tres veces a la semana.2 Emplear este esquema de dosificación en gatos con carcinoma de células transicionales deberá ser seguro, con base en estudios farmacocinéticos previos de piroxicam oral, conducidos en gatos sanos3,4; sin embargo, su eficacia anticáncer no se ha caracterizado bien en gatos con cáncer. REFERENCIAS

1. 2.

3. 4.

Knapp DW, Richardson RC, Chan TC, et al. Piroxicam therapy in 34 dogs with transitional cell carcinoma of the urinary bladder. J Vet Intern Med 1994;8(4):273-278. Wilson HM, Chun R, Larson VS, et al. Clinical signs, treatments, and outcome in cats with transitional cell carcinoma of the urinary bladder: 20 cases (1990-2004). J Am Vet Med Assoc 2007;231(1):101-106. Heeb HL, Chun R, Koch DE, et al. Single dose pharmacokinetics of piroxicam in cats. J Vet Pharmacol Ther 2003;26(4):259-263. Heeb HL, Chun R, Koch DE, et al. Multiple dose pharmacokinetics and acute safety of piroxicam and cimetidine in the cat. J Vet Pharmacol Ther 2005;28(5):447-452

SU ANUNCIO AQUÍ Contrate ahora su pauta publicitaria y pague en 2011 a precios de 2010 46

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

Timothy M. Fan, DVM, PhD, DACVIM (internal medicine and oncology) Department of Veterinary Clinical Medicine College of Veterinary Medicine University of Illinois Urbana, IL 61802

La intención de “Pregúntele al experto” es responder a preguntas médicas no urgentes y compartir esta información con otros colegas a través del sitio web. Las recomendaciones tan sólo tienen valor informativo. Es responsabilidad de cada veterinario sopesar cuidadosamente estas recomendaciones y determinar el curso de acción correcto para el caso de cada paciente. Por favor, verifique cualquier dosis de fármaco aquí señalada. Las preguntas pueden ser editadas por cuestiones de estilo y espacio.

Informes y Contrataciones:

Tel: 52 (55) 5659-8880, 5536-2100, 5543-1486 Fax: 52 (55) 5659-8879 E-mail: [email protected]

PREGUNTE AL EXPERTO

El riesgo zoonótico de los conejos y otros animales silvestres

P

:¿Qué enfermedades zoonóticas pueden contraer los niños a partir de las heces y orina de conejos silvestres, expuestos tan cerca como el patio de la guardería de mis niños?

R

: No hay mucho riesgo de contraer una enfermedad zoonótica a partir de las heces u orina de un conejo silvestre. Los parásitos del conejo tales como oxiuros, otros nemátodos, céstodos y coccidias son específicos del huésped y dado que no tienen huéspedes intermediarios mamíferos1,2, no se transmitirán a otros animales incluyendo las personas. Contraer los ácaros del pelaje (especies de Cheyletiella)* o la tiña, por lo general requiere un contacto directo con el conejo afectado1,3. Los conejos también se encuentran en los últimos lugares de la lista de animales que portan agentes zoonóticos bacterianos tales como especies de Salmonella, Escherichia coli o especies de Campylobacter3, aunque cualquier heces de animal silvestre representa cierto riesgo de enfermedad bacteriana a través de la infección fecal oral accidental. Las zoonosis bacterianas por lo general relacionadas con conejos incluyen la tularemia y la pasteurelosis3, que requieren de un contacto directo con conejos y, en especial, con sus tejidos. Además, para la transmisión es necesario en el caso de la tularemia, ser mordido por una pulga o garrapata portadores del agente o, para la pasteurelosis ser mordido o rasguñado por el conejo mismo3. Encephalitozoon cuniculi, alguna vez considerado como un parásito microsporidiano, pero ahora clasificado como hongo, es portado por los conejos y produce esporas que en ocasiones se encuentran en la orina4. Sin embargo, en tanto el

agente es transmisible entre conejos, hay unos cuantos casos reportados en personas y ellos han ocurrido en individuos inmunodeficientes (infectados con HIV) de manera similar a la situación con gran parte de otras infecciones microsporidianas4. Probablemente una preocupación mayor en ambientes suburbanos urbanos y peridomésticos son las áreas contaminadas con las heces de los gansos canadienses que pueden resultar problemáticas alrededor de las viviendas y comunidades con campos de golf, que poseen estanques de retención. Aunque sus parásitos representan poco riesgo debido a su especificidad al huésped, se sabe bien que los gansos portan especies de Salmonella y otras bacterias potencialmente transmisibles a las personas (a través de la infección fecal oral accidental) que puede ocasionar enfermedad diarreica5,6. Los carnívoros también representan un riesgo potencial para las personas, ya que sus parásitos a menudo utilizan huéspedes intermediarios aviares, mamíferos o paraténicos en el ciclo de vida. Esto podría incluir contacto con las heces de mapaches, zorrillos, coyotes, lobos y otros similares, los cuales pueden presentarse en ambientes cercanos a personas. Las letrinas de mapaches son en particular riesgosas para niños, debido a la alta concentración de huevos del nematodo común Baylisascaris procyonis; este parásito puede ocasionar larva migrans ocular y neural sobre todo en niños2,7. Con cualquiera de estas zoonosis potenciales, las

