UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA CARRERA DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA CARRERA DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA “DETERMINACIÓN DE LA PRESENC

25 downloads 190 Views 1MB Size

Story Transcript

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA CARRERA DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA

“DETERMINACIÓN DE LA PRESENCIA DE PARÁSITOS GASTROINTESTINALES EN PALOMAS DE CASTILLA (Columba livia) EN LA CIUDAD DE QUITO, TOMANDO COMO REFERENCIA TRES LUGARES PILOTOS “LA MAGDALENA”, “PLAZA DE SAN FRANCISCO” Y “COTOCOLLAO”

Trabajo de Grado presentado como requisito para optar por el Título de Médico Veterinario Zootecnista

AUTORA: Katerine Jhoseth Bernal Jiménez

TUTOR: Dr. Richar Iván Rodríguez Hidalgo Ph. D

Quito, Abril, 2015

ii

DEDICATORIA

A mis padres, Abilio y Verónica, por su esfuerzo, perseverancia y amor incondicional, gracias porque han sabido guiarme y enseñarme a valorar todos los pasos necesarios para alcanzar una meta; a mis hermanos, Kevin y Giuliana, porque a pesar de su corta edad son mi modelo a seguir; a mi compañero de vida, Daniel, por estar junto a mí a lo largo de todo este proceso; y finalmente, a toda mi familia que ha visto cristalizar este gran sueño. Katerine

iii

AGRADECIMIENTOS

Agradezco a Dios por permitirme cumplir este gran sueño, a mi familia, amigos y compañeros que contribuyeron directa e indirectamente para la materialización y finalización de este proyecto de titulación. A mis profesores que contribuyeron con conocimientos y experiencias para mi formación profesional. Al Laboratorio de Patología Clínica y al Doctor Edison Encalada por su colaboración y apoyo en este proyecto. Finalmente quiero expresar mi más sincero agradecimiento al Dr. Richar Rodríguez por brindarme la oportunidad de desarrollar mi proyecto de tesis en el Centro Internacional de Zoonosis y a la vez ser tutor de esta investigación. A todo el personal que colaboró en las actividades de campo y laboratorio, con especial cariño a mi compañera Diana.

iv

AUTORIZACIÓN DE LA AUTORÍA INTELECTUAL

Yo, KATERINE JHOSETH BERNAL JIMÉNEZ en calidad de autora de la tesis “DETERMINACIÓN DE LA PRESENCIA DE PARÁSITOS GASTROINTESTINALES EN PALOMAS DE CASTILLA (Columba livia) EN LA CIUDAD DE QUITO, TOMANDO COMO REFERENCIA TRES LUGARES PILOTOS “LA MAGDALENA”, “PLAZA DE SAN FRANCISCO” Y “COTOCOLLAO”, por la presente autorizo a la UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR, hacer uso de todos los contenidos que me pertenecen o de parte de los que contienen esta obra, con fines estrictamente académicos o de investigación.

Los derechos que como autor me corresponde, con excepción de la presente autorización, seguirán vigentes a mi favor, de conformidad con el establecimiento en los artículos 5, 6, 8, 19 y demás pertinentes de la Ley de Propiedad Intelectual y su Reglamento.

En la ciudad de Quito, a los 19 días del mes de marzo del 2015.

Katerine Jhoseth Bernal Jiménez CI: 1723511208 E-mail: [email protected]

v

INFORME DEL TUTOR

En mi carácter de Tutor del Trabajo de Grado, presentado por el señorita: KATERINE JHOSETH BERNAL JIMÉNEZ, para optar por el Título o Grado de Médico Veterinario y Zootecnista, cuyo título es “DETERMINACIÓN DE LA PRESENCIA DE PARÁSITOS GASTROINTESTINALES EN PALOMAS DE CASTILLA (Columba livia) EN LA CIUDAD DE QUITO, TOMANDO COMO REFERENCIA TRES LUGARES PILOTOS “LA MAGDALENA”, “PLAZA DE SAN FRANCISCO” Y “COTOCOLLAO. Considero que dicho trabajo reúne los requisitos y méritos suficientes para ser sometido a la presentación pública y evaluación por parte del jurado examinador designado.

Quito, a los 19 días del mes de marzo del 2015.

Firma Richar Iván Rodríguez Hidalgo, Ph.D. C.I.: 1712051786

vi

APROBACIÓN DEL TRABAJO/TRIBUNAL DETERMINACIÓN DE LA PRESENCIA DE PARÁSITOS GASTROINTESTINALES EN PALOMAS DE CASTILLA (Columba livia) EN LA CIUDAD DE QUITO, TOMANDO COMO REFERENCIA TRES LUGARES PILOTOS “LA MAGDALENA”, “PLAZA DE SAN FRANCISCO” Y “COTOCOLLAO”

El tribunal constituido por:

Dr. Edison Encalada Presidente del Tribunal, Dr. Marco Cisneros Vocal Principal, Dr. Alex Andrade Vocal Principal y Dra. Nivia Luzuriaga Vocal Suplente. Luego de receptar la presentación del trabajo de grado, previo a la obtención del título o grado de Médico Veterinario Zootecnista, presentado por la señorita Katerine Jhoseth Bernal Jiménez. Con

el

título

“DETERMINACIÓN

DE

LA

PRESENCIA

DE

PARÁSITOS

GASTROINTESTINALES EN PALOMAS DE CASTILLA (Columba livia) EN LA CIUDAD DE QUITO, TOMANDO COMO REFERENCIA TRES LUGARES PILOTOS “LA MAGDALENA”, “PLAZA DE SAN FRANCISCO” Y “COTOCOLLAO”. Ha emitido el siguiente veredicto: APROBADO En la ciudad de Quito, a 09 de abril de 2015. Para constancia de lo actuado. PRESIDENTE: Dr. Edison Encalada VOCAL PRINCIPAL: Dr. Marco Cisneros VOCAL PRINCIPAL: Dr. Alex Andrade VOCAL SUPLENTE: Dra. Nivia Luzuriaga

vii

DETERMINACIÓN DE LA PRESENCIA DE PARÁSITOS GASTROINTESTINALES EN PALOMAS DE CASTILLA (Columba livia) EN LA CIUDAD DE QUITO, TOMANDO COMO REFERENCIA TRES LUGARES PILOTOS “LA MAGDALENA”, “PLAZA DE SAN FRANCISCO” Y “COTOCOLLAO” Autor: Katerine Jhoseth Bernal Jiménez Tutor: Richar Rodríguez H. Ph.D Fecha: Abril, 2015 RESUMEN La paloma de castilla (Columba livia) es una de las aves más frecuente en las zonas urbanas de la ciudad de Quito (Ecuador) (0°13′07″S 78°30′35″O) y, es considerada por algunos sectores administrativos como una plaga. Con el objeto de determinar la presencia de helmintos gastrointestinales que afectan a las palomas de la ciudad de Quito, entre octubre y diciembre del 2014, se capturaron 135 palomas en tres sectores de la ciudad (Plaza de la Magdalena, Plaza de San Francisco y Parque Recepción de Participantes de Cotocollao). De las palomas capturadas, el 86% (116/135) corresponden a adultos y el 14% (19/135) corresponden a juveniles; de las palomas adultas, se registró que el 64% (74/116) corresponde a machos y el 36% (42/116) a hembras. El diagnóstico de parásitos gastrointestinales se realizó en base al estudio coprológico de McMaster y a la necropsia. La presencia de parásitos fue del 28% (38/135), siendo, los géneros de helmintos Ascaridia sp. y Capillaria sp. los únicos reportados con el 15,55% y 13,33%, respectivamente. El monoparasitismo es el más frecuente alcanzando el 97,37% (37/38) de las aves parasitadas. La infestación parasitaria a través del recuento de huevos por gramo de heces estableció una infestación baja (menos de 500 h.p.g.) en el 86,49% (31/37). En el análisis estadístico no se encontró relación entre la presencia de los parásitos gastrointestinales y las variables edad, sexo y localización (p>0,05). Los datos obtenidos serán utilizados para establecer una línea de base para el desarrollo de programas de diagnóstico y control de animales plaga que estipula la Ordenanza 0048 vigente en el Distrito Metropolitano de Quito (2011). Palabras claves: parásitos gastrointestinales; palomas; Columba livia; Quito; Ecuador.

viii

DETERMINATION THE PRESENCE OF GASTROINTESTINAL PARASITES OF ROCK PIGEONS (Columba livia) IN QUITO CITY, TAKING THREE PILOTS PLACES FOR REFERENCE “LA MAGDALENA”, “PLAZA DE SAN FRANCISCO” AND “COTOCOLLAO”

ABSTRACT

Rock pigeon (Columba livia) is one of the most common birds in urban areas of Quito city, (Ecuador) (0°13′07″S 78°30′35″O) and they are considered a plague by some administrative sectors. In order to determine the presence of gastrointestinal helminthes that affect pigeons in Quito city, between October and December of 2014, 135 pigeons were captured in three sectors of the city (Magdalena’ square, San Francisco’ square and “Recepción de participantes” park in Cotocollao). Eighty six percent (116/135) of captured pigeons correspond to adults and 14% (19/135) correspond to juveniles; among adult pigeons, there were 64% (74/116) males and 36% (42/116) females. The diagnosis of gastrointestinal parasites was based on McMaster´s stool study and necropsy. The presence of parasites was 28%, (38/135) being the helminthes genres Ascaridia sp. and Capillaria sp. the unique reported with 15.55% and 13.33% respectively. The monoparasitism is the most frequent, reaching 97.37% (37/38). The parasitic infestation by counting of eggs per gram of feces, established a low infestation (under 500 e.p.g.) for 86.49% (31/37). In the analysis of data, there was no relationship between the presence of gastrointestinal parasites and the variables of age, sex and location (p> 0.05).The data obtained will be used to establish a base line for the development of diagnostic programs and pest animal control stipulated by the Ordinance 0048 in the Metropolitan District of Quito (2011).

Keywords: gastrointestinal parasites, pigeons, Columba livia, Quito, Ecuador

ix ÍNDICE GENERAL CONTENIDO pp. DEDICATORIA .................................................................................................................................ii AGRADECIMIENTOS .....................................................................................................................iii AUTORIZACIÓN DE LA AUTORÍA INTELECTUAL .................................................................. iv INFORME DEL TUTOR ....................................................................................................................v RESUMEN........................................................................................................................................ vii ABSTRACT ..................................................................................................................................... viii ÍNDICE GENERAL ........................................................................................................................... ix LISTA DE FIGURAS .........................................................................................................................ii LISTA DE CUADROS .......................................................................................................................ii CAPÍTULO I.................................................................................................................................... 13 INTRODUCCIÓN ........................................................................................................................... 13 CAPÍTULO II .................................................................................................................................. 15 REVISIÓN DE LITERATURA ....................................................................................................... 15 Antecedentes................................................................................................................................. 15 Clasificación Taxonómica ............................................................................................................ 15 Descripción .................................................................................................................................. 16 Localización ................................................................................................................................. 16 Reproducción ............................................................................................................................... 16 Ciclo de Crianza .......................................................................................................................... 16 Alimentación ................................................................................................................................ 17 Comportamiento Fisiológico........................................................................................................ 17 Parasitismo .................................................................................................................................. 17 Diagnóstico .................................................................................................................................. 19 CAPÍTULO III ................................................................................................................................. 21 MATERIALES Y METODOLOGÍA .............................................................................................. 21 MATERIALES Y REACTIVOS ..................................................................................................... 21 METODOLOGÍA................................................................................................................................. 22 Descripción de las zonas de estudio ............................................................................................ 22 Localización ................................................................................................................................. 22 Población y Muestra .................................................................................................................... 22

x Método de captura ....................................................................................................................... 23 Identificación de los individuos.................................................................................................... 24 Toma de muestras ........................................................................................................................ 24 Técnica McMaster (Urquhart et al., 2001) .................................................................................. 24 Identificación de helmintos intestinales ....................................................................................... 25 Técnica de fijación y tinción de los endoparásitos (Morgan y Hawkins 1949 citado por Rodríguez, 2011) .......................................................................................................................... 26 Análisis de datos .......................................................................................................................... 26 CAPÍTULO IV ................................................................................................................................. 27 RESULTADOS Y DISCUSIÓN ...................................................................................................... 27 Resultados coprológicos............................................................................................................... 27 Parasitosis en función de la edad y sexo .................................................................................. 28 Parasitosis en función de la procedencia................................................................................. 29 Parasitosis en función de la carga parasitaria ........................................................................ 29 Identificación de parásitos adultos gastrointestinales .................................................................. 30 Parasitosis en función de la edad, sexo y localización ............................................................ 33 Parasitosis en función del recuento de los parásitos adultos. ................................................. 34 Resultados estadísticos ............................................................................................................... 34 Discusión general ........................................................................................................................ 34 CAPÍTULO V ................................................................................................................................. 41 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES ........................................................................... 41 Conclusiones ............................................................................................................................... 41 Recomendaciones ....................................................................................................................... 42 BIBLIOGRAFÍA ................................................................................................................................... 43 ANEXOS ............................................................................................................................................ 50

ii LISTA DE FIGURAS

FIGURAS

pp.

Figura 1. Mapa de ubicación de los sitios en estudio en la Ciudad de Quito, Ecuador.... 22 Figura 2. Huevo de Ascaridia sp. (40x)……………………………………………..…..31 Figura 3. Huevo de Capillaria sp. (40x) .......................................................................... 31 Figura 4. Capillaria sp. ………………….……………………....…………………...…35 Figura 5 Estructura interna de Capillaria sp. .................................................................. 35 Figura 6. Ascaridia sp……………………………………………………………………36 Figura 7. Estructura interna de Ascaridia sp… ................................................................ 36 Figura 8. Estructura interna de Ascaridia sp.....…………………………………………36

ii LISTA DE CUADROS CUADROS

pp.

Cuadro 1 Parasitosis en palomas...................................................................................... 18 Cuadro 2. Descripción de la Muestra ............................................................................... 23 Cuadro 3. Número y porcentaje de positividad de muestras analizadas en base a resultados coprológicos ...................................................................................................................... 27 Cuadro 4. Distribución de especies parasitarias en base a resultados coprológicos según la edad y sexo de 135 palomas (Columba livia) capturadas en la ciudad de Quito. ......................... 28 Cuadro 5. Distribución de especies parasitarias en base a resultados coprológicos según la localidad de captura de 135 palomas (Columba livia) en la ciudad de Quito. .................................. 29 Cuadro 6. Intensidad de la carga parasitaria por el recuento de huevos por gramo de heces de los helmintos identificados en palomas de castilla (Columba livia) en la ciudad de Quito .... 30 Cuadro 7. Número y porcentaje de positividad de muestras analizadas a la necropsia. .. 30 Cuadro 8. Distribución de especies parasitarias en base a la necropsia según la edad de 135 palomas (Columba livia) capturadas en la ciudad de Quito. ........................................................... 33 Cuadro 9. Distribución de especies parasitarias en base a la necropsia según la localidad de captura de 135 palomas (Columba livia) en la ciudad de Quito. ................................................... 37 Cuadro 10. Intensidad de la carga parasitaria por el recuento de parásitos adultos recuperados del tracto gastrointestinal en palomas de castilla (Columba livia) en la ciudad de Quito ....... 38

CAPÍTULO I

INTRODUCCIÓN

La paloma de castilla (Columba livia) al ser una especie introducida en América del Sur durante la colonia (Hoffmann et al. 2003), representa un desequilibrio para el ecosistema de un país (Bernal et al., 2011). Las palomas son cosmopolitas y su población se encuentra estimada en 260’000.000 individuos alrededor del mundo (BirdLife International, 2014). Las palomas se adaptan con facilidad a un lugar determinado gracias a la presencia de fuentes de agua y alimento; si el número de palomas se ve alterado y su estado de salud no es óptimo, se transforman en plagas urbanas, conocidas como “ratas del aire”, capaces de transmitir enfermedades, contaminar el alimento y dañar la arquitectura de casas o edificios, generando grandes pérdidas económicas (Olalla et al., 2009). Las palomas pueden ser portadoras de muchas especies parasitarias internas y externas; por su comportamiento gregario y su fácil desplazamiento durante sus vuelos, favorece la dispersión y sobrevivencia de especies parasitarias (Tavera, 2013).

En diversos estudios realizados y publicados por Mohammad, et al. (2012); Goyena (2012); Tanveer et al. (2010); Sharmin et al. (2011); Tietz et al. (2007); Pazmiño (2007); Senlik et al. (2005); González et al. (2004) realizados en torno a la presencia de parásitos gastrointestinales en palomas en Asia, Europa y América Latina, reportaron la presencia de cestodos entre 3,5% y 48,8%; nematodos 4% y 73% y, protozoarios 11,5% y 81,05%.

En Ecuador no existen registros sobre la población de las palomas (Columba livia), ni estudios publicados sobre parasitosis en esta especie. En Quito según la información basada en el “Estudio de Impacto Ambiental de La Primera Línea del Metro Quito”, Noviembre 2012. La ciudad de Quito registra un total de 13 especies de aves, las cuales representan el 0.87% del total de aves registradas para el Ecuador Continental, exponiendo a las palomas domésticas (Columba livia) como aves poco sensibles y con gran abundancia (EPMMQ, 2012).