Kevin R. Kazacos, DVM, PhD, Department of Comparative Parasitology, School of Veterinary Medicine, Purdue University West Lafayette, IN 47907

precauciones por sentido común son gran parte de la prevención de la enfermedad. Estas precauciones incluyen mantener a los niños alejados de zonas contaminadas conocidas, monitorear de manera cercana a los lactantes y niños pequeños (quienes se encuentran con mayor inclinación a probar de manera oral su ambiente) evitar la pica y la geofagia, y alentar el lavado de manos rutinario luego de entrar en contacto en zonas externas o después de manejar animales. REFERENCIAS 1. 2. 3. 4. 5.

6. 7.

Bowman DD. Georgis’ parasitology for veterinarians. 9th ed. St. Louis, Mo.: Saunders Elsevier, 2009. Samuel WM, Pybus MJ, Kocan AA. Parasitic diseases of wild mammals. 2nd ed. Ames, Iowa: Iowa State University Press, 2001. Williams ES, Barker IK. Infectious diseases of wild mammals. 3rd ed. Ames, Iowa: Iowa State University Press, 2001. Didier ES. Microsporidiosis: an emerging and opportunistic infection in humans and animals. Acta Trop 2005;94(1):61-76. Friend M, Franson JC. Field manual of wildlife diseases: general field procedures and diseases of birds. Madison, Wis.: U.S. Geological Survey Biological Resources Division, National Wildlife Health Lab, 1999. Thomas NJ, Hunter DB, Atkinson CT. Infectious diseases of wild birds. Hoboken, N.J.: Wiley-Blackwell, 2007. Gavin PJ, Kazacos KR, Shulman ST. Baylisascariasis. Clin Microbiol Rev 2005;18(4):703-718.

Veterinary Medicine en Español Octubre - Noviembre 2010

47

Cuando Usted contacte a alguno de estos anunciantes, por favor mencione que vió su anuncio en

Anunciante

Producto

Página

No. para Tarjeta de Servicio al lector

Teléfono, mail, pág. web

21

11

www.ceamvet.com.mx e-mail: [email protected] Tel: (55) 5524-8519

CEAMVET

Diplomados y cursos

COMERCIALIZADORA SUNNY S.A. DE C.V.

Acecsorios para mascotas

2da de forros

9

www.sunnyaquarium.com e-mail: [email protected]

CORAMEX, S.A.

Equipo de Rayos -X Digital

9

6

www.corix.us Tels. (55) 5394-1190

DIAGNÓSTICO DE SALUD ANIMAL, S.A.

Estudios de Laboratorio

7

7

www.diagsa.com.mx Tels. 5589-5663, 5589-2786, 5589-7560

HOSPITAL VETERINARIO DEL VALLE

Servicios Veterinarios / Endoscopia

41

5

www.vetdelvalle.com email: [email protected]

MAICO

Varios para Veterinarios

17

10

www.maico.cc

NORVET

Medicamentos Veterinarios

13

12

www.norvet.com.mx

PACK & PROCESS

Maquinaria de Acondicionamiento y Embalaje

3ra de forros

4

www.pack-process.com e-mail: [email protected]

PFIZER, S.A. DE C.V.

Medicamentos Veterinarios / Slentrol

37 y 39

1

www.pfizerah.com.mx Tels. 01800 013 6800 (55) 5081 8500

PISA AGROPECUARIA

Medicamentos Veterinarios / Olor OFF

45

8

www.pisaagropecuaria.com.mx

ROYAL CANIN

Alimentos para Mascotas

4ta. de forros

2

www.royalcanin.com.mx

VÉTOQUINOL

Medicamentos Veterinarios / Clavaseptin P, Dolpac y Tolfédine

15, 27 y 31

3

www.vetoquinol.com.mx / e-mail: [email protected]

Para Anunciarse aquí llame al 48

( (55) 5659-8880

Contrate ahora su pauta publicitaria y pague en 2011 a precios de 2010

Octubre - Noviembre 2010 Veterinary Medicine en Español

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 4

Marque en la tarjeta de servicio al lector el No. 2

Get in touch

Social

© Copyright 2013 - 2024 MYDOKUMENT.COM - All rights reserved.