El presente estudio fue realizado con el fin de establecer una línea de base para el desarrollo de programas de diagnóstico y control de animales plaga que estipula la Ordenanza 0048 vigente en el Distrito Metropolitano de Quito (2011), en colaboración con el Centro Internacional de Zoonosis, Secretaria de Salud del Municipio de Quito y la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Este 13

estudio permitirá evaluar la carga parasitaria y su importancia en la vida de las palomas y en la salud pública con el fin de proponer alternativas de control de la población de palomas en el Distrito Metropolitano de Quito y mejorar las condiciones de vida de estas aves que constituyen un atractivo turístico para la ciudad. Los objetivos planteados para el desarrollo de esta tesis fueron: determinar la presencia de parásitos gastrointestinales en palomas de castilla (Columba livia) en tres sitios de la Ciudad de Quito (La Magdalena, San Francisco y Cotocollao), identificar a nivel de género los parásitos gastrointestinales en palomas de castilla utilizando técnicas coprológicas y técnicas morfológicas de coloración y, finalmente correlacionar la presencia de parásitos gastrointestinales en base a sus indicadores: edad, sexo y localización.

14

CAPÍTULO II

REVISIÓN DE LITERATURA

Antecedentes Varios estudios relacionados, con el tema de investigación, han sido ejecutados y reportados en África, Asia, Europa y Latinoamérica en los que se determina la presencia de parásitos externos e internos que afectan a las palomas (González et al., 2004; Tietz et al., 2007; Mohammad et al., 2009; Mohammad et al., 2012; Sharmin et al., 2011); la identificación de los parásitos gastrointestinales (Goyena, 2012; Pazmiño, 2007; Senlik et al., 2005; Tanveer et al., 2010) y, el nivel de impacto de las palomas (Columba livia) sobre la población humana y su entorno (Bernal et al., 2011; Olalla et al., 2009). En Ecuador no existen investigaciones publicadas; mientras que, en Latinoamérica resaltan las publicaciones en Chile (2004) donde se identificaron los nematodos Ascaridia sp., Capillaria sp. y Tetrameres sp. y el cestodo Aporina delafondi (González et al., 2004). En Chile y Brasil (2007) se identificaron los nematodos Ascaridia sp. y Capillaria sp. (Pazmiño, 2007 y Tietz et al., 2007). Generalidades Las 313 especies que pertenecen a la familia Columbidae, varían desde las especies de mayor tamaño conocidas como palomas hasta las más pequeñas llamadas tórtolas (Redrobe, 2012). La paloma (Columba livia doméstica) tiene su origen en la paloma bravía (Columba livia), la cual fue introducida en el continente americano como ave doméstica en el siglo XV (Bernal et al., 2011). Las palomas, se distribuyen por todo el mundo, excepto las áreas más secas del desierto del Sahara, Antártica y sus islas próximas y Ártica (MobileReference, 2008). La población mundial estimada es de 260’000.000 individuos (BirdLife International, 2014). Según la Organización Internacional Birdlife, las palomas han sido introducidas en el Ecuador y ahora se encuentran residentes en la mayoría de las ciudades en grandes cantidades. Clasificación Taxonómica Orden: Columbiforme Familia: Columbidae Género: Columba Especie: Columba livia (Gmelin, 1789) 15

Descripción La paloma es de tamaño mediano y mide entre 30,5 a 35,5 cm con cola mediana y tiene un peso medio de 280 – 650 gramos. El pico es negruzco con cera blanca en la base; las patas son rojizas o rosas y los ojos son de color ámbar (oscuros en el juvenil). De acuerdo a las características externas del individuo no hay dimorfismo sexual, aunque, algunos autores señalan que el plumaje y tamaño podría orientar a su clasificación (Jiménez et al. 2009). El patrón común de las aves es gris claro con dos grandes franjas de color negro en las alas, una franja negra en la punta de la cola, rabadilla blanca e iridiscencias moradas y verdes en el cuello. Sin embargo, la mayor parte de los individuos son de otros colores, desde blanco y blanquecino con manchas irregulares hasta negro (Gómez et al., 2005). La esperanza de vida de estos animales en condiciones normales es de 15 a 25 años (Jiménez et al., 2009). Localización Las palomas se han adaptado a la mayoría de los hábitats disponibles. El mayor número de los individuos se ubican desde zonas tropicales hasta bosques (MobileReference, 2008). Su distribución original se describe en África (Cabo Verde, Guinea, Mauritania, Senegambia); Asia (China); Europa (España, Gran Bretaña, Portugal); Oceanía (Australia, Nueva Zelanda) (Del Hoyo et al., en Gómez et al., 2005). Actualmente su distribución es mundial (BirdLife International, 2014).

Reproducción Todos los columbiformes son monógamos (Gerlach et al., 1994). Las palomas generalmente alcanzan la madurez sexual alrededor de los 5 meses y su reproducción empieza a los 7 u 8 meses de edad (Redrobe, 2012).

Ciclo de Crianza Las palomas se reproducen en cualquier época del año, presentándose mayor actividad durante las estaciones de verano y primavera (MobileReference, 2008); mientras que, en países de dos estaciones la reproducción es más alta en climas cálidos superiores a 12º C (Jiménez et al., 2009). Normalmente ponen dos huevos de 10 a 12 días después de la cópula, separados por un intervalo de aproximadamente de 48 horas. Ambos progenitores comparten la incubación, la misma que tiene una duración de 17 a 18 días (Redrobe, 2012); una vez eclosionado los huevos, la crías permanecen en el nido hasta los 21 a 28 días (Gerlach et al., 1994).

16

Alimentación Las palomas suelen consumir de un 5 a un 8 % de su peso corporal en alimentos cuando estos son de buena calidad; aunque suele elevarse alrededor del 10 % en momentos reproductivos, crecimiento y muda. Del mismo modo, también depende del nivel de consumo y de la capacidad de gasto de energía del ave (Soto, C. y Acosta, I., 2010). En las palomas, la ingesta de agua varía entre 30 y 60 ml por día (Redrobe, 2012).

Comportamiento Fisiológico Las palomas tienen una temperatura corporal, entre 40 a 41 oC, una frecuencia respiratoria de 25 a 30 respiraciones por minuto y, una frecuencia cardíaca de 180 a 250 latidos por minuto (Redrobe, 2012). Estas frecuencias aumentan cuando las aves realizan ejercicio físico o cuando se exponen a altas temperaturas ambientales (Soto, C. y Acosta, I., 2010).

Parasitismo Jiménez et al. (2009) señalan que las infestaciones parasitarias, como causa de patologías digestivas, es de menor incidencia; sin embargo, se han registrado cuadros patológicos importantes, destacando la presencia de condiciones epizootiológicas necesarias, para que se traduzcan en manifestaciones suficientemente graves para estimar la importancia de los helmintos (Cordero del Campillo et al., 1999). Los principales parásitos gastrointestinales que infestan a palomas, descritos en estudios realizados y publicados dentro de un período de 10 años, se resumen en el siguiente cuadro:

17

Cuadro 1. Parasitosis en palomas Helmintos Intestinales

Familia

Género

Trematodos

Echinostomatidae

Echinostoma

Brachylaemidae

Brachylaemus

Especie

Frecuencia de parasitosis

revolutum

(25%)7 (6%)11

columbae 1

3

Nematodos

Ascaridia Ascaridiidae

Heterakis Subulura Capillaria1,3,4

2

4

columbae

(7%) , (42%) , (32%) , (13%)5, (17%)6, (3%)9, (11%)10, (21%)11

galli

(17%)8, (3%)10

gallinarum

(24%)8, (3%)10

brumpti

(68%)8

caudinflata

(6%)1, (34%)4

columbae

(5%)1, (46%)4, (27%)5

obsignata

(63%)2, (27%)11

fissispina

(7%)11

truncata

(2%)6

delafondi

(4%)1

echinobthrida

(1%)2, (32%)6, (50%)7,(27%)8 (11%)10

magninumida

(19%)6

tetragona

(36%)8,(49%)9, (27%)10, (56%)11

cesticillus

(15%)8 (0,5%)10

digonopora

(14%)6

cuneata

(25%)7

infundibulum

(41%)8

cantaniana

(2%)10

carioca

(1%)10

Capillariidae Baruscapillaria Tetrameridae

Tetrameres1

Habronematidae

Hadjelia

Anoplocephalidae

Aporina

Raillietina Davaineidae Cestodos Cotugnia

1

Dilepididae

Choanotaenia

Hymenolepididae

Hymenolepis

González et al. (2004) 2 Senlik et al. (2005) 3 Tietz et al. (2007) 4 Pazmiño (2007) 5 Tanveer et al. (2011) 6 Mohammad et al. (2009) 7 Sharmin et al. (2011) 8 Mohammad et al. (2012) 9 Goyena (2012) 10 Adang et al. (2008) 11 Sansano et al. (2012)

18

La incidencia de nematodos (básicamente Ascaridia sp. y Capillaria sp.) es superior a la de trematodos y cestodos (Jiménez et al., 2009), como se refleja en estudios publicados en América Latina (González et al., 2004, Pazmiño, 2007 y, Tietz et al., 2007). Los parásitos del género Ascaridia son parásitos no migratorios de distribución mundial, presentan un ciclo biológico directo aunque, las lombrices de tierra pueden actuar como hospedadores de transporte (Urquhart et al., 2001). Los parásitos del género Capillaria son helmintos nematodos gastrointestinales que infestan a numerosas especies de aves domésticas y silvestres en todo el mundo (Carter et al., 2008). Estos nematodos presentan un ciclo biológico directo (Capillaria columbae) e indirecto (Capillaria caudinflata y Capillaria annulata) siendo las lombrices de tierra, su hospedador intermediario (Allolobophora caliginosa, Lumbricus terrestres) (Cordero del Campillo et al., 1999). Los parásitos del género Tetrameres, son nematodos que afectan a una variedad de aves acuáticas y terrestres, incluida la paloma (Cordero del Campillo et al., 1999). Su característica principal es el marcado dimorfismo sexual, los machos se presentan como gusanos alargados y, las hembras aparentan forma globular por la distención marcada a nivel del útero (Carter et al., 2008). Estos helmintos presentan un ciclo biológico indirecto donde los hospedadores intermediarios son crustáceos acuáticos, cucarachas, saltamontes y escarabajos (Urquhart et al., 2001).

Diagnóstico El diagnóstico de las helmintosis, en aves, se realiza en base al estudio coproparasitario. El examen fecal cuantitativo por método de flotación tiene como fundamento la suspensión de huevos de los vermes en un líquido, principalmente una solución de cloruro de sodio, con una densidad específica (1,10 a 1,20) más alta que la de los huevos, que permita identificar huevos de nematodos y cestodos (Urquhart et al., 2001). Dentro de las técnicas para el recuento de huevos por gramo de heces, la más sugerida es la técnica de McMaster modificada (Fiel et al., 2011) que según Sandoval et al. (2011), en un estudio comparativo, determinan una sensibilidad y especificidad de 89,5% y de 100% respectivamente; sin embargo, esta técnica tiene el inconveniente de que la presencia de la formas parasitarias en la heces no siempre corresponde al nivel de infestación del hospedador (Aróstica, 2010). Mientras que, el hallazgo de los vermes al abrir el tracto digestivo corresponde a un diagnóstico definitivo (Cordero del Campillo et al., 1999).

19

Los procedimientos para determinar la presencia de parásitos gastrointestinales en palomas de castilla (Columba livia) son válidos, tomando en cuenta que, las técnicas utilizadas han sido testadas y aprobadas por profesionales especializados y han sido utilizadas en diversos estudios publicados con resultados positivos.

20

CAPÍTULO III

MATERIALES Y METODOLOGÍA

MATERIALES Y REACTIVOS

De Campo 

Red mosquitera de captura (3 x 2 m)



Jaulas de Transporte



Guantes de Examinación

De Laboratorio 

Materiales de oficina



Material de laboratorio



Sal común



Ketamina (Agrovet # 420102095ST11)



Agua destilada



Formol al 10%



Ácido acético glacial 100% (Merck #1000631000)



Ácido Clorhídrico (HCl, Merck #1.00317.2500)



Etanol (Merck #1.00983.1000)



Formaldehído 37% v/v (Merck #1.04001.1000)



Colorante carmina (Merck # 115933)



Entellan



Picnómetro



Estereoscopio (Olympus SZ51 #0G81877)



Cámara de Recuento McMaster (Chalex #MM-OP)



Microscopio (Olimpus #CH30) 8B08056



Balanza analítica (Sartorius #13708872)

21

METODOLOGÍA

Descripción de las zonas de estudio

Localización

El estudio fue realizado en tres sitios de la Ciudad de Quito, la plaza de la Magdalena perteneciente a la Parroquia Magdalena, Cantón Quito, Provincia de Pichincha entre las coordenadas S 0°14’28,77’’ W 78°31’41.4804’’; plaza de San Francisco correspondiente a la Parroquia Centro Histórico, Cantón Quito, Provincia de Pichincha entre las coordenadas S 0°13’12,4428’’ W 78°30’56.0484’’ y finalmente, el parque de Cotocollao-Recepción de participantes perteneciente a la Parroquia Cotocollao, Cantón Quito, Provincia de Pichincha entre las coordenadas S 0°6’53,1252’’ W 78°29’51.666’’.

Figura 1. Mapa de ubicación de los sitios en estudio en la Ciudad de Quito, Ecuador.

Cotocollao San Francisco La Magdalena

Fuente: Wikipedia. Elaboración: La autora

Población y Muestra Siendo un estudio epidemiológico observacional transversal con la finalidad de determinar la presencia o ausencia de parásitos gastrointestinales, se toma de referencia a Celis de la Rosa y Labrador (2014) donde citan que el tamaño de la muestra en estudios no probabilísticos puede darse 22

a través del muestreo de conveniencia, donde la muestra se conforma por sujetos que pueden ser fácilmente accesibles en la población que se desea estudiar. Además, según Grande y Abascal (2005), este método permite obtener información rápida y económica, es ideal en estudios pilotos o en etapas iniciales de investigaciones. Por lo tanto el número de la muestra en los tres sitios propuestos se resume en:

Cuadro 2. Descripción de la Muestra Sitio de Estudio

Animales Muestreados

La Magdalena

45

San Francisco

60

Cotocollao

30

Total

135

Elaborado por: La Autora

Técnicas y recolección de la información

Método de captura

Previo a la captura se realizó cuatro visitas (lunes a jueves) a cada uno de los lugares propuestos en un horario de 7 a 9 del día, con el fin de acostumbrar a las palomas a la presencia del personal y equipo técnico.

En el período comprendido entre octubre y diciembre del 2014, se realizaron 11 capturas en los tres sitios de estudio, distribuidas en la plaza de la Magdalena, plaza de San Francisco y parque de Cotocollao con tres, seis y dos capturas, respectivamente. Las capturas se realizaron los días viernes de 7 a 9 del día, un total de ocho personas apoyaron durante la captura; de los cuales, seis sostuvieron la red mosquitera (3 x 2 m) a dos metros del suelo y bajo esta, dos personas alimentaban con maíz o morochillo a las palomas; una vez concentrada gran densidad de individuos se soltó la red e inmediatamente se pisaron los bordes de la misma. Cabe resaltar que solo se realizaba un intento durante la captura, ya que las palomas se encontraban más atentas y no se conseguía aprehenderlas en los demás intentos. Durante el muestreo en la parroquia de la Magdalena, se capturó los ejemplares directamente en los nidales de la iglesia “La Magdalena” obteniendo a 28 individuos de los cuales el 68% eran juveniles (19/28).

23

Luego de capturar las palomas, se inmovilizaron y se transportaron en jaulas (Bailey, 2010), hacia el Laboratorio de Patología Clínica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Central del Ecuador.

Identificación de los individuos

Una vez en el laboratorio, las aves fueron eutanasiadas por método químico, el uso de ketamina 10% a una dosis superior a 40 mg/kg IM, permitió brindar una muerte rápida y sin sufrimiento (Soto, C. y Acosta, I., 2010). Las aves fueron identificadas a través de códigos: “M” para la Magdalena, “F” para San Francisco y “C” para Cotocallo y el número correspondiente.

Durante la necropsia (De Auja et al., 2002), las palomas fueron clasificadas como juveniles o adultos (Pedraglio, 2008) y sexadas mediante la observación directa de sus gónadas (Jiménez et al., 2009). Posteriormente se obtuvo las muestras necesarias para el presente estudio, las mismas que fueron colectadas en tubos de plástico cerrados y rotulados, para su traslado hacia el Centro Internacional de Zoonosis de la Universidad Central del Ecuador. Los datos se anotaron en un registro (Anexo A).

Toma de muestras

En la primera fase de laboratorio, realizada durante la necropsia, los parásitos macroscópicos fueron separados del intestino y preservados en etanol al 70% (De Auja et al., 2002); mientras que, los helmintos no visibles a simple vista fueron examinados mediante un estereoscopio, extraídos junto con la mucosa intestinal y colocados en etanol al 70% en tubos eppendorf con su respectiva rotulación. Para la identificación de los huevos de los helmintos se obtuvo las muestras fecales directamente del recto (Urquhart et al., 2001) y conservados en formaldehido al 10% para su posterior procesamiento (De Auja et al., 2002). Los resultados obtenidos se respaldaron en un registro (Anexo B).

Técnica McMaster (Urquhart et al., 2001) Preparación de la solución de cloruro de sodio saturada Para la preparación de la solución de cloruro de sodio saturada se añade aproximadamente 400 gramos de sal común en 1 litro de agua destilada; con la ayuda de un agitador magnético se mezcló hasta diluir por completo la sal (Benbrook, E. y Sloss, M., 1965). Para la evaluación de la densidad se utilizó picnómetros, para este procedimiento se pesa en primera instancia el picnómetro vació, 24

para luego pesar el mismo picnómetro con la solución de cloruro de sodio y, finalmente con los datos obtenidos se ejecuta la siguiente fórmula:

d=

(PPL − PPV) V

Donde: d= Densidad. PPL: Peso del picnómetro lleno. PPV: Peso del picnómetro vacío. V: Volumen del picnómetro.

La medición de la densidad de la solución de cloruro de sodio saturada fue valorada una vez por semana donde se obtuvo un promedio de 1,20.

Protocolo coprológico Los tubos rotulados con las muestras fecales se colocaron en una gradilla, se añadió la solución de cloruro de sodio en relación a la cantidad de la muestra (42ml en 3gr de muestra fecal), se homogenizó y se dejó reposar por 15 minutos, con la ayuda de un pipeta pasteur se absorbió la solución ubicada en la superficie del tubo y se llenó la cámara de McMaster con aproximadamente 30ul. El contaje de los huevos se realizó solo de aquellos que se encuentran dentro de las rejillas de las dos cámaras y, aquellos que se encuentran por fuera son ignorados, la suma total se multiplica por 50, consiguiendo el número de huevos por gramo de heces. El recuento de huevos en número superior a 1.000 se considera, en general, indicativo de infestación grave; alrededor de 500, una infestación moderada y, menor a 500 huevos se considera como infestación leve (Urquhart et al., 2001).

Identificación de helmintos intestinales La identificación de los géneros de parásitos gastrointestinales, a través de las características morfológicas tanto de los parásitos adultos como de los huevos, se realizaron en base a la bibliografía citada por Ruff, M. y Norton, R. (1997) y Thienpont et al. (1986) respectivamente. La información generada fue respaldada por la toma de fotografías.

25

Los parásitos colectados fueron coloreados para diferenciar las estructuras internas de las diferentes especies y poder correlacionar con la información publicada. La técnica de coloración se describe a continuación.

Técnica de fijación y tinción de los endoparásitos (Morgan y Hawkins 1949 citado por Rodríguez, 2011) Una vez en el laboratorio, los helmintos recuperados del tracto gastrointestinal fueron colocados en solución salina fisiológica para eliminar el mucus o cualquier sustancia que se encuentre en sus paredes. Para la relajación, los parásitos fueron distribuidos en una caja con hielo y etanol al 10% por alrededor de 5 minutos, posteriormente se extendió y fijó a los helmintos entre dos láminas bajo presión para luego ser colocados en una caja petri con agua destilada, ácido acético glacial, formaldehído al 37% y, etanol al 95% (AFA) durante toda la noche. Después del proceso de fijación, los nematodos fueron sumergidos en etanol al 70%, por 30 minutos y posteriormente en colorante Semichon´s carmine, entre 1 a 5 horas dependiendo de la talla y grosor de los parásitos a colorear. Se eliminó el exceso de colorante a través de pases sucesivos de 45 minutos en etanol al 20%, 50% y 70%, respectivamente. Con el fin de aclarar las estructuras del parásito, los helmintos coloreados fueron sumergidos en una solución de ácido clorhídrico 0,5% hasta obtener una coloración rosada. Los nematodos fueron deshidratados en soluciones de etanol al 70% y absoluto por 30 minutos en cada caso; finalmente, las placas fueron montadas en entellan para su posterior observación.

Análisis de datos La clasificación de la información se realizó en tablas simples para luego analizar la relación entre la presencia de los parásitos gastrointestinales con sus indicadores y la carga parasitaria, utilizando el software de Microsoft Excel 2010. Estadísticamente se realizó un análisis descriptivo de los parásitos presentes en las palomas de castilla y un análisis de chi2 para la edad, el sexo y la localización. Para estos cálculos se utilizó el software libre estadístico StatPlus, versión 5.1.2. y se estableció el nivel de significancia en un 5%.

26

CAPÍTULO IV

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Resultados coprológicos En la presente investigación se constató la presencia de huevos de parásitos gastrointestinales en heces fecales de 135 palomas de castilla; 37 resultaron positivas representando el 27,4% de parasitosis gastrointestinal en las aves de estudio (ver cuadro 3)

Cuadro 3. Número y porcentaje de positividad de muestras analizadas en base a resultados coprológicos

Muestra

Número

%

Muestras Positivas

37

27,4%

Muestras Negativas

98

72,6%

Total

135

100%

Elaborado por: La autora

De las 37 muestras positivas, los huevos fueron identificados taxonómicamente hasta el nivel de género, de los cuales, se evidenció la presencia de nematodos Ascaridia sp. y Capillaria sp. (Ver figuras 2 y 3).

Figura 2. Huevo de Ascaridia sp. (40x)

Fuente: Bernal (2015)

27

Figura 3. Huevo de Capillaria sp. (40x)

Fuente: Bernal (2015)

Parasitosis en función de la edad y sexo De las 135 palomas examinadas, el 14% (19/135) corresponden a juveniles y el 86% (116/135) a adultos. Hay que considerar que los 19 individuos juveniles fueron capturados en los nidales de la iglesia “La Magdalena”. A esta edad no es posible realizar el sexaje correspondiente debido a que, el desarrollo gonadal no permite diferenciar entre hembras y machos, por lo tanto, la diferenciación del sexo se realizó en 116 aves adultas, capturadas con red y en los nidales, dando como resultado que el 64% (74/116) eran machos y el 36% (42/116) hembras. Los resultados de parasitosis encontrados por edad y sexo se puede observar en la siguiente tabla.

Cuadro 4. Distribución de especies parasitarias en base a resultados coprológicos según la edad y sexo de 135 palomas (Columba livia) capturadas en la ciudad de Quito. Adultos (N 116) Presencia de parásitos

Machos (74) Positivos

%

Hembras (42)

Juveniles (N 19)

Total (N135)

Positivos

%

Positivos

%

Positivos

%

Ascaridia sp

17

23,0%

3

7,1%

0

0%

20

14,8

Capillaria sp

7

9,5%

8

19,1%

1

5,3%

16

11,9

0

0%

1

2,4%

0

0%

1

0,7

24

32,5%

12

28,6%

1

5,3%

37

27,4%

Ascaridia sp. y Capillaria sp. Parasitosis total

Las palomas juveniles corresponden a aquellas capturadas dentro del nidal de la iglesia “La Magdalena” Elaborado por: La autora

28

De acuerdo a la clasificación por edad, se encontró que, de las palomas adultas estudiadas, el 17,2% (20/116) fueron positivas a la presencia de huevos del nematodo Ascaridia sp., el 12,9% (15/116) fueron positivas a huevos de Capillaria sp. y, el 0,9% (1/116) presentó huevos de Ascaridia sp. y Capillaria sp. En cuanto a las palomas juveniles no se encontró la presencia de huevos de Ascaridia sp.; mientras que, el 5,3% (1/19) presentó huevos de Capillaria sp. En relación al sexo de las palomas y la presencia del parásito Ascaridia sp., se obtuvo que el 23,0% (17/74) de machos y el 7,1% (3/42) de hembras fueron positivas a este nematodo, en tanto que, la relación con Capillaria sp. registró que el 9,5% (7/74) de machos y el 19,0% (8/42) de hembras fueron positivas a este parásito. Durante el estudio se evidenció la presencia de huevos de los nematodos tanto de Ascaridia sp. como de Capillaria sp. en el 2,4% (1/42) de las palomas hembras parasitadas.

Parasitosis en función de la procedencia De las 135 palomas examinadas, 45 individuos corresponden a la parroquia la Magdalena con una presentación de parasitosis del 28,9% (13/45); 60 individuos en la parroquia San Francisco y 30 individuos en la parroquia de Cotocollao con una presentación de parasitosis del 26,7% (16/60 y 8/30, respectivamente, ver cuadro 5).

Cuadro 5. Distribución de especies parasitarias en base a resultados coprológicos según la localidad de captura de 135 palomas (Columba livia) en la ciudad de Quito.

Presencia de parásitos

Magdalena (N 45)

San Francisco (N 60)

Cotocollao (N 30)

Positivos

%

Positivos

%

Positivos

%

Ascaridia sp

6

13,3%

9

15,0%

5

16,7%

Capillaria sp

7

15,6%

7

11,7%

2

6,7%

Ascaridia sp. y Capillaria sp.

0

0%

0

0,00%

1

3,3%

Parasitosis

13

28,9%

16

26,7%

8

26,7%

Elaborado por: La autora

Parasitosis en función de la carga parasitaria La intensidad de la carga parasitaria se realizó en base a los resultados obtenidos en el recuento de huevos por gramo de heces, en donde se estableció los parámetros de intensidad alta, media y baja de acuerdo a lo descrito por Urquhart et al. (2001) (ver cuadro 6). 29

Cuadro 6. Intensidad de la carga parasitaria por el recuento de huevos por gramo de heces de los helmintos identificados en palomas de castilla (Columba livia) en la ciudad de Quito Infestación Presencia de parásitos

Alta (Mayor a 1000)

Media (500 – 1000)

Baja (Menor a 500)

Positivos

%

Positivos

Porcentaje

Positivos

Porcentaje

Ascaridia sp

1

2,7%

0

0%

19

51,4%

Capillaria sp

3

8,1%

0

0%

13

35,1%

Ascaridia sp. y Capillaria sp.

0

0%

1

2,7%

0

0%

Total

4

10,8%

1

2,7%

32

86,5%

Elaborado por: La autora

Al analizar los resultados de acuerdo al nivel infestación parasitaria en palomas de castilla (Columba livia), el 10,8% (4/37) presentaron infestación alta, el 2,7% (1/37) infestación media y el 86,5% (32/38) reportaron infestación parasitaria baja; esta última carga parasitaria no es indicativo que el ejemplar en estudio presente una infestación ligera. La presencia baja de huevos en muestras fecales puede afectarse por la inmunidad del hospedador, la presencia de parásitos inmaduros, la poca cantidad de heces para la muestra, la distribución no uniforme de los huevos en las muestras fecales, entre otros (RVC/FAO, 2011). De las palomas positivas al nematodo Ascaridia sp. se estableció una intensidad parasitaria baja para el 95% (19/20) e intensidad parasitaria alta para el 5% (1/20) de las aves estudiadas. En relación al nematodo Capillaria sp. el 81,3% (13/16) presentó una intensidad parasitaria baja y el 18,8% (3/16) intensidad parasitaria alta. Finalmente, se determinó una intensidad parasitaria media para la única paloma que presentó huevos de Ascaridia sp. y Capillaria sp. correspondiendo al 100%.

Identificación de parásitos adultos gastrointestinales En el presente estudio se evidenció la presencia de parásitos gastrointestinales en palomas de castilla, observando que de 135 muestras analizadas, 38 resultaron positivas representando el 28% de parasitosis gastrointestinales en las aves a la necropsia (ver cuadro 7) Cuadro 7. Número y porcentaje de positividad de muestras analizadas a la necropsia. Muestra

Número

%

Muestras Positivas

38

28%

Muestras Negativas

97

72%

Total

135

100%

Elaborado por: La autora

30

De las 38 muestras positivas, identificadas taxonómicamente hasta el nivel de género, mediante la observación directa de parásitos adultos se registró a los nematodos Ascaridia sp. y Capillaria sp como se demuestra en las figuras 4,5, 6, 7 y 8

Figura 4. Capillaria sp.

Presencia de Capillaria sp. en la mucosa intestinal, imagen tomada con Estereoscopio Olympus SZ51 #0G81877. Fuente: Bernal (2015)

Figura 5. Estructura interna de Capillaria sp.

Estructura interna de Capillaria sp., nótese la presencia de huevos, imagen tomada con Microscopio (Olimpus #CH30) 8B08056 (40x). Fuente: Bernal (2015)

31

Figura 5. Ascaridia sp.

Presencia de Ascaridia sp. en la mucosa intestinal, observación directa. Fuente: Bernal (2015)

Figura 7 y 8. Estructura interna de Ascaridia sp.

Extremo anterior de Ascaridia sp., nótese la presencia de los labios en la parte superior; esófago rodeado de amplia musculatura, imagen tomada con Microscopio (Olimpus #CH30) 8B08056 (10x). Fuente: Bernal, 2015

Extremo distal de Ascaridia sp., nótese la presencia de una curvatura en el extremo izquierdo de la imagen que probablemente correspondería a la vagina y el inicio del aparato reproductor; en la punta distal se observa la presencia de una pequeña ventosa. Imagen tomada con Microscopio (Olimpus #CH30) 8B08056 (10x). Fuente: Bernal, 2015

32

Parasitosis en función de la edad, sexo y localización En la cuadro 8 y 9, se reporta la presencia de parásitos en el tracto gastrointestinal durante la necropsia, en función de la edad, el sexo y la procedencia del individuo.

Cuadro 8. Distribución de especies parasitarias en base a la necropsia según la edad de 135 palomas (Columba livia) capturadas en la ciudad de Quito. Adultos (N 116) Presencia de parásitos

Machos (74) Positivos

%

Juveniles (N 19)

Hembras (42)

Total (N135)

Positivos

%

Positivos

%

Positivos

%

Ascaridia sp

17

23,0%

3

7,1%

0

0%

20

14,8

Capillaria sp

7

9,5%

8

19,1%

2

10,5%

17

12,5

0

0%

1

2,4%

0

0%

1

0,7

24

32,5%

12

28,6%

2

10,5%

38

28%

Ascaridia sp. y Capillaria sp. Parasitosis total

Las palomas juveniles corresponden a aquellas capturadas dentro del nidal de la iglesia “La Magdalena” Elaborado por: La autora

Cuadro 9. Distribución de especies parasitarias en base a la necropsia según la localidad de captura de 135 palomas (Columba livia) en la ciudad de Quito.

Presencia de parásitos

Magdalena (N 45)

San Francisco (N 60)

Cotocollao (N 30)

Positivos

%

Positivos

%

Positivos

%

Ascaridia sp

6

13,3%

9

15,0%

5

16,7%

Capillaria sp

8

17,8%

7

11,7%

2

6,7%

Ascaridia sp. y Capillaria sp.

0

0%

0

0,00%

1

3,3%

Parasitosis

14

31,1%

16

26,7%

8

26,7%

Elaborado por: La autora

De acuerdo a la clasificación por edad, el 17,2% (20/116) de palomas adultas fueron positivas al nematodo Ascaridia sp., el 12,9% (15/116) fueron positivas a Capillaria sp. y, el 0,9% (1/116) presentó parasitosis múltiple por Ascaridia sp. y Capillaria sp. En cuanto a palomas juveniles no se encontró la presencia de parásitos del género Ascaridia sp. mientras que, el 10,5% (2/19) fueron positivas a Capillaria sp.

33

La relación de la presencia de los parásitos Ascaridia sp. y Capillaria sp. con el sexo de las palomas, no registró variación con los resultados mostrados en base al estudio coprológico al inicio de este capítulo.

Parasitosis en función del recuento de los parásitos adultos. La intensidad parasitaria a través del recuento de parásitos adultos recuperados del tracto gastrointestinal de las 135 palomas en estudio se resume en el siguiente cuadro

Cuadro 10. Intensidad de la carga parasitaria por el recuento de parásitos adultos recuperados del tracto gastrointestinal en palomas de castilla (Columba livia) en la ciudad de Quito Presencia de parásitos

Frecuencia de presentación

Media

Rango

Total de parásitos

Ascaridia sp.

15,6%

3,8

1 – 19

79

Capillaria sp.

13,3%

4,7

1 – 25

85

Elaborado por: La autora

En el presente estudio la frecuencia de presentación de Ascaridia sp. fue 15,6% (21/135), el conteo total de parásitos adultos encontrados en las 21 palomas parasitadas fue de 79, con una carga máxima de 19 especímenes en un macho adulto y una carga mínima de un espécimen en ocho palomas, de las cuales 5 fueron machos y 3 fueron hembras. El resto de palomas (12/21) presentó un promedio de 4 parásitos. La frecuencia de presentación para Capillaria sp. fue de 13,3% (18/135), la sumatoria total de parásitos adultos encontrados en 18 palomas fue de 85, con una carga máxima de 25 especímenes en una hembra adulta y una carga mínima de un espécimen en diez palomas; de las cuales 5 fueron machos y 5 hembras. El resto de palomas (7/18) presentó un promedio de 7 parásitos Resultados estadísticos A través del análisis estadístico por el método del chi2 no se estableció diferencia significativa entre la presencia de parásitos gastrointestinales y sus variables edad, sexo y localización. Discusión general El número total de palomas a nivel de Ecuador continental no ha sido estimado; sin embargo, la densidad poblacional observada en las tres ciudades principales Quito, Guayaquil y Cuenca es abundante según la prensa escrita El Tiempo (2012), El Universo (2012), El Mercurio (2012), El Mercurio (2015). En el Distrito Metropolitano de Quito, la información es escasa y se conoce que 34

las palomas habitan de manera constante en aproximadamente 7 plazas con sus respectivas iglesias, 4 parques y 2 mercados además, se ha llegado a estimar aproximadamente 2000 individuos en el Centro Histórico (La Hora, 2006). Dentro de la información oficial obtenida del “Estudio de Impacto Ambiental de La Primera Línea del Metro Quito”, Noviembre 2012 se reconoce a las palomas como aves de gran abundancia (EPMMQ, 2012).

La categoría abundante para las palomas en estudio está dado por la tasa de encuentro (Vidaurre, 2008); la misma que permite registrar el número de aves por unidad de esfuerzo (número de individuos observados/número de horas de observación) ubicando a las aves en diferentes categorías de abundancia, en donde se distinguen las escalas: baja para un recuento de aves menor a 0.05 aves/horas asignando el parámetro “raro”, de 0,05 a 0,20 aves/horas es “no común”, de 0,21 a 1,00 aves/horas “frecuente”, de 1,01 a 5,00 aves/horas “común” y finalmente, un contaje mayor a 5,00 aves/horas se asigna el término “abundante”. Además, gracias a la observación directa de las palomas en los tres sitios de estudio se ha podido determinar que, la densidad de la población de palomas es mayor a la de otras aves nativas, dando lugar a un desplazamiento de estas aves de su entorno natural tal y como lo menciona Gómez et al. (2005) y Olalla et al. (2010). Para el censo de la población de palomas, en los sitios en estudio, se utilizó y adaptó el método de búsqueda intensiva, descrito por Ralph et al., (1996), el cual consiste en realizar tres censos de 20 minutos cada uno contando y registrando a través de fotografías a los individuos en estudio, para posteriormente realizar un promedio y obtener la población aproximada. Durante el período comprendido del 18 al 22 de agosto y del 1 al 5 de octubre se efectuó la estimación poblacional en cada uno de los puntos propuestos dando como resultado un número aproximado de 550 individuos como promedio de los dos censos. Las palomas en estudio, según el comportamiento observado, presentan características sociales de fraternidad; es decir, comparten las mismas fuentes de alimento y agua; sin embargo, son aves territoriales que pertenecen a una bandada y a un lugar de nidificación específico (Redrobe, 2012). En este estudio se capturaron 135 individuos donde se observó más aves adultas con un 86% que juveniles con un 14%. El sexaje realizado en aves adultas correspondió al 64% de machos y 36% de hembras, los datos registrados corresponden a un factor aleatorio tomando en cuenta que las aves fueron capturadas al azar. Las palomas adultas fueron capturadas en mayor frecuencia, muy probablemente por su acostumbramiento a la presencia del ser humano facilitando su aprehensión. El porcentaje de presentación de parásitos gastrointestinales en esta investigación (28%) se encuentra bajo el promedio obtenido en otros estudios realizados por Senlik et al. (2005) en Turquía con un 74%; Adang et al. (2008) en Nigeria con un 48,3%; Mohammad et al. (2009) en Irán con un 42,5%; Tanveer et al. (2010) en Pakistán con un 40,5%; Sharmin et al. (2011) en Bangladesh con un 100%; 35

Mohammad et al. (2012) en Irán con un 84,8%; Goyena (2012) en España con un 52,8%; Sansano et al. (2012) en España con un 100%. Es necesario aclarar que el presente estudio se enfocó en la búsqueda de helmintos gastrointestinales sin registrar a protozoarios, obteniendo como resultado la única presencia de nematodos que se encuentran dentro del promedio (4% - 73%) que establecen los autores citados. La frecuencia de presentación de helmintos gastrointestinales en palomas de castilla (Columba livia) capturadas en la ciudad de Quito es del 28%, valor que corresponde a la identificación de nematodos y que se asemeja a resultados obtenidos a nivel de Latinoamérica, similar al estudio realizado por González et al. (2004) donde la presentación de parasitismo en palomas de castilla de la ciudad de Chillan - Chile fue de 32,5% correspondiendo a nematodos el 29,5% y por Tietz et al. (2007) en Brasil encontrando la presencia de parásitos gastrointestinales en el 74,1% de la población en estudio, cabe destacar que este valor incluyó a protozoos y sólo el 32,6% correspondió a nematodos gastrointestinales. Dentro de los resultados obtenidos, se registró la presencia de dos géneros de nematodos: el género Ascaridia sp. y Capillaria sp. De acuerdo a las características morfológicas de los parásitos adultos reportados por Everelet et al. (1964); Ruff, M. y Norton, R. (1997); Cordero del Campillo et al. (1999); Taylor et al. (2007), los parásitos del género Ascaridia podrían ser de la especie Ascaridia columbae; mientras que, para la identificación de las especies del género Capillaria, no fue posible asociar y diferenciar a los parásitos encontrados con las características morfológicas reportadas en la literatura (Ruff, M. y Norton, R., 1997; Taylor et al., 2007); debido principalmente por la similitud entre especies; consecuentemente, es necesario el diagnóstico de un técnico profesional especializado que en futuros estudios morfológicos y moleculares ayuden a identificar las especies de los parásitos encontrados en este estudio. Ascaridia es un parásito de baja patogenicidad (Urquhart et al., 2001); sin embargo, su acción patógena está relacionada con el número de vermes, la edad, estado nutricional e inmunidad del hospedador (Cordero del Campillo et al., 1999). El parásito presenta una distribución mundial y es el más común en las palomas (Beynon et al., 1996); tal y como se refleja en estudios realizados en América Latina por González et al. (2004) con una frecuencia de presentación del 7%; Pazmiño (2007) con un 32% y, Tietz et al. (2007) con un 24,1%. En estudios realizados en Europa, África y Asia, se ha reportado la presencia del parásito en los estudios de Senlik et al. (2005) con 42%; Adang et al. (2008) con 11%; Mohammad et al. (2009) con 17%; Tanveer et al. (2010) con 13%; Goyena (2012) con 3% y, Sansano et al. (2012) con 21%. La frecuencia de parasitismo por el género Ascaridia en este estudio fue del 15,6%; el cual, al relacionarlo con publicaciones realizadas a nivel de América Latina, es superior al estudio de González et al. (2004) e inferior a lo descrito por Pazmiño (2007) y Tietz et al. (2007). Los resultados 36

pueden diferir debido a las condiciones climáticas (Borchert, 1981), es decir, condiciones como precipitaciones, inundaciones y la presencia de invertebrados coprófagos favorecen a la destrucción de la heces fecales y consecuente la exposición al sol que destruye los huevos. Es conocido que la ciudad de Quito presenta una gran variedad de climas durante un día (DMQ, 2008); esta característica de la ciudad podría corroborar la aseveración de Borchert (1981) y otros autores como Tietz et al. (2007), González et al. (2004) y Pazmiño (2007) quienes realizaron sus estudios en condiciones similares a esta investigación, con presencia de lluvias y días calurosos con abundante sol. La frecuencia de parásitos podría estar directamente relacionada con el comportamiento ambiental que tienen los lugares donde habitan las palomas; de ahí, la gran variedad de resultados que han sido reportados en los diversos estudios descritos anteriormente. En los estudios de González et al. (2004) y Pazmiño (2007) en Chile, se consideraron las condiciones ambientales en la realización de sus estudios y, encontraron que, una infestación baja podría deberse a la sequedad y exceso de sol en el verano y, una infestación alta a condiciones más favorables en época de primavera con condiciones de humedad y temperatura adecuadas. Con relación a la carga parasitaria, tanto González et al. (2004) como Pazmiño (2007) miden la intensidad de infestación en base a la recuperación de parásitos adultos registrando 28 especímenes como el número máximo de Ascaridia columbae en una paloma hembra adulta y 85 especímenes en un macho adulto respectivamente. La medición de la infestación en este estudio se basó tanto en el número de parásitos adultos encontrados en el tracto gastrointestinal correspondiente a la infestación más alta a 19 nematodos y, el nivel de infestación a través del conteo de huevos por gramo de heces resaltando una infestación baja (19/20). El número de parásitos presente en un individuo tiene una estrecha relación con la inmunidad del huésped, la edad, el hábito alimenticio y los microclimas (Quiroz, 1990); esta razón podría ser la explicación para que exista un número máximo y un número mínimo de parásitos en los diversos estudios. El género Capillaria sp. presenta una distribución mundial (Carter et al., 2008), son helmintos con gran capacidad de adaptación debido a que sus huevos pueden permanecer viables hasta por 316 días (Hauser, 1956 en Pazmiño, 2007). Dentro de los estudios desarrollados a nivel de América Latina se registró la presencia de Capillaria columbae y Capillaria caudinflata, que se desarrollan dentro de un ciclo biológico directo e indirecto respectivamente, siendo las lombrices de tierra el hospedador intermediario (Allolobophora caliginosa, Lumbricus terrestres) (González et al., 2004 y Pazmiño, 2007). Tietz et al. (2007) en la investigación realizada en Brasil reportan la presencia del género Capillaria sp. con una frecuencia de presentación del 5,2% y en África, Asia y Europa se reporta la presencia de este helminto en el estudio realizado por Tanveer et al. (2010) con una frecuencia del 27,3%.

37

La frecuencia de parasitismo por el género Capillaria sp. en este estudio fue del 13,3% que, relacionado con publicaciones realizadas a nivel de América Latina, es superior a Tietz et al. (2007) e inferior a lo obtenido por González et al. (2004) y Pazmiño (2007), los resultados pueden diferir según las condiciones climáticas que se presentaron durante el muestreo. Borchert (1981) establece que, en ambientes húmedos y cálidos con la presencia de árboles y suelos humíferos son el escenario propicio para la reproducción del parásito; por lo tanto, el estudio realizado por Pazmiño (2007) en la ciudad de Valdivia - Chile, presenta un ambiente ideal que se confirma con la frecuencia parasitaria en un 54% de Capillaria sp., González et al. (2004) obtienen el 14% de presentación de Capillaria sp. siendo este resultado el más cercano a la frecuencia registrada en la presente investigación; se debe tomar en cuenta que el clima desfavorable tanto en la época de verano registrada por González et al. (2004), como la época de lluvia que se presentó durante el muestro del presente estudio, no fue un impedimento para el desarrollo de los huevos del nematodo Capillaria sp. Mientras que, en el estudio realizado por Tietz et al. (2007) obtuvieron la frecuencia de infestación más baja con un 5,2%, este resultado pudo haberse dado porque el diagnóstico de parasitosis se basó en un estudio coprológico en donde la presencia de los huevos de los helmintos en la heces fecales pudo ser afectado por la inmunidad del hospedador, la presencia de parásitos inmaduros, la poca cantidad de heces para la muestra, la distribución desigual de los huevos en las muestras fecales, entre otros (RVC/FAO, 2011). Debido a la presencia de un hospedador intermediario para una de las especies del género Capillaria (C. caudinflata), el consumo del hospedador intermediario como parte del alimento también es un factor muy importante para la diseminación de este helminto. Gracias a la observación directa, la dieta alimentaria de las palomas de los tres sitios propuestos en la ciudad de Quito, se compone básicamente de alimento brindado por seres humanos y de restos alimentarios obtenidos de la basura, dejando a un consumo reducido la ingesta de lombrices y por lo tanto, la disminución de la transmisión de la especie Capillaria caudinflata. Con relación a la carga parasitaria, González et al. (2004) registraron la presencia de 110 parásitos adultos como número máximo y Pazmiño (2007) registra 39 especímenes como el número máximo de Capillaria sp. en una paloma hembra adulta. Los resultados de la infestación en este estudio para parásitos adultos fue de 25 nematodos en una paloma adulta hembra y el nivel de infestación a través del conteo de huevos por gramo de heces registró una infestación baja (13/17). En lo referente al grupo de trematodos, en el presente estudio no se encontró ninguna especie, lo que coincide con los estudios realizados en América Latina (González et al., 2004, Pazmiño, 2007 y Tietz et al., 2007). La nula presentación de estos helmintos se debe a que necesitan de moluscos como hospedadores intermediarios (Ruff, M. y Norton, R., 1997), siendo las aves acuáticas con mayor prevalencia de estos parásitos (Araya, 2005). La infestación de trematodos en palomas de castilla (Columba livia) está dado por la ingesta de los hospedadores intermediarios en aguas contaminadas (Borchert, 1981), las palomas de los tres sitios propuestos para la presente investigación disponen de 38

agua y alimento dentro de los lugares de nidificación, reduciendo el riesgo de contaminación de estos helmintos. En cuanto a cestodos, en el presente estudio no se encontró ninguna especie, lo que coincide con investigaciones realizadas en América Latina (Pazmiño, 2007 y Tietz et al., 2007); sin embargo, González et al. (2004) reporta la presencia de Aporina delafondi con una frecuencia del 3,5%. La ausencia del cestodo Aporina delafondi puede deberse a la inexistencia de ácaros oribátidos en las palomas de castilla, aunque en el estudio paralelo realizado por Quiguango (2015, en preparación) se registra la presencia del ácaro Falculifer rostratus en un 2,4%, no representa una amenaza significativa para la salud interna del hospedador (Borchert, 1981). En la presente investigación no se realizó el diagnóstico de protozoarios debido a que, las técnicas utilizadas en el diagnóstico de helmintos no garantizaban una buena sensibilidad y especificidad en el diagnóstico de los mismos. Sin embargo, cuando se realizó el estudio coprológico, se evidenció la presencia de Eimeria sp., la cual no fue contabilizada. En diversos estudios se ha reportado la presencia de protozoarios propios de palomas y protozoarios zoonóticos Criptosporidium sp. y Toxoplasma gondii, diagnosticados a través de técnicas biológicas, serológicas y moleculares (Godoi et al., 2010; Yan et al., 2011; De Sousa et al., 2010; Alvarado et al., 2011; Karatepe et al., 2011; Waap et al., 2012; Cong et al, 2012; Qi M et al., 2011; Ozkul et al., 1994; Koompapong et al., 2014; Acosta et al., 2009). En lo referente a la presencia de protozoarios se registra a Eimeria sp. en estudios realizados en América Latina (González et al., 2004 y Tietz et al., 2007) y, se reporta que los cuadros clínicos causados por este parásito son leves e incluso asintomáticos (Taylor et al., 2007). La importancia de los protozoarios y en especial aquellos que afectan a la Salud Pública serán considerados en un estudio puntual en futuras investigaciones. La presencia de los nematodos Ascaridia columbae y Capillaria sp. en estudios realizados en Europa, Asia y África reportan una frecuencia de parasitosis para Ascaridia columbae del 3% al 42% (Senlik et al., 2005; Adang et al., 2008; Mohammad et al., 2009; Tanveer et al., 2010; Goyena, 2012 y, Sansano et al., 2012); mientras que, para el género Capillaria se reporta el 27,3%, identificando a este nematodo como Capillaria columbae (Tanveer et al., 2010). La mayor incidencia de parásitos en palomas en estudios realizados en los 10 últimos años a nivel de Europa, Asia y África está dado por Raillietina echinobthrida y Raillietina tetragona (ver cuadro 1). La ausencia de estos parásitos en la presente investigación está dado por carencia de las hormigas Pheidole sp y Tetramorium sp como hospedadores intermediarios (Taylor et al., 2007); las mismas que habitan zonas tropicales (Wilson, 2003 y Gunsten et al., 2006). Esta información corrobora a los resultados de los estudios publicados en América Latina por González et al. (2004), Pazmiño (2007) y Tietz et al. (2007). En lo concerniente a la relación de los parásitos gastrointestinales con la variable sexo, en la presente investigación, no se observó ninguna relación estadísticamente significativa (p=0,666), lo que 39

concuerda con los estudios realizados en América Latina por González et al. (2004), Pazmiño (2007). En cuanto a la relación de los nematodos identificados y la edad de las palomas no se observó diferencia estadísticamente significativa (p=0,065); no obstante, se registró mayor frecuencia parasitosis tanto de Ascaridia sp. y Capillaria sp. en palomas adultas que en juveniles, lo que corrobora a los estudios realizados por González et al. (2004) y Pazmiño (2007). El fundamento de la diferencia en la presentación de parasitosis entre adultos y juveniles, puede deberse al hábito alimenticio que tienen las palomas de los tres sitios estudiados; el cual, ha sido adaptado por la presencia del ser humano quienes a ciertas horas alimentan a las aves; razón por la cual, las palomas pueden bajar de sus nidales aumentando la posibilidad de ser capturadas y, consecuentemente aumentando la probabilidad de contacto con aves infectadas (Pazmiño, 2007). Aunque se realizó una sola captura en el nidal situado en “La Magdalena”, los individuos colectados correspondieron a juveniles y adultos excluyendo a las crías. Levine (1968), menciona la posibilidad de traspaso de parásitos de los padres a las crías por la regurgitación de alimentos y de la leche del buche y, estas al estar infestadas son más proclives a morir (Pazmiño, 2007). En lo referente a la relación de presencia de los parásitos gastrointestinales y la procedencia de las palomas capturadas no se registró diferencia estadísticamente significativa (p=0,864). En lo referente a la relación entre trematodos, nematodos y cestodos, los nematodos son los únicos helmintos encontrados en este estudio; pese a esto, esta investigación coincide con los resultados obtenidos en América Latina por González et al. (2004), Pazmiño (2007) y Tietz et al. (2007); aunque, González et al., (2007) reportaron cestodos en su estudio. El monoparasitismo en la presente investigación se presentó en un 97,4% (37/38) lo que concordó con lo observado por González et al. (2004) y Pazmiño (2007); sin embargo, las combinaciones parasitarias de diferentes géneros son frecuentes (Pazmiño, 2007). Para el diagnóstico de la parasitosis se realizó la recuperación de parásitos adultos del tracto gastrointestinal y el estudio de muestras fecales a través del método McMaster con solución de flotación de cloruro de sodio dando como resultado, que de 38 aves positivas el 97,4% (37/38) presentó huevos de helmintos en sus muestras fecales. Si bien, esta técnica dio, a este estudio, un amplio rango de seguridad para el diagnóstico de parasitosis, no debería ser la única medida diagnóstica en estudios futuros. Durante la necropsia no se observó cambios patológicos importantes de los órganos donde se alojaban los parásitos gastrointestinales. A través del análisis estadístico por el método de chi2, no se estableció diferencia significativa (p=0,892) entre los métodos de diagnóstico utilizados para determinar la presencia de parásitos gastrointestinales en palomas de castilla.

40

CAPÍTULO V CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Conclusiones 

De las 135 palomas capturadas en el periodo comprendido entre octubre y diciembre del 2014 en la ciudad de Quito, el 27,7% (37/135) y 28% (38/135) resultó positivo a la presencia de huevos y parásitos, respectivamente. Los nematodos Ascaridia sp. (20/38), Capillaria sp. (17/38) y una combinación parasitaria de Ascaridia sp. y Capillaria sp. (1/38) fueron las posibilidades parasitarias encontradas en este estudio.



De acuerdo al conteo de huevos por gramo de heces a través del método McMaster, se pudo establecer un nivel de infestación baja para 32/37 aves, infestación media 1/37 aves e infestación alta 4/37 aves correspondiente al 86,5%, 2,7% y 10,8%, respectivamente.



No se observó relación estadísticamente significativa (p

Get in touch

Social

© Copyright 2013 - 2024 MYDOKUMENT.COM - All rights reserved